Deportes de Aventura

Destinos para descargar toda la adrenalina (II)

Como comentaba en el artículo anterior comienzan a aparecer cada vez más agencias especializadas en el turismo de aventuras. Con presupuestos adaptados a todos los bolsillos destacan las empresas multiaventura. Destinos que nos ofrecen diferentes actividades que pueden estar acompañadas incluso por la posibilidad de alojarse en un albergue en las mismas instalaciones.

Tirolinas de vértigo, rápidos descensos en canoa,  relajantes paseos a caballo o divertidos combates de Paintball. La oferta es lo suficientemente amplia para que pueda escoger lo que mejor se adapte a sus gustos, su constitución o sus cualidades. O simplemente concentrarlas todas ellas en un fin de semana de aventura. Estas actividades suelen estar al alcance de cualquier persona adulta que no tenga problemas de salud ni limitaciones graves.

Mini cursos de surf para cabalgar en las olas.

Playas como Tarifa o Pantín, son de sobras conocidas por cualquier aficionado al surf ya no de España sino a nivel mundial. Algunas de las escuelas de surf de ambas zonas ofrecen al viajero mini cursos de surf para tomar contacto con un deporte que cuenta con muchos practicantes en las cosas de nuestro país.

Desde tomas de contacto de tres horas hasta cursos algo más completos de una semana. Podrá elegir lo que más le convenga y vivir la experiencia de subirse a una tabla flotando sobre el mar. Mantenerse sobre ella será mucho más complicado, sobre todo si el mar está agitado por olas que nos dificultarán aun más el precario equilibrio que podamos lograr en nuestros primeros intentos.

Conducir un quad o un 4×4.

Si prefiere sentir la tierra bajo sus pies, o mejor aun bajo sus ruedas, entonces es probable que lo suyo sea una ruta en quad o en 4×4. Los quads o buggys son vehículos de muy sencillo manejo que se aprenden a controlar rápidamente. Resultan ideales para rutas por el campo o por el monte y nos permiten disfrutar de la naturaleza y el aire libre mientras conducimos.

Los bosques eternamente verdes de Galicia, la amplia sierra de Madrid o los mágicos paisajes de Granada son solo tres ejemplos de los variados tipos de rutas por las que podrá optar sin salir del territorio nacional. Muy cerca de nuestras fronteras tenemos las fascinantes rutas por el desierto de Marruecos y de Túnez, que nos harán sentir la magia de la arena africana sin alejarnos demasiado de casa.

Para subirte por las paredes

Aunque inventados para practicar la escalada, los rocódromos son una manera divertida de poder practicar ejercicio sin las complicaciones y peligros de la montaña y sin depender de agentes atmosféricos, evitando así la lluvia, las altas temperaturas o, porque no, la alergia primaveral.

Muchas veces nos encontramos que los ayuntamientos donan tanto espacios cubiertos en edificios deportivos como en estructuras urbanas, como pueden ser debajo de puentes de riachuelos, canales o lugares parecidos que cualquier persona puede utilizar y entrenar por sí misma.

Formas y materiales para rocódromos

Estas construcciones no son algo trivial, tienen una serie de normas de seguridad recogidas en la UNE 12572, que engloba a toda Europa. Equipada por una serie de presas y seguros, sin ninguna clase de planos, alturas o dimensiones algunas, ya que estos rocódromos se amoldan al interior de los edificios en los que están construidos.

Los materiales pueden ser únicos o combinaciones de ellos:

Estructura metálica y fibra de vidrio: Paneles de resina que se adosan a la piedra y son especiales para usar en el exterior.

Estructura metálica y madera: La clase de madera será laminada, esto hace que resulte algo resbaladiza, por lo que muchas veces se le añade algo de textura que facilite el agarre como resina o algunos áridos.

Estructura metálica y hormigón proyectado

En cualquier caso, es recomendable el uso de colchonetas para evitar daños en caídas y resbalones. Al igual que usar un calzado como los llamados pies de gato. Que son unas zapatillas casi sin suela, con aspecto de calcetín que protegen al pie y le dan mayor flexibilidad y agarre.

Zonas de boulder

Estos son rocódromos que alcanzan una altura superior de a los 3 metros. Por lo que se necesita de material de seguridad como cuerdas y poleas, además de los colchones o pavimentos acolchonados en la base de la estructura.

Suelen resultar bastante prácticos, ya que no olvidemos que en el medio natural, la escalada se practica en superficies verticales de 10 a 15 metros de altura. Por lo que la forma de escalada es con los medios materiales de protección. Lo que nos hace darnos una idea y poder mejorar nuestras técnicas.

Como cualquier deporte, también se puede competir

Al principio este tipo de competiciones se hacían en la escalada deportiva en paredes naturales. Pero, seguramente por motivos de seguridad, se traspasó este tipo de actividades a celebrarse en rocódromos.

Por lo general la manera de desarrollarse es lograr permanecer sustentado en las superficies el mayor tiempo posible, avanzando por sus paramentos, que están puestos en distintos ángulos y por los cuales cada atleta muestra sus técnicas y práctica.

La más importante en el ámbito internacional es la llamada IFSC (International Federation Sport Climbing). En España nos encontramos con la FEDME (Federación Española de Deporte de Montaña y Escalada).

Este tipo de práctica es muy común en cualquier provincia Española. Si investigas un poco, seguro que encuentras una cerca de tu localidad y a un grupo de escalada para ir formándote y poder conocer a más gente.

Motocross 1ªparte

Entre los deportes de aventura tenemos el motocross.

Las motos de motocross se componen de motores que van de 50cc a 550cc.

El avance tecnológico, sin embargo, dio lugar a clases más potentes de motos de motocross. La tecnología también dio como resultado un aumento de la velocidad y maniobrabilidad delas motos de 250cc que conducen a reemplazar las viejas de 500cc como la primera opción entre los corredores.

Motocicletas de dos tiempos

Las motos de motocross se distinguen por sus motores, es decir si son modelos de dos tiempos o cuatro tiempos. Mientras que las motocicletas fueron construidas originalmente con motores de cuatro tiempos, motores de dos tiempos, finalmente dominaron la escena del motocross en los últimos años debido a su mayor potencia.

Las mejoras adicionales en la tecnología verían la introducción de características tales como los sistemas de agua de refrigeración y sistemas de suspensión traseros monoshock que sustituye el antiguo aire refrigerado, modelos de suspensión trasera de choque gemelas y aumentó aún más su capacidad de energía. 

Suspensión

Debido a la naturaleza de motocross que típicamente involucran grandes saltos a alta velocidad sobre el terreno agreste, las motos de motocross requieren suspensión significativa para facilitar tales acrobacias y condiciones extremas. De hecho, los avances en la tecnología de suspensión son en gran parte responsables de la situación del deporte en la actualidad, ya que los numerosos saltos emocionantes vistos en la actualidad de otra manera serían imposibles.

Para minimizar el peso que idealmente debe ser tan bajo como 200 a 250 libras, accesorios adicionales tales como luces, motores de arranque eléctricos, velocímetros y patillas de apoyo no están incluidas en la construcción de una motocicleta de motocross. Además, se utilizan generalmente de aluminio y magnesio, que son bajos en peso.

Los pilotos del motocrós pasan la mayor parte de su tiempo de pie, lo que les permite absorber cualquier impacto o choque con las rodillas. El asiento alargado de la moto no ofrece mucho en el camino de la comodidad, pero permite a los ciclistas a cambiar de peso rápidamente mientras que proporciona tracción adicional en las esquinas.

Bicicletas de compra

Sorprendente para algunos es el hecho de que las bicicletas de motocross en condiciones que están listas para la carrera pueden ser fácilmente adquiridas. Los pilotos expertos, sin embargo, prefieren realizar modificaciones personalizadas en su bicicleta para propósitos que van desde cuestiones de rendimiento de ajuste de la bicicleta según su propia preferencia personal.

Sandboard, el riesgo de las dunas del desierto

Este apasionante deporte de aventura, el sandboard, consiste en deslizarse con una tabla por las laderas de las dunas, como se hace en la nieve pero se trata de bajar por la arena a velocidades igual de vertiginosas.

En realidad, este deporte entraña sus riesgos, pero ¿cuál no?, y es por eso, por el peligro que puede suponer, que hay que estar en unas condiciones físicas adecuadas. No hay que alarmarse, porque todo el mundo puede practicarlo, pero si no lo has hecho nunca lo mejor es que vayas haciendo actividades de sandboarding progresivamente.

Seguir leyendo Sandboard, el riesgo de las dunas del desierto

No soy David Meca

Nunca voy a ser un Oiarzábal, ni creo que llegue jamás a saber qué es poner un pie por encima de 2.949,33 metros (un tercio de la altitud del Everest). De hecho, a los 2.519 del Naranjo de Bulmes, boqueaba como un pez (lo hacía, de hecho, bastante antes).

No creo que nadie vaya a confundirme, mientras nado, con David Meca ni que sea capaz de atravesar un río muy tranquilo de más de veinte metros de ancho o de hacerme más de un par de largos seguidos en una piscina olímpica.

Path to my Self

¿El Camino de Santiago? Pero si el día que más recuerdo haber caminado fueron del orden de veinticinco kilómetros y acabé tan cansado que apenas podía levantarme al día siguiente. Como para ir desde Sant Jean de Pied de Port (que es donde de verdad comienza el Camino francés) a Santiago de Compostela…

¿Por qué me gustan los deportes de aventura?

En fin, que soy todo lo contrario de un deportista de élite. Es más, posiblemente no puedo siquiera considerarme deportista, salvo que la práctica esporádica me conceda el título. Entonces, ¿por qué me gustan tanto los deportes de aventura que incluso me atrevo a escribir sobre ellos?

Pues porque el deporte es una de las prácticas más populares que pueden darse: todo el mundo tiene el derecho y, a poco que quiera, la posibilidad de practicarlo. No conozco a nadie que, si no tiene una instalación deportiva a mano, no pueda salir a pasear y respirar aire puro o subirse a la bicicleta y disfrutar de paisajes maravillosos.

Enjoying a sunset in Salto, Uruguay

“Límites” es sólo una palabra

Todos podemos practicar algún deporte de aventura, de mayor o menor nivel. Pero no es sólo eso. Interioricemos lo que significa el deporte de aventura: el reto a uno mismo. El decir “con un paso más, me queda un paso menos hasta la meta ¡Vamos!”.  Apretar los dientes e imponerse al vértigo, al miedo a caer. Y, aun habiendo caído, levantarse y reemprender la marcha.

Romper los límites por la mera satisfacción de romperlos… ese es el espíritu del deporte de aventura. Que las barreras, las externas y las que tu mente te impone existan con el único fin de ser superadas.

No: no soy un deportista de élite, no soy un temerario (más bien lo opuesto), estoy terriblemente fuera de forma para poder decir que soy un deportista y, sin embargo, me apasiona el deporte de aventura, al nivel que yo puedo practicarlo, porque no es mero ejercicio, sino una forma de entender la vida.

Gliding: planeando el mundo sin motor.

Conocido mundialmente como gliding o soaring, este deporte iniciado en los años 20 consta de un planeador que se asemeja íntegramente a la estructura de un aeroplano con una única gran diferencia: carece de motor.

Los vuelos se inician remolcando el planeador por un avión que posee la suficiente fuerza como para despegar junto a su carga y una vez que se lo libera en las alturas el planeador buscara las corrientes de aire caliente para mantenerse en vuelo durante incluso miles de kilómetros.

Dependen pura y exclusivamente del humor de la madre naturaleza para poder realizar sus viajes, incluso cuando el clima se torna inestable en pleno vuelo los pilotos deben forzar un aterrizaje ya que un viento demasiado fuerte puede desnivelar la nave causando una tragedia.

Los aterrizajes forzosos suelen realizar en campos abiertos, algunos aficionados que se rehúsan a acatar las inclemencias de la natura equipan los planeadores con pequeños motores que los mantendrán a flote durante algún tiempo más.  

Practica

Se debe contar con el artefacto en cuestión aunque también es posible rentar uno para prácticas en hangares especializados en la materia.

Los costos varían mucho de país en país aunque el precio base se encuentra en el costo del combustible que utilizara el avión que facilitara el despegue del planeador.

Al estar desprovistos de toda fuerza mecánica que los impulse por los aires, los pilotos se valen principalmente de las corrientes de aire caliente que circundan el globo.

Estas corrientes son las que le otorgan a ese deporte toda su magia y belleza, logrando con la ausencia del ruido de un motor crear la ilusión perfecta de que se esta realmente volando.

Glidder siendo remolcado por un aeroplano.

Cross-Country o como atravesar un país sin gastar un euro en gasolina

Eso si que es un vuelo realmente “verde” ¿verdad? Esta modalidad de soaring es muy famosa en los países de Europa, tornando este deporte en un verdadero desafío para los pilotos. Diversas técnicas se emplean para lograr este fin con éxito, la más famosa conocida como la técnica del delfín consiste en emular los movimientos de este animal recreando con el planeador una especie de surfeo entre las corrientes de aire para poder alcanzar así grades distancias.  

Rentabilidad

A primera vista creeremos que este es un deporte que pertenece solamente a los ricos y privilegiados, pero estamos en un gran error si creemos que esto es así: un glider puede costar tan solo 2000 euros y no olvidemos que puede ser adquirido entre varios amigos. Obviamente que es tan solo el precio inicial, tenemos gliders que alcanzan los 120000 euros sobrepasando varias veces el precio de un Cessna

Planes que hacer al visitar una ciudad

Todo el mundo sabe que uno de los placeres de la vida es escapar de la rutina para poder viajar a ver mundo y huir del ajetreo de la ciudad. Por esto en el último año el sector turístico Español ha experimentado un crecimiento del 7,4% respecto a 2016, con 77,8 millones de turistas, mientras que para el 2018 se prevé un aumento del 3,3%.

Nosotros, los españoles, tenemos un gusto muy propio por ir de vacaciones a otras zonas de nuestro país. Nada menos que el 91,4% prefiere viajar dentro del territorio nacional, mientras que el 8,6% prefiere los viajes fuera de nuestras fronteras.

Los madrileños somos los más viajeros, y los de Baleares son los que tienen la media de gasto diaria más elevada.

En cuanto a viajes al extranjero los españoles preferimos lo más próximo, Francia y Reino Unido, seguidos de Portugal, Italia y Alemania. El lugar está claro pero ahora…

¿Qué hacemos estando de vacaciones?

La mayoría de los viajeros prefieren antes el turismo en playa o ciudad que en montaña, ya que para ellos es más divertido, menos riesgoso, más barato y de más fácil acceso. Por esto todos buscan las mejores playas de España como destino predilecto.

 

Según numerosos estudios, los beneficios de la playa son numerosos frente al barullo de la ciudad, quizá su éxito sea por esta razón. El ritmo de las olas y los suaves sonidos que producen al chocar contra la orilla y la arena influye en nuestros ritmos internos y nos dan una sensación de paz y tranquilidad. Esto también lo explica el magnetismo y la atracción que produce el color azul.

¿Y en las zonas de playa?

 

Pues bien, como no todo es tomar el sol y bañarse, aquí hay una serie de actividades que puedes llevar a cabo:

  1. Jugar en y con la arena, mancha un poco pero siempre es divertido.
  2. Hacer surf, necesitas saber un poco del tema, tener tabla y poseer un poco de equilibrio, pero sino es el caso siempre puedes alquilarla y practicarlo por puro postureo.
  3. Practicar deportes extremos: como el flyboard, o el parasailing. Probablemente te caigas pero la intención es lo que cuenta.
  4. Deporte en plena arena, ya sean individuales (nadar, correr, hacer flexiones…) o en grupo (torneos de vóley playa, relevos…)
  5. Montar en barca, en hinchable, de pedales…
  6. Pescar la cena, o intentarlo. Siempre hay un espigón disponible para este fin.
  7. Fabricar una cometa artesanal y posteriormente volarla.
  8. No podía faltar…el chiringuito!

 

Si quieres descubrir calas ocultas o ir de playa en playa para ver amaneceres y atardeceres, la mejor opción es que recurras a un E-Vans.

¿Por qué recurrir a una autocaravana? Porque aporta gran libertad a la hora de viajar y disfrutar sin límites de horarios. Estáis aparcados en un camping de playa y queréis moveros a la ciudad para ir a una discoteca de fiesta, no tenéis que recurrir al taxi, podréis beber y según lleguéis a la caravana podréis dormir. Incluso podéis dejaros la re-cena hecha para cuando os entre el hambre de madrugada!!

 

¿Y en ciudad?

En el turismo de ciudad existen multitud de alternativas, sobre todo en verano. La ciudad acoge multitud de conciertos, cines de verano, ciclos de teatro, actividades infantiles y un montón de planes más:

  1. Si buscas relax: acude a un buen parque donde tumbarte en la sombra a disfrutar del canto de los pájaros, pasea en bicicleta, patina, o aprende sobre plantas.
  2. Si optas por un plan de aventura: puedes practicar “wake surf” en un pantano, tirarte en paracaídas, montar a caballo, practicar escalada, tirolina…
  3. Si tienes calor puedes ir a una de las fantásticas azoteas y allí tomarte algo de beber, ir a por un gofre con helado o darte un baño en una de las piscinas municipales.
  4. Ir a ver museos, que tienen ese aire acondicionado que tanto gusta en verano…
  5. Acudir a un cine de verano al aire libre, a una exposición, hacer picnic…
  6. Acudir a un parque acuático.

 

Estas son solo unas de las pocas opciones que existen, para que independientemente de que elijas playa o montaña, disfrutes de las vacaciones más variadas!

Destinos para descargar toda la adrenalina (I)

Los viajes de aventura son una opción cada vez más de moda entre aquellos a los que les gusta probar cosas nuevas o disfrutar de los hobbies más atrevidos. Desplazarse para poder realizar un bautizo de buceo, disfrutar de un vuelo en parapente, surcar las aguas sobre una tabla o correr en un 4×4 es algo cada vez más común y más solicitado en las agencias de viajes. Incluso algunas se han especializado en escapadas de aventura.

En grupo o en pareja son muchos los que planifican sus vacaciones de modo que les permitan disfrutar de una experiencia diferente que les proporcione una buena dosis de emoción extra y una cosa más que tachar de las famosas listas de “cosas a realizar antes de…”. En ocasiones estas actividades se enmarcan dentro de unas vacaciones convencionales y otras veces son el único objetivo del desplazamiento.

Los bautizos de buceo más hermosos de España.

El mar mediterráneo es el más contaminado del mundo. Pero es tal su magia que aun así conserva una flora y fauna los suficientemente llamativa como para convertirlo en un destino de turismo para buceo. Los amantes de este deporte ya tienen sus propios viajes organizados a lugares adecuados para realizar sus rutas. Pero aquellos que se sienten atraídos por la idea pero aun no se han atrevido a llevarla a cabo pueden experimentar la sensación mediante un bautizo de buceo.

Se trata de una corta inmersión en la que una persona, asistida en todo momento por un buceador experimentado y en una zona de poca profundidad, puede enfundarse en un neopreno y bucear durante unos minutos con botella. Cabo de Palos es uno de los destinos más bonitos para vivir esta inolvidable experiencia.

Surcando los cielos con las aves.

No es necesario hacer un curso para poder volar en parapente. Se puede disfrutar de un vuelo de iniciación en un biplaza, donde se irá acompañado por un profesor que será quien controle todo el vuelo. Usted tan solo deberá de acomodarse y disfrutar del paisaje desde un punto de vista privilegiado que solo unos pocos llegan a contemplar.

Castejón de Sos en el Valle del Benasque es probablemente uno de los lugares más bonitos para realizar uno de estos vuelos, aunque son muchos los paisajes de España que se pueden visitar desde las alturas. En Tenerife también hay numerosos clubs de parapente que ofrecen la oportunidad de realizar un vuelo acompañado a los viajeros más curiosos.

Para los aventureros urbanos: Parques multiaventuras

Seguro que a más de uno se le pasa envidia cuando hablamos de actividades entorno a la montaña o campo. Esa misma clase de gente que sueña siempre con escapadas a casa rurales, completando la visita con senderismo y algo de escalar suave de esa que te deja reventado una semana.

Para todos aquellos que dicen “es que no tengo tiempo”, “es que no se de sitios”, “es que no puedo dejar solos a los niños”. Le traemos una solución fantástica para aprovechar ahora que viene el buen tiempo, o eso dicen… Los parques multiaventuras.

¿Qué son este tipo de parques?

Este tipo de aventuras se basa en la acción física para superar una serie de tramos que se van complementando con obstáculos tales como árboles, puentes o descensos. Por lo cual se combinan varias actividades físicas como el senderismo, la escalada o la tirolina.

A su vez la creación de estos circuitos están preparados para que puedan ser utilizados por personas de diferentes edades y condiciones físicas.

La forma de visitar estos parques es haciendo rutas o juegos que se agrupan por su nivel de dificultad y que se pueden reconocer por sus colores o señalización simulando al de las pistas de ski. Esta clase de aventuras se pueden hacer desde los 6 años, siempre y cuando los niños midan un mínimo de 1´15 metros.

Todas las zonas tienen sus elementos de seguridad basados en redes y sistemas de arnés con mosquetones. Lo cual hace que el visitante tenga la libertad de poder vivir esta experiencia sin ningún tipo de riesgo.

¿De cuánto tiempo se dispone?

Todos los recorridos suelen estar diseñados para que se desarrollen en un máximo de 3 horas completando todos los obstáculos a recorrer, cargados de gran dosis de emoción y adrenalina entre los juegos que se van descubriendo pasando los árboles.

Cuando hablamos de 3 horas para hacer un circuito, está contemplada la posibilidad de terminar antes del tiempo previsto, así que se pueden volver a practicar una pequeña parte del tramo hasta completar el tiempo.

Para cualquier ocasión

Este tipo de actividades nos ofrece poder practicar esas rutas de aventuras en cualquier ocasión del año. Aunque ya que hablamos de sitios descubierto es preferible cuando las condiciones meteorológicas sean favorables.

Además estos parques contemplan la posibilidad de celebrar cumpleaños infantiles con combos y ofertas incluidas para hacer de ese día una fiesta inolvidable tanto para tu hijo, protagonista absoluto de la visita, como sus invitados.

Porque la aventura se puede encontrar en cualquier momento.

Volare… oh, oh

El hombre y el deseo de volar es un tema más que trillado a lo largo de los siglos por la sociedad. Andamos por tierra, nadamos en el mar…y en el cielo únicamente nos llevan como carga de un lugar a otro. No es extraño que sea el anhelo del ser humano. Pero antes que te precipites por la ventana batiendo tus brazos, te ofrecemos volar.

Bilbao en los aires

Si eres de Bilbao o alrededores, o tienes pensado un viaje próximo por la zona. Te proponemos realizar estos fantásticos cursos iniciación a la aviación. En los que se combinan un gran repertorio de conocimientos teóricos, vuelos de placer desde cabina o sesiones en un simulador de un avión comercial.

Hay cuatro programas individuales de formación, dependiendo de nuestras necesidades:

–        Básico: Dos sesiones de 60 minutos de teoría y 60 de vuelo.

Lo ideal es hacer estas sesiones seguidas, para asimilar y llevar a la práctica los conocimientos aprendidos previamente.

En la teoría se tratan aspecto de aerodinámica y ejercicios prácticos para el posterior vuelo.

Durante los 60 minutos de vuelo se enseñan a manejar los mandos y panel de controles, para poder hacerse con los movimientos básicos: aleo, cabeceo y guiñada.

–        Expandido: Además del curso básico, se añade una sesión de una hora con un Simulador Cessna C210-M. Que es un avión de pasajeros de forma simulada. Así podrá vivir la experiencia de una operación de compañía aérea.

–        Avanzado: Consta de cuatro sesiones: dos teóricas de una hora y dos prácticas de dos horas.

Se aconseja hacer en dos días, clases teóricas seguidas de vuelo. El planing de las clases tanto teóricas como prácticas es el mismo. Con la excepción que durante el segundo vuelo se introducen maniobras básicas como virajes, perdida de sustentación, ascenso y descensos.

–        Profesional: Se trata todo igual que en el curso avanzado pero con mayor profundidad. Con el añadido de poder practicar durante más tiempo en el aire lo aprendido en la tierra. Con dos sesiones de teoría de cuatro horas, y dos sesiones de vuelo de dos horas, incorporando maniobras de aproximación y despegue.

Imprescindible antes de alzar el vuelo

Precio: 250€

Edad: 18 años

Nº de participantes: Mínimo 1, máximo 3

Reserva previa: 5 días.

Tlf: 902 656 899

Condiciones meteorológicas: Siempre adecuadas para el vuelo.

Observaciones: Todos los interesados deberán cumplir unas normas de seguridad y presentar el DNI

Curso ideal para entusiastas o aficionados donde, literalmente, estarás en el cielo.