Deportes de Aventura relacionados con: deportes al aire libre

¿Un deporte con estrés?

Hoy quiero hablaros de un deporte que está considerado en condiciones naturales la situación más estresante de los últimos tiempos. Esta consideración data a fecha del año 1978 cuando estudios de psicobiología indagan sobre el estrés e investigaban sobre los cambios psicológicos y fisiológicos que se producían durante la práctica y entrenamiento de este deporte.

Hablamos de todo individuo que por razones profesionales o deportivas, salta en paracaídas desde una aeronave en vuelo o de algún tipo de estructura o formación natural elevada. La investigación la llevaron a cabo tomando diferentes muestras de sangre y orina en el año 1978 de unos reclutas militares noruegos antes de su entrenamiento diario para saber de qué manera avanzaban con el paso de los días.

www.Army.mil

Pruebas de laboratorio

El entrenamiento consistía en la simulación de una caída libre de unos 12 metros de altura por un cable de acero, soportados por un gancho. Ésta era una situación meramente psicológica y los militares sabían en todo momento que no corrían ningún tipo de peligro.

Los científicos encontraron cambios significativos que eran una consecuencia de la activación del sistema neural y endocrino. Se pudo comprobar que diferentes hormonas se comportaban de manera muy parecida.

Cuestión de hormonas

El primer día de prueba subían estrepitosamente  las hormonas si las comparábamos con las hormonas de antes del lanzamiento. Según avanzaban los días, el nivel de éstas se igualaba a la cantidad de las detectadas el día antes del primer día de entrenamiento.

Por último y como dato importante solo una hormona se comportaba de manera diferente a las demás: la testosterona. Su concentración en sangre descendía de forma muy considerable.

Saltando a los 92 años

Después de haber podido leer este estudio me pregunto si es sano o meramente es la gran excitación que ello supone el que lleva a Carlos Roque Beltrán a saltar a sus 92 años:

Según ha declarado para muchos medios, Carlos Roque Beltrán hizo su salto número 1.251. Dijo que sentía una emoción como si fuera el primer día en el que se lanzó desde un avión en paracaídas a los 24 años. “Es difícil entender que un hombre de 92 años siga haciendo esto. Nació conmigo. Tengo que llevarlo en el alma por eso lo hago”.

Con estas palabras, nos da la lección de que la edad no tiene barreras y que si alguien quiere algo, por muy difícil que sea, lo consigue. Él ya anunció que a los 100 años se volvería a tirar de nuevo.

Mirando a la cima

Deberían dolerme todos los músculos del cuerpo. Deberían estar ardiéndome los pulmones. Debería sentirme morir… Y sin embargo me siento vivo. Estoy a casi nueve kilómetros en vertical sobre el nivel de mar. En este momento, ningún ser humano que tenga los pies en el suelo pisa más alto que yo.

Han valido la pena estos años de deseo, de entrenamiento, los tres intentos frustrados, el haber sentido las manos de la muerte apretándome la garganta otras tantas veces. Ha valido la pena casi todo.

He visto lo que pocos seres humanos han visto y algunas cosas que nadie debería ver jamás, como los cuerpos sin vida de aquéllos a los que el Everest les niega la gloria, o el derecho de regresar. Se quedan aquí arriba, donde no hay bacterias que los descompongan. Alguno, a muy pocos metros de la cumbre.

Una amante cruel

¿Qué pensaría ese pobre tipo que quiso llegar hasta aquí sin la ayuda de las bombonas de oxígeno y cayó, exhausto y derrotado, apenas a cien pasos de donde yo estoy ahora mismo? La montaña, madre, amorosa catapulta a la gloria para unos y venenosa mamba negra que se revuelve, letal, contra quien la molesta para otros, ¿qué pensaría?

Porque estoy seguro de que este monte, esta fortaleza caprichosa, piensa y siente. Es sólo que no sabemos entender lo que nos dice ¿Sonríe, benévolo, ante unos y se alza infranqueable ante otros? ¿Tal vez reparte gloria y muerte al azar y, como un toro, trae dinero y fama en su lomo pero sólo para quien sepa evitar sus astas?

Mirando al cielo

Vuelvo mis ojos a ese cuerpo conservado en un ambiente más frío y aséptico que el más cuidado de los laboratorios. Mira hacia aquí, con los ojos cerrados por unos dedos piadosos que los sostuvieron hasta que los treinta grados bajo cero helaron y soldaron los párpados.

Kathmandu , Nepal,Himalayas,Everest

Mira hacia aquí, no hay duda. Murió sabiendo que no alcanzaría la meta. Que todos sus esfuerzos, el frío, los terribles dolores, la laxitud muscular y otras privaciones que en aras de la dignidad de lo que antes fue una persona me guardo, pues yo sé lo que es olerte y no soportar tu propio olor, murió, digo, sabiendo que todo fue en vano.

Despacio, pues a estas altitudes no puede uno moverse de otra forma, abandono la cumbre. Sé que la subida da la gloria, pero que el mayor peligro se encuentra en la bajada. Paso al lado del cuerpo, me agacho junto a él y le palmeo el hombro.

Lento regreso a la vida

El viento arrastra de acá para allá envoltorios de basura de todo tipo y pienso por qué la montaña dejó pasar a domingueros de las alturas, permitiendo que volvieran para que el mundo siga siendo así de insulso, mientras a quien la retó cara a cara lo hizo morir cuando ya tenía la cumbre a una distancia poco mayor que cruzar una avenida.

Continúo bajando.

Equipamiento para los caminantes

Para todas aquellas personas que les gusten y practiquen tanto el excursionismo, montañismo, senderismo o cualquier otro deporte de a pie, el mercado ofrece un sinfín de artículos especiales para estas personas y para que su disfrute en la montaña o sendero sea mucho más pleno, agradable y óptimo.

El calzado es una de las principales herramientas para un excursionista, senderista o montañista, todo dependerá de la estación del año en que se quiera practicar y de lo que se vaya hacer, si es una excursión o senderismo en verano podemos utilizar zapatillas de deporte o botas de trecking, si fuera montañismo lo mejor será utilizar botas de montaña para verano (siempre serán más livianas), si es en invierno botas de montaña para invierno.  Hay que tener en cuenta que los pies deben estar protegidos y el calzado debe ser lo más cómodo posible y apto para el camino agreste que nos encontremos.

IMG_8695

Ropa y complementos

La vestimenta también dependerá de la estación del año en que se quiera practicar y si es una excursión por el campo o senderismo, siempre será conveniente que en verano las prendas sean un poco más livianas como las camisetas de algodón de manga corta o manga larga, pantalones cortos o largos pero de algodón, visera o gorro para el sol, gafas para el sol, etc., y en invierno abrigos ligeros, ropa interior de algodón o térmica, calcetines para invierno, gorros, guantes y bufandas.  Lo que si es imprescindible para cualquier época es que la vestimenta sea cómoda, ligera y dé libertad de movimiento.

Los complementos pueden ser variados, dependiendo de lo que se vaya hacer pero son imprescindibles sea tanto para verano como para invierno las gafas de sol, brújula, crema protectora para cara y labios, silbato, bastón, etc.

Materiales varios

La hidratación es uno de los puntos que un excursionista no puede olvidar y por ello existen mochilas de agua que son una gran ventaja para no deshidratarse, hay varios tipos y tamaños, que se acoplan perfectamente al pecho o a la espalda, sin causar dolores musculares, son seguras gracias a su material y acabado, algunas de ellas pueden llevar hasta tres litros de liquido, pero también pueden albergar varias cosas indispensables para cualquier necesidad como chubasqueros, un kit de primeros auxilios, comida, etc.

Cada vez que vayas hacer algunas de estas escapadas, planifícalo bien, lleva todo lo necesario para no tener ningún contratiempo: lo importante es poder disfrutar de nuestra tierra, sus paisajes, sus senderos o sus montañas, pero siempre con seguridad, porque seguro que

Deportes de aventura en Nueva Zelanda

Bungy, paracaidismo, espeleología, descenso de barrancos son todas las actividades de aventura que ofrece Nueva Zelanda, con un telón de fondo de paisajes asombrosos.

Bungy

Para muchos visitantes, puenting en Nueva Zelanda se ha convertido casi en un rito de paso.

En la década de 1980, un par de kiwis pequeños, AJ Hackett y Henry van Asch, configuraron la primera operación bungy comercial de Nueva Zelanda, con un salto del histórico desde Puente de Kawarau cerca de Queenstown. Desde entonces, Nueva Zelanda se ha convertido en el hogar de bungy.  

En todo el país se puede saltar de puentes, subidas, viaductos de ferrocarril, plataformas hechas especialmente en el borde de los acantilados, y los techos del estadio.

El Nevis Bungy es el más alto y consiste en una increíble caída de 134 metros. También se puede dar un salto fuera del Auckland Harbour Bridge contra el telón de fondo el hermoso puerto de Waitemata.

Todos los días de la semana los lugareños y los turistas disfrutan de la experiencia de un bungy entre impresionantes paisajes.

Puenting sigue siendo una de las actividades de ocio más populares y reconocidas de Nueva Zelanda.

Paracaidismo

Es una de las actividades de aventura más populares de Nueva Zelanda. No hay nada como el paracaidismo de pura adrenalina y aventura, y no hay lugar como Nueva Zelanda para hacerlo. 

Los magníficos paisajes de este país adquieren una nueva dimensión cuando se está a 12.000 pies en el aire.

Paracaidismo en el lago Wanaka y Queenstown dejará ver a partir de la inmensidad de la Central High país Otago a las montañas nevadas que rodean los lagos como joyas.

En el otro extremo del país, un la bahía de Plenty Rotorua el paracaidismo o vuelo mostrará aguas relucientes y paisajes volcánicos.

Hay muchas operaciones de paracaidismo en toda Nueva Zelanda y todos los saltos en tándem.

Los paracaidistas experimentados guían paso a paso que hacer en el salto y lo que se puede esperar. Si se es un paracaidista es necesario llevar la licencia.

Jet

Barco Jet es adecuado para todas las edades y niveles de condición física y se puede disfrutar durante todo el año.

La lancha fue desarrollado en la década de 1960 por un agricultor de Nueva Zelanda llamado William (Bill) Hamilton, para permitir la navegación de los ríos poco profundos Canterbury.

Sin embargo, los emprendedores neozelandeses pronto se dieron cuenta de su potencial como una actividad de aventura.

En Nueva Zelanda un paseo en barco Jet podrá hacerse pasando por gargantas estrechas, casi rozando las paredes rocosas escarpadas, o casi rozando la superficie de los canales de agua que serpentean a través de los bancos de guijarros de ríos trenzados.

Algunos de los viajes más emocionantes están disponibles cerca de Queenstown y Canterbury.

Otras áreas incluyen la Buller y regiones Makarora en la Isla del Sur y los ríos Rangitaiki, Whanganui y Waikato en la Isla Norte.

Rafting

Los ojos muy abiertos por los rápidos turbulentos, describen el rafting que cubre el espectro completo de aventura.

El interior de las montañas de Nueva Zelanda contiene una gran cantidad de ríos caudalosos que corren por los bosques hasta el mar.

El 1 º grado los ríos ofrecen aguas relativamente tranquilas, mientras que el 5 º grado es considerado como un deporte extremo. Viajes que van desde un par de horas hasta cinco días están dirigidas por guías de rafting calificados que cumplan con los códigos de seguridad. Se proporciona todo el equipo y ropa especial.

El Rafting en los ríos de la Isla del Norte se encuentra principalmente en las zonas de la costa este central de la Bahía de Plenty y la Bahía de Hawke.

En la Isla del Sur, se tiene la oportunidad de probar el rafting en torno a la ciudad turística de Queenstown, Christchurch y en la costa oeste.
Algunas experiencias incluyen un helicóptero combinado y rafting. También puede probar el rafting agua negra a través de cuevas subterráneas.

Espeleología

Waitomo es a menudo la parte superior de la mente cuando se piensa en espeleología, en Nueva Zelanda, sin embargo, hay muchos sitios de espeleología impresionantes de todo el país para explorar.

Los espeleólogos dicen que Nueva Zelanda tiene uno de los sistemas de espeleología más difíciles y espectaculares del mundo, pero incluso espeleólogos por primera vez se puede disfrutar de este paisaje subterráneo.

Las experiencias de espeleologías van desde una deriva de ensueño a través de una gruta luciérnaga a una bulliciosa, cuerda-colgando aventura subterráneo, llena de acción.

En la isla del norte es la zona espeleología más conocida es Waitomo Caves en la región de Waikato.

Hay cuevas que sólo tiene que caminar a través, hay cuevas en las que se puede flotar (lo que se llama agua negro de rafting), y hay cuevas que requieren rappel, escalada y apretando.

Los operadores experimentados aquí saben cómo te conviertes en un espeleólogo en un solo día.

La Isla del Sur tiene varias áreas espeleología Nelson, Fiordland y en la costa oeste. Agujero de Harwood, justo al lado de la carretera principal de Motueka-Takaka en la región de Nelson, es la sima más profunda en el hemisferio sur.

El DTV Shredder, fusionando el skate y el segway

De todas las combinaciones locas de máquinas que hemos podido ver a lo largo de la historia, tal vez ésta sea la más loca y a la vez la más alucinante posible.

¿A quién se le ha ocurrido coger un segway y darle la versatilidad de movimientos de un skate? Pues a la empresa canadiense BPG Werks.

Concebido originariamente para uso militar no tripulado y operaciones de rescate, pronto vieron las posibilidades que podía ofrecer su salida al mercado comercial.

Potencia y habilidad unidos

Este pequeño transporte oruga lleva incorporado un motor de gasolina Honda de 4 tiempos y 200 centímetros cúbicos, llegando a alcanzar los 50 kilómetros por hora. Toda una hazaña para un vehículo tan pequeño.

Su gran capacidad de carga, unos 550 gr., y de arraste, unos 200 kg, además de la posibilidad de subir por pendientes de hasta 40º de inclinación, le hace también muy atractivo para la industria, especialmente para la agricultura.

Pero es su diseño de monopatín oruga, su capacidad de realizar acrobacias, de dar saltos y giros en el aire la que le hacen ser un gran vehículo para realizar deporte de aventura.

Todo terreno singular

Además, puede transitar por la nieve, la arena, el hielo y, prácticamente, cualquier superficie gracias a sus “pies” de oruga. Con él no habrá terreno que se nos resista.

Si le agregáramos un Ipad para ir escuchando música y disponer de GPS sería un vehículo magnífico para la conducción por las ciudades. ¿Os imagináis no tener problemas de aparcamiento?

Compacto, potente y manejable

Otra de las peculiaridades que le hace atractivo es su poco peso, 35 kg., y que puede plegarse el manillar para facilitar su transporte. Cabe perfectamente en un maletero.

Este vehículo multifuncional os proporcionará una velocidad aproximada de 50 kilómetros por hora, un radio de giro de unos 120 centímetros y una capacidad de recorrido en suspensión de 3 segundos. La adrenalina fluirá libremente por nuestras venas.

En el manillar se encuentran el acelerador y el freno y con el mango deberemos guardar la estabilidad. Además, el patín es una plataforma giratoria que nos permitirá realizar piruetas y giros.

Libres como el viento

El DTV Shredder es la primera versión comercial y va a revolucionar la idea de la conducción al aire libre, pues es funcional, pequeño, muy potente y fácil de manejar.

Además, sus orugas-tanque nos dan el empuje suficiente para conseguir altas velocidades en cualquier terreno sea la época del año que sea.

San Luis de Potosi entre los sitios de turismo extremo!!

San Luis Potosí es considerado como uno de los estados que ofrece los mejores lugares naturales para actividades extremas en contacto con el agua en México, así es considerado por los practicantes del turismo de aventura de este país.

Entre los lugares más atractivos y favorables están las cascadas de Micos, la cascada de Tamul y Cueva de Agua, en el municipio de Ciudad Valles y la Media Luna, en el municipio de Rioverde, sin dejar fuera la famosa gruta vertical, Sótano de las Golondrinas en el Municipio de Aquismón.

El Financiero, un diario de circulación nacional en México publicó el pasado 16 de mayo un artículo donde detalló que Ciudad Valles y Rioverde en San Luis Potosí son destinos que ofrecen espléndidas imágenes de la naturaleza para la experiencia de actividades extremas en contacto con el agua, en donde asegura se puede practicar salto de cascadas, aventurarse en paseo en lancha y sumergirse en una naturaleza acuática.
Dicho medio informativo, hace referencia de manera específica a tres lugares:

En Ciudad Valles

Las cascadas de Micos, que son caídas de agua escalonadas. El conjunto total de cascadas suman 7 diferentes caídas en forma escalonada y dividida una de otra por pozas cristalinas, donde se pueden ver al fondo formaciones caprichosas de la  travertina que crean un espectáculo sin igual al verse cubiertas de agua, helechos y musgos.

Las cascadas son  denominadas así (micos) porque en algunas zonas todavía se pueden ver monos deambulando por las ramas de árboles.

Las Cascadas de Tamul (el nombre significa lugar donde hay cántaros) junto con la Cueva de Agua es el salto de agua más grande de San Luis Potosí con cerca de 300 metros de profundidad; y destaca la Cueva de Agua cuya característica permite nadar unos metros adentro.  

Del municipio de Rioverde

El periódico destaca el Manantial de la Media Luna. En este lugar se pueden apreciar los nacimientos de donde emana el agua, los nacimientos son seis, y su forma es similar a un volcán invertido, encontrándose a diferentes profundidades, el más grande se localiza a 36 metros de profundidad.

En La Media Luna, el agua adquiere una tonalidad azul, misma que permite alcanzar una visibilidad de hasta 30 metros de profundidad, y cuya temperatura fluctúa entre los 27 y 30 grados centígrados durante todo el año, lo que hace más agradable el deporte del buceo.

El Sótano de las Golondrinas

Por su parte inmerso en la exuberante vegetación de la zona conocida como “la huasteca potosina” se localiza este abismo natural con una profundidad de 512 m de profundidad, 60 de diámetro y 370 de caída vertical, por ello está considerado uno de los más grandes e impresionantes del mundo y ocupa el segundo puesto en el país.

Conducción en la naturaleza gracias al Quad

Los Quads tuvieron su origen en la necesidad de disponer de un vehículo que mezclara la funcionalidad y versatilidad de las ligeras motocicletas de dos ruedas, con la seguridad y  estabilidad de los potentes coches de cuatro.

El precursor del Quad fue el Trike, vehículo motorizado de tres ruedas, que alcanzó un nivel de popularidad muy alto en los Estados Unidos durante la década de los 70’. Lamentablemente, el gran número de accidentes sufridos por gente a bordo de estos Trikes, muchos de ellos inexpertos o temerarios conductores, acabó provocando la desaparición de los mismos en 1988.

El Quad es un modelo deportivo de los vehículos de cuatro ruedas ideados para facilitar el trabajo agrícola, conocidos con el nombre de ATV. En la actualidad, ambos nombres sirven para designar el mismo medio de transporte.

Características del Quad

Se podría decir que el Quad tiene varias características favorables de las motos, como su ligereza o su agilidad, pero su estilo de conducción es mucho más parecido al de un coche. De hecho, uno de los “vicios” más difíciles de corregir por los monitores de quads, es el de los que acostumbran a conducir en moto, de tumbarse al tomar una curva cerrada, ya que en esos vehículos la trazada se marca con el manillar.

La versatilidad del Quad a la hora de recorrer caminos intransitables de manera segura por otros vehículos, es la mayor de sus ventajas. Esta característica los convierte en el medio de locomoción idóneo para terrenos escarpados y pistas forestales.

Al Quad no le gusta la ciudad

El origen del Quad está en el mundo agrícola, por lo que en buena lógica, por mucho que hayan evolucionado, no son útiles como transporte urbano. Para esta función ya existe un gran número de medios posibles, que gozan de unas características mucho más apropiadas.

Todas las ventajas del Quad en el monte, se desvanecen en la ciudad, ya que los aspectos positivos que comparte con la moto y con el coche, están siempre referidos a contextos de difícil conducción. Con las características de los trayectos urbanos, los quads solo tienen los peores inconvenientes de cada uno de esos vehículos.

El Quad consume gran cantidad de combustible, no impide que se moje su conductor en caso de lluvia, es difícil de aparcar, no permite librarse de los atascos y tiene una maniobrabilidad muy limitada en situaciones comprometidas.

No soy David Meca

Nunca voy a ser un Oiarzábal, ni creo que llegue jamás a saber qué es poner un pie por encima de 2.949,33 metros (un tercio de la altitud del Everest). De hecho, a los 2.519 del Naranjo de Bulmes, boqueaba como un pez (lo hacía, de hecho, bastante antes).

No creo que nadie vaya a confundirme, mientras nado, con David Meca ni que sea capaz de atravesar un río muy tranquilo de más de veinte metros de ancho o de hacerme más de un par de largos seguidos en una piscina olímpica.

Path to my Self

¿El Camino de Santiago? Pero si el día que más recuerdo haber caminado fueron del orden de veinticinco kilómetros y acabé tan cansado que apenas podía levantarme al día siguiente. Como para ir desde Sant Jean de Pied de Port (que es donde de verdad comienza el Camino francés) a Santiago de Compostela…

¿Por qué me gustan los deportes de aventura?

En fin, que soy todo lo contrario de un deportista de élite. Es más, posiblemente no puedo siquiera considerarme deportista, salvo que la práctica esporádica me conceda el título. Entonces, ¿por qué me gustan tanto los deportes de aventura que incluso me atrevo a escribir sobre ellos?

Pues porque el deporte es una de las prácticas más populares que pueden darse: todo el mundo tiene el derecho y, a poco que quiera, la posibilidad de practicarlo. No conozco a nadie que, si no tiene una instalación deportiva a mano, no pueda salir a pasear y respirar aire puro o subirse a la bicicleta y disfrutar de paisajes maravillosos.

Enjoying a sunset in Salto, Uruguay

“Límites” es sólo una palabra

Todos podemos practicar algún deporte de aventura, de mayor o menor nivel. Pero no es sólo eso. Interioricemos lo que significa el deporte de aventura: el reto a uno mismo. El decir “con un paso más, me queda un paso menos hasta la meta ¡Vamos!”.  Apretar los dientes e imponerse al vértigo, al miedo a caer. Y, aun habiendo caído, levantarse y reemprender la marcha.

Romper los límites por la mera satisfacción de romperlos… ese es el espíritu del deporte de aventura. Que las barreras, las externas y las que tu mente te impone existan con el único fin de ser superadas.

No: no soy un deportista de élite, no soy un temerario (más bien lo opuesto), estoy terriblemente fuera de forma para poder decir que soy un deportista y, sin embargo, me apasiona el deporte de aventura, al nivel que yo puedo practicarlo, porque no es mero ejercicio, sino una forma de entender la vida.

Windsurf, Surfeando por la historia

La mayoría de la gente considera Windsurf como la creación de dos californianos del sur, Jim Drake (marinero) y Hoyle Schweitzer (surfista), que combina sus dos deportes en una viable, si no es algo inusual, nuevo híbrido deportivo.

Al mismo tiempo, Bert Salisbury de Seattle, Washington, se reunió con Drake y Schweitzer durante un viaje a la playa de Malibu con intenso entusiasmo e interés. Sin demora, los hombres obtienen patentes y pronto el mundo se introdujo a este nuevo deporte bien llamado (como se sugiere en Salisbury) “Windsurf“. 

Aunque era Drake y Schweitze que ayudó a desarrollar el deporte en lo que conocemos como hoy en día, sin embargo, los padres del deporte del windsurf deben atribuirse a Newman y Naomi Darby.

Una historia que cobra vida

El crédito va a la Revista Windsurf estadounidense que llegó Newman y la historia de Naomi fue revelado. A pesar de que el nombre del Darby se había asociado a través de los años en que los orígenes de windsurfing lo hablaron, su concepto siempre fue considerado como algo que no funcionó. 

Sin embargo, Newman había estado experimentando con el concepto de una “vela libre” desde 1948 y Darby estaban haciendo y la comercialización de sus consejos de administración en 1964. Y puede usted creerlo – Era una mujer, Naomi, quien fue la primera en ser fotografiada Surfeando!

Un homenaje con más de 300

Un evento organizado por Brian y Lorraine Carlstrom el 20 de agosto de 1997, se celebró en honor a NewmanDarby. El evento atrajo a una multitud de 300 y además , el primer reconocimiento público de la contribución de Darby para el deporte del windsurf.
La esencia de tanto Darby y de Drake & Schweitzer de co-invención estaba colocando una vela en una junta universal que requiere la persona para apoyar el equipo de perforación, permitiendo que la plataforma se incline en cualquier dirección.

Esta inclinación de la plataforma de proa y de popa permite a la tarjeta a ser maniobrado sin tener que utilizar un timón de dirección.

La fiebre del Windsurf en la decada de los 70´s

Darby cesó su producción de tablas de vela por la década de 1960 ya que las ventas eran pocas y no fue hasta Schweitzer Windsurfer ™, que fue producida en masa en los años 70 que el nuevo deporte despegó.

Estas placas de polietileno resistentes se utilizan para todos los niveles de navegación, ya que eran las únicas tablas disponibles. Entrantes aprendieron sobre ellos, y los expertos obtuvieron dominio sobre ellos. Todo el mundo hizo que la windsurfista ™ funciona independientemente.

El Windsurf en Europa

Fiebre Windsurf tenía Europa firmemente en su alcance a finales de 1970. Europeos, que han atraído a más de individual que los deportes de equipo, hemos elaborado para el windsurf en las masas, y una de cada tres familias de vela tenía una tabla de windsurf, como se les llamaba en aquel entonces. 

Muchos fabricantes europeos producen sus propios tipos del Windsurfer ™, y una industria próspera nació por empresas como BIC, una compañía de boligrafos francesa.

La industria del Windsurf en Europa

Los estadounidenses comenzaron a adquirir los tableros fabricados en Europa, que aún continúa hasta nuestros días. La década de 1980 se produjo un período de expansión increíble para el deporte del windsurf.

Participación Racing había llegado a su máximo histórico, lo que lleva a la creación de la gira profesional de la Copa del Mundo, y en 1984 el primer evento olímpico de Windsurf se celebró en 1984, en Los Angeles.

Desarrollo de equipos progresó en un tono febril hasta mediados de los años 80, como se ve cuando un windsurfista capturó el récord mundial de velocidad, navegando a un poco más rápido de 36 nudos.

Desde entonces, los amantes del windsurf en equipos muy especializados, navegando los vientos de 40 nudos o más, han empujado a esa velocidad hasta un nivel increíble, 45,34 nudos.

Ahora, el windsurf es un deporte completamente maduro que es disfrutado por personas de todas las edades.

Técnicas imprescindibles para practicar el rafting con seguridad

No nos equivoquemos: el descenso de ríos es una aventura, sí, pero que puede llegar a ser peligrosa e incluso a negar segundas oportunidades. Es por ello que debemos conocer al dedillo y ejecutar con tanta precisión como podamos imaginar las diferentes técnicas, sea cual sea el nivel de dificultad de las aguas.

Para empezar, cualquiera que practique el descenso de ríos ha de conocer y saber reaccionar, como poco ante las siguientes voces de remada y ejecución: “Adelante”, “atrás”, “derecha”, “izquierda”, “piso” y “alto”. También debemos saber cómo reaccionar en caso de “lado alto”, si queremos evitar que la embarcación se vuelque o darnos un buen golpe.

rafting

Además, las normas básicas de seguridad también se refieren a saber qué hacer en con los diferentes elementos del equipo básico personal, esto es: casco, chaleco y remos. Por supuesto, todo tripulante ha de saber reaccionar si se cae el agua o si otro de sus compañeros lo hace, de modo que, uno u otro, puedan incorporarse rápidamente a la embarcación.

Ser guía requiere de una preparación extra

El guía de la embarcación, además de los conocimientos ya señalados, y como responsable de la seguridad de quien le acompaña ha de dominar otros aspectos técnicos, como son:

Conocer a la perfección el uso de cualquier componente del equipo de descenso de ríos, unos ríos que por cierto han de saber “leer” muy bien, en tanto en cuanto debe interpretar perfectamente las turbulencias, olas, remolinos, hoyos… de modo que dirija la embarcación a los lugares adecuados.

Técnicas de rescate

Obviamente el guía ha de saber de las técnicas que usan para rescatar tanto a personas como a embarcaciones y, en caso de caerse al agua, debe saber moverse dentro del rápido y volver a subirse por sí mismo a la embarcación.

Otro de los conocimientos imprescindibles sin los que no sería un buen guía y, por lo tanto, estaría jugándose su seguridad y la de sus compañeros, es el que se refiere al dominio de las señales básicas, signos visuales imprescindibles para comunicarse en los rápidos, sea entre personas, sea entre embarcaciones. Éstas son las principales:

Las señales básicas

Hombre al agua, alto, adelante, reunión (se usa para dos o más embarcaciones), peligro, botiquín, apurar descensos y helicóptero. Obviamente, existen más: tantas como situaciones o necesidades puedan darse en el agua, pero en este caso nos hemos referido a las más elementales.

Claro que, una de las más importantes medidas de seguridad es la de no descender un rio en solitario sino hacerlo al menos en grupos de dos embarcaciones. Y la que es sin duda, la más importante: sepamos de nuestros límites y de los de nuestros compañeros. No convirtamos un deporte en un riesgo absurdo.