Deportes de Aventura relacionados con: deportes de riesgo

Hidrospeed, altas velocidades

Hidrospeed es un nuevo deporte de aventura, que consiste en el descenso por un rio de aguas bravas. 

Utilizando una embarcación rígida e individual, como una plancha que nos protege hasta las caderas, y nos deja las piernas libres y con las que nos propulsaremos con unas aletas en los pies, alcanzando así velocidad y dirigiéndonos hacia la dirección deseada pero eso sí, siempre a unas buenas velocidades.

Viene a ser como cuando nos tiramos por la nieve en trineo pero en el agua.

En la actividad siempre hay unos monitores que van en kajak y que nos ayudan si nos torcemos o desviamos.

Estos monitores están especializados en aguas bravas.

Antes de empezar la actividad, se hace una charla de seguridad y de emergencia.

Esta actividad la hacen en muchos lugares de España, pero voy a informaros la que hacen en el Río Noguera pallaresa en un trayecto de 8 kms, que se tarda sobre unas 2 horas. Se hace en el horario de 10 a 12 horas. 

¿Qué vamos a necesitar?

A parte de mucha valentía, nos piden que llevemos bañador y toallas. Allí tendremos duchas para luego calentarnos con una buena ducha… pero sobretodo mucha valentía y ganas, que sobretodo a quien nos gustan este tipo de deportes de aventura, lo vamos a hacer con muchas ganas. Y también muy importante para realizar esta actividad es saber nadar.

En la actividad nos van a proporcionar casco, traje de neopreno, protecciones. Siempre con una máxima seguridad para tener menos posibilidades de hacernos daño. 

¿Cuanto cuesta el hidrospeed?

El precio de esta actividad es de 46 euros en el trayecto de 8 kms, para mas info podéis mirar en esta pagina http://www.altaruta.com/tarifas/  y mínimo tienen que haber 2 participantes. Tienen descuentos para grupos.

Consejos especiales

Debemos comunicar a la empresa de cualquier problema  de salud que sepamos que tenemos, como cardiovascular o respiratorio, si tenemos diabetes o cualquier enfermedad que pueda poner el riesgo de nuestra salud al hacer esta actividad. Tambien problemas musculares, oseos… 

Cualquier problema que tengamos mientras realizamos la actividad se la tenemos que comentar a nuestro guía, que estará como comenté antes, a nuestro lado en el kajak.

En todas las actividades de aventura, existe un riesgo de tener accidentes, contusiones, vuelcos… por ello, siempre debemos hacer caso de nuestro guía en todo lo que nos diga, de esta manera nuestra seguridad y salud estarán con menos riesgo de tener algún problemilla.

En esta actividad de hidrospeed, a la hora de las contusiones, tenemos algo de más riesgo pues bajamos a altas velocidades y estamos en contacto con el agua todo el rato.

Actividad ideal para personas que les guste los deportes de aventura, que les encante el agua, y las altas velocidades, pues esta va a ser su actividad ideal.

Espero que con esto os animéis a hacer esta actividad, es apasionante, os lo aconsejo.

Descenso extremo

El esquí contempla varias y atrevidas variedades, entre ellas el esquí que todos conocemos, el recorrido de circuito con objetivos, el salto de distancia y el poco conocido, descenso de montañas y pistas vírgenes.

Para todos ellos se recomienda tener una buena nutrición e hidratación, puesto que una vez llegamos al descenso necesitaremos el 100% de nuestras fuerzas y de nuestro cuerpo. De todo esto, precisaremos para la práctica de la modalidad de la que voy a intentar hablaros: el esquí extremo.

Todo comienza preparando el equipo, compuesto por unos esquís de medidas más reducidas para poder maniobrar con más facilidad. También se practica con una tabla de snowboard, unos palos más rígidos para dar impulso en momentos puntuales, unas botas capaces de absorber giros bruscos y golpes muy fuertes y todo ello sin perjudicar el pie, tobillo o pierna del esquiador.

¡Valor y a la colina!

Añade unas gafas de alta protección solar y un buen mono aislante que permita tener disposición de maniobra con total soltura y libertad al mismo tiempo. ¡Bien! Ahora ya lo tenemos todo preparado. En este momento estamos listos para emprenden la aventura. Los más atrevidos esperan para montar en el helicóptero que les trasladará a lo más alto de la montaña donde allí se encuentran con laderas vírgenes por las que discurrir.

Todos listos, preparados y en lo más alto comienza el descenso. Una vez comienzas a bajar, empiezas a sentir el gélido viento frío producido por la velocidad que llegas a alcanzar.

Comienzan los incesantes saltos debidos a la tremenda irregularidad del terreno, quiebros ante las afiladas piedras recubiertas de la blanca nieve, las distintas capas de nieve con varios tipos de dureza, las repentinas placas de hielo. Todo ello, combinado con las posibles caídas,golpes y otras posibles dificultades repentinas de cualquier deporte extremo.

Protección médica

Un factor indispensable: si surgiera cualquier tipo de incidente siempre estará preparado un equipo médico con motos de nieve preparadas con camilla y un helicóptero médico preparado para cualquier tipo de emergencia.

Además, según en la estación del año en que te encuentres, disponen de un equipo médico entrenado para el descenso en esquí. Todo lo necesario para cualquier tipo de percance, hasta si fuera necesario disponer al socorrido en una camilla para poder izarlo al helicóptero para su posterior trasladarlo si así fuera necesario, a un hospital.

La recompensa

Una vez llegan al final del descenso les espera un chocolate bien calentito para recuperar energías. Un equipo médico, les examina para comprobar que se encuentran en perfectas condiciones. Les espera la recompensa moral, el trofeo según el resultado del descenso y un caluroso abrazo de sus amigos y familiares.

Con todo esto, espero haberos abierto una puerta más hacia este deporte en el que pocos pueden disfrutar de esta modalidad por su coste, experiencia y respecto que merece.

Me tiro y con los ojos bien abiertos!!

Cuando alguien decide hacer puenting se lo ha pensado varias veces. Os voy a explicar un poco de que va esta actividad por si sois de los que todavía andáis dudosos.  

Sobre el puenting…

Deciros que es una actividad mucho más que emocionante, que consiste en tirarse al vacío desde un puente y sujetos por un arnés y dos cuerdas que nos sujetan fuertemente, pero que aun así estaremos cruzando dedos para que no nos pase nada, y que nada nos va a pasar pues estamos vigilados por experimentados monitores para que no nos pase nada.

Al saltar se describe una dirección como un péndulo de tanta anchura como ancho tiene el puente.

Cuando nos tiramos desde el puente, vamos a notar una sensación de vacío a la vez que una gran descarga de adrenalina que recorre todo nuestro cuerpo.

Esta se convierte sin lugar a duda en una actividad extremadamente emocionante que debemos vivir aunque sea una vez, que sin duda alguna repetiremos, pues no existe en el mundo una atracción que pueda asemejar a lo que sentimos con esta actividad.

Que hay que traer para hacer esta actividad

Si queremos nosotros hacer esta actividad debemos traer para realizarla una ropa cómoda y chaleco reflectante, para la seguridad nuestra en la carretera del puente.

Eso sí lo más importante y que no nos debemos olvidar en traer a esta actividad es mucha valentía, y dejarnos en casa todos los miedos, pues debéis saber que esta como cualquier otra actividad de aventura, están siempre supervisadas por técnicos monitores que nos ayudarán en todo momento tanto antes, como durante y después de la actividad, y sobretodo no dudéis en comentarle cualquier cosa que os pase.

Sí que también debéis tener una salud envidiable para poder hacer esta actividad, sobretodo lo que es a nivel cardíaco,  respiratorio o a nivel del tipo nervioso (personas con ansiedad, por mucho que les guste deben no hacer esta actividad por mucho que quieran)  

¿Donde se realiza?

La verdad que esta actividad está por toda España, pero yo como soy de Galicia, voy a hablaros de un sitio donde se hace.

Este sitio se llama Noia, está aquí en la provincia de La Coruña y se hace la actividad con un minimo de 10 personas, lo hacen cualquier dia de la semana siempre que haya un minimo de 10 personas.

La duración de la actividad, está entre 15 minutos a 1 hora.

La edad minima son 18 años.

El precio de la actividad son 31 euros el primer salto, y si hacemos un segundo salto 17 euros.  

Salto base, esto si que es una gran aventura!!3ª parte

Primer salto desde un globo o desde un puente, y luego es recomendable saltar desde una montaña lo más alta posible como por ejemplo en los fiordos de Noruega.

Sitios en España donde es posible hacer un curso o tandem, Ocaña, Lillo o Ampuria brava.

El salto BASE es una especialidad del paracaidismo dentro de sus muchas disciplinas.

No hay paracaídas de emergencia. Se cuenta que en 1783 L.S. Lenormand salta en paracaídas desde la torre del observatorio de Montpellier.

En 1966 Michael Pelkey y Brian Schubert saltan del Capitán.
La película de James Bond, La espía que me amó arranca con un salto base desde el monte Asgard.

Las siglas BASE pertenecen a Carl Boenish, activo basista, quien en 1978 filmó los segundos saltos del Capitán. Ese momento creó el movimiento y sus trabajos siguientes lo mantuvieron. Falleció en 1984 en un salto en Kjerag, en Noruega.

Los mayores problemas pueden ser:

Un giro de 180º al abrir sin estar en una Posición simétrica, especialmente en las paredes;

apertura incompleta del paracaídas al enredarse las cuerdas( line over), enredo de las cuerdas del paracaídas (line twist).

A menudo están relacionadas con la escasa velocidad de apertura, por debajo de la velocidad Terminal, unos 200km hora aproximadamente, debido a la reducida longitud del salto. El tiempo de reacción es mínimo.

En google explica la historia del salto base en la enciclopedia wikipedia.

La asociación ASBA está haciendo un labor buenísima para la promoción del salto BASE, su web es www.salto-base.es

Y no es tan fiero el león como lo pintan. Es cierto que se ha denominado varias veces el deporte más peligroso del mundo, típico de periodistas deseosos de primicias. Pero las definiciones son muy peligrosas, es como cuando dicen que el ciclismo es el deporte más duro.

Todo depende de muchos factores difíciles de comparar. Hay una característica importante en el paracaidismo que se diferencia de otros deportes y es su alto coste para progresar.

A diferencia de otros deportes que parece que todo depende del esfuerzo que uno se proponga, aquí el dinero es fundamental. La pericia es importante, pero la realidad es que la buena condición física no es primordial. Como en lo que se vive en la montaña, empieza a haber de todo. Me acuerdo cuando empecé, que en Europa existía la figura del mentor, una idea casi mística de la persona que te introduce en el BASE.

En España había pocos saltadores BASE y más bien como suele ser tipical Spain se restringía bastante la información, parece que esa época ya ha pasado y que se ven más facilidades. Es cierto que los pocos que había hacían mucho hincapié en la experiencia y en la seguridad, como debe ser.

A mi parecer, la experiencia se reduce hoy en día con la abundancia de información al alcance. También depende de como te tomes la cosas, de tu nivel de especialización y entrega. Puedes casi no tener experiencia en vuelo relativo o Free fly y no por ello hacer más inseguros tus saltos BASE.

He visto saltadores con mil saltos que claramente no estaban preparados para un salto BASE teniendo muchísima más experiencia. Una de la cosas que parecen imprescindible, es no perder la percepción de lo que se está haciendo, siendo fundamental ser consciente de que siempre se salta con UN SOLO PARACAÍDAS.

Está claro que la fiebre y la abundancia de saltadores va a traer consecuencias pero sobre todo va a traer progreso y mayores facilidades.

Roofers, fotos moscovitas sobre los tejados

En 2010, el New York Times investigó sobre unas fotos que circulaban en redes sociales y medios de comunicación, sacadas desde lo alto de los edificios más fmosos de la capital rusa. La sorpresa llegó cuando descubrieron qué había detrás de esas fotos.

Ellos fueron los primeros en hablar de los roofers. Una subcultura sencilla y temeraria, que consiste en escalar hasta la cima de edificios, estatuas o monumentos más altos y como haría cualquier expedición en una cima de una montaña inexplorada, conquistar la cima y proclamarlo a los cuatro vientos. Pero lo que es más escalofriante… lo hacen sin ningún tipo de seguridad, red o cuerda.

¿De dónde sale este movimiento?

Esta práctica surge del buildering, el cual viene del urban climbing, nacido en Inglaterra a finales del S. XIX y que consiste en la escalada de edificios o lo que aquí se conoce como “mosca humana”.

Los roofers nacen del deseo de descubrir lugares ocultos o inaccesibles de la ciudad, las emociones fuertes, fotografías y la popularidad de colgar sus fotos en redes sociales. Ya que no hay foto de su logro el esfuerzo no habrá valido la pena. Ya que sin cámara para tu subida a un tejado es como si no hubieras subido.

Y es este acto obsesivo de fardar lo que le quita prestigio y espiritualidad a esta actividad. Ya que muchos son los roofers que se describen como un movimiento social. La soledad y la reflexión que ofrece un espacio alto, justificando su acción como una crítica a las autoridades por no destinar sitios para los jóvenes.

La opinión pública, horrorizada

Y resulta obvio. Estamos hablando de jóvenes, de los cuales la gran mayoría tiene menos de 20 años. Que resultado de la influencia de Internet y las fotografías de estas correrías, empiezan a practicar este tipo de actividad. Sin ningún tipo de seguridad con la que contar. Ni ninguna clase de permiso para escalar edificios.

Se comunican a través de redes sociales. Ya que Internet es el acumulador y el catalizador de este movimiento. Haciendo y planificando quedadas para iniciar las actividades a desarrollar.

Tragedias inevitables

Como era de esperar, estas aventuras tienen un alto riesgo que muchas veces acaba cobrándose la vida de estos jóvenes, para algunos insensatos. Como el caso del joven de 18 años Alexei Podchufarov. Que murió tras precipitarse al vació mientras escalaba por las cristaleras del edificio de Correos de Moscú.

Los expertos aseguran que este tipo de prácticas siempre han existido. La adrenalina, resultado del miedo y la emoción, siempre son factores que enganchan a practicar acciones tan al límite como éstas.

Saltando alcantilados

El pensamiento de saltar acantilados probablemente suena como algo que nunca podría hacer, pero para algunas personas es una actividad muy atractiva.

En este artículo se presentarán 10 consejos sobre cómo hacer un salto del acantilado sin hacerse daño, una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto por lo menos una vez).

Estas son sólo algunas ideas generales que se deben tener en cuenta. También se recomienda que se realice un entrenamiento serio con alguien con experiencia y que se comience con acantilados relativamente pequeños.  

Consejos para un salto perfecto:

1. No ir solo al salto de acantilado. Llevar siempre alguna compañía, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.

2. Asegurarse de que no haya nadie en el agua antes de decidirse a dar el salto para no dañar a nadie.

3. Antes de hacer un salto de acantilado, tener en cuenta que la presión puede ser un gran problema, y cuidar sus oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.

4. Observar la profundidad del agua. Además, estar al tanto de las mareas en la zona.

5. Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar, se debe tener confianza, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirse. Además, un punto de partida firme es necesariamente el resultado de mirar al alrededor en un primer momento y calcular el salto a su propio ritmo.

6. Asegurarse de tener el suficiente espacio y tiempo para hacer el movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en la mente antes de despegar. Comenzar el salto con los brazos pegados al cuerpo en una posición recta. Esta es la mejor manera de realizarlo.

7. Los pies deben ir primero, siempre.

8. Aprende a disfrutar de la estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación. Una vez que el cuerpo está suelto, se tendrá más control sobre él. 

9. Cuando el cuerpo golpea el agua, se debe tener una forma firme y dinámica. Mantener los dedos estirados y los brazos muy cerca de su cuerpo, por lo que podían deslizarse libremente y fácilmente.

10. A medida que se comience a entrar en contacto con el agua, hay que recordar respirar por la nariz, no dejar que el agua afecta el proceso de respiración.

Esto es todo que tengan un buen salto!!!

Muchos metros bajo tierra

No todo está descubierto ni todo está a simple vista. A veces hay que atreverse, retarse y vencerse a uno mismo. A esa conclusión he llegado en cuanto me he puesto a leer algo sobre un deporte que siempre me ha llamado poderosamente la atención: la espeleología.

Antes de seguir adelante, vamos a definir esta práctica. Para ello, recurriremos a la enciclopedia virtual “Wikipedia”, que nos dice que “La espeleología (del griego σπηλαιου spelaiou que significa cueva y -logía, tratado), es una ciencia cuyo objeto es la exploración y estudio de las cavidades subterráneas.”

Aunque tiene su origen, como su propio nombre indica en una disciplina científica, son muchos los que la practican como deporte de aventura (se ha propuesto, en este caso, llamarlo “espeleísmo”, pero la idea no ha cuajado).

En volcanes, en roca o bajo el agua

Según el tipo de cavidad en el que se practica, podemos clasificar este deporte en tres grandes ramas: el espeleobuceo, del que ya hemos hablado y que consiste en explorar cuevas o minas inundadas; la espeleología volcánica, de la que nos ocuparemos en otro artículo; y la que nos ocupa: la espeleología Kárstica.

Se trata de explorar cuevas, naturales o no, que se encuentran en la superficie del planeta, habitualmente largas y de un desnivel importante. Eso sí, y aunque hay niveles de dificultad, no pensemos que nos vamos de paseo: las condiciones de la exploración suelen ser duras:

Dificultades de todo tipo

Debemos tener en cuenta que muchas de las cuevas kársticas se encuentran se hallan en macizos montañosos más bien fríos y con ríos subterráneos permanentes. Esto cauces, habitualmente discurren a temperaturas no muy superiores a la de la congelación del agua, de modo que dificultan todavía más el tránsito del espeleólogo. Otro de los peligros de los ríos subterráneos que crezcan de repente, debido, por ejemplo, a una tormenta en la superficie, lo que puede dejar aislados a los exploradores.

Pensemos que nos hallamos en una cueva natural, que es una obra de ingeniería de la Naturaleza: tras millones de años, el agua ha disuelto la roca, abriéndose paso micra a micra. También existen cuevas en el hielo (pseudokarst), aunque no dejan de ser el resultado de la disolución del agua sólida.

En cuanto a qué nos vamos a encontrar en esta especie de mundo paralelo que habitualmente se encuentra bajo nuestros pies, es preferible dedicarle un escrito a las posibles formaciones. De hecho, un solo escrito será poco espacio, habida de la literatura que se ha producido en torno a ellas. Pero el camino más largo comienza con un solo paso.

Alpinismo en África: kilimanjaro

El alpinismo es un deporte de alto riesgo en el que se ejercita brazos y piernas con el propósito de escalar.

Este deporte debe realizarse preferentemente en grupo ya que disminuyen los riesgos que implica hacerlo de modo individual.

A su vez se necesita conocer el pronóstico climático para no correr riesgos y tener toda la indumentaria correspondiente.

 No hay que olvidar cada elemento para realizarlo sin riesgo, se necesita calzado especialmente diseñado para este propósito, un arnés de cintura y mosquetones de seguridad. Por último, es imprescindible llevar consigo resina de magnesio.

El monte Kilimanjaro se encuentra en Tanzania cercano a la frontera con Kenia. Al subir se atravesarán cinco ecosistemas hasta llegar a la cima.

 Para ascender a esta extraordinaria montaña existen dos rutas posibles:

La ruta transversal, es la menos transitada y se realiza comenzando por los pastizales del norte y culmina en las selvas por debajo de la ladera ser del monte. Por otro lado, la ruta Machame pasa por debajo del glaciar para adentrarse en la majestuosa montaña.

El ascenso al monte Kilimanjaro brinda una aventura y experiencia cultural única para quienes la llevan a cabo. Esta expedición en altura alcanza 19.340 pies en la cumbre.
El ascenso es necesario realizarlo con algún guía experto en el lugar, preferentemente un lugareño; ya que es importante que conozcan a la perfección la montaña, esto asegurará un ascenso exitoso.

En lo referente a las capacidades físicas de los alpinistas, a pesar de ser una extenuante jornada de ascenso, las exigencias son muy razonables para las personas que realizan de modo regular esta actividad; y que se encuentran en buen estado de salud.

Se recomienda hacer una adaptación en el pie de la montaña, no menor a tres días para una correcta aclimatación; para lograr el ascenso hacia la cima sin dificultades.

 Una curiosidad

Una curiosidad sobre el Kilimanjaro es que en él se realiza, desde hace 12 años, el Maratón Kilimanjaro el cual puede realizarse de tres diversas formas: el modo total, cuyo recorrido abarca 42.2 magníficos kilómetros; modo medio que consta de 21.1 kilómetros; y el modo recreativo que consiste de sólo 5 kilómetros. El maratón asciende hasta 1150 metros sobre el nivel del mar.

Un recorrido inolvidable y con una multiplicidad de paisajes y métodos de ascenso único.

¿Qué es el Bobsleigh?

Qué es el Bobsleigh

Quizás a algunos este término no les suene de nada, pero aquellos aficionados a los deportes invernales y olímpicos algo de idea pueden llegar a tener. La verdad es que yo tampoco lo conocía hasta hace no mucho y me he dado cuenta que practicarlo puede ser muy divertido, pero en el que se tienen que tomar algunas medidas de seguridad.

Para haceros una idea, el Bobsleigh es una modalidad de deporte invernal que consiste en la bajada de trineos. Otras modalidades de este deporte son el Luge y el Skeleton, que es más conocido entre público en general. Las tres variantes del descenso de trineos tiene su origen en los Alpes suizos en una época donde con toda seguridad no tenían los medios con los que se cuentan ahora: el siglo XIX.

Seguir leyendo ¿Qué es el Bobsleigh?

Kitesurf: angeles anfibios

Uno de los grandes inconvenientes que tiene el deporte del Surf es que dependemos totalmente de cómo se encuentre el oleaje para poder echar la tabla, si este es muy bajo o prácticamente nulo las posibilidades de que tengamos una tarde entretenida será tan escasa como si de olas se tratase.

Ni hablar de los pueblos costeros que se encuentran a la vera de un río y no de un mar, ellos jamás hubiesen pensado en tener la posibilidad de remontar una ola, esta idea pertenecía a fantásticas películas de los años 70´s.

Pero ahora todo esto no solo es posible si no que gracias a los favores de los dioses del viento y del gran Poseidón podremos elevarnos por los aires en cualquier parte del mundo.

¿De que se trata?

En nuestros pies ira amarrada una tabla diseñada específicamente para este deporte que resulta muy similar a la que se utiliza para hacer skateboarding o wakeboarding.

El practicante llevara puesto un arnés al cual se le engancha una cometa de tracción (similar a un paracaídas) que se encargara de remontarnos por los aires. Una barra de dirección estará sujeta también a la cometa, ésta nos permitirá realizar maniobras y conducirnos libremente por las aguas. En cuanto a la seguridad el uso de casco es recomendado aunque no es obligatorio, tanto como la utilización de chalecos salvavidas y trajes de neopreno para el frío.

Un poco de historia.

Ya en el siglo XIXel pionero George Pocock solía utilizar cometas para propulsar naves tanto en el agua como en la tierra valiéndose de un sistema de dirección muy similar al que utilizan los modelos actuales de kitesurf.

En 1970 con la invención del Kevlar (una fibra sintética muy resistente y muy liviana) el desarrollo de cometas paso a una nueva etapa y fue en 1977 cuando el holandés Gijsbertus Adrianus Panhuise patento el primer equipo de kitesurf y aunque su invento no logro atraer inversores para desarrollar un modelo comercial se lo considera de todas maneras inventor de este deporte.

Diferentes modalidades.

Se reconocen en la actualidad tres diferentes tipos de formas de realizar este deporte:

Salto: Consiste en realizar prodigiosos saltos valiéndose de los golpes de vientos que logra capturar la cometa

Estilo Libre: Enfocado en la realización de proezas aéreas que podremos realizar aprovechando los vientos.

Paseo libre: Aquí es donde aprenderemos nuevas técnicas y donde encontraremos más diversión. Se trata básicamente en hacer lo quieras y divertirte al máximo.