Deportes de Aventura relacionados con: Aventura

Gravedad Cero

Si eres de los que de pequeños soñaban con pilotar el Apolo XIII, si pasabas horas viendo en la tele a los Supersónicos, Galáctica o un día juraste que serias el primer astronauta español (te envidamos, Pedro Duque). No todo está perdido, tenemos para ti la experiencia que cambiara tu vida, eso sí, un poco lejos.

Como ya sabrás, existen diversos métodos que tienen como misión servir de entrenamiento a los futuros astronautas. La más común es la que sirve para ejercitar el manejo de la coordinación y funciones en gravedad cero. Vivencia que debido al gran interés de vivir esta sensación de flotar cada vez hay más instalaciones para ser utilizada por particulares.

Como es normal, la mayoría de estas instalaciones las encontramos en Rusia y los EEUU, por ser pioneros y cabeza de todas las exportaciones espaciales. Pero si hay una instalación que realmente simula a la perfección la sensación de encontrarse en el espacio, esa es en el Centro Espacial Kennedy.

Un avión muy espacial

El Centro Espacial Kennedy es un complejo de instalaciones de la NASA. Situado en Cabo Cañaveral, Merritt Island, en el estado de Florida. La cual se utiliza, sobre todo, para el lanzamiento de vehículos al espacio y como lugar de entrenamiento para trabajadores de la NASA.

Pero si hay algo por lo que se ha hecho famoso es por dar la oportunidad a todos los viandantes adultos, de cualquier edad, de poder sentirse, por unos minutos, un astronauta más. Esto es gracias a un viejo avión, que sirvió como instalación para practicar las destrezas a futuros astronautas, pero que hoy en día todo adulto de cualquier edad que quiera, puede disfrutar de la sensación de volar a gravedad 0.

Este avión es el KC-135, y para darle mayor atractivo, os contaremos que ha servido también para representar escenas de películas simulando el cabinas espaciales, como fue el caso de “Apolo 13” con Tom Hanks.

Algo más cerca

Algo más cercano tenemos el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES), en Francia, con sede en París. Donde hace unos meses una empresa privada decidió hacer una oferta al centro para poder llevar a cabo también estos vuelos parabólicos, los cuales costarían unos 5.980€ por sentir la gravedad 0 por 5 minutos.

Nadie dijo que cumplir los sueños fuera barato. Mientras esperamos que pase el tiempo y esta oferta esté al alcance de los bolsillos de todos los ciudadanos, podemos seguir soñando que, algún día, podremos estar más cerca del espacio.

Una charla de padre a hijo

– Papá: ¿por qué estamos aquí?

– ¿No te gusta?

– Claro: es muy bonito, pero estoy muy cansado.

– ¿Sólo cansado?

– Bueno…

– Piénsalo bien: ¿cómo te sientes?

– Bien, cansado, pero satisfecho.

– ¿Satisfecho?

– Es… es otra cosa. Después de dos días de caminar bajo la lluvia, por caminos embarrados, con ramas y zarzas cortándome la piel y los pies agrietados de la humedad, debería estar enfadado, pero no lo estoy. Es… lo contrario del enfado.

422 - Stars Texture

– ¡Vaya! Es la primera vez desde hace treinta años que me diriges tantas palabras seguidas.

– Papá, yo…

– No. Calla. Lo que me vas a decir ahora no es necesario.

– Pero quiero hacerlo. Me equivoqué. Y fue por mi orgullo, por mi soberbia, por lo que no quise hablarte. Tenías razón, papá…

– No es momento de lloros, hijo. Tus disculpas estaban aceptadas desde hace ya muchos años.

– Entonces, este viaje, esta caminata por senderos que no imaginaba siquiera que existiesen…

– He querido hacerte un regalo.

– ¡Un regalo! Después de todo lo que ha pasado, me haces un regalo. No has cambiado… ni quiero que lo hagas.

– Bueno, en lo que tampoco he cambiado es en que no me he gastado mucho. Y en que el regalo es útil.

– (…)

– Túmbate. Boca arriba.

– (…)

– Ése es mi regalo.

– Entiendo. Y me encanta. Los días de oficina, las prisas, el móvil, el no ver a la familia más que cundo duermen…

– Los mismos errores que cometí yo.

– No, papá, tú…

– Yo era como tú. Nunca salimos a la montaña; aprendiste a pescar con tus amigos y a andar en bicicleta  con mi padre. Nunca estuve más que como una especie de cajero automático…

– No: no es así. Gracias  que me lo permitías pude explorar el mundo yo solo ¿Recuerdas aquellas cuevas cerca de casa de los abuelos? Allí fue donde empezó a gustarme la espeleología… Meterme en cuevas, como los trogloditas, decías. Sin embargo, me dejaste aprender a desenvolverme.

– No: no te seguía, no me preocupaba, porque mis prioridades eran otras, y ese fue mi pecado.

– Pero…

– Déjalo: no quiero que discutamos ahora. Te pido perdón y espero que sepas perdonarme.

– Claro que sí, pero, ¿por qué ahora?

– Porque no podía irme sin regalarte la paz que sientes ahora mismo

– ¿La paz…? ¿Irte? ¿Adonde?

– A donde ningún sendero que quiera que recorras te llevará. Llama a tu madre. Está destrozada: encontraron mi cuerpo hace tres días…

Traslado de costumbres

Es rara la sensación de que necesitas algo diferente. Algo que te llene de verdad. Un algo que te haga sentir de nuevo. Respirar y no preocuparte por nada. Tener tiempo libre para decir que tienes tiempo para hacer de todo. Sentir que desperdicias el tiempo porque tienes todo el tiempo del mundo.

Sentir que tomas la decisión acertada. Que has escogido el camino perfecto. Sentir que todo a tu alrededor es pequeño y que tú eres por mucho tiempo grande. Cúmulo de sensaciones que te hacen pensar en que necesitas un respiro: ¡Urgente!

Salir, correr, respirar. Volver a respirar…Y sentir el aire como entra en tus pulmones. Notar el frío rozar tu cara. Necesitar ese aliento que hace cada mañana que te levantes para poder salir a entrenar por las frías horas de la madrugada.  Esto es lo que verdaderamente se le llama dedicación y sentir que hasta la cosa más sencilla puede darte mucho.

 Un madrugón con recompensa

Domingo, 5:00 de la mañana. Como de costumbre, siempre encuentro un rato para poder escaparme a correr. Me gusta, es algo que me apasiona. Que lo necesito. Me sienta bien. Extraña sensación para muchos, como algo tan simple puede darte tanto.

Conjunto de pensamientos que durante ese tiempo se me vienen a la cabeza. Esos pensamientos que durante la semana soy incapaz de organizar ni de verlos transcurrir porque no tengo tiempo para nada. Para nada quiere decir, para nada.

Parajes privilegiados

Es algo que considero que pocos saben valorar. Salgo cada día y cada día es diferente. Cada día una ruta distinta hasta que un día me trasladé a Huesca. Lo importante de esto, es que tenemos a escasos 7 km de mi casa: el Valle de Ordesa y el Monte Perdido. Infinidad de rincones, de cascadas, vegetación y maravillosos paisajes que hacen que cada día que practico este deporte y salgo a correr sea especial para mí.

Desde aquel momento comprendí que ése era mi lugar. Da igual la estación del año en que me encuentre. Siempre acabo sorprendida de lo bonito que puedes hacer de ese día. Tan sólo unas horas para darte cuenta de que el sitio es perfecto. Puedes ir solo o acompañado. Para mí, uno de los mejores sitios para poder salir y disfrutar de largos y bonitos caminos.

Espero que os animéis a visitar este bonito paraje y que disfrutéis de lo que algún día a mí me gustaría conocer por completo.

Escalada, solo tienes que proponertelo!

Si te has propuesto en serio tomarte la escalada como tu próximo reto deportivo, deberás igualmente saber de antemano todo lo que tiene que ver con este deporte de altas alturas…pues el conocimiento nos da unas herramientas necesarias en este tipo de deportes de aventura… donde el protagonista eres tú.

Tipos de escalada según el medio que se practica

Cuando la escalada es en interior, se le llama rocódromo y consistirá en la ascensión de paredes artificiales a mano y a cuerda. Cuando la escalada es en roca, conlleva los peligros del medio exterior. La escalada en hielo, es la que se hace en grandes paredes de hielo, y en ocasiones hielo y piedra. La escalada que se llama psicobloc, es la que consiste en realizar escalada sin cuerdas en acantilados sobre el mar o lagos.

La escalada clásica: adentrándonos en las alturas

Puesto que seguramente te acabas de decidir por probar este deporte, tal vez yo pensaría que antes de una escalada deportiva (donde te vas o te van a poner grandes retos), pues empezar por una escalada clásica, tal vez esta podría ser la mejor opción para comenzar a realizar este deporte.

Este tipo de escalada va a consistir en subir paredes de roca, u otros relieves que nos proporcione la naturaleza, empleando métodos de aseguramiento recuperable casi completamente y la posibilidad de realizar medios artificiales. Este tipo de escalada es la más utilizada por los escaladores, y la más tradicional.

Aunque pongas de anclajes y seguros para escalar, igualmente has de poseer una enorme condición física para hacerlo, aunque también debemos considerar que hay una parte mental que también tenemos que tener muy en forma para poder escalar una montaña o superficie.

La escalada deportiva: para aventureros intrépidos

La escalada deportiva es aquella que utiliza anclajes seguros en superficies sin grietas. Esta escalada se centra más en la técnica o en algunos pasos más complicados, para aprender técnicas más avanzadas. Donde más se hace este tipo de escalada es en rocódromos, que son paredes artificiales que se hacen dentro de un centro y en la que no hay grietas y lo soportes para ayudarnos a subir ya están fijados.

La escalada libre: para espíritus libres

Es conocida como una de las modalidades más emocionantes. La escalada libre requiere constancia, y gran fortaleza física y mental. En esta modalidad solo se utilizan las manos y los pies como único elemento para escalar. Es recomendable utilizar el casco y los pies de gato que es un calzado que se coge muy bien a la forma del pie y la suela especial hace que no pueda atravesarnos ningún material. Para hacer este tipo de escalada hace falta mucho entrenamiento y muchos conocimientos de escalada, no es apto para hacerlo la primera vez.

Páginas de interes relacionadas con la escalada

http://www.escaladabarcelona.com/ si eres de Barcelona o vives cerca esta pagina te habla sobre las actividades que se hacen cerca de Barcelona

http://www.escaladamadrid.com/ Si en cambio eres de Madrid o cercanías, esta es la página donde te vas a poder informar

http://corunhaescalada.blogspot.com.es/ Blog sobre todas las escaladas o información sobre la actividad en Galicia, y en especial deLa Coruña

Windsurfing

Un día, a alguien se le ocurrió que sería divertido jugar con dos elementos a la vez: el viento y las olas. En otro momento seremos más concretos, pero es que, como inicio para un artículo sobre un deporte de aventura, éste nos gustaba más.

El windsurfing es un deporte de superficie acuática que combina el surf y la navegación. Se practica sobre una tabla de entre dos y tres metros en entre 60 y 250 litros de volumen, a la que se aplica una vela para aprovechar a fuerza del viento.

Windsurfing

Estos elementos se conectan a través de una juntura que rota 360º y que va unida al mástil, del que, a su vez sale una barra-asidero por ambos lados de la vela. Vela que, por cierto, presenta una superficie de entre 2,5 y 12 metros cuadrados.

Un poco de Historia

Ahora sí: camuflada en el medio del texto, algo de Historia. La creencia más extendida sitúa su origen 1965, cuando S. Newman Darby inventaba la “tabla de navegación” para usarla en el río Susquehanna, en Pennsylvania, Estados Unidos. Aunque no se le ocurrió que debía patentarla.

Era 1964 cuando Darby empezaba a vender sus tablas y 1965 cuando en la revista Popular Science escribía un artículo promocional sobre ellas. Como el invento de Darby incorporaba un anillo pivotante, en lugar de giratorio, éste sufría todas limitaciones asociadas que el sentido común nos indica que sufría si lo comparamos con las tablas actuales.

Una maniobra olvidada

Se manejaba el artilugio con la espalda hacia la parte de sotavento de la vela en forma de cometa. El artículo de Popular Sciece decía: “…you can learn to master a type of manoeuvering that’s been dead since the age of the picturesque square riggers”. Traducido: “… usted puede aprender a dominar un tipo de maniobra que lleva muerto desde la era de los pintorescos aparejos cuadrados”.

Puede decirse que el windsurfing amalgama la cultura relajada del surf y la más formal de la vela, aunque también podríamos hablar de este deporte como una versión minimalista de a vela. Pero, en realidad, cabalgar las olas sobre una tabla ayudado por el viento ofrece una serie de sensaciones que están fuera del alcance de cualquier regatista:

Los “winsurfers” pueden saltar dar volteretas, realizar maniobras giratorias y una amplia gama de movimientos “freestyle” que, desde luego no puede siquiera soñarse que se hacen con un barco. Es más, los practicantes de este deporte fueron los primeros en cabalgar sobre las olas más grandes de mundo, ya que la idea de éste surgía antes que la del surf.

Espeleología deportiva

Para aquellos aventureros que les gusta  la exploración y el descubrimiento de cosas nuevas, existe esta disciplina-actividad-ciencia  para el estudio de cuevas o cavernas y su exploración.

Esta actividad surge como tal a finales del siglo XIX en Francia. Se extiende por Europa en pocos años. En su faceta deportiva, ofrece las emociones de las grandes aventuras en la naturaleza.

En el transcurso de un fin de semana o en un solo día, el espeleólogo puede sentirse trasladado a un mundo tan remoto como puedan serlo las profundidades marinas o la superficie de otro planeta.

Las cavernas son de dos tipos que van desde las cómodas cuevas horizontales hasta las profundas simas (cavidades subterráneas que se abren a la superficie mediante un pozo, tiro o conducto vertical), pasando por complejos sistemas laberínticos, hay gran variedad de cavidades que requieren distintos niveles de preparación y experiencia y ofrecen aventuras para diferentes gustos y edades.

Para mencionar algunas de las cuevas más famosas del mundo:

Cueva de los cristales gigantes en México

A 300 m bajo el desierto de Chihuahua en las minas de Naica.

 

En esta cueva se encuentran los cristales de selenita más grandes del mundo. Descubierta en el año 1985 y considerada como “una maravilla de la naturaleza”.

La Cueva de los Cristales adquirió sus formas gigantescas debido a altas temperaturas que  ocasionaron la solidificación de sulfato de calcio en cristales de selenita (una de las variedades del yeso) y a que nunca tuvo una entrada natural, estas condiciones se han conservado durante miles de años, provocando que la cueva esté a una temperatura ambiente de poco menos de 48 grados, por lo que el límite de supervivencia humano en esta cueva no sobrepasa la media hora.

Para permanecer un tiempo mayor hay que entrar con trajes refrigerados para el cuerpo y para el aire. Hay visitas guiadas. Por esta razón, dadas las extremas condiciones de este sitio, cada visita tiene una duración máxima de 10 minutos para evitar la deshidratación. Evidentemente, se recomienda beber bastante agua antes de la excursión.

Pozo Encantado en Bahía Brasil

Es una cueva con un lago subterráneo que recibe este nombre debido a un fenómeno de iluminación que ocurre entre los meses de abril a septiembre, cuando un rayo de luz solar entra por el pórtico de la entrada de la cueva e ilumina el lago, que se vuelve extremamente azul permitiendo ver su fondo.

Descubierta en 1940 en el lugar de nacimiento de varios ríos que ahora se convirtió en el Parque Nacional Chapada Diamantina. Actualmente no permiten nadar en el lago interior.

“The Art of Flight”, ahora en 3D

Imagina poder visitar a los mejores mantos de nieve del mundo. Lugares como la Patagonia, Canadá o Alaska. Poder coger tu tabla de snowboard y deslizarte por las laderas de parajes casi inaccesibles. Y todo esto sentado en la butaca de un cine.

Ya en 2011 pudimos disfrutar de la película documental, sobre el snowboard más extremo, “The Art of Flight”. Un film ya de muy alta calidad entonces, patrocinado por Red Bull. Rodado tras el éxito de su antecesora “That´s It, That´s All”, estrenada en 2008. Tenemos la ocasión de volver a ver  la película de una forma aún más realista, en 3D.

La aventura

Dirigida por Curt Morgan y producida por Brain Farma y Red Bull Media House (la casa Red Bull no podía faltar en un proyecto así). “The Art of Flight”, en castellano “El Arte de Volar”, es una película con carácter documental, que combina acción, aventura y drama a partes iguales.

Un trabajo de precisión y tecnología de filmación avanzada que captura las locuras sobre la nieve del ya icono del snowboard, Travis Rice y sus compañeros en la belleza de las montañas.

Tres años de duro trabajo

Un trabajo exhaustivo de 3 años que combina la narración con la acción deportiva y la música con las imágenes, hasta crear una atmosfera magia, que emotiva a cualquier espectador.

Rodada entre Canadá, Alaska, La Patagonia, Australia, Wyoming, Eumanía, Chile y Argentina. Una  ocasión única para los amantes de este deporte extremo y un verdadero espectáculo para los amantes de la naturaleza. Imágenes de la naturaleza más salvaje, su fauna y sus accidentes geográficos, que bien podían haber salido de cualquier reportaje de National Geografic.

Y esto es debido los impresionantes planos muy bien definidos, cámaras congeladas que nos hace poder disfrutar y no perdernos ningún pequeño detalle. Y ahora con la opción de poder ver este trabajo en una versión más real, gracias al formato 3D, será como si hubieras formado parte del equipo extremo.

Los especialistas

Como ya hemos dicho, la lista de los especialistas la encabeza por el archiconocido Travis Rice, pero le acompaña figuras del snowboard como Troy Blackburn, Jeremy Jones, Mark Landvik, Terje Haakonsen, Nicolas Müller, Scotty lago, Pat Moore, John Jackson, Danny Kass y jake blauvelt.

Un elenco de aventureros que no desaprovecharon la ocasión de poder vivir una experiencia tan brutal, a través de tan diversos lugares del globo terrestre. No dudando, incluso siendo capaces de saltar desde el mismo helicóptero en marcha para surcar las blancos y casi vírgenes terrenos empinados por donde deslizarse y, literalmente, dejarse llevar.

Mirando a la cima

Deberían dolerme todos los músculos del cuerpo. Deberían estar ardiéndome los pulmones. Debería sentirme morir… Y sin embargo me siento vivo. Estoy a casi nueve kilómetros en vertical sobre el nivel de mar. En este momento, ningún ser humano que tenga los pies en el suelo pisa más alto que yo.

Han valido la pena estos años de deseo, de entrenamiento, los tres intentos frustrados, el haber sentido las manos de la muerte apretándome la garganta otras tantas veces. Ha valido la pena casi todo.

He visto lo que pocos seres humanos han visto y algunas cosas que nadie debería ver jamás, como los cuerpos sin vida de aquéllos a los que el Everest les niega la gloria, o el derecho de regresar. Se quedan aquí arriba, donde no hay bacterias que los descompongan. Alguno, a muy pocos metros de la cumbre.

Una amante cruel

¿Qué pensaría ese pobre tipo que quiso llegar hasta aquí sin la ayuda de las bombonas de oxígeno y cayó, exhausto y derrotado, apenas a cien pasos de donde yo estoy ahora mismo? La montaña, madre, amorosa catapulta a la gloria para unos y venenosa mamba negra que se revuelve, letal, contra quien la molesta para otros, ¿qué pensaría?

Porque estoy seguro de que este monte, esta fortaleza caprichosa, piensa y siente. Es sólo que no sabemos entender lo que nos dice ¿Sonríe, benévolo, ante unos y se alza infranqueable ante otros? ¿Tal vez reparte gloria y muerte al azar y, como un toro, trae dinero y fama en su lomo pero sólo para quien sepa evitar sus astas?

Mirando al cielo

Vuelvo mis ojos a ese cuerpo conservado en un ambiente más frío y aséptico que el más cuidado de los laboratorios. Mira hacia aquí, con los ojos cerrados por unos dedos piadosos que los sostuvieron hasta que los treinta grados bajo cero helaron y soldaron los párpados.

Kathmandu , Nepal,Himalayas,Everest

Mira hacia aquí, no hay duda. Murió sabiendo que no alcanzaría la meta. Que todos sus esfuerzos, el frío, los terribles dolores, la laxitud muscular y otras privaciones que en aras de la dignidad de lo que antes fue una persona me guardo, pues yo sé lo que es olerte y no soportar tu propio olor, murió, digo, sabiendo que todo fue en vano.

Despacio, pues a estas altitudes no puede uno moverse de otra forma, abandono la cumbre. Sé que la subida da la gloria, pero que el mayor peligro se encuentra en la bajada. Paso al lado del cuerpo, me agacho junto a él y le palmeo el hombro.

Lento regreso a la vida

El viento arrastra de acá para allá envoltorios de basura de todo tipo y pienso por qué la montaña dejó pasar a domingueros de las alturas, permitiendo que volvieran para que el mundo siga siendo así de insulso, mientras a quien la retó cara a cara lo hizo morir cuando ya tenía la cumbre a una distancia poco mayor que cruzar una avenida.

Continúo bajando.

Equipamiento para los caminantes

Para todas aquellas personas que les gusten y practiquen tanto el excursionismo, montañismo, senderismo o cualquier otro deporte de a pie, el mercado ofrece un sinfín de artículos especiales para estas personas y para que su disfrute en la montaña o sendero sea mucho más pleno, agradable y óptimo.

El calzado es una de las principales herramientas para un excursionista, senderista o montañista, todo dependerá de la estación del año en que se quiera practicar y de lo que se vaya hacer, si es una excursión o senderismo en verano podemos utilizar zapatillas de deporte o botas de trecking, si fuera montañismo lo mejor será utilizar botas de montaña para verano (siempre serán más livianas), si es en invierno botas de montaña para invierno.  Hay que tener en cuenta que los pies deben estar protegidos y el calzado debe ser lo más cómodo posible y apto para el camino agreste que nos encontremos.

IMG_8695

Ropa y complementos

La vestimenta también dependerá de la estación del año en que se quiera practicar y si es una excursión por el campo o senderismo, siempre será conveniente que en verano las prendas sean un poco más livianas como las camisetas de algodón de manga corta o manga larga, pantalones cortos o largos pero de algodón, visera o gorro para el sol, gafas para el sol, etc., y en invierno abrigos ligeros, ropa interior de algodón o térmica, calcetines para invierno, gorros, guantes y bufandas.  Lo que si es imprescindible para cualquier época es que la vestimenta sea cómoda, ligera y dé libertad de movimiento.

Los complementos pueden ser variados, dependiendo de lo que se vaya hacer pero son imprescindibles sea tanto para verano como para invierno las gafas de sol, brújula, crema protectora para cara y labios, silbato, bastón, etc.

Materiales varios

La hidratación es uno de los puntos que un excursionista no puede olvidar y por ello existen mochilas de agua que son una gran ventaja para no deshidratarse, hay varios tipos y tamaños, que se acoplan perfectamente al pecho o a la espalda, sin causar dolores musculares, son seguras gracias a su material y acabado, algunas de ellas pueden llevar hasta tres litros de liquido, pero también pueden albergar varias cosas indispensables para cualquier necesidad como chubasqueros, un kit de primeros auxilios, comida, etc.

Cada vez que vayas hacer algunas de estas escapadas, planifícalo bien, lleva todo lo necesario para no tener ningún contratiempo: lo importante es poder disfrutar de nuestra tierra, sus paisajes, sus senderos o sus montañas, pero siempre con seguridad, porque seguro que

Un mundo por descubrir en cada lugar

Descubrir nuevos sitios, experimentar la sensación de encontrar lugares  nuevos y respirar aire limpio. Suscitar sensaciones diferentes, penetrar en cada uno de los lugares de esta tierra, indagar en la oscuridad de las montañas y sentirse en un mundo en el que poder sentir la aventura de algo desconocido con emociones excitantes.

Durante años han servido de refugio para el hombre y después de varios siglos ya podemos disfrutar de muchas de las fascinantes aventuras subterráneas hacia nuevos lugares y magnificas sensaciones.

Con este deporte descubrirás en cada una de las veces numerosos rincones en los que nadie ha  vivido y pisado durante miles de años. Podrás introducirte en el mundo subterráneo de una manera segura con todas las herramientas que son necesarias y muchos dicen que durante esta actividad se despertarán en uno mismo sensaciones de un auténtico aventurero y de poder inspeccionar e indagar lugares insospechados que bajando a las profundidades de cada lugar podrás observar y aprender mucho sobre la naturaleza y la flora de cada sitio.

La espeleología:

Un día me decidí a probarlo. ¿Por qué no probar algo que al parecer desprendía tantas y tantas sensaciones en cada una de las personas que me hablaban de esta aventura?

Busqué por la Red alguna excursión que me metiera en ese deporte tan excitante y encontré una que realmente me llamó la atención: Cueva del Agua en la Sierra de Almijara.

Comienza la aventura

Preparé de buena mañana un bocadillo, una botella de agua, unas buenas zapatillas de deporte y un chubasquero y me decidí a mentalizarme para pasar un día lleno de emociones y sensaciones por descubrir.

Me dirigí al lugar y allí nos dieron las explicaciones de cómo iba a ser nuestra excursión que duraría más o menos 2 horas y media. Después de darnos una pequeña guía de lo que nos íbamos a encontrar,  nos dirigimos a empezar la aventura.

luray carvern

Impresiones imborrables

Lo primero de todo: el acceso a la cueva era por un serpenteante camino. Después de colocarnos el equipo, nos dispusimos a entrar en la cavidad donde había zonas muy estrechas y otras de una amplitud mayor. Durante todo el camino, nos pudimos encontrar con paisajes realmente increíbles, espacios de verdaderas formaciones de las rocas y escenas que nos hacían sentir un cierto temor reverente, gran sorpresa y enorme admiración.

En repetidas ocasiones nos recomendaron dejarnos llevar y sorprender por el atrevido mundo de la espeleología para así disfrutar al máximo de la experiencia. Finalmente, después de realizar una parada para descansar, retomar fuerzas y poder admirar la grandiosa imagen que teníamos delante llegamos a un lago donde pudimos inmortalizar nuestra imagen con una foto súper curiosa.

La excitación de descubrimiento

Puedo asegurar que es una de las experiencias más bonitas y llenas de energía que he vivido y que en ese momento me sentí llena de vida. Sentí lo bonito que es el descubrir nuevos sitios que nunca pensé que podrían existir ni tan siquiera.

Sin más, espero que os haya animado una vez más a ver lo bonito que es poder compaginar un día de aventuras con un poco de deporte. ¡Combinación perfecta! En mi humilde opinión.