Deportes de Aventura relacionados con: senderismo

yosemite-1000x288.jpg

Yosemite, la fuerza de la naturaleza

El Parque Nacional de Yosemite es uno de los parques naturales más impresionantes dentro y fuera de los Estados Unidos. En él podemos apreciar la grandeza de la naturaleza y descubrir nuestro lugar en ella.

Porque el Yosemite es uno de los parques más bellos que nos ofrece Estados Unidos. Uno de los primeros en ser considerado Parque Nacional, en sus más de 3.000 km2 podemos encontrar una gran variedad de ecosistemas.

Sigue leyendo

Senderismo-por-la-Cuenca-Alta-del-Manzanares-912x288.jpg

Senderismo por la Cuenca Alta del Manzanares

La Cuenca Alta del Manzanares es uno de los Parques Naturales de la Comunidad de Madrid.

Ofrece multitud de recorridos que abarcan la parte de la sierra noroeste, entre los municipios enclavados en la sierra de Cercedilla, Navacerrada y Becerril de la Sierra, pasando por Hoyo de Manzanares, Manzanares el Real y Miraflores de la Sierra, entre otros.

Toda esta zona engloba el nacimiento del río Manzanares y embalses como los de Santillana y Navallera, además del famoso castillo de Manzanares el Real.

La sierra de los Porrones

Para la ruta de hoy elegiremos el itinerario por la sierra de los Porrones. Es un itinerario circular que ofrece dos distancias a elegir: si se llega hasta la Maliciosa Baja serán unos 17 km y si sólo se llega hasta el Collado Porrón, unos 15.

Se parte desde el Centro de Educación Ambiental Manzanares, ubicado entre el municipio de El Boalo y Mataelpino, a los pies del pico de la Maliciosa.

Admirando la Pedriza

Llegando al collado de Quebrantaherraduras podremos admirar el paisaje de la Pedriza desde un mirador que ofrece paneles para la interpretación del paisaje. Desde allí parte una senda por la que se transita entre jaras y pinos resineros hasta la pista forestal junto a la fuente de las Casiruelas.

Cruzando al otro lado del cortafuegos la vegetación cambia pasando a ser el pino silvestre el amo y señor de la zona. Tras salir del pinar y tomar la senda de la izquierda en el siguiente cruce (la de la derecha es la que se deberá coger a la vuelta) seguiremos hasta encontrar el collado del Porrón que nos ofrece unas vistas espectaculares de los roquedos de la zona.

El nacimiento del Manzanares

Es aquí donde podemos optar por dar la vuelta o continuar hasta la Maliciosa Baja y poder admirar el Ventisquero de la Condesa, nacimiento del río Manzanares.

El entorno de la sierra de la Pedriza destaca por su gran colonia de buitres leonados y por la pervivencia de rapaces amenazadas como el búho real, el halcón peregrino y el águila real. También podemos descubrir otras aves como el avión roquero, el acentor alpino o el roquero solitario.

Retorno por Canto Cochino

Para la vuelta deberemos coger el sendero de la izquierda al regresar al cruce anterior. Por él bajaremos hasta encontrarnos con otra de las pistas forestales, la de las Zetas, descendiendo seguidamente hasta Canto Cochino para desde allí retomar la senda inicial de Quebrantaherraduras.

senderismo-450x288.jpg

Panamá: destino de aventuras

Si algo distingue a Panamá es la variedad, el contraste de entornos y ecosistemas entre playas, selvas o montañas. Si dejamos aparte la moderna capital y nos adentramos en el país nos sobrecogen paisajes perfectos para el turismo activo y para los deportes de aventura. Asimismo, en la propia costa podemos disfrutar de los deportes acuáticos y del contacto con la Naturaleza.

Uno de los deportes que podemos practicar es el montañismo y senderismo, subiendo por ejemplo a la cima del volcán Barú y haciendo noche en el punto más elevado del país, a 3.475 metros. Es una subida sin apenas dificultad y, en días claros, podemos ver el Pacífico a un lado y el Caribe al otro.

Son algo más de cuatro horas subiendo a la vez que vemos y disfrutamos de la Naturaleza, con especies únicas, como el célebre quetzal. El clima, el paisaje y lo pintoresco de los poblados junto al camino se alían para que disfrutemos como pocas veces podemos hacerlo de la caminata.

Sin límites

Hablando de senderismo, otro buen lugar para practicarlo son los parques naturales, entornos salvajes  espectaculares en los que entraremos en contacto con la riquísima biodiversidad panameña. Dentro de estos recintos se han trazado sederos delimitados y se han erigido miradores.

Por supuesto, se puede combinar senderismo y playa en, por poner un ejemplo, Taboga. Allí, subir al punto más elevado de la isla permite unas vistas que superan cualquier imaginación del pueblo, el canal y la isla de Urabá.

Una Naturaleza más allá de lo espectacular

Si lo que preferimos es el rafting, Panamá también nos ofrece una buena cantidad de ríos, de mayor o menor dificultad, para practicarlo, tanto en la vertiente pacífica como en la caribeña, lo mismo para novatos que para expertos de una osadía rayana en la locura.

Para finalizar, apuntaremos que este país es un verdadero paraíso para el avistamiento de aves, con más de un tercio del territorio protegido, más de doscientas espacies de mamíferos, otras tantas de reptiles, unas mil de aves y diez mil de plantas vasculares.

Respetemos un entorne que induce al respeto

Algunos de estos parques o reservas albergan especies endémicas de la zona o se hallan en riesgo de extinción. Entre ellas se encuentra el mencionado quetzal, el tucán o la guacamaya, por no hablar de la espectacular águila harpía. Tenemos, además, la ventaja del acceso fácil y de las visitas guiadas.

4211625321_776345354b-350x288.jpg

Una charla de padre a hijo

– Papá: ¿por qué estamos aquí?

– ¿No te gusta?

– Claro: es muy bonito, pero estoy muy cansado.

– ¿Sólo cansado?

– Bueno…

– Piénsalo bien: ¿cómo te sientes?

– Bien, cansado, pero satisfecho.

– ¿Satisfecho?

– Es… es otra cosa. Después de dos días de caminar bajo la lluvia, por caminos embarrados, con ramas y zarzas cortándome la piel y los pies agrietados de la humedad, debería estar enfadado, pero no lo estoy. Es… lo contrario del enfado.

422 - Stars Texture

– ¡Vaya! Es la primera vez desde hace treinta años que me diriges tantas palabras seguidas.

– Papá, yo…

– No. Calla. Lo que me vas a decir ahora no es necesario.

– Pero quiero hacerlo. Me equivoqué. Y fue por mi orgullo, por mi soberbia, por lo que no quise hablarte. Tenías razón, papá…

– No es momento de lloros, hijo. Tus disculpas estaban aceptadas desde hace ya muchos años.

– Entonces, este viaje, esta caminata por senderos que no imaginaba siquiera que existiesen…

– He querido hacerte un regalo.

– ¡Un regalo! Después de todo lo que ha pasado, me haces un regalo. No has cambiado… ni quiero que lo hagas.

– Bueno, en lo que tampoco he cambiado es en que no me he gastado mucho. Y en que el regalo es útil.

– (…)

– Túmbate. Boca arriba.

– (…)

– Ése es mi regalo.

– Entiendo. Y me encanta. Los días de oficina, las prisas, el móvil, el no ver a la familia más que cundo duermen…

– Los mismos errores que cometí yo.

– No, papá, tú…

– Yo era como tú. Nunca salimos a la montaña; aprendiste a pescar con tus amigos y a andar en bicicleta  con mi padre. Nunca estuve más que como una especie de cajero automático…

– No: no es así. Gracias  que me lo permitías pude explorar el mundo yo solo ¿Recuerdas aquellas cuevas cerca de casa de los abuelos? Allí fue donde empezó a gustarme la espeleología… Meterme en cuevas, como los trogloditas, decías. Sin embargo, me dejaste aprender a desenvolverme.

– No: no te seguía, no me preocupaba, porque mis prioridades eran otras, y ese fue mi pecado.

– Pero…

– Déjalo: no quiero que discutamos ahora. Te pido perdón y espero que sepas perdonarme.

– Claro que sí, pero, ¿por qué ahora?

– Porque no podía irme sin regalarte la paz que sientes ahora mismo

– ¿La paz…? ¿Irte? ¿Adonde?

– A donde ningún sendero que quiera que recorras te llevará. Llama a tu madre. Está destrozada: encontraron mi cuerpo hace tres días…

Ruta_del_Camino_de_Santiago_Frances.svg_.png

Camino de Santiago

El camino francés es la ruta  más conocida del camino de Santiago. Los peregrinos atravesaban los Pirineos a través de dos rutas diferentes y que se unían al poco tiempo en un solo camino. Recorrer este camino andando o en bicicleta, ya sea en sus casi 800 Km. o realizando alguno de sus tramos, es una experiencia única que hace que el viajero disfrute de la naturaleza de un modo muy especial.

Aunque algunos de sus tramos puedan estar algo descuidados, en general el camino francés está bastante bien señalizado y no es complicado de seguir, aunque evidentemente debes de llevar un buen mapa, o, siendo algo más modernos, un GPS en tu teléfono móvil.

Planificación del camino

Si vas a realizar el camino, sobre todo si aspiras a recorrerlo desde Roncesvalles, debes de planificarlo muy bien para que la experiencia no se convierta en una pesadilla. En primer lugar debes de tener en cuenta de que hablamos de 800km, así que si no tienes una buena forma física ni lo intentes. Volverás a casa a los dos días con los pies llenos de heridas y agujetas hasta en las cejas.

Camina mucho para prepararte y sobre todo camina con el calzado que quieres llevar. Nada de deportivas nuevas para ir bien guapo o guapa, el calzado debe de ser usado y cómodo. Es aconsejable sacarse el carnet de peregrino para poder utilizar los albergues que hay a lo largo del recorrido, te evitarás tener que dormir a la intemperie y cargar con aislantes y un saco de dormir grueso. Eso si, no seas escrupuloso ya que puedes encontrar hasta chinches o piojos en algunos de estos sitios.

No sobreestimes tus posibilidades

Aún cuándo te hayas preparado a fondo para el camino debes de ser sincero sobre tus posibilidades físicas y trazarte recorridos realistas para cada día. Forzarte puede conducir a lesiones musculares que te manden de vuelta a casa. Es mejor que te quedes corto que pasarse con los Km. y no ser capaz de llegar al albergue. Si llegas pronto aprovecha para hacer un poco de turismo.

Lleva cuanta menos ropa mejor. Piensa que tendrás que cargar con tu equipaje todo el camino. Si lo vas a hacer en verano no es una mala opción llevar tus camisetas más viejas e ir tirándolas cada día. Lleva pantalones finos, de este modo podrás lavarlos y secarlos y no necesitarás más de dos pares. No olvides un gorro para el sol y una cantimplora para el agua, se aguantará más fresca.

ID-100160630.jpg

Senderismo de largo recorrido

Los senderos de largo recorrido son aquellos para los que se necesitan más de dos días para completarlos y que superan los cincuenta kilómetros. Los senderos de estas características están marcados por una línea blanca y debajo de ésta una roja. En España existen unos ciento veinte senderos de estas características señalados porla FederaciónEspañolade Deportes de Montaña y Escalada.

Estos senderos están integrados en una red de caminos que engloba los existentes en España, Portugal, Francia, Bélgica y Países Bajos y a su vez esta red está recogidos en la red de Senderos Europeos de Largo Recorrido.

Prepararse para  este tipo de senderismo

Evidentemente, para efectuar un recorrido de estas dimensiones es necesario tener una forma física aceptable y estar acostumbrados a caminar. Se debe de llevar ropa cómoda y calzado usado que nos permita andar durante muchas horas sin producir rozaduras ni problemas. Como siempre que se hace una larga ruta es fundamental no llevar mucho peso en la mochila.

En este tipo de rutas hay albergues o alojamientos rurales que permiten hacer noche para descansar y que están señalizados en las guías para que se pueda preparar la ruta pensando en ese detalle. Márcate siempre objetivos realistas de acuerdo a tu forma física y recuerda que es mejor quedarse corto y fijarse un alojamiento demasiado cerca y no quedarse sin fuerzas entre dos puntos sin posibilidades de refugiarse durante la noche.

Ventajas de este tipo de senderismo

Permite una gran relajación si se planifica sin agobios y sin ponerse grandes metas diarias. Además de la satisfacción personal que supone superar una de estas rutas, permite estar en contacto con la naturaleza durante muchas horas, disfrutando de vistas, olores y sensaciones que en la vida diaria, sobre todo si somos de ciudad, no tenemos ocasión de experimentar.

Si se realiza la ruta con una o dos personas permite afianzar lazos, por lo que es muy recomendable para realizar con la pareja o incluso en familia cuándo los hijos tienen edad para hacerlo. Y realizarlas en soledad, con las debidas precauciones, nos da la oportunidad de estar con nosotros mismos y recuperar el equilibrio que a veces el estrés diario nos rompe.

Como hay tantas dónde escoger podrás elegir tanto tipo de paisaje que desees disfrutar como la distancia a la que se encuentre ya que siempre tendrás uno de estos caminos relativamente cerca de casa, lo que convierte este deporte en barato y a la altura de casi todos los presupuestos.

Sin-título-13-500x288.jpg

La ruta de senderismo Flor del Almendro, un éxito

La concejalía de Turismo, Deportes, Juventud y Cultura del Ayuntamiento de Albox, Aventura T- En Los Vélez, y la Asociación Cultural Somos Albojenses han organizado conjuntamente la ruta de senderismo “Flor del Almendro”, que ha contado con la colaboración de los clubes deportivos de Albox (Almería), Alto Almanzora y Desamparados.

El interés que había despertado la actividad se comprobaba en las más de cien personas inscritas, 120, para los amantes del dato exacto, que recorrían a pie los 12,5 kilómetros del trazado en, más o menos tres horas y media.

Sobre las nueve de la mañana, los participantes se encontraban en la Plaza de Albox y, acto seguido, más o menos a las nueve y media, se acercaban sus coches al punto de partida de la ruta, la Rambla de Los Tenas.

Rodeados de almendros en flor

Todo el recorrido hace honor a su nombre y transcurre entre almendros florecidos de muchos tipos y variedades: Guara –la más abundante-, Garrigues, Desmayo y Marcona, entre otras más o menos propias de la zona.

En cuanto a los senderistas, éstos provenían de muy diversos puntos del sudeste de la Península, tales como Cartagena, Vera, Cuevas del Almanzora, Almería, Los Gallardos, Oria, Huércal Overa, Cúllar, el Poniente almeriense o, cómo no del propio Albox, entre otros pueblos y comarcas.

Unas vistas espectaculares

A lo largo del recorrido, los participantes tuvieron ocasión de contemplar la Sierra del Madroño, con su espectacular pinar en la cara Norte la fuente de prístinas aguas que de esa ladera brota.

A mitad del recorrido, lo caminantes hicieron un alto para desayunar en el cerro de la Atalaya, contemplado las vistas de un valle que emborracha de belleza y corta la respiración. Desde donde se detuvieron los excursionistas, podía verse, la Sierra de Los Filabres con la Tetica de Bacares, la Sierra de Baza, Sierra Nevada y la Sierra de las Estancias con la Sierra del Saliente y el Santuario que lleva su mismo nombre. Todo ellos con cuatro mil hectáreas de almendros de por medio.

Productos típicos de la zona

A lo largo del desayuno pudieron saborearse productos típicos de la zona, elaborados con almendras, como es el caso de las tortas los mantecados, sin olvidar el vino del país y unas almendras mollares, para grado de algunos y feliz descubrimiento de otros.

Con las fuerzas repuestas, se reemprendía la marcha por la Rambla de Las Tenas y la Rambla de la Cabañica-Piruleros, girando hacia la Rambla de las Tenas otra vez y llegando a punto de partida.

Tras la caminata, quienes así lo quisieron pudieron disfrutar de una comida en un restaurante local para celebrar el descubrimiento de una ruta a través de la que, según la organización, “al igual que el Valle del Jerte es conocido en toda la geografía española por la flor del cerezo, se pretende que la Sierra de las Estancias sea conocida como el Valle de la Flor del Almendro”.