Deportes de Aventura relacionados con: paseos

Hovercraft, deslizándose a 23 centímetros del suelo

El hovercraft o aerodeslizador es uno de los vehículos más versátiles de aventura. Fácil de manejar y con capacidad desde una a varias personas hará las delicias de todos.

Debido a que no toca el suelo, puede utilizarse por cualquier superficie, ya sea agua, tierra o nieve. Siendo por ello uno de los vehículos preferidos por los servicios de rescate en mar y montaña.

Su funcionamiento se debe a la fuerza de los chorros de aire contra el suelo que hace que se eleve alrededor de 23 centímetro del suelo. Técnicamente se considera una aeronave, ya que se desliza totalmente por el aire.

Suavidad en el desplazamiento

La experiencia de pasar del agua a tierra sin transiciones es uno de los mayores atractivos de este tipo de vehículos. Los paseos no se verán detenidos por un tener que esquivar una planicie de arena.

En La Coruña podemos disfrutar de paseos en hovercraft en los embalses de Fervenza y en el de Portodemouros. Dos espacios naturales enclavados en parajes verdes y majestuosos que nos ofrecen muchos lugares para descubrir.

Conducirlo nosotros mismos

Además de los típicos paseos con alguien guiando la embarcación, podemos asistir a clases de conducción y así poder alquilarlo para toda la jornada y deslizarnos a nuestro aire por cualquier parte.

Si lo que nos gustan son los deportes de invierno también podemos utilizar un hovercraft para dar largos paseos por los campos nevados. La visión del paisaje nevado deslizándose a nuestro alrededor sin sentir las sacudidas típicas que producen las motonieves hará que disfrutemos doblemente del viaje.

Volando sobre la nieve

Con estos vehículos podremos no sólo pasear por la nieve, sino aprovechar la posibilidad de adentrarnos en lagos sin temor a hundirnos. Además, la facilidad de su conducción les hace muy populares.

El viento en la cara, la magnífica estabilidad, la versatilidad de terreno, todo confluye para que disfrutemos de una estupenda aventura.

Hacia el futuro

Una de las últimas novedades que se están probando en los hovercraft es la implementación de alas. Este nuevo diseño le da la posibilidad de levantarse del suelo unos 60 centímetros y de alcanzar velocidades de más de 100 km/h.

Desde el 2010 se viene trabajando en este tipo de mejoras y poco a poco se van consiguiendo resultados que hacen del hovercraft un vehículo a tener en cuenta para el desplazamiento por terrenos desiguales en los que los vehículos convencionales no se pueden utilizar.

Paseos a lo Scooby Doo

¿Quién no ha visto las locas huidas por los pantanos de Scooby Doo y compañía?

¿Las películas en las que la policía perseguía en hidrodeslizadores a los traficantes que intentaban escabullirse entre la vegetación de los manglares de Florida?

¿Cuántos no hemos soñado con viajar en esos botes con su gran hélice trasera y sentir el viento en la cara mientras esquivamos troncos, cocodrilos y demás vegetación de pantano?

Volando sobre las aguas

Estos botes se denominan también airboat y se deslizan por el agua gracias al impulso del aire que mueve su gran hélice. Pueden llegar a alcanzar las 45 millas por hora, toda una experiencia.

Su aerodinámica les hace elevarse del suelo y planear sobre la superficie como si volara. La sensación es parecida a la de las lanchas motoras, con el aire enredándote el pelo y las gotitas de agua salpicándote la cara.

¿Sobre agua o sobre tierra?

Pero la gran diferencia es que aquí no navegamos por aguas abiertas, sino por terrenos en los que el agua y la tierra no están totalmente diferenciados.

La sensación de ir por una zona de hierba tupida es como si se volara por una pradera, con el aliciente de que se puede ir contemplando la vegetación y la fauna de los Everglades.

Visitando a los caimanes

Una de las mayores atracciones es la visita a alguna zona de anidación de los caimanes. Poder contemplar a esos bellos y terribles ejemplares asomando por entre las aguas o tumbados en tierra, dormitando a la espera de una presa que les haga lanzarse al agua, es imborrable.

A lo largo de la travesía por el canal tendremos ocasión de ver bancadas de aves exóticas levantando el vuelo al oírnos, venados que pastan en las riberas tapizadas de hierba o tortugas inmensas, con su torpe caminar pero con un grácil movimiento dentro del agua.

¿Nos atreveremos por la noche?

Normalmente estas empresas tienen varias ofertas, siendo las más habituales los paseos de media hora y de una hora. Pero algunas de ellas ofrecen también paseos a la luz de la luna.

Estos paseos son los más espectaculares, pues todo un mundo misterioso se nos despliega ante nosotros. En la quietud de la noche llegarán hasta nuestros oídos sonidos que no se escuchan por el día. Y ante nuestros ojos las formas del pantano se tornaran fastasmagóricas iluminadas con la plata de la luna.

Es un paseo más que recomendable para compaginar un viaje a Orlando o a alguna de las ciudades de la zona. No podéis perdéroslo.