7808897518_87d55848b7_z-640x288.jpg

Láser Tag: Guerra sin moratones

Así a priori, muchos os quedareis al leer “Láser Tag” un poco fuera de lugar o anticuado al no saber de qué hablamos. Pero para tu sorpresa te diré que es un juego de pistolas que se popularizó a principio de los 80´s en Estados Unidos. Si haces memoria, lo recordaras de millones de series y películas. Estamos hablando de la guerra ficticia de pistola láser y chalecos con sensores.

Una actividad que en sí, no necesita ningún tipo de excusa para llevarse a cabo. Cualquier evento o celebración nos sirve. Y en el que tanto adultos como niños pueden jugar ya que, a diferencia con el paintball, no hay peligro de ningún tipo de impacto.

¿En qué consiste el Láser Tag?

Hablamos de un juego deportivo que simula un combate entre dos equipos. Con la finalidad de que los dos bandos intenten conseguir una meta marcada como conseguir un tesoro o la bandera del equipo contrario, algún tipo de recompensa que marque la victoria. O acabar con todos los enemigos del equipo contrario, todo depende del rol o historia que estemos recreando para el juego.

Para conseguirlo contaremos con un disparador o una pistola de infrarrojos que nos ayudara a eliminar a los adversarios apuntándoles a los sensores de infrarrojo que se distribuyen en el chaleco que llevan puesto. Al igual nosotros deberemos protegernos de sus disparos.

Este juego en verdad se inventó para preparar y entrenar a los soldados americanos para futuros combates. Pero ha resultado ser un juego casi en un ambiente galáctico que divierte a todo un ecléctico público y que cada vez se practica más en nuestro país.

¿Cómo podemos practicarlo?

Las normas suelen ser sencillas, ante todo siempre te recomendaran que vayas con un calzado cerrado y evitar dejando partes del cuerpo visibles. Por eso cada vez son más las compañías que dan un traje entero lleno de sensores. (Los que marcaran luego unas estadísticas entre los equipos, además de poder eliminarte del juego cuando te disparen muchas veces). Además de las típicas gafas para proteger la vista.

Cada vez son más los que viven el juego de la forma más real posible, por lo cual hay gente que aprende los movimientos legales del combate, que suelen estar publicados en el estadio o recinto en el que se juega. Algo que suele verse más en gente que practica habitualmente este deporte. Lo que si queda totalmente prohibido es el contacto físico.

Con cada batalla aprenderás a coger soltura con el arma láser, en casi todos los sitios donde practican esta disciplina tienen la regla de disparar con las dos manos. Normalmente en el arma nos indica el nivel de vida que nos queda o los puntos que llevamos.

Una forma para desestresarse y salir de la rutina, algo que si hubiera más gente que lo practicara el mundo iría de otra forma.