Deportes de Aventura

Soñar casi en las nubes

Sé que hay gente que se queda dormido en cualquier lugar y lo hacen sin ningún problema caigan donde…en este caso espero, que no caigan. Y es que parece que hay gente que nace sin ninguna clase de temor o pánico. Que viven los deportes y aficiones a un nivel que en mi caso, me da escalofríos de solo verlo.

Y en el fondo es normal. Estas escalando una gran montaña, estás cansado y te entra sueño. ¿Qué harías? ¿Bajar? Con todo el esfuerzo que has empleado en llegar hasta ese punto no te queda otra que quedarte literalmente colgado y descansar para reponerte. Claro que estamos hablando de hasta 5000 metros de altura, no sé hasta qué punto puedes relajarte.

Gente de altura

Esta es la clase de gente que duerme en estructuras de mayado que aparentemente frágiles. Pero que pueden aguantar sin ningún problema hasta dos personas durmiendo o simplemente descansando. Pero como todo el equipamiento deportivo de estos aventureros, está pensado y diseñado para no correr ningún riesgo.

Podemos distinguir entre dos tipos de reposo suspendido. Los que harían la función de tienda de campaña y que están cubiertos en su totalidad como si fuera un capullo de seda. Y los otros, que serían descubiertos, en los que distinguimos los modelos hamacas, los cuales se cuelgan en dos puntos y nos arropa perfectamente el cuerpo, impidiendo que nos caigamos. Y los que serían una especie de plataforma que se sustenta por una estructura de hierro rígida en su plataforma y de la montaña mediante un fuerte mosquetón.

Casos más conocidos

Hay gente que lleva sus aficiones siempre al límite, y ese es el caso del Californiano Dave Turner. Quien en el 2008 hizo una ruta en solitario por el Cerro Escudo, perteneciente a las Torres del Paine, en Chile.

Turner se mantuvo colgado hasta 34 días, en los cuales, claramente, tuvo que dormir colgado en las paredes de la montaña.

Otro ejemplo lo tenemos aún más cerca, en el español Jose Luis García Gallego. Experto escalador donde la afición le viene en la familia, ya que en el total de los 4 hermanos todos practican esta disciplina. Él ha dormido un total de más de 700 días encaramado a la montaña, a lo largo de su vida.

No sé a vosotros pero a mí, quitando la parte romántica de dormir en las alturas entre nubes. Me tiemblas las piernitas con solo pensar en vivir una experiencia como esta. Solo tenéis que contemplar las fotos y me entenderéis.

Breve historia del parkour

Hace años que a la santísima trinidad de los deportes urbanos de aventura (skate, rolling y BMX) le salió competencia: el parkour o arte del desplazamiento. Sin tablas, ruedas ni otras zarandajas, los traceurs se enfrentan al paisaje urbano a pecho descubierto. Otro día hablaremos de las técnicas más habituales en la práctica del parkour. Hoy vamos a intentar remontarnos a los orígenes de la disciplina.

El término viene del francés parcour, “recorrido”, y sus practicantes son conocidos bajo otro término francés, traceurs. Aparece en los años 90 en Francia y, al ser una disciplina tan reciente, hasta se conoce a su fundador: David Belle. Este jovencito estaba inspirado en las películas de artes marciales y el ejemplo de su padre, exmilitar y bombero, que le inició en el conocimiento del “método natural”. Seguir leyendo Breve historia del parkour

La caza del tordo

Comienza la mañana. Son las 5:00 de la madrugada del día más frío de este invierno. Nos hemos preparado con los artículos que vamos a  usar en nuestra jornada de caza: Cartuchos, la canana que es un cinturón dispuesto para llevar cartuchos o balas para recargar un arma de fuego, nuestros reclamos naturales, nuestras armas y nuestros fieles e indispensables amigos y compañeros de caza: los perros.

Todo está listo en su remolque. Siempre con las guías de armas y nuestras licencias y permisos de caza encima. Ponemos rumbo a nuestra zona de caza para el día de hoy. Empieza el día con un desayuno típico de cazador de antaño: rico y alto en calorías para afrontar el frío sin dificultad: una buena taza de chocolate y un buen bocadillo de chorizo.

 ¡Tensión!

Una vez acabamos, nos preparamos las escopetas, sacamos a los perros y preparamos nuestros reclamos. Empezamos a andar, cargamos las armas y cuando a la lejanía empezamos a oír un leve ruido…¡nuestros perros hacen saltar nuestras alarmas!

Observamos su posición fija mirando hacia un punto en concreto. Alzamos la vista y miramos hacía la misma dirección. ¡Bingo!, encontramos en el cielo nuestras primeras capturas.

El arma adecuada

Encaramos el arma y apuntamos. Nos fijamos en ese momento en que según a la altura que se encuentre nuestra presa sólo algunas variedades de escopeta podrán apostar por acertar el disparo. Éstas deben de tener si son de dos cañones, unos polichoques de 3 estrellas en el primer disparo y 1 en el segundo disparo, ya que éste último es para poder alargar más la tirada.

Además, si se utiliza una escopeta de un sólo cañón o de tratarse de una repetidora, (según la habilidad del cazador) será de 2 o de una estrella. Efectuamos nuestro primer disparo haciendo como se dice en el argot del buen cazador  blancas, pero con el segundo disparo abatimos nuestras 2 primeras piezas. Una vez caían, incitamos a nuestro fiel compañero, nuestro perro de caza a que se apresure a recoger nuestra pieza.

Una vez ha tocado suelo, nos la trae y la colocamos en una bolsa especial para el transporte llamada zurrón. Al cabo de varias horas hacíamos el resumen de la jornada. Decidimos dar por finalizada la mañana. Llegamos al coche y recompensamos a nuestras mascotas con alimento y una buena dosis de agua.

Una charla animada

Nosotros, tras guardar debidamente las armas y cambiarnos de indumentaria, terminamos con un buen almuerzo, comentando nuestras capturas y hazañas. Al finalizar, como es costumbre al menos por esta zona (Pinedo), cada uno realiza su resumen de lo cazado. Se rejunta todo por mucha o poca suerte que se haya tenido al cabo de su jornada y se reparte cada una de las piezas a cada uno de nosotros por igual.

Espero os haya gustado este post y os hayáis entretenido durante un rato con esta experiencia.

Más consejos para caminar por la montaña

Terminábamos el primer artículo de esta serie recomendándote que echaras a la mochila agua, azúcar y una cazadora. Una serie que consta de unos cuantos consejos, más bien deslavazados de un antiguo miembro de un grupo de montaña que está planteándose volver a las rutas (sí: yo).

Claro que, donde dije azúcar, digo unas pastillitas de glucosa, de venta en farmacias, que te evitarán las (condenadas) agujetas y los temibles bajones de azúcar –créeme: no quieres sufrir uno-. Donde dije una cazadora, digo algo de ropa de abrigo y contra el agua: piensa que vas a estar a cierta altitud y, llagada una hora, hace frío en pleno julio.

Eso sí, donde dije agua, sigo diciendo agua: mantente siempre hidratado, bebiendo siempre antes de que llegue la sed. Aunque se calculan de dos a tres litros de agua por persona y día, no debe importarte llevar un poco de sobrepeso en este apartado, ya que una deshidratación, aunque sea leve, puede costarte muy cara.

Hablando de llevar: un teléfono móvil pesa muy poco y, aunque no siempre vas a tener cobertura, puede sacarte de un apuro. Todo lo contrario que en el cine.

Cuidado con los pies

Antes de pasar a un apartado importante, otro que también lo es: las ampollas. Si quieres evitarlas (y quieres hacerlo, créeme), lleva las uñas de los pies bien cortadas y un calzado seco, cómodo y holgado, pero sin que “baile” el pie en su interior.

En cuanto tengas una rozadura, ponte un apósito de silicona y, si aun así te sale una ampolla, no la pinches salvo que esté a punto de reventar, en cuyo caso la agujerearás, secarás y desinfectarás para luego protegerla de más rozaduras.

Comer bien

El apartado importante del que hablábamos hace un par de párrafos: la comida. Lleva al menos, alimento para una jornada por persona aunque pienses estar de vuelta a media tarde. Desayuna fuerte y repón energías con frecuencia con alimentos ricos en carbohidratos. Y, si te paras a comer y luego vas a volver a caminar, come con moderación o te costará mucho reanudar la marcha.

Una cosita: la mochila no la va a llevar nadie por ti, de modo que debes calibrar el peso que vas a transportar, pero eso no significa que tengas derecho a sembrar el monte de basura.

Se nos queda una buena cantidad de consejos en el tintero -en la mochila, más bien-, pero por suerte tenemos tiempo y espacio para dejar descansar el tema unos días.

Gravedad Cero

Si eres de los que de pequeños soñaban con pilotar el Apolo XIII, si pasabas horas viendo en la tele a los Supersónicos, Galáctica o un día juraste que serias el primer astronauta español (te envidamos, Pedro Duque). No todo está perdido, tenemos para ti la experiencia que cambiara tu vida, eso sí, un poco lejos.

Como ya sabrás, existen diversos métodos que tienen como misión servir de entrenamiento a los futuros astronautas. La más común es la que sirve para ejercitar el manejo de la coordinación y funciones en gravedad cero. Vivencia que debido al gran interés de vivir esta sensación de flotar cada vez hay más instalaciones para ser utilizada por particulares.

Como es normal, la mayoría de estas instalaciones las encontramos en Rusia y los EEUU, por ser pioneros y cabeza de todas las exportaciones espaciales. Pero si hay una instalación que realmente simula a la perfección la sensación de encontrarse en el espacio, esa es en el Centro Espacial Kennedy.

Un avión muy espacial

El Centro Espacial Kennedy es un complejo de instalaciones de la NASA. Situado en Cabo Cañaveral, Merritt Island, en el estado de Florida. La cual se utiliza, sobre todo, para el lanzamiento de vehículos al espacio y como lugar de entrenamiento para trabajadores de la NASA.

Pero si hay algo por lo que se ha hecho famoso es por dar la oportunidad a todos los viandantes adultos, de cualquier edad, de poder sentirse, por unos minutos, un astronauta más. Esto es gracias a un viejo avión, que sirvió como instalación para practicar las destrezas a futuros astronautas, pero que hoy en día todo adulto de cualquier edad que quiera, puede disfrutar de la sensación de volar a gravedad 0.

Este avión es el KC-135, y para darle mayor atractivo, os contaremos que ha servido también para representar escenas de películas simulando el cabinas espaciales, como fue el caso de “Apolo 13” con Tom Hanks.

Algo más cerca

Algo más cercano tenemos el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES), en Francia, con sede en París. Donde hace unos meses una empresa privada decidió hacer una oferta al centro para poder llevar a cabo también estos vuelos parabólicos, los cuales costarían unos 5.980€ por sentir la gravedad 0 por 5 minutos.

Nadie dijo que cumplir los sueños fuera barato. Mientras esperamos que pase el tiempo y esta oferta esté al alcance de los bolsillos de todos los ciudadanos, podemos seguir soñando que, algún día, podremos estar más cerca del espacio.

¿Cómo esquiar barato? 2 palabras: Hotel + Forfait

Ya se acerca el invierno. No, no hablamos de Juego de Tronos, hablamos de la tan deseada y ansiada nieve, que con el comienzo del otoño ya se empieza a percibir. Si eres de los que odia el verano por no poder esquiar (que aunque siempre puedes cogerte un avión, no siempre es tan sencillo…), estás de enhorabuena, pues la temporada de esquí está a punto de comenzar.
Vete mirando el mapa pensando qué macizos y estaciones visitarás este año y coge la agenda y empieza a organizar dónde vas a ir a disfrutar del deporte de invierno por excelencia. Ah, y no olvides la cartera… Aunque si no quieres arruinarte esquiando este invierno, toma nota de algunas ideas para que practicando esquí o snowboard sólo sufras tú (explotando de adrenalina) y no sufra tu cartera.

ofertas de hotel + forfait

Anticípate: lo de que ‘los últimos serán los primeros’ aquí no vale

Como te lo hemos dicho, coge la agenda y empieza a organizar. Cuanta más antelación a la hora de prever viajes y destinos, más económica te saldrá la estancia y el viaje en general. Somos conscientes de que salvo que tengas una casa en un lugar de montaña (o el típico amigo, al que solo llamas durante los meses de frío), el alojamiento suele ser bastante caro.
La recomendación: Busca ofertas de hotel + fortait low cost. Tienes muchas donde poder elegir, pero para no quedarte sin ellas debes darte prisa y no dejarlas escapar. Selecciona los fines de semana de que dispones, haz tus cálculos y ponte a navegar por internet para encontrar la oferta que estás buscando.

¿No eres milenial? Utiliza vías alternativas de transporte y alojamiento

Para ir a la nieve, que por lo general no se encuentra demasiado cerca de nuestra casa, no tienes porque gastarte mucho dinero en el viaje. Busca vías alternativas. Compartir coche es una alternativa genial, seguro que hay muchos fanáticos de la nieve encantados de alquilar un asiento para que el viaje le salga más económico. Además es una manera estupenda de conocer gente con tus mismos intereses… Y cada vez más podemos encontrar múltiples App para nuestro teléfono móvil, que nos facilitará el trabajo de bucear en la web y te permitirá estar en permanente contacto con nuestro conductor. Tampoco debemos olvidar que muchas de las ofertas que podemos encontrar de hotel y forfait también tienen la opción de incorporar el transporte, así que ya sabes, contempla todas las alternativas.

Ofertas ski – Esquiar barato

Al igual que en el transporte, puedes ahorrar en el alojamiento mediante sistemas como el couchsurfing o el intercambio de casa. Ambas pueden ser alternativas originales, seguras y económicas que te permitirán un ahorro considerable en el alojamiento para poder destinar ese dinero a otros menesteres, como acondicionar tu equipo al máximo.
Lo bueno de esto también es que la proliferación de estos nuevos sistemas de transporte y alojamiento está generando que cada vez esté también más vigilado y esto minimiza los riesgos de sufrir cualquier susto no esperado… Además de permitirte conocer a un montón de gente en diferentes sitios que seguro tienen tus mismos intereses. Y nunca se sabe lo que puede llegar a surgir…

Busca destinos diferentes

No hace falta que para vivir la mejor experiencia de la nieve te vayas a la estación más exquisita del Pirineo o de Sierra Nevada. Si lo que realmente buscas es practicar esquí, seguro que puedes encontrar excelentes pistas a un precio más que asequible. A veces nos centramos en un destino por comodidad, cercanía o simplemente porque es al que he ido siempre y nos olvidamos de que en España en invierno sobra nieve, pudiendo elegir y descubrir nuevos sitios que, además, puedan resultar más económicos. Rastrea nuevas pistas y nuevas zonas, puedes encontrar verdaderos paraísos para los fanáticos del esquí a muy buen precio y en parajes realmente increíbles.
Si ya te has devanado los sesos temporada tras temporada y tienes la fórmula secreta, comparte tus secretos con nosotros y el resto de lectores.

Esquiar en Grandvalira, una montaña de aventura

En Andorra se encuentran algunas de las pistas de esquí más importantes a nivel nacional y europeo. Por ejemplo, Grandvalira es una de las pistas con más afluencia de visitantes, gracias a la cantidad de servicios que ofrece. Prepara tu viaje de esquí a esta estación y practica tu deporte favorito.

esquí-montaña

Grandvalira te espera para adentrarse en sus pistas y poder gozar de miles de actividades sin salir de un mismo lugar. Ahora que la temporada de esquí es más larga, aprovecha las ofertas de esquí en Grandvalira, y compra tu fortfait, el alojamiento en hoteles y las clases de iniciación o seguimiento en sus escuelas.

Esta estación central de Andorra es de esquí alpino y agrupa a muchos deportistas desde que empieza la temporada de invierno. Además, en verano también se realizan otra clase de actividades de aventura, aprovechando este gran espacio con el fin de que toda la familia tenga diversidad durante todos los meses del año.

En concreto, la estación cuenta con un total de 210 km de pistas, siendo una de las más completas de esta zona para aprender a esquiar o bien deslizarse tranquilamente por sus distintas pistas si ya eres un profesional. Aunque posee años de experiencia, ya que instaló su primer telesquí en los años 50, a día de hoy es dinámica con servicios de primera línea e instalaciones que se renuevan constantemente para satisfacer las demandas de sus usuarios.

Y la estación es mucho más, porque en ella confluyen actividades diversas para aportar siempre novedades. Es el caso del Grandvalira Circuit, situado en el Puerto de Envalira (Pas de la Casa, Andorra), donde la nieve es protagonista y en él tiene lugar el Trofeo Andros, el más alto de Europa y único permanente de hielo a nivel nacional en invierno. Todo ello la convierte en la estación más grande de los Pirineos, por pistas, servicios, actividades y complejos en los que divertirse.

Desde la estación, podemos ver algunas de las mejores vistas de los Pirineos y de Andorra. La estación, además, está muy bien comunicada con Andorra, siendo Pas de la Casa uno de los ejes centrales para hacer excursiones en su entorno y disfrutar de la animada vida nocturna que nos ofrece.

Panamá: destino de aventuras

Si algo distingue a Panamá es la variedad, el contraste de entornos y ecosistemas entre playas, selvas o montañas. Si dejamos aparte la moderna capital y nos adentramos en el país nos sobrecogen paisajes perfectos para el turismo activo y para los deportes de aventura. Asimismo, en la propia costa podemos disfrutar de los deportes acuáticos y del contacto con la Naturaleza.

Uno de los deportes que podemos practicar es el montañismo y senderismo, subiendo por ejemplo a la cima del volcán Barú y haciendo noche en el punto más elevado del país, a 3.475 metros. Es una subida sin apenas dificultad y, en días claros, podemos ver el Pacífico a un lado y el Caribe al otro.

Son algo más de cuatro horas subiendo a la vez que vemos y disfrutamos de la Naturaleza, con especies únicas, como el célebre quetzal. El clima, el paisaje y lo pintoresco de los poblados junto al camino se alían para que disfrutemos como pocas veces podemos hacerlo de la caminata.

Sin límites

Hablando de senderismo, otro buen lugar para practicarlo son los parques naturales, entornos salvajes  espectaculares en los que entraremos en contacto con la riquísima biodiversidad panameña. Dentro de estos recintos se han trazado sederos delimitados y se han erigido miradores.

Por supuesto, se puede combinar senderismo y playa en, por poner un ejemplo, Taboga. Allí, subir al punto más elevado de la isla permite unas vistas que superan cualquier imaginación del pueblo, el canal y la isla de Urabá.

Una Naturaleza más allá de lo espectacular

Si lo que preferimos es el rafting, Panamá también nos ofrece una buena cantidad de ríos, de mayor o menor dificultad, para practicarlo, tanto en la vertiente pacífica como en la caribeña, lo mismo para novatos que para expertos de una osadía rayana en la locura.

Para finalizar, apuntaremos que este país es un verdadero paraíso para el avistamiento de aves, con más de un tercio del territorio protegido, más de doscientas espacies de mamíferos, otras tantas de reptiles, unas mil de aves y diez mil de plantas vasculares.

Respetemos un entorne que induce al respeto

Algunos de estos parques o reservas albergan especies endémicas de la zona o se hallan en riesgo de extinción. Entre ellas se encuentra el mencionado quetzal, el tucán o la guacamaya, por no hablar de la espectacular águila harpía. Tenemos, además, la ventaja del acceso fácil y de las visitas guiadas.

Técnicas básicas del parkour

El parkour es uno de los deportes de aventura que más crecen en la actualidad. Ya nos referimos en otra ocasión (ver “Breve historia del parkour”) a los orígenes de este deporte y la esencia de su filosofía (en resumen, realizar movimientos útiles para el desplazamiento armonioso adaptados al entorno). Hoy conoceremos algunas de las técnicas más habituales del parkour.

Lo más sencillo son los llamados movimientos: el pasavallas, el ladrón, el gato, el reverso, el bajovalla y el león. Nombres pegadizos para superar los obstáculos de forma frontal y lateral utilizando las manos como apoyo, con combinaciones que incluyen vuelos desde mayor o menos distancia y requieren una buena utilización de las muñecas (salvo en el león, en el que no se toca el obstáculo).

Seguir leyendo Técnicas básicas del parkour

El arte del desplazamiento

No hace demasiado, me asomaba al bacón, a que me diera un poco el fresco, aprovechando que aún es gratis. Y vi a un grupo de jóvenes –como en la canción de Sabina, no pasaba de lo veinte, el mayor de los tres chicos-. Vestían ropa cómoda, calzado deportivo y guantes sin dedos.

El caso es que los fibrosos muchachos de dedicaban a saltar barandillas, vallas, tapias… en lo que me pareció el movimiento más fluido y natural que pueda hacerse ante cualquier obstáculo que muy bien podría rodearse pero que es más divertido saltar.

Parkour

Cuando conseguí dejar de mirar, casi hipnotizado, sus evoluciones y teniendo en cuenta que los estornudos frecuentes me estaban indicando que ya había tomado bastante el fresco, entré en casa. Sabía que ése era algún tipo de deporte más o menos urbano, y sabía que lo había visto antes, pero, ¿cuál?, ¿cuándo?

¡¡Parkour!!

Por suerte, Internet pone un mundo de conocimientos en la punta de nuestros dedos, de modo que al cabo de pocos minutos de búsqueda ya sabía que había estado viendo y asombrándome de las evoluciones de unos “traceurs”, que es como se llama a los practicantes de parkour.

Y seguí invetigando, en este caso apoyándome en Wikipedia: “Parkour, también conocido como l’art du déplacement (el arte del desplazamiento), es una disciplina que consiste en desplazarse de un punto a otro lo más eficazmente posible, usando principalmente las habilidades del cuerpo humano. Esto significa superar obstáculos que se presenten en el recorrido (…)”.

Algo más que saltos

“O sea: que, básicamente es llevar el extremo eso de que el camino más rápido y directo entre dos puntos es la línea recta”, pensé “¿Y para eso hay que jugarse el tipo?”. No puede ser: como cualquier deporte, sobre todo los urbanos, y más aún si te arriesgas a romperte algo, tiene que haber una filosofía, una forma de ver y entender la vida detrás.

Y la hay: Para cada traceur el deporte significa algo diferente, sea como medio de hacer ejercicio, como lograr la satisfacción de superar un reto, superarse a sí mismo… Eso sí: Un buen practicante de este deporte nunca molesta a nadie ni daña el entorno, jamás pone en peligro su propia vida si no está seguro lograr cierto salto y nunca compite contra otras personas.

Colaboración, no competición

Hablando de esto último: estamos ante un deporte no competitivo, aunque sí se dan las RT o reuniones de traceurs, donde se enseñan los movimientos y técnicas adquiridas, más con afán de compartir que de exhibirse.

Como estoy convencido de que hablaremos en más ocasiones del parkour, no voy a ahondar más en él por ahora. Sólo decir que el objetivo de éste es realizar un movimiento fluido y libre. No hay reglas: sólo un espíritu y un lema: “Ser y durar”. Pero esas tres palabras merece un artículo  para ellas solas. Y lo tendrán…