buceo-bajo-hielo.jpg

Bucear en aguas heladas

El buceo en aguas heladas o incluso bajo capas de hielo es un deporte apasionante pero tan solo apto para aquellos buceadores más expertos que tienen a sus espaldas un amplio historial de inmersiones y que están acostumbrados a plantar cara a todo tipo de situaciones bajo el agua sin perder la calma.

Se trata de un buceo técnico en el que hay que extremar las medidas de seguridad y contar con equipos especiales para evitar llevarse un disgusto entre las capas de hielo o en aguas a temperaturas demasiado bajas.

buceo bajo hielo

PADI ofrece la especialización

La principal asociación de instructores de buceo, PADI, ofrece cursos especializados para sumergirse bajo hielo para el que se requiere una titulación avanzada. Además son recomendables conocimientos para bucear con traje seco, ya que es el único capaz de aislar correctamente del frío en este tipo de paseos submarinos.

Una de las formas más comunes de realizar este tipo de inmersiones cuándo las condiciones son especialmente malas es mediante el buceo en línea. Los buceadores descienden con cuidado agarrados a una cuerda mediante la cual se comunican con la superficie. Un tirón es para comprobar que todo va bien y se responde del mismo modo. Cuatro tirones es la señal de emergencia y desde tierra tirarán de la soga para sacar del agua cuánto antes a los deportistas.

El tiempo de duración bajo el agua dependerá de la temperatura de la misma, de los equipos de los que se disponga y del aguante personal de cada buceador. Es importante no forzar las cosas y subir inmediatamente ante los primeros síntomas de hipotermia o de mal estar.

Las primeras inmersiones en agua fría es conveniente realizarlas en aguas poco profundas ya que pueden presentarse problemas, por ejemplo a la hora de limpiar las máscaras o de solucionar pequeños problemas bajo el agua.

Atractivos de este deporte

Además de poder observar la fauna característica de este tipo de aguas, uno de los mayores atractivos de bucear bajo hielo es poder contemplar las formaciones heladas desde abajo, justo desde el ángulo contrario que lo haría cualquier persona.

Las fotografías que se consiguen en estas condiciones son realmente espectaculares y tienen una belleza especial, por lo que es muy recomendable bajar con equipos que puedan recoger vídeo o imágenes de lo que vamos a encontrar.

Una vez se sale del agua es importante entrar en calor de forma inmediata mediante mantas secas y bebidas calientes.