Deportes de Aventura relacionados con: deportes al aire libre

Un puente de aventura

¡Uf! ¡Uf! ¡Vaya carrera! ¿Llegamos a tiempo para ofrecerte algunas ideas para el puente de Diciembre? O al menos para hacerte cambiar un par de planes, esperamos… Entre las muchas posibilidades que se nos ofrecen a partir de 6 de Diciembre están los deportes de aventura: Naturaleza y acción, de la mano.

Es un error bastante común asociar deporte a aventura a sol y buen tiempo. Y aquí van unas cuantas pruebas:

Un puente de aventura

Comenzamos hablando del mushing, una forma de desplazarse más antigua que la memoria que ha acabado por convertirse en un deporte. Y gracias a este deporte conectaremos con la Naturaleza y lo haremos de una forma apasionante. Posiblemente más si terminamos la jornada en un tipi (una tienda de campaña como la que usaban los indios norteamericanos).

Cantidad, variedad y diversión asegurada

Concretamente, estamos pensando en la estación de esquí de Vallnord, donde un musher profesional guiaría el trineo durante una media hora por determinadas zonas del paraje y nos ofrecerá una cena en un tipi si nuestro grupo es pequeño o en un restaurante si es grande.

Otra buena idea es la de practicar zorbing. Básicamente, nos introducimos dentro de una bola grande (unos dos metros de diámetro), en la que caben dos personas y jugar con la nieve de la ladera y la fuerza de la gravedad.

Seguridad, para divertirnos

Quienes practican el zorbing van sujetos con un arnés, de modo que el peligro se reduce a cero. Este deporte presenta diferentes modalidades y dificultades, incluso una que podría asociarse al buen tiempo y que consiste en rodar por el agua.

Más ideas, también con la nieve en mente: excursiones caminando sobre raquetas, paseos en moto de nieve. Cómo no: el esquí en cualquiera de sus modalidades es un deporte que se adapta a cualquier edad o condición física: es posible que no estemos como para hacer un slalom gigante, pero tal vez sí unos kilómetros de travesía a un ritmo tranquilo.

¿Te apetece un cambio de planes?

Tras haber echado un vistazo a estas ideas es posible que, si no tenías plan, lo tengas ya; y si lo tenías, puede que cambies de opinión. Pero, por si acaso aún dudas de si disfrutar o no del puente, ahí van algunas ideas entre fresquitas y frías: buceo bajo el hielo, fabricación de iglús, escala en hielo…

Anda: búscate  una compañía que te ofrezca alojamiento y pack de aventura y disfruta del puente de la Constitución como no pensabas hacerlo ¿De verdad pensabas que el deporte de aventura es sólo para disfrutar bajo el sol?

Rockfishig

Mediante este post intentaré explicar una técnica de pesca para algunos desconocida: El Rockfishing es una técnica de origen japonés, y consiste en engañar con señuelos a depredadores de roca de pequeño tamaño, usando equipos ultraligeros.

Son muchas las especies que se alimentan en las zonas rocosas más bajas de nuestro planeta. Como habrás deducido, para practicar esta modalidad de pesca es requisito indispensable que donde  vayas a pescar sea de fondo rocoso.

Gurnard on the Wing - Coió

En esta modalidad se juega mucho con la manera de lanzar. Aunque, en todo caso, será importante utilizar un sedal grueso de al menos 20lb ya que estás continuamente lanzando encima de las rocas y con un sedal fino gastarías mucho en anzuelos por la cantidad que perderías.

Reducir las posibilidades de «enganche»

Además,  deberás utilizar preferiblemente anzuelos curvos ya que la probabilidad de que quede enganchado en una roca es menor y a la hora de desanzuelarlo es mucho más sencillo. El plomo que utilizaremos tendrá que ser cónico y de poco peso, es decir, usa sólo el peso que creas necesitar para llegar al lugar donde has detectado la zona con rocas.

Formas de engañar a los peces

Respecto a la manera de lanzar, podríamos destacar dos formas:

1. Jerking: Consiste  en dar pequeños tirones. es decir, mantener la puntera de la caña baja, e imprimir tirones rápidos y fuertes.

2. Dientes de Sierra: Consiste en dar un tirón seguido de una pausa. El jig o “anzuelo” asciende con el tirón y cae en picado por su peso durante la pausa. La picada podrá producirse en cualquier momento. Además, esta técnica nos permite explorar capas de agua más profundas.

It starts right here, in Maldives

 Más datos sobre el rockfisihing

Se suele caracterizar por practicarse de noche, ya que según cuentan algunos expertos, en la jornada diurna no han tenido demasiada suerte. Un consejo útil: deberías utilizar guantes de fibra para protegerte de los bocados de algunos peces de gran tamaño… ¡Ay!

Las carnadas más populares para esta modalidad de pesca entre rocas son los calamares y los pulpos, es decir carnada dura y fuerte. Es la típica técnica donde las capturas suelen ser muy frecuentes, abundantes e inesperadas, ya que existen muchas especies de peces muy pequeños que aunque no los consideremos como depredadores, realmente sí lo son.

Una frase para describir brevemente este tipo de pesca sería que el valor de una captura no se mide por su tamaño, si no por su dificultad. Y defendiendo la conservación de las especies marinas es muy recomendable practicar el “captura y suelta” con todas ellas sin excepción.

Surfeando por las calles

Para algunos la entrada de hoy no les causará ninguna sorpresa, ya que estarán cansados de oír hablar sobre el streetsurfing. Para los que os suene a chino os comentaremos que estáis hartos de ver a las nuevas generaciones de chavales con tablas raras deslizándose por las calles de grandes y pequeñas ciudades.

Para algunos esta clase de deporte basado en el surfing es lo mismo que otro deporte que ya marco mi generación, lo que hoy se llama skateboard pero que en nuestro castellano más arraigado era simplemente “darle al monopatín” o para los modernos “patinete”. Pero tengo que deciros que sí, estamos anticuados. Pues no es el mismo ni las tablas son iguales.

Streetsurfing, a falta de mar, asfalto

Cada vez que oigo este nombre me viene ese estribillo de canción del verano “vaya vaya, aquí no hay playa”. Y es que posiblemente esta disciplina la inventara alguien nacido en el secano, que soñaba con coger las olas más altas y lo máximo que vio fue el Mar Menor.

Nació inspirado en el surf pero se practica en las calles en los Estados Unidos, no solo como un deporte, sino también como toda una filosofía. Mezclando otros deportes como el snowboard y el monopatín y a la vez en sus tablas.

Como ya pasa en otros de estos deportes, existe varios tipos de tablas. La mayor diferencia entre  estas con la de otros deportes parecidos es que podemos ver entre sus tipos una que es la única que es articulada. Por lo cual se podría decir que es la unión de dos unidas por un eje. Lo que consigue que cojamos inercia al mover nuestras caderas y se mueva y gire sin necesidad de una propulsión.

Hay otro tipo de tabla que es con solo dos ruedas, más fina. Que consigue un mayor deslizamiento gracias a su movimiento ondulante.

Su llegada a España

El Streetsurfing tuvo una gran acogida en España desde su llegada en el año 2007. Aunque normalmente vemos a gente adolescente, tanto chicos como chicas, practicándolo. Es un deporte de éxito que se puede empezar desde edades tempranas. Aunque lo normal sea las clases que lo imparten lo ofertan a partir de los 8 años, hay sitios donde aceptan a prematuros en este deporte, con solo 5 años.

La verdad es que ahora que se acercan las vacaciones, es una buena opción para practicar deporte con grandes y pequeños y que se te pase la vida rodando.

No soy David Meca

Nunca voy a ser un Oiarzábal, ni creo que llegue jamás a saber qué es poner un pie por encima de 2.949,33 metros (un tercio de la altitud del Everest). De hecho, a los 2.519 del Naranjo de Bulmes, boqueaba como un pez (lo hacía, de hecho, bastante antes).

No creo que nadie vaya a confundirme, mientras nado, con David Meca ni que sea capaz de atravesar un río muy tranquilo de más de veinte metros de ancho o de hacerme más de un par de largos seguidos en una piscina olímpica.

Path to my Self

¿El Camino de Santiago? Pero si el día que más recuerdo haber caminado fueron del orden de veinticinco kilómetros y acabé tan cansado que apenas podía levantarme al día siguiente. Como para ir desde Sant Jean de Pied de Port (que es donde de verdad comienza el Camino francés) a Santiago de Compostela…

¿Por qué me gustan los deportes de aventura?

En fin, que soy todo lo contrario de un deportista de élite. Es más, posiblemente no puedo siquiera considerarme deportista, salvo que la práctica esporádica me conceda el título. Entonces, ¿por qué me gustan tanto los deportes de aventura que incluso me atrevo a escribir sobre ellos?

Pues porque el deporte es una de las prácticas más populares que pueden darse: todo el mundo tiene el derecho y, a poco que quiera, la posibilidad de practicarlo. No conozco a nadie que, si no tiene una instalación deportiva a mano, no pueda salir a pasear y respirar aire puro o subirse a la bicicleta y disfrutar de paisajes maravillosos.

Enjoying a sunset in Salto, Uruguay

“Límites” es sólo una palabra

Todos podemos practicar algún deporte de aventura, de mayor o menor nivel. Pero no es sólo eso. Interioricemos lo que significa el deporte de aventura: el reto a uno mismo. El decir “con un paso más, me queda un paso menos hasta la meta ¡Vamos!”.  Apretar los dientes e imponerse al vértigo, al miedo a caer. Y, aun habiendo caído, levantarse y reemprender la marcha.

Romper los límites por la mera satisfacción de romperlos… ese es el espíritu del deporte de aventura. Que las barreras, las externas y las que tu mente te impone existan con el único fin de ser superadas.

No: no soy un deportista de élite, no soy un temerario (más bien lo opuesto), estoy terriblemente fuera de forma para poder decir que soy un deportista y, sin embargo, me apasiona el deporte de aventura, al nivel que yo puedo practicarlo, porque no es mero ejercicio, sino una forma de entender la vida.

Sandboard

El apasionado por el surf más de una vez debe volver a su casa con la cabeza gacha y la tabla en el hombro, habiéndose quedado con las ganas de que unas buenas olas rompieran en la costa.

Esta frustración ha sido tanta para los brasileros que un buen día decidieron echar la tabla sobre las dunas de la playa inventando, casi sin querer, este maravilloso deporte.

¿En que consiste?

Tomando las dunas por las olas el practicante se aventara desde la cima de un montículo de arena con una tabla que ira amarrada firmemente a sus pies.

Uno de los grandes inconvenientes de este deporte es que cada vez que nos deslicemos por una duna deberemos volver a pie a la cima de la misma, a menos claro que contemos con un boggie o con cualquier vehiculo que nos facilite la subida por las resbaladiza arena.

Equipo.

El equipamiento que necesitaremos para realizar con éxito este deporte es sobre todo una buena tabla diseñada específicamente para la practica de este deporte.

Aunque su forma recuerda mucho a la que se utiliza en el snowboard, el material con que se construye es totalmente diferente: la tabla de sandboard es mucho más resistente siendo la formica y el laminex los materiales que suelen utilizarse para su fabricación.

La base de la tabla, la cual estará en contacto con la arena, suele encerarse antes de una carrera con cera a base de parafina para lograr un deslizamiento superior.

Sandboard en el mundo.

Si bien este deporte extremo a sido creado en las arenas del brasil la mejor opción a la hora de practicarlo es dirigirnos a su país vecino, el Perú.

Aquí encontraremos las mejores pistas de mundo, específicamente en el distrito de Vista Alegre (Nazca), allí se encuentra el Cerro Marcha, que resulta ser la segunda duna mas grande del planeta con 920 mt de altura.

Se puede acceder a su cima alquilando areneros, una vez en el lugar encontraremos pequeñas dunas donde practicar con seguridad este deporte, aunque cualquiera que haya llegado hasta allí se vera tentado de tomar la pendiente de mas de un kilómetro de largo que transformara su viaje con un recorrido inolvidable repleto de adrenalina y paisajes paradisíacos.

 De todas maneras no olvidemos que lo fundamental a la hora de practicar este deporte es tener la predisposición y las ganas necesarias, por lo que las dunas de las que dispongamos, tengan el tamaño que tengan, serán suficientes para iniciarnos en esta disciplina.

Modalidades del ciclismo de montaña

Tras haber echado un vistazo al siempre sacrificado pero satisfactorio ciclismo de montaña, nos centraremos en este artículo en las diferentes modalidades de competición de este deporte. Al no estar circunscrito a una pista o a una carretera, las posibilidades son mucho más amplias.

Comencemos por la competición llamada “Avalancha”: se tata de un descenso de larga distancia. El ejemplo en España es una prueba que lleva celebrándose desde hace siete años: la “Big Ride Manzaneda”: un circuito de entre 15 y 18 kilómetros de longitud con un desnivel de hasta 1.000 metros. La competencia atraviesa pistas forestales, riachuelos y caminos de cantos rodados, lo que la convierte en un verdad circuito de resistencia.

ciclismo de montaña

Otra modalidad: la “Maratón de Montaña”: una travesía de 65 a 100 kilómetros, aunque algunas pruebas, como la de Salzmmergut llegan a los 200. Normalmente, se usa el mismo tipo de bicicleta que la de cross country, aunque algo más robusta. Esta modalidad se ha convertido en una prueba muy popular, pues las carreras suelen convertirse en retos personales para quienes se proponen simplemente terminarlas.

Gran variedad de modalidades

Más pruebas: la de “Trail”, una modalidad no competitiva que intenta que los ciclistas realicen descensos tan seguros como sea posible gracias a unas suspensiones especialmente largas. Mantiene la máquina en pesos muy bajos y diseños que permiten pedalear con facilidad, sobre todo en cuestas.

La prueba de “Enduro-All Mountain” se realiza con bicicletas pensadas para descensos mucho más agresivos, aunque de buena respuesta en llano y subida. Ejemplos de campeonatos de esta modalidad son el Trans Provence o el Enduro of Nations, por poner sólo dos casos.

¿La gravedad? Me suena de algo…

Una modalidad competitiva y recreativa es la de “Saltos”, con bicicletas pequeñas, ligeras y muy resistentes, construidas para que el “rider” demuestre su agilidad y osadía en los parques de salto.

De menor énfasis en el peso y mayor recorrido en la suspensión, aunque no tan robustas como las bicicletas de descenso, nos encontramos con las monturas de “Freeride”, que permiten el pedaleo en subida, aunque no están pensadas para distancias demasiado largas.

Varias formas de bajar la montaña

Ya que hemos mencionado las bicis de “Descenso” o “Downhill”, hablemos de esta competición: se lleva a cabo en un camino descendente con abundantes obstáculos naturales y artificiales. Obviamente, las bicicletas están diseñadas para ayudar a no caerse y, la vez, saltar los obstáculos con el menor sufrimiento posible para las articulaciones del “biker”. Es una prueba a contrarreloj.

Parecido al descenso, sólo que, en este caso, compiten varios ciclistas simultáneamente, en el “Four Cross”. Se lleva a cabo en un circuito en bajada con diversos tipos de obstáculos y gana el primer competidor que atraviesa la línea de meta.

No se vayan todavía…

También en bajada, se disputa el “Eslalon”, sólo que los contendientes han de cubrir un recorrido con banderines y puertas, como en las pruebas de esquí. Y en sentido inverso, subiendo y contra el crono, se compite en el “Ascenso”, mientras que el “Rural Bike” recorre caminos de tierra más o menos llanos.

El hecho de que se trate de un deporte joven y de que los límites no estén bien definidos se presta al nacimiento de nuevas modalidades de todo tipo. Es posible, incluso, que en estos momentos esté naciendo la que en un par de años sea la más popular de todas…

Yosemite, la fuerza de la naturaleza

El Parque Nacional de Yosemite es uno de los parques naturales más impresionantes dentro y fuera de los Estados Unidos. En él podemos apreciar la grandeza de la naturaleza y descubrir nuestro lugar en ella.

Porque el Yosemite es uno de los parques más bellos que nos ofrece Estados Unidos. Uno de los primeros en ser considerado Parque Nacional, en sus más de 3.000 km2 podemos encontrar una gran variedad de ecosistemas.

Seguir leyendo Yosemite, la fuerza de la naturaleza

Menudo salto!

Después de mucho tiempo pensando sobre esto, y mirando pros y contras has decidido probarlo por primera vez, has estado mirando que sitios te dan esta oportunidad por la zona que tú te encuentras para hacer paracaidismo. Te pones en contacto con ellos, y quedáis a un día y una hora para hacer la actividad.

Ellos te van a dar toda la información posible sobre la actividad, así como todo lo que debes llevar para estar bien equipado. 

Cuando ya vayas a subir…

Es demasiado tarde para hacer preguntas una vez que estás en el avión, por lo que antes de subir has de saber exactamente lo que vas a hacer en el salto y revisar tus procedimientos de emergencia. En el viaje a la altitud debes revisar la inmersión mental, imaginando un rendimiento perfecto. Tenga en cuenta, sin embargo, que tú no está obligado a saltar desde el avión sólo porque está en él!

Revisa tu equipo. Tus entrenadores te ayudarán a asegurarse de que todo esté correctamente. Asegúrate de que el altímetro se ajusta a cero, las gafas están limpias, etc

Mantente cerca de su jefe de salto y lejos de las hélices, otras aeronaves y otros objetos peligrosos. Recuerda que el piloto no pueda verte cuando está carreteando el avión, él siempre tiene el derecho de paso.

Una vez en el avión, sentarte donde se te indique. Asegúrate de usar el cinturón de seguridad hasta que esté lo suficientemente alto como para una salida de emergencia. También es una buena idea poner el casco para el despegue. Sus dos responsabilidades en el avión son para minimizar el movimiento y para proteger a sus asas de . Hasta que no estemos a nto de saltar te debes quedar sentado. 

A la hora de saltar…

Tú debes haberte familiarizado con la puerta del avión, las manijas y los pasos antes de embarcar. La mayoría de las veces los puentes más experimentados salen primero por una razón simple: los estudiantes abren sus paracaídas más alto que los puentes con experiencia. Para excluir la posibilidad de puentes de diferentes grupos chocan, las salidas se efectúan varios segundos de diferencia y planificadas con las altitudes de apertura en mente. De esta manera se obtiene la separación horizontal y vertical entre los grupos.

En el salto se vuela en la dirección del viento. Esto le da al avión la velocidad de avance más lenta posible. En otras palabras, es más de la zona de descenso (DZ) más de lo que sería si se estaba ejecutando a favor del viento.

El piloto utiliza el GPS (satélites del Sistema de Posicionamiento Global) para decirle exactamente dónde está, y cuando está sobre el punto, o punto de salida correcta, se enciende una luz verde de nuevo a la puerta, diciendo a los paracaidistas para salir. Si la secuencia de salida toma tanto tiempo que el último en salir podría no hacerlo de nuevo al aeropuerto, la luz se apaga, lo que indica que los puentes restantes deben permanecer en el avión para una segunda pasada sobre la zona de descenso. 

Cuando ya hayas saltado

Una vez que te toca, salta, abre tu paracaídas como te dijeron, da el salto de tu vida  y a disfrutar!!!

Tirolesa para todos

Pocas cosas golpean surcando el aire en un cable sobre los bosques ricos, ríos burbujeantes y fauna nativa. Con la adrenalina mientras se desliza por encima de paisajes impresionantes, difícilmente va a preocuparse por lo lejos que se está de la tierra.

La tirolesa

El concepto de tirolesa – que hoy es todo un emocionante viaje de aventura – fue en realidad concebida por necesidad. El transporte de combustible por gravedad mediante cables y poleas roscadas entre dos puntos fue creado por los trabajadores y residentes que necesitaban para transportar rápidamente a las personas y suministros a través de cañones, ríos y otras zonas intransitables en las regiones remotas de China, la selva tropical de CostaRica, y el australiano Outback.

La tirolesa se está convirtiendo rápidamente en una de las actividades de más rápido crecimiento en turismo de aventura. Su pico de popularidad puede atribuirse a Costa Rica a mediados de la década de 1990.

También conocido como zorro volador, foefie diapositivas, tirolina, pista aérea, o de la cuerdaaérea.

Hoy en día, puede encontrar en todo el mundo, los tours de tirolesa. Hay más de 700 cursos de tirolesa en todo el mundo.

 

Los mejores lugares

Aquí, mostramos 10 tours tirolesa y cursos en una variedad de ubicaciones y niveles de intensidad:

  1. Nicaragua: Ideal para aquellos que quieran una vista explosiva del volcán Mombacho. Se extiende entre 17 plataformas.

  • California: El Wild Animal Park de San Diego Zoo es la tirolesa más larga de los EE.UU. continental. Desde esta tirolesa  puede observarse los animales exóticos del parque, así como el Valle de San Pasqual.

  • Lago Grande, New Hampshire y Florida: Son perfectos para una aventura de tirolesa en familia, porque están diseñados para que los clientes pueden elegir a sus niveles de desafío personal.

  • Montaña Mística, Jamaica: Cubre más de 100 hectáreas y más de 700 metros sobre el nivel del mar. Se funde con un ecosistema diverso de fuentes naturales, follaje tropical, árboles nativos y una gran variedad de especies de aves coloridas.

  • La aventura con un exclusivo recorrido aéreo de Jamaica a través de exuberantes bosques tropicales, un viaje telesilla sobre el campo, una aventura en tirolesa a través de copas de los árboles.

    Aquí se verá una cultura de la isla y el centro de la herencia, así como restaurantes cima de la montaña y tiendas.

    1. Monteverde, Costa Rica: situado en el Bosque Nuboso de Monteverde en Costa Rica. La vida silvestre en Monteverde incluye el jaguar, el ocelote, el tapir de Baird, tres Pájaro Campana, pájaro sombrilla y más.

    2. Virginia Occidental: Se ubica al sur de Virginia Occidental y el recorrido de una milla de largo es el primero de clase mundial tirolesa. Se encuentra en un terreno que es el hogar de venados de cola blanca y oso negro, así como muchas otras especies de animales y flora naturales.

    3. Alaska: La tirolesa se ubica el Bosque Nacional de Tongass en Juneau, Alaska, en la selva tropical y la expedición de tirolesa.

    4. Columbia Británica: Se conocerá el valle de la antigua selva que divide las montañas Whistler y Blackcomb. Es una de las tirolesas más altas y largas de todas. La cremallera tienen hasta 2,000 pies de largo y 200 pies por encima del suelo de los bosques que alcanzan velocidades de 80 kilómetros por hora.

    5. St. Cloud, Florida: Escapar lejos de las multitudes de los parques temáticos de Orlando a experimentar una experiencia de tirolesa en Florida.

    Este tour dura 2,5 horas y se eleva 55 metros sobre el suelo encima de los arroyos naturales, humedales y un bosque de cipreses antiguos. La aventura comienza con una caminata a lo largo de un tramo escénica del rastro Florida, uno de los ocho senderos nacionales en los EE.UU.

    Aquí se volará a través de los bosques de pinos y pantanos, hogar de más de la fauna nativa de la Florida, incluyendo caimanes, osos negros, venados de cola blanca y la pantera de Florida, en peligro de extinción.

    1. Parque Nacional Rocky, Colorado: Desde aquí se pueden ver los picos nevados de las majestuosas Montañas Rocosas, una zona ribereña (humedales) y Wind River por debajo.

    También está rodeado de muchos poderosos pinos. Siempre existe la posibilidad de ver alces, ciervos, zorros y otros animales de la montaña rocosa, estando en la tirolesa.

    Esta tirolesa tiene una plataforma de inicio 20 pies en el aire. Pero se pueden llegar a una altura máxima de 35 metros y cremallera a 30 mph más de 800 metros de ancho. La cremallera está disponible para adultos y niños mayores de 12 años.

    Parapente: Surcando los cielos con alas postizas.

    Desde que el hombre ha contemplado el cielo ha querido hacerse con sus dominios, conquistar el firmamento dejando su huella en las nubes y lo ha intentado de los más diversos métodos con el correr de los años. Los hermanos Wright fueron los primeros en obtener un reconocimiento mundial con el desarrollo del primer aeroplano.

    Da Vinci cientos de años atrás ya tenia prototipos en los cuales detallaba diversas aeronaves capaces de transportar a una persona. Fue también el inventor oficial del paracaídas y aunque su modelo difería bastante de los actuales cumplía la misma función. ¿Habrá pasado por la mente de Leonardo la idea del parapente?

    Posiblemente, aunque nunca lo sabremos. Si sabemos que paso por la mente de David Barish y si bien no se ha podido identificar al autentico creador de este deporte se cree que es muy probable que el sea su inventor.

    Desarrollo en 1965 mientras trabajaba para la NASA el Ala Navegación, o Ala de Cara Simple, que fue el precursor directo de los modelos que se comercializan hoy en día.

    Anterior a este, en 1952, Domina Jalbert ya había realizado otro prototipo que resultaba funcional para la practica de esta disciplina, pero dejémonos de historia y pasemos a la acción.

    ¿En que consiste?

    Este deporte consiste en aventarse al vacio y volar, al más supermanesco de los estilos, claro que necesitaremos el equipo adecuado ya que si no la gravedad será nuestra kriptonita.  

    Las partes fundamentales que componen el equipamiento necesario para la práctica de este deporte aéreo son:

    La vela: Esta compuesta por dos capas de tela que se encuentran subdivididas formando celdas por las que pasara el aire inflándolas y otorgándole la forma de lágrima tan típica de este dosel.

    Ira sujeta al arnés por unos tensores de los cuales se ramificaran los controles que darán al piloto maniobrabilidad en el vuelo.

    Al no poseer ninguna parte rígida y no contar con un peso significativo puede ser transportada en una mochila, de hecho todo el equipo de parapente es transportado en una mochila.

    El arnés: Los mas modernos no nos recordaran en lo absoluto a los clásicos arneses utilizados en alpinismo o en ala delta, ya que su forma esta diseñada para brindar una comodidad similar a la que nos otorga el sillón de nuestro living.

    Ira sujeto al cuerpo del piloto a través de correas y cuentan con dispositivos antichoque similares a las bolsas de aires que utilizan los coches de hoy en día para prevenir cualquier despegue o aterrizaje fallido.