street-luge-1.jpg

Deportes extremos y raros

Existe una parte de la población a la que por naturaleza le gustan las cosas raras, diferentes, cosas que las personas normales y corrientes no harían por anda del mundo. Pero la gente es diversa y el planeta está superpoblado, por esa razón, hay gente para todo, personas a las que les gusta hacer cosas realmente raras y en este caso, además muy peligrosas.

Uno de los deportes más extremos que existen es el Street Luge. El peligro de practicar este estilo de bajada en una simple tabla con ruedas, es la velocidad que puede llegar a alcanza, los 100 kilómetros hora. El soporte donde van colocados los “deportistas” es algo parecido a un patinete, pero de una largura de alrededor de 2 metros.

Un patinete o una tabla con ruedas de una anchura realmente pequeñas, unos 40 centímetros, puede ser un arma mortal. Siempre hay factores que no se controlan como la aparición repentina de personas, vehículos… con el que se puede producir un impacto realmente mortal y peligroso.

Street Luge

piloto Street Luge

Curioso donde los haya: rugby acuático

Siempre he pensado que una de las mejores maneras de practicar el rugby es elegir un sitio realmente despejado y amplio. Relamente, el mar es muy amplio, inmenso, pero me resulta un poco complicado pensar cómo pueden practicar este deporte de fuerza en un lugar donde los cuerpos dejan de pesar y se pueden manejar fácilmente.

Más increíble todavía, si cabe

A mi realmente no se me ocurriría practicarlo, pero al parecer hay gente a la que le encanta y se llama extreme ironing o planchar en lugares extremos. Mucho les debe gustar a los practicantes de este deporte planchar la ropa, porque lo hacen en sitios en los que realmente la gente de a pie no se llegaría a plantear nunca en la vida.

El bog snorkelling

En este caso el peligro está en que los participantes no pueden usar los brazos para mantenerse a flote. Sólo pueden avanzar pataleando y moviendo los pies. Me parece algo complicado, porque por inercia, las personas mueven los brazos para flotar y mantenerse arriba, pero hay gente que es capaz de hacerlo y disfruta con ello.

Combinar ajedrez y boxeo, es posible

Combinar estos dos deportes parece, a priori, algo complicado, pero no es así. En este caso, la fuerza y la capacidad mental se unen para ganar competir. Dos minutos de boxeo y cuatro de ajedrez durante seis rondas hacen que este deporte realmente haga trabajar los dos polos.