Deportes de Aventura relacionados con: deportes de riesgo

4 deportes de riesgo y aventura para pasarlo en grande

Los deportes de riesgo se han convertido en una experiencia liberadora para muchos de nosotros. Necesitamos correr, caer, volar, sentir, pedalear y superar nuestros límites para seguir manteniéndonos jóvenes y vivir la vida a tope. No sólo los jóvenes y los adolescentes. También los padres y aventureros ya entrados en años desean huir de las rutinas urbanas y vivir en sus propias carnes la efervescencia del rafting, la locura de descender por un barranco o dejarse caer por los ríos tumbados sobre un trineo flotante.

deportesderiesgoyaventura

En este artículo nos gustaría hablarte de estos cuatro deportes extremos (rafting, barranquismo, hidrospeed y descenso en bicicleta) y sus peculiaridades por si tú también te animas a soltar adrenalina y pasar un rato divertido junto a tus amigos mientras desafías a la naturaleza.

Cuatro deportes de riesgo que deberías practicar

Entre los diferentes tipos de deportes de riesgo y aventura, encontramos muchos y de muy diversas clases. Todos tienen en común que permiten soltar adrenalina, poner nuestro corazón a 100 y disfrutar al máximo del ocio. Si te gustan las emociones fuertes, este tipo de actividades está pensado para ti.

Rafting

También conocido como balsismo, consiste en descender un río, normalmente en kayak o canoa. Se trata de recorrer los cauces río abajo, muchas veces pasando por los rápidos, donde se producen los mayores momentos de diversión.

Barranquismo

Es la variante quizás más conocida. También se le llama canyoning, ya que en muchas ocasiones el descenso (con cuerda) se produce en los cañones de los ríos, pudiendo pasar por cascadas o zonas secas. Lo bueno de este deporte de aventura es que se practica un poco de todo: la concentración, la técnica, caminar, destrepar, nadar, etc.

Hidrospeed

Es un juego recreativo muy parecido al rafting, pero en lugar de usar un kayak, desciendes en una especie de trineo individual, movido por aletas de buceo. La diferencia fundamental es que aquí no sólo te salpicas, sino que directamente te tienes que mojar las extremidades y los pies.

Descenso en bicicleta

A diferencia de los otros tres, no se trata de un deporte acuático, pero sí de riesgo, en tanto que consiste en descender en bicicleta BTT por laderas de alta pendiente. Si te encantan los descensos de infarto, uno de los sitios donde puedes encontrar circuitos para practicar es en el Bike Park GrandValira, en Soldeu.

¿Cuál de estas cuatro actividades te suena más divertida? ¿Todavía no te has atrevido a vivir al límite practicando un deporte extremo?

Practica la Espeleología

La práctica de este deporte requiere cierta preparación física y el conocimiento de técnicas de escalada, pero es aún más importante si cabe la preparación mental. El aislamiento en un entorno donde se pierden las referencias tanto temporales como espaciales y la certeza de estar en ocasiones muy lejos de la salida afectan psíquicamente si no se está preparado para ello.

El mundo subterráneo puede ser fantástico o terrible según la preparación o predisposición del visitante.

Este deporte nunca se practica de forma individual, yendo más allá ni para solo dos personas. Generalmente se requiere de un grupo de al menos cuatro o más personas.

En una exploración compleja, la autosuficiencia y el espíritu de equipo son fundamentales.

Como es un deporte que afortunadamente está tomando cierto auge existen asociaciones, locales, regionales, nacionales e internacionales en muchas partes del mundo, para ponerse en contacto, iniciar y agarrarle el gusto a este deporte.

Por ejemplo, los espeleólogos españoles se agrupan en la Federación Española de Espeleología que engloba a 15 federaciones territoriales, entre ellas la Andaluza, que comprenden más de 250 grupos y unos 5.000 federados.

Estos grupos organizan cursos de varios niveles con la colaboración de las Escuelas de Espeleología que dependen de las Federaciones y mantienen equipos de rescate para casos de accidente.

Como actividad científica, atrae la atención de geólogos, biólogos, arqueólogos y muchos otros que ven en las cavidades subterráneas un entorno adecuado para la investigación.

 

10 Consejos Prácticos para estar Seguro

Como ya ya dijimos, la práctica de la espeleología como deporte, lo que se conoce como hacer una ruta, no es una expedición ligera ya que se requiere de cierta condición física, de equipo especializado y sobre todo del respeto de ciertas normas de seguridad.  ¡Por esta razón, antes de practicar espeleología lee estos 10 consejos prácticos para estar bien preparado para vivir una espectacular aventura en forma segura!

1- Estar Sano y en buena forma: Como en cualquier otro deporte, y más en los de alto riesgo, antes de planear una expedición en espeleología, asegúrate de que te encuentras en buena condición física. No bebas alcohol ni consumas drogas por lo menos 24 horas antes del día de la excursión.

2- Nunca vayas solo: Para hacer una ruta en espeleología se recomienda un grupo de un mínimo de 4 personas, entre las cuales debe de haber 1 persona experimentada  o certificada en exploración de cuevas y otra en primeros auxilios, entre más preparado esté el grupo en este aspecto más segura tu aventura.

3- Avisa tu destino: Antes de realizar una de estas rutas, notifica siempre tu destino. Informa a una persona de confianza la cueva a dónde vas a ir, la hora de salida y la duración prevista de la excursión, las personas que componen el grupo también.

4- Verifica el equipo: Antes de salir es de suma importancia cerciorarse de que el equipo esté completo y de que todo el material se encuentre en perfectas condiciones.  Tu equipo personal debe incluir lo siguiente:

Zapatos cerrados como botas de montaña de uso rudo

 Casco ajustable

 Chaleco salvavidas

 3- fuentes de luz con como mínimo 24 horas de batería (de preferencia resistentes al agua)

 Mochila con agua, alimentos no perecederos

 Funda plástica para tratar casos de hipotermia

 Silbato de emergencia

Por grupo debe de incluir:

 Botiquín de primeros auxilios

Mapas de la zona y brújula para la orientación

 Equipo de escalada y rappel

5- Estudia la zona: Antes de salir asegúrate de estar bien informado y obtén los mapas topográficos adecuados para conocer la ruta de antemano y durante la actividad. Pedir los permisos que se requieren para la visita de ciertos lugares. Avisar a las autoridades si así esta establecido. Realiza un estudio previo sobre el ambiente de las cuevas  e infórmate sobre las previsiones meteorológicas para estar seguro de evitar tormentas y riesgos de crecidas.

6- Trabajo en Equipo: Procura ser un miembro del grupo y no optes por el individualismo. Hacer una ruta de espeleología consiste en vivir una aventura juntos como grupo. Es de suma importancia que se respeten y acepten las direcciones del guía o líder del grupo (quién siempre será la persona más experimentada). Si hay algún problema durante la ruta es una sabia decisión de abortar la excursión. Si tu guía llegase a decidir una retirada, acéptala y retírate con el grupo. Nunca te separes de él, ya que el grupo es tu diversión y supervivencia. Respeta el grupo y auxilia a tus compañeros si es que lo necesitan.

7- Cuidado con tus pasos: En una aventura de espeleología será necesario que adoptes diferentes acciones como gatear, escalar, rapelear, nadar, etc… Te recomendamos haber practicado estas actividades previamente a la excursión y nunca subestimar la cavidad que estés explorando. Sé especialmente precavido si debes correr o saltar ya que en la oscuridad siempre se descubren sorpresas que pueden ser peligrosas.

8- Respeta la cueva: Hay un viejo adagio en este deporte: “No dejes más que tu huella, no tomesnada más que imágenes” Te recordamos que es un delito dañar, rayar, sacar, marcar o modificar de cualquier manera el interior de la gruta. No está permitido transportar o remover ningún material natural ni arqueológico ni floral o fáunico de una cavidad subterránea.

9- Escucha tu cuerpo: Nunca des por alto algún malestar de tipo físico. El ambiente dentro de las cuevas y la falta de oxigeno pueden afectar nuestro cuerpo y son datos que ejercen un efecto distinto en cada persona. Por esta razón es de suma importancia que le comuniques a tus compañeros y al guía si sientes cualquier tipo de molestia. Acuérdate: si tú te pones en riesgo, pones en riesgo a tus compañeros.

10- Emergencia: En el caso de que alguno del grupo sufra de un accidente o que se agoten sus fuentes de luz, procura encontrar un lugar seguro y protégete de la hipotermia junto con tus compañeros. Utilicen el silbato de emergencia en intervalos regulares y no te muevas del sitio mientras otros regresan con el rescate.

¡Ahora sí estás preparado para salir de excursión y divertirte en grande con la espeleología! Procura cumplir con todos los requisitos nombrados al principio de la lista y no olvides los consejos que podrán servirte en el momento. ¡Que tengas una excelente aventura!

Viajes en globo, otra manera de disfrutar!!

Cuando llega el buen tiempo surge la necesidad de disfrutar de la naturaleza y de realizar todo tipo de deportes al aire libre para establecer un contacto directo con la naturaleza consiguiendo así descansar y desconectar de todos los problemas que surgen en la vida diaria. En solitarios  o en compañía de amigos y familia, cualquier opción es buena para que la adrenalina se dispare y vivir sensaciones totalmente nuevas.

Los vuelos en globo son una de las opciones más atractivas por su singularidad y por tratarse de una experiencia única en la vida. Se trata de un sueño hecho realidad que evoca las historias narradas en “La vuelta al mundo en 80 días”, como si de un cuento se tratara podrás sobrevalorar las alturas y tener acceso a una visión global de toda la naturaleza, paisajes de ensueño y adrenalina desbordada.

Actividades únicas y diferentes al aire libre:

Si ya has probado otras actividades de aventura al aire libre y quieres apostar por cosas distintas no dudes en probarlo, lo podrás practicar en distintas zonas geográficas, entre las que destacan los realizados en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En esta actividad se participa en cada fase del proceso, desde primer hora de la mañana en compañía de los profesionales se asiste al inflado y montaje del globo, una vez preparado el vuelo se llevará a cabo durante hora y media en atención al itinerario elegido y al estado del viento, una cuestión significativa y a la que hay que prestar atención en todo momento. Es por tanto, una experiencia muy completa que dispone de todas las garantías de seguridad necesarias para evitar riesgos innecesarios y para que los usuarios no padezcan temor alguno.

Desplazamientos y todas las comodidades:

En el aterrizaje un coche todoterreno asistirá a los viajeros para llevarlo de vuelta al campamento base y, en el transcurso del viaje, seguirá la trayectoria del globo para corroborar su correcto funcionamiento e itinerario, de igual modo familiares y amigos podrán acompañarlos para seguir, desde tierra, esta hermosa vivencia.

Son muchas las empresas que ofrecen este tipo de servicios cuidando hasta el más mínimo detalle ofreciendo un brunch de despedida y numerosas fotografías de la jornada para poder disfrutar de estos recuerdos tan especiales desde casa cada vez que lo quieras hacer de forma digitalizada, mediante un pendrive, de este modo no será necesario cargar con incómodas y pesadas cámaras de fotos.

Hidrospeed, altas velocidades

Hidrospeed es un nuevo deporte de aventura, que consiste en el descenso por un rio de aguas bravas. 

Utilizando una embarcación rígida e individual, como una plancha que nos protege hasta las caderas, y nos deja las piernas libres y con las que nos propulsaremos con unas aletas en los pies, alcanzando así velocidad y dirigiéndonos hacia la dirección deseada pero eso sí, siempre a unas buenas velocidades.

Viene a ser como cuando nos tiramos por la nieve en trineo pero en el agua.

En la actividad siempre hay unos monitores que van en kajak y que nos ayudan si nos torcemos o desviamos.

Estos monitores están especializados en aguas bravas.

Antes de empezar la actividad, se hace una charla de seguridad y de emergencia.

Esta actividad la hacen en muchos lugares de España, pero voy a informaros la que hacen en el Río Noguera pallaresa en un trayecto de 8 kms, que se tarda sobre unas 2 horas. Se hace en el horario de 10 a 12 horas. 

¿Qué vamos a necesitar?

A parte de mucha valentía, nos piden que llevemos bañador y toallas. Allí tendremos duchas para luego calentarnos con una buena ducha… pero sobretodo mucha valentía y ganas, que sobretodo a quien nos gustan este tipo de deportes de aventura, lo vamos a hacer con muchas ganas. Y también muy importante para realizar esta actividad es saber nadar.

En la actividad nos van a proporcionar casco, traje de neopreno, protecciones. Siempre con una máxima seguridad para tener menos posibilidades de hacernos daño. 

¿Cuanto cuesta el hidrospeed?

El precio de esta actividad es de 46 euros en el trayecto de 8 kms, para mas info podéis mirar en esta pagina http://www.altaruta.com/tarifas/  y mínimo tienen que haber 2 participantes. Tienen descuentos para grupos.

Consejos especiales

Debemos comunicar a la empresa de cualquier problema  de salud que sepamos que tenemos, como cardiovascular o respiratorio, si tenemos diabetes o cualquier enfermedad que pueda poner el riesgo de nuestra salud al hacer esta actividad. Tambien problemas musculares, oseos… 

Cualquier problema que tengamos mientras realizamos la actividad se la tenemos que comentar a nuestro guía, que estará como comenté antes, a nuestro lado en el kajak.

En todas las actividades de aventura, existe un riesgo de tener accidentes, contusiones, vuelcos… por ello, siempre debemos hacer caso de nuestro guía en todo lo que nos diga, de esta manera nuestra seguridad y salud estarán con menos riesgo de tener algún problemilla.

En esta actividad de hidrospeed, a la hora de las contusiones, tenemos algo de más riesgo pues bajamos a altas velocidades y estamos en contacto con el agua todo el rato.

Actividad ideal para personas que les guste los deportes de aventura, que les encante el agua, y las altas velocidades, pues esta va a ser su actividad ideal.

Espero que con esto os animéis a hacer esta actividad, es apasionante, os lo aconsejo.

Ala delta, un deporte de riesgo tranquilo

El ala delta, el ingenio en sí, es un mecanismo construido para planear y realizar vuelos sin motor. Debido a la baja velocidad con las que se efectúan, las maniobras de aterrizaje y despegue se realizan a pie.

Podríamos situar el origen de este deporte en el siglo IX, de la mano del hispano-árabe Abás Ibn Firnas, quien construyó un aparato para planear, pero sin control alguno. En 1890, el ingeniero alemán Otto Lilienthal realizaba del orden de 2.000 vuelos controlados desde una colina artificial.

ala delta

Un invento de la NASA sin motor

Con la llegada del vuelo motorizado, el interés por el ala delta se evaporaba, hasta que en 1961 Francis Rogallo, ingeniero de la NASA inventaba el ala flexible, una pequeña modificación de la original. La idea era usarla como paracaídas dirigible para el programa Apollo. Aunque la Agencia descartaba su uso en 1965, pilotos y deportistas aceptaron su utilidad deportiva.

Cabe destacar que a adaptación más exitosa del ala Rogallo fue la que realizó el australiano John Dickenson en 1963 y que empezaron a copiar compañías de todo el mundo en la década de los 70. Estas copias popularizaron el deporte del ala delta en muchos lugares del mundo, sobre todo en Estados Unidos, Australia, Europa y Nueva Zelanda. El primer mundial de este deporte se celebraba en Austria en 1976.

Un principio de vuelo básico

El deporte en sí se sirve de las corrientes ascendentes de aire que empujan una superficie de tela muy amplia, en forma de delta (triángulo). Parte de lugares altos, como colinas, para comenzar a planear. La idea es que el piloto se mantenga en vuelo durante mucho tiempo o realice acrobacias.

Si hablamos de la competición en si, diremos que, aunque se empezara con vuelos pequeños y desde colinas de escasa importancia, la tecnología actual deja que los pilotos alcancen los 800 kilómetros, tras varias horas de vuelo.

Los objetivos de la competición abarcan: distancia en línea recta; distancia hasta un objetivo; y tiempo y distancia recorrida en torno a un circuito triangular.

Tranquilidad. Libertad

Definida el ala delta; estudiada su historia; entendido su mecanismo; e iniciados en la competición de un deporte que, por extraño que pueda sonar, es competitivo, ¿qué nos queda? Pues definir este deporte según sus participantes.

De hecho, los “aladeltistas” utilizan dos palabras, dos sensaciones para describir qué es su deporte: tranquilidad y libertad ¿Qué más nos hace falta para animarnos con deporte de riesgo sólo moderado y que nos da la ocasión de ver el mundo desde arriba, tranquilos, libres?

Descenso extremo

El esquí contempla varias y atrevidas variedades, entre ellas el esquí que todos conocemos, el recorrido de circuito con objetivos, el salto de distancia y el poco conocido, descenso de montañas y pistas vírgenes.

Para todos ellos se recomienda tener una buena nutrición e hidratación, puesto que una vez llegamos al descenso necesitaremos el 100% de nuestras fuerzas y de nuestro cuerpo. De todo esto, precisaremos para la práctica de la modalidad de la que voy a intentar hablaros: el esquí extremo.

Todo comienza preparando el equipo, compuesto por unos esquís de medidas más reducidas para poder maniobrar con más facilidad. También se practica con una tabla de snowboard, unos palos más rígidos para dar impulso en momentos puntuales, unas botas capaces de absorber giros bruscos y golpes muy fuertes y todo ello sin perjudicar el pie, tobillo o pierna del esquiador.

¡Valor y a la colina!

Añade unas gafas de alta protección solar y un buen mono aislante que permita tener disposición de maniobra con total soltura y libertad al mismo tiempo. ¡Bien! Ahora ya lo tenemos todo preparado. En este momento estamos listos para emprenden la aventura. Los más atrevidos esperan para montar en el helicóptero que les trasladará a lo más alto de la montaña donde allí se encuentran con laderas vírgenes por las que discurrir.

Todos listos, preparados y en lo más alto comienza el descenso. Una vez comienzas a bajar, empiezas a sentir el gélido viento frío producido por la velocidad que llegas a alcanzar.

Comienzan los incesantes saltos debidos a la tremenda irregularidad del terreno, quiebros ante las afiladas piedras recubiertas de la blanca nieve, las distintas capas de nieve con varios tipos de dureza, las repentinas placas de hielo. Todo ello, combinado con las posibles caídas,golpes y otras posibles dificultades repentinas de cualquier deporte extremo.

Protección médica

Un factor indispensable: si surgiera cualquier tipo de incidente siempre estará preparado un equipo médico con motos de nieve preparadas con camilla y un helicóptero médico preparado para cualquier tipo de emergencia.

Además, según en la estación del año en que te encuentres, disponen de un equipo médico entrenado para el descenso en esquí. Todo lo necesario para cualquier tipo de percance, hasta si fuera necesario disponer al socorrido en una camilla para poder izarlo al helicóptero para su posterior trasladarlo si así fuera necesario, a un hospital.

La recompensa

Una vez llegan al final del descenso les espera un chocolate bien calentito para recuperar energías. Un equipo médico, les examina para comprobar que se encuentran en perfectas condiciones. Les espera la recompensa moral, el trofeo según el resultado del descenso y un caluroso abrazo de sus amigos y familiares.

Con todo esto, espero haberos abierto una puerta más hacia este deporte en el que pocos pueden disfrutar de esta modalidad por su coste, experiencia y respecto que merece.

Me tiro y con los ojos bien abiertos!!

Cuando alguien decide hacer puenting se lo ha pensado varias veces. Os voy a explicar un poco de que va esta actividad por si sois de los que todavía andáis dudosos.  

Sobre el puenting…

Deciros que es una actividad mucho más que emocionante, que consiste en tirarse al vacío desde un puente y sujetos por un arnés y dos cuerdas que nos sujetan fuertemente, pero que aun así estaremos cruzando dedos para que no nos pase nada, y que nada nos va a pasar pues estamos vigilados por experimentados monitores para que no nos pase nada.

Al saltar se describe una dirección como un péndulo de tanta anchura como ancho tiene el puente.

Cuando nos tiramos desde el puente, vamos a notar una sensación de vacío a la vez que una gran descarga de adrenalina que recorre todo nuestro cuerpo.

Esta se convierte sin lugar a duda en una actividad extremadamente emocionante que debemos vivir aunque sea una vez, que sin duda alguna repetiremos, pues no existe en el mundo una atracción que pueda asemejar a lo que sentimos con esta actividad.

Que hay que traer para hacer esta actividad

Si queremos nosotros hacer esta actividad debemos traer para realizarla una ropa cómoda y chaleco reflectante, para la seguridad nuestra en la carretera del puente.

Eso sí lo más importante y que no nos debemos olvidar en traer a esta actividad es mucha valentía, y dejarnos en casa todos los miedos, pues debéis saber que esta como cualquier otra actividad de aventura, están siempre supervisadas por técnicos monitores que nos ayudarán en todo momento tanto antes, como durante y después de la actividad, y sobretodo no dudéis en comentarle cualquier cosa que os pase.

Sí que también debéis tener una salud envidiable para poder hacer esta actividad, sobretodo lo que es a nivel cardíaco,  respiratorio o a nivel del tipo nervioso (personas con ansiedad, por mucho que les guste deben no hacer esta actividad por mucho que quieran)  

¿Donde se realiza?

La verdad que esta actividad está por toda España, pero yo como soy de Galicia, voy a hablaros de un sitio donde se hace.

Este sitio se llama Noia, está aquí en la provincia de La Coruña y se hace la actividad con un minimo de 10 personas, lo hacen cualquier dia de la semana siempre que haya un minimo de 10 personas.

La duración de la actividad, está entre 15 minutos a 1 hora.

La edad minima son 18 años.

El precio de la actividad son 31 euros el primer salto, y si hacemos un segundo salto 17 euros.  

Salto base, esto si que es una gran aventura!!3ª parte

Primer salto desde un globo o desde un puente, y luego es recomendable saltar desde una montaña lo más alta posible como por ejemplo en los fiordos de Noruega.

Sitios en España donde es posible hacer un curso o tandem, Ocaña, Lillo o Ampuria brava.

El salto BASE es una especialidad del paracaidismo dentro de sus muchas disciplinas.

No hay paracaídas de emergencia. Se cuenta que en 1783 L.S. Lenormand salta en paracaídas desde la torre del observatorio de Montpellier.

En 1966 Michael Pelkey y Brian Schubert saltan del Capitán.
La película de James Bond, La espía que me amó arranca con un salto base desde el monte Asgard.

Las siglas BASE pertenecen a Carl Boenish, activo basista, quien en 1978 filmó los segundos saltos del Capitán. Ese momento creó el movimiento y sus trabajos siguientes lo mantuvieron. Falleció en 1984 en un salto en Kjerag, en Noruega.

Los mayores problemas pueden ser:

Un giro de 180º al abrir sin estar en una Posición simétrica, especialmente en las paredes;

apertura incompleta del paracaídas al enredarse las cuerdas( line over), enredo de las cuerdas del paracaídas (line twist).

A menudo están relacionadas con la escasa velocidad de apertura, por debajo de la velocidad Terminal, unos 200km hora aproximadamente, debido a la reducida longitud del salto. El tiempo de reacción es mínimo.

En google explica la historia del salto base en la enciclopedia wikipedia.

La asociación ASBA está haciendo un labor buenísima para la promoción del salto BASE, su web es www.salto-base.es

Y no es tan fiero el león como lo pintan. Es cierto que se ha denominado varias veces el deporte más peligroso del mundo, típico de periodistas deseosos de primicias. Pero las definiciones son muy peligrosas, es como cuando dicen que el ciclismo es el deporte más duro.

Todo depende de muchos factores difíciles de comparar. Hay una característica importante en el paracaidismo que se diferencia de otros deportes y es su alto coste para progresar.

A diferencia de otros deportes que parece que todo depende del esfuerzo que uno se proponga, aquí el dinero es fundamental. La pericia es importante, pero la realidad es que la buena condición física no es primordial. Como en lo que se vive en la montaña, empieza a haber de todo. Me acuerdo cuando empecé, que en Europa existía la figura del mentor, una idea casi mística de la persona que te introduce en el BASE.

En España había pocos saltadores BASE y más bien como suele ser tipical Spain se restringía bastante la información, parece que esa época ya ha pasado y que se ven más facilidades. Es cierto que los pocos que había hacían mucho hincapié en la experiencia y en la seguridad, como debe ser.

A mi parecer, la experiencia se reduce hoy en día con la abundancia de información al alcance. También depende de como te tomes la cosas, de tu nivel de especialización y entrega. Puedes casi no tener experiencia en vuelo relativo o Free fly y no por ello hacer más inseguros tus saltos BASE.

He visto saltadores con mil saltos que claramente no estaban preparados para un salto BASE teniendo muchísima más experiencia. Una de la cosas que parecen imprescindible, es no perder la percepción de lo que se está haciendo, siendo fundamental ser consciente de que siempre se salta con UN SOLO PARACAÍDAS.

Está claro que la fiebre y la abundancia de saltadores va a traer consecuencias pero sobre todo va a traer progreso y mayores facilidades.

Roofers, fotos moscovitas sobre los tejados

En 2010, el New York Times investigó sobre unas fotos que circulaban en redes sociales y medios de comunicación, sacadas desde lo alto de los edificios más fmosos de la capital rusa. La sorpresa llegó cuando descubrieron qué había detrás de esas fotos.

Ellos fueron los primeros en hablar de los roofers. Una subcultura sencilla y temeraria, que consiste en escalar hasta la cima de edificios, estatuas o monumentos más altos y como haría cualquier expedición en una cima de una montaña inexplorada, conquistar la cima y proclamarlo a los cuatro vientos. Pero lo que es más escalofriante… lo hacen sin ningún tipo de seguridad, red o cuerda.

¿De dónde sale este movimiento?

Esta práctica surge del buildering, el cual viene del urban climbing, nacido en Inglaterra a finales del S. XIX y que consiste en la escalada de edificios o lo que aquí se conoce como “mosca humana”.

Los roofers nacen del deseo de descubrir lugares ocultos o inaccesibles de la ciudad, las emociones fuertes, fotografías y la popularidad de colgar sus fotos en redes sociales. Ya que no hay foto de su logro el esfuerzo no habrá valido la pena. Ya que sin cámara para tu subida a un tejado es como si no hubieras subido.

Y es este acto obsesivo de fardar lo que le quita prestigio y espiritualidad a esta actividad. Ya que muchos son los roofers que se describen como un movimiento social. La soledad y la reflexión que ofrece un espacio alto, justificando su acción como una crítica a las autoridades por no destinar sitios para los jóvenes.

La opinión pública, horrorizada

Y resulta obvio. Estamos hablando de jóvenes, de los cuales la gran mayoría tiene menos de 20 años. Que resultado de la influencia de Internet y las fotografías de estas correrías, empiezan a practicar este tipo de actividad. Sin ningún tipo de seguridad con la que contar. Ni ninguna clase de permiso para escalar edificios.

Se comunican a través de redes sociales. Ya que Internet es el acumulador y el catalizador de este movimiento. Haciendo y planificando quedadas para iniciar las actividades a desarrollar.

Tragedias inevitables

Como era de esperar, estas aventuras tienen un alto riesgo que muchas veces acaba cobrándose la vida de estos jóvenes, para algunos insensatos. Como el caso del joven de 18 años Alexei Podchufarov. Que murió tras precipitarse al vació mientras escalaba por las cristaleras del edificio de Correos de Moscú.

Los expertos aseguran que este tipo de prácticas siempre han existido. La adrenalina, resultado del miedo y la emoción, siempre son factores que enganchan a practicar acciones tan al límite como éstas.

Saltando alcantilados

El pensamiento de saltar acantilados probablemente suena como algo que nunca podría hacer, pero para algunas personas es una actividad muy atractiva.

En este artículo se presentarán 10 consejos sobre cómo hacer un salto del acantilado sin hacerse daño, una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto por lo menos una vez).

Estas son sólo algunas ideas generales que se deben tener en cuenta. También se recomienda que se realice un entrenamiento serio con alguien con experiencia y que se comience con acantilados relativamente pequeños.  

Consejos para un salto perfecto:

1. No ir solo al salto de acantilado. Llevar siempre alguna compañía, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.

2. Asegurarse de que no haya nadie en el agua antes de decidirse a dar el salto para no dañar a nadie.

3. Antes de hacer un salto de acantilado, tener en cuenta que la presión puede ser un gran problema, y cuidar sus oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.

4. Observar la profundidad del agua. Además, estar al tanto de las mareas en la zona.

5. Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar, se debe tener confianza, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirse. Además, un punto de partida firme es necesariamente el resultado de mirar al alrededor en un primer momento y calcular el salto a su propio ritmo.

6. Asegurarse de tener el suficiente espacio y tiempo para hacer el movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en la mente antes de despegar. Comenzar el salto con los brazos pegados al cuerpo en una posición recta. Esta es la mejor manera de realizarlo.

7. Los pies deben ir primero, siempre.

8. Aprende a disfrutar de la estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación. Una vez que el cuerpo está suelto, se tendrá más control sobre él. 

9. Cuando el cuerpo golpea el agua, se debe tener una forma firme y dinámica. Mantener los dedos estirados y los brazos muy cerca de su cuerpo, por lo que podían deslizarse libremente y fácilmente.

10. A medida que se comience a entrar en contacto con el agua, hay que recordar respirar por la nariz, no dejar que el agua afecta el proceso de respiración.

Esto es todo que tengan un buen salto!!!