Deportes de Aventura

Contra más alto mejor!!

Los que realizan algún deporte de aventura buscan, aparte de pasarlo bien, emociones como mas fuertes mejor.

Uno de los deportes que más sensaciones puede dar seria cualquiera que nos permita volar. Lo que se intenta es  ir como mas alto mejor y luego, bajar, normalmente en paracaídas.

Algunos records para recordar

El 2012 Félix Baumgartner, paracaidista y ex militar de 44 años,  consiguió establecerse como el más famoso, ya que batió tres records en un solo salto gracias a la empresa Red Bull, Austríaca como él.

Llevaban trabajando en este proyecto desde 2010 y el principal objetivo era ser el primer paracaidista en romper la barrera del sonido.

Los resultados fueron muy positivos: además de no recibir ningún daño ni en las dos pruebas previas ni en la final y de cumplir el objetivo de romper la barrera del sonido, a una velocidad de 1342 km/h durante los primeros 40 segundos, consiguió hacer la caída libre desde el punto más alto jamás registrada, a 39.045 metros para hacerse una idea, el anterior record estaba en 31.333 metros.

También realizo el vuelo tripulado en globo hacia el punto más alejado, gracias a un globo de helio.

A pesar de lo espectacular de esta gran proeza, la caída libre más larga la realizo Eugene Andreev, que, a pesar de realizarla desde una altura menor, con “tan solo” 24.500 metros de caída libre sin paracaídas estuvo más tiempo en el aire.

Eso se debe a que no llevaba ningún traje aerodinámico para ir a más velocidad, cosa que si llevaba Félix.

Quien quiera saber que se siente al realizar un salto así, sin riesgo prácticamente y controladamente siempre puede acudir a alguno de los sitios que ofrecen este servicio, eso si desde una altura muy inferior a la de los records.

Si tu quieres, puedes

Para poner un ejemplo, un salto desde 4,2 km con un monitor anclado a la espalda cuesta 160 euros, un precio accesible para quien lo quiera probar.

Otras opciones serian salto en automático, que sirve para aprender a controlar la caída libre con un paracaídas automático, que se realiza desde 1,2 km y para 4 saltos el precio estaría cerca de los 300 euros.

Si al realizar por primera vez un salto se descubre en él una pasión siempre queda la opción de hacer un curso, con un precio aproximado de unos 1.800 euros y que incluye, a parte de la teoría y el titulo 8 saltos desde una altura de 4,2 km.

Con esta acreditación los saltos libres, sin necesidad de monitor, cuestan solo unos 25 euros, que a la larga sale muy a cuenta. Evidentemente los precios pueden variar dependiendo del lugar, empresa y condiciones, estos son solo una orientación.

Si saltar o bien por problemas de salud o bien porque nos da miedo no entra dentro de la lista de cosas para hacer antes de morir, siempre queda la posibilidad de ir a una gran altura, mediante globo, por ejemplo, y observar el paisaje. Esta actividad es más común, y no tiene tanto riesgo aunque no por ello deja de ser bonita, puesto que se puede observar un amplio paisaje desde una altura considerable y a una velocidad no muy alta. La posibilidad de realizarla depende de la meteorología, a partir de cierto viento pasaría a ser un deporte de riesgo y no tiene que llover. 

Los precios son muy variados, así como la durada e itinerario de las excursiones y el precio puede rondar los 150 euros por persona sin ningún problema, aunque es recomendable.

Otra modalidad, que estaría entre el globo y el salto libre respecto a las emociones, es el ala delta. El objetivo es planear sin motor durante el máximo tiempo posible y para lograrlo se salta desde sitios mínimamente altos y con un equipamiento ligero basado en unas alas.

Actualmente la tecnología ha hecho posible que se puedan realizar vuelos muy largos, aunque la mayoría de los que los aladeltistas suelen saltar desde una montaña cercana y planear el tiempo deseado o se desplazan a alguna cercana.

Para realizar dicha actividad se requiere viento, y unos conocimientos previos. 

Existe también una variante con motor, aunque el merito como deporte consiste en tener el arte como para poder hacerlo sin la necesidad de ningún mecanismo que nos ayude.
El ala delta es más barato, y se puede practicar desde 40 euros aunque varía según el sitio.

Dependiendo del grado de acción que busquemos habrá un deporte que se adapte más a cada uno de nosotros y volar, el sueño de mucha gente, puede convertirse en su deporte favorito o habitual. En cualquier caso, aunque sea para probar solamente una vez que se siente es una experiencia muy recomendable, y dentro de lo que cabe segura, ya que hay pocos accidentes, y menos con monitor.

Como podeis ver una gran variedad de deportes de aventura nos esperan pudiendo hacer lo que más deseemos y buscando el mayor placer, volar muy alto.

Buceo. Fotografía subamarina

Definamos antes que nada el buceo: de nuevo recurriremos a la siempre útil, con cuantas reservas queramos, Wikipedia: “El buceo es el acto por medio del cual el ser humano se sumerge en cuerpos de agua, ya sea el mar, un lago, un río, una cantera inundada o una piscina, con el fin de desarrollar una actividad profesional, recreativa, de investigación científica o militar con o sin ayuda de equipos especiales.”

Bien. Traducido y simplificado: sumergirnos en el agua, con sin asistencia técnica por el motivo que sea. Una definición un tanto amplia, ¿no? Vamos a contar un poco la modalidad y el fin de la inmersión: en este caso, la idea es llevarnos las más bellas fotografías en nuestra cámara.

Buceo. Fotografía submarinau

Bajaremos, además, apoyados por un equipo, lo que se conoce por Scuba. EL término es acrónimo, en inglés de self-contained underwater breathing apparatus (aparato de respiración subacuática auto-contenido). Las siglas dejan claro qué es. En todo caso, y por si aún nos quedan dudas, por abreviar diremos “bombona, boquilla y gafas”. Otro día abundaremos en el equipo necesario. Obviamente, nos llevaremos una cámara específica para esta actividad o, en todo caso, adaptada a ella.

Mares, lagos y cuevas

Vamos a hablar de tres lugares donde las fotos son de tal belleza que, salvo que nos neguemos a verlas, podemos acabar llorando de emoción (o, al menos, sonriendo ante el recuerdo que nos hemos llevado).

Empezamos practicando submarinismo, o buceo en el mar. Disponemos de, más o menos una hora de aire comprimido para bajar, fotografiar arrecifes, corales, peces y paisajes inimaginados y subir. O para ver cómo el ser humano está destrozando el planeta, empezando por el fondo marino, según dónde nos sumerjamos.

El buceo no es sólo para el mar

Otra modalidad no muy distinta es la del buceo de altura. En este caso, los paisajes que descubriremos son los de los lagos de montaña. Es sorprendente lo diferentes y parecidos a la vez que pueden llegar a ser mares y lagos. Quien los ha comparado puede dar fe de ello.

Y, como hemos hablado de tres lugares donde sumergirse, nos queda el espeleobuceo, esto es: el que se practica en cuevas y galerías inundadas de minas. Es envidiable llegar a algún lugar que muchos otros no saben siquiera que existe bajo sus pies, con el valor añadido de que los huecos de aire nos proporcionan puntos de contemplación muy curiosos. Eso si: mucho cuidado con la reserva de las bombonas y la posibilidad de perderse.

Mejora tu espíritu de equipo con una gincana

Puede que os sorprenda, pero aunque hablemos hoy de gincanas, no vamos a hablar de los más pequeños de la casa, sino en gincanas para adultos. Puede que pienses que a cuento de qué y que esa edad de juegos y pruebas está más que superada en tu caso, que no te interesa. Amigo…no es que seas un adulto, es que eres un carroza.

Pregúntate por qué a los niños les cuesta tan poco relacionarse entre otros, divertirse, ayudarse y en definitiva, por qué siempre son felices. Cosas que a medida que vamos creciendo perdemos, nos volvemos huraños e independientes. Perdiendo esa facultad de poder hacer cualquier tipo de actividad juntos.

Cada vez son más los grupos de amigos y familiares quienes se animan a este tipo de actividad al aire libre en despedidas de soltero o reuniones varias. Pero sobretodo son demandadas por empresas, las que animan a sus miembros y trabajadores a participar, para de esta forma conseguir fomentar valores como el trabajo en equipo, relaciones personales y en general, la colaboración.

Actividades más comunes

Las gincanas se desarrollan por una serie de juegos o pruebas a superar. Podemos encontrar varias actividades, adecuadas para distintos niveles según condiciones físicas o edades de los integrantes. Las cuales irán eliminando a los que no las superen o simplemente contabilizando en un contador, hasta que al final gane el mejor.

Lo importante es que este tipo de actividades tengan objetivos claros, dificultades, reglas y unas recomendaciones para desarrollarlas. Podemos encontrar en Internet tanto diferentes juegos como páginas web que nos den tanto ideas como direcciones de empresas que realizan estas actividades en instalaciones propias o lugares concretos.

Algunas pruebas

De carreras, “La loca carrera”: se trata de un conjunto de ejercicios en el que hay que ser el más rápido. Suelen ser pruebas como llegar a un punto, buscar objetos en espacios con dificultad, explorar, etc. Son sencillos pero muy agotadores.

De oído, “El piano”: Viene casi a ser lo mismo que el típico juego de las películas, pero uno miembro del equipo tiene que tararear una canción, intentando que el resto del equipo la adivine. Se puede complicar haciendo que el intérprete como una magdalena o polvorón, por ejemplo.

De agua, “El rescate submarino”: Ideal para verano, esta prueba consiste en encontrar diferentes bolsas o cajas sumergidas en una piscina. En el interior de cada una puede haber distintas puntuaciones positivas o negativas, para darle mayor emoción.

Estos son solo algunos de los ejemplos que se pueden llegar a hacer. También podemos desarrollar gincanas temáticas con motivo de San Valentín, Halloween, una representación medieval, etc.

Motocross 1ªparte

Entre los deportes de aventura tenemos el motocross.

Las motos de motocross se componen de motores que van de 50cc a 550cc.

El avance tecnológico, sin embargo, dio lugar a clases más potentes de motos de motocross. La tecnología también dio como resultado un aumento de la velocidad y maniobrabilidad delas motos de 250cc que conducen a reemplazar las viejas de 500cc como la primera opción entre los corredores.

Motocicletas de dos tiempos

Las motos de motocross se distinguen por sus motores, es decir si son modelos de dos tiempos o cuatro tiempos. Mientras que las motocicletas fueron construidas originalmente con motores de cuatro tiempos, motores de dos tiempos, finalmente dominaron la escena del motocross en los últimos años debido a su mayor potencia.

Las mejoras adicionales en la tecnología verían la introducción de características tales como los sistemas de agua de refrigeración y sistemas de suspensión traseros monoshock que sustituye el antiguo aire refrigerado, modelos de suspensión trasera de choque gemelas y aumentó aún más su capacidad de energía. 

Suspensión

Debido a la naturaleza de motocross que típicamente involucran grandes saltos a alta velocidad sobre el terreno agreste, las motos de motocross requieren suspensión significativa para facilitar tales acrobacias y condiciones extremas. De hecho, los avances en la tecnología de suspensión son en gran parte responsables de la situación del deporte en la actualidad, ya que los numerosos saltos emocionantes vistos en la actualidad de otra manera serían imposibles.

Para minimizar el peso que idealmente debe ser tan bajo como 200 a 250 libras, accesorios adicionales tales como luces, motores de arranque eléctricos, velocímetros y patillas de apoyo no están incluidas en la construcción de una motocicleta de motocross. Además, se utilizan generalmente de aluminio y magnesio, que son bajos en peso.

Los pilotos del motocrós pasan la mayor parte de su tiempo de pie, lo que les permite absorber cualquier impacto o choque con las rodillas. El asiento alargado de la moto no ofrece mucho en el camino de la comodidad, pero permite a los ciclistas a cambiar de peso rápidamente mientras que proporciona tracción adicional en las esquinas.

Bicicletas de compra

Sorprendente para algunos es el hecho de que las bicicletas de motocross en condiciones que están listas para la carrera pueden ser fácilmente adquiridas. Los pilotos expertos, sin embargo, prefieren realizar modificaciones personalizadas en su bicicleta para propósitos que van desde cuestiones de rendimiento de ajuste de la bicicleta según su propia preferencia personal.

El DTV Shredder, fusionando el skate y el segway

De todas las combinaciones locas de máquinas que hemos podido ver a lo largo de la historia, tal vez ésta sea la más loca y a la vez la más alucinante posible.

¿A quién se le ha ocurrido coger un segway y darle la versatilidad de movimientos de un skate? Pues a la empresa canadiense BPG Werks.

Concebido originariamente para uso militar no tripulado y operaciones de rescate, pronto vieron las posibilidades que podía ofrecer su salida al mercado comercial.

Potencia y habilidad unidos

Este pequeño transporte oruga lleva incorporado un motor de gasolina Honda de 4 tiempos y 200 centímetros cúbicos, llegando a alcanzar los 50 kilómetros por hora. Toda una hazaña para un vehículo tan pequeño.

Su gran capacidad de carga, unos 550 gr., y de arraste, unos 200 kg, además de la posibilidad de subir por pendientes de hasta 40º de inclinación, le hace también muy atractivo para la industria, especialmente para la agricultura.

Pero es su diseño de monopatín oruga, su capacidad de realizar acrobacias, de dar saltos y giros en el aire la que le hacen ser un gran vehículo para realizar deporte de aventura.

Todo terreno singular

Además, puede transitar por la nieve, la arena, el hielo y, prácticamente, cualquier superficie gracias a sus «pies» de oruga. Con él no habrá terreno que se nos resista.

Si le agregáramos un Ipad para ir escuchando música y disponer de GPS sería un vehículo magnífico para la conducción por las ciudades. ¿Os imagináis no tener problemas de aparcamiento?

Compacto, potente y manejable

Otra de las peculiaridades que le hace atractivo es su poco peso, 35 kg., y que puede plegarse el manillar para facilitar su transporte. Cabe perfectamente en un maletero.

Este vehículo multifuncional os proporcionará una velocidad aproximada de 50 kilómetros por hora, un radio de giro de unos 120 centímetros y una capacidad de recorrido en suspensión de 3 segundos. La adrenalina fluirá libremente por nuestras venas.

En el manillar se encuentran el acelerador y el freno y con el mango deberemos guardar la estabilidad. Además, el patín es una plataforma giratoria que nos permitirá realizar piruetas y giros.

Libres como el viento

El DTV Shredder es la primera versión comercial y va a revolucionar la idea de la conducción al aire libre, pues es funcional, pequeño, muy potente y fácil de manejar.

Además, sus orugas-tanque nos dan el empuje suficiente para conseguir altas velocidades en cualquier terreno sea la época del año que sea.

Destinos para descargar toda la adrenalina (II)

Como comentaba en el artículo anterior comienzan a aparecer cada vez más agencias especializadas en el turismo de aventuras. Con presupuestos adaptados a todos los bolsillos destacan las empresas multiaventura. Destinos que nos ofrecen diferentes actividades que pueden estar acompañadas incluso por la posibilidad de alojarse en un albergue en las mismas instalaciones.

Tirolinas de vértigo, rápidos descensos en canoa,  relajantes paseos a caballo o divertidos combates de Paintball. La oferta es lo suficientemente amplia para que pueda escoger lo que mejor se adapte a sus gustos, su constitución o sus cualidades. O simplemente concentrarlas todas ellas en un fin de semana de aventura. Estas actividades suelen estar al alcance de cualquier persona adulta que no tenga problemas de salud ni limitaciones graves.

Mini cursos de surf para cabalgar en las olas.

Playas como Tarifa o Pantín, son de sobras conocidas por cualquier aficionado al surf ya no de España sino a nivel mundial. Algunas de las escuelas de surf de ambas zonas ofrecen al viajero mini cursos de surf para tomar contacto con un deporte que cuenta con muchos practicantes en las cosas de nuestro país.

Desde tomas de contacto de tres horas hasta cursos algo más completos de una semana. Podrá elegir lo que más le convenga y vivir la experiencia de subirse a una tabla flotando sobre el mar. Mantenerse sobre ella será mucho más complicado, sobre todo si el mar está agitado por olas que nos dificultarán aun más el precario equilibrio que podamos lograr en nuestros primeros intentos.

Conducir un quad o un 4×4.

Si prefiere sentir la tierra bajo sus pies, o mejor aun bajo sus ruedas, entonces es probable que lo suyo sea una ruta en quad o en 4×4. Los quads o buggys son vehículos de muy sencillo manejo que se aprenden a controlar rápidamente. Resultan ideales para rutas por el campo o por el monte y nos permiten disfrutar de la naturaleza y el aire libre mientras conducimos.

Los bosques eternamente verdes de Galicia, la amplia sierra de Madrid o los mágicos paisajes de Granada son solo tres ejemplos de los variados tipos de rutas por las que podrá optar sin salir del territorio nacional. Muy cerca de nuestras fronteras tenemos las fascinantes rutas por el desierto de Marruecos y de Túnez, que nos harán sentir la magia de la arena africana sin alejarnos demasiado de casa.

Un nuevo deporte “coge peso”, en Tailandia. Polo sobre elefantes

Miembros de la nobleza, jóvenes empresarios de multinacionales, deportistas de élite y multimillonarios varios. Si no sabéis que hacer con vuestro dinerito y estáis buscando alguna actividad única con la de fardar. Estáis de suerte.

Hoy os queremos dar a conocer un deporte único en el mundo, en uno de los lugares más exótico y extravagantes del planeta. Pues solo en Tailandia podríamos encontrar tan entretenimiento: Polo sobre elefantes.

Algo que aunque nos puede chocar, se ha convertido en todo un deporte. Del cual cada vez son más no solo los que se animan a practicarlo, sino lo que encuentran en esta modalidad del mítico polo todo un espectáculo del cual disfrutar y seguir con entusiasmo, de la manera que se hacen en países como Inglaterra sobre caballo.

El primer torneo mundial

En mes de Septiembre se comenzó con el primer torneo a nivel mundial disputado en Tailandia. Actualmente solo hay un país donde estas imágenes se repita, la India. Lo que hace que esta  noticia llega con sorpresa, no es muy común ver a distintos países como Nueva Zelanda con sus compatriotas a lomos de estos elefantes.

Aun así, los neozelandeses, llamados All Blacks no dudaron en lanzarse a la aventura junto a un total de 10 equipos internacionales. Una repercusión mediática que equipos como Ladyboys, compuesto por distintas nacionalidades asiáticas, aprovecharon para reivindicar su condición sexual, ya que abanderan y dan voz al colectivo transexual.

Los defensores de los derechos de los animales contra el polo sobre elefantes

Como no podía ser de otra forma, son muchos las asociaciones y pro animales quienes han criticado a la organización como participantes de este torneo por considerar que los animales son explotados para el entretenimiento de unos cuantos. Considerando que estos paquidermos son maltratados.

Así lo declaro la asociación de defensa de los animales PETA, quienes afirman que las crías de elefantes son separadas de sus madres, golpeadas y sometidas duras jornadas de rutinas de entrenamiento.

Sin embargo, los organizadores de la King Cup contradicen a PETA. Ya que aseguran que todos los animales cuentan una equilibrada alimentación, con atención médica e incluso unas “vacaciones” alejándolos de los entrenamientos durante días, para evitar estresarlos. Alejándolos incluso de trasportar turistas, que es a lo que se dedican habitualmente.

Lo que es real, es que gracias a la difusión de esta primera convocatoria mundial, millones de dólares recaudados, irán destinados a la conservación de los elefantes en Tailandia. Lo que sin duda, ayudara a que estos enormes animales, a la vez de nobles, tengan mayor y mejores cuidados, a la vez de calidad de vida.

Para subirte por las paredes

Aunque inventados para practicar la escalada, los rocódromos son una manera divertida de poder practicar ejercicio sin las complicaciones y peligros de la montaña y sin depender de agentes atmosféricos, evitando así la lluvia, las altas temperaturas o, porque no, la alergia primaveral.

Muchas veces nos encontramos que los ayuntamientos donan tanto espacios cubiertos en edificios deportivos como en estructuras urbanas, como pueden ser debajo de puentes de riachuelos, canales o lugares parecidos que cualquier persona puede utilizar y entrenar por sí misma.

Formas y materiales para rocódromos

Estas construcciones no son algo trivial, tienen una serie de normas de seguridad recogidas en la UNE 12572, que engloba a toda Europa. Equipada por una serie de presas y seguros, sin ninguna clase de planos, alturas o dimensiones algunas, ya que estos rocódromos se amoldan al interior de los edificios en los que están construidos.

Los materiales pueden ser únicos o combinaciones de ellos:

Estructura metálica y fibra de vidrio: Paneles de resina que se adosan a la piedra y son especiales para usar en el exterior.

Estructura metálica y madera: La clase de madera será laminada, esto hace que resulte algo resbaladiza, por lo que muchas veces se le añade algo de textura que facilite el agarre como resina o algunos áridos.

Estructura metálica y hormigón proyectado

En cualquier caso, es recomendable el uso de colchonetas para evitar daños en caídas y resbalones. Al igual que usar un calzado como los llamados pies de gato. Que son unas zapatillas casi sin suela, con aspecto de calcetín que protegen al pie y le dan mayor flexibilidad y agarre.

Zonas de boulder

Estos son rocódromos que alcanzan una altura superior de a los 3 metros. Por lo que se necesita de material de seguridad como cuerdas y poleas, además de los colchones o pavimentos acolchonados en la base de la estructura.

Suelen resultar bastante prácticos, ya que no olvidemos que en el medio natural, la escalada se practica en superficies verticales de 10 a 15 metros de altura. Por lo que la forma de escalada es con los medios materiales de protección. Lo que nos hace darnos una idea y poder mejorar nuestras técnicas.

Como cualquier deporte, también se puede competir

Al principio este tipo de competiciones se hacían en la escalada deportiva en paredes naturales. Pero, seguramente por motivos de seguridad, se traspasó este tipo de actividades a celebrarse en rocódromos.

Por lo general la manera de desarrollarse es lograr permanecer sustentado en las superficies el mayor tiempo posible, avanzando por sus paramentos, que están puestos en distintos ángulos y por los cuales cada atleta muestra sus técnicas y práctica.

La más importante en el ámbito internacional es la llamada IFSC (International Federation Sport Climbing). En España nos encontramos con la FEDME (Federación Española de Deporte de Montaña y Escalada).

Este tipo de práctica es muy común en cualquier provincia Española. Si investigas un poco, seguro que encuentras una cerca de tu localidad y a un grupo de escalada para ir formándote y poder conocer a más gente.

Sandboard, el riesgo de las dunas del desierto

Este apasionante deporte de aventura, el sandboard, consiste en deslizarse con una tabla por las laderas de las dunas, como se hace en la nieve pero se trata de bajar por la arena a velocidades igual de vertiginosas.

En realidad, este deporte entraña sus riesgos, pero ¿cuál no?, y es por eso, por el peligro que puede suponer, que hay que estar en unas condiciones físicas adecuadas. No hay que alarmarse, porque todo el mundo puede practicarlo, pero si no lo has hecho nunca lo mejor es que vayas haciendo actividades de sandboarding progresivamente.

Seguir leyendo Sandboard, el riesgo de las dunas del desierto

No soy David Meca

Nunca voy a ser un Oiarzábal, ni creo que llegue jamás a saber qué es poner un pie por encima de 2.949,33 metros (un tercio de la altitud del Everest). De hecho, a los 2.519 del Naranjo de Bulmes, boqueaba como un pez (lo hacía, de hecho, bastante antes).

No creo que nadie vaya a confundirme, mientras nado, con David Meca ni que sea capaz de atravesar un río muy tranquilo de más de veinte metros de ancho o de hacerme más de un par de largos seguidos en una piscina olímpica.

Path to my Self

¿El Camino de Santiago? Pero si el día que más recuerdo haber caminado fueron del orden de veinticinco kilómetros y acabé tan cansado que apenas podía levantarme al día siguiente. Como para ir desde Sant Jean de Pied de Port (que es donde de verdad comienza el Camino francés) a Santiago de Compostela…

¿Por qué me gustan los deportes de aventura?

En fin, que soy todo lo contrario de un deportista de élite. Es más, posiblemente no puedo siquiera considerarme deportista, salvo que la práctica esporádica me conceda el título. Entonces, ¿por qué me gustan tanto los deportes de aventura que incluso me atrevo a escribir sobre ellos?

Pues porque el deporte es una de las prácticas más populares que pueden darse: todo el mundo tiene el derecho y, a poco que quiera, la posibilidad de practicarlo. No conozco a nadie que, si no tiene una instalación deportiva a mano, no pueda salir a pasear y respirar aire puro o subirse a la bicicleta y disfrutar de paisajes maravillosos.

Enjoying a sunset in Salto, Uruguay

“Límites” es sólo una palabra

Todos podemos practicar algún deporte de aventura, de mayor o menor nivel. Pero no es sólo eso. Interioricemos lo que significa el deporte de aventura: el reto a uno mismo. El decir “con un paso más, me queda un paso menos hasta la meta ¡Vamos!”.  Apretar los dientes e imponerse al vértigo, al miedo a caer. Y, aun habiendo caído, levantarse y reemprender la marcha.

Romper los límites por la mera satisfacción de romperlos… ese es el espíritu del deporte de aventura. Que las barreras, las externas y las que tu mente te impone existan con el único fin de ser superadas.

No: no soy un deportista de élite, no soy un temerario (más bien lo opuesto), estoy terriblemente fuera de forma para poder decir que soy un deportista y, sin embargo, me apasiona el deporte de aventura, al nivel que yo puedo practicarlo, porque no es mero ejercicio, sino una forma de entender la vida.