Deportes de Aventura relacionados con: Queenstown

queenstown4-600x288.jpg

Aventura y emoción en Queenstown

Aquellos seres afortunados que tengan la suerte de contar con un holgado presupuesto para sus vacaciones, pueden elegir un destino como Queenstown en Nueva Zelanda. Aquellos que no dispongan tanto dinero, puede que después de este artículo se ponga a ahorrar como un loco para sus próximas vacaciones.

Queenstown es una ciudad situada al suroeste de la Isla del Sur, exactamente en la región de Otago. Ubicada en una de las entradas de tierra del lago Wakatipu, ofrece una vista espectacular desde las montañas colindantes.

En esta ciudad se pueden practicar muchas actividades y entre ellas, también deportes de riesgo y aventura. Esa gran oferta y la disponibilidad de hacerlas durante todo el año, hace que no exista tanta limitación en cuanto las circunstancias meteorológicas, ya que podremos elegir entre una amplia gama de actividades y elegir una u otra según la ocasión.

¡Nos va la marcha!

Si lo que nos gusta es sentir como la adrenalina corre por nuestras venas, una de las actividades que podemos hacer el body jumping, rafting, descenso de cañones o surf en el rio. Si queremos descargar nuestra energía y sacar esa ira que tenemos guardada en lo más hondo de nuestro interior, esta puede ser una buena solución.

Si sois muy atrevidos, incluso os podéis animar a daros un paseo en avioneta o tirarte de las alturas para convertirte en un pájaro con la ayuda de un parapente. Si el riesgo os gusta, lo mejor es sentirlo siempre que se pueda, aunque practicándolo con las máximas medidas de seguridad posibles.

La nieve da mucho juego

A parte de practicar esquí y snowboard en todas sus modalidades, la nieve es un fenómeno que da mucho juego. Siempre que hay nieve, podemos hacer todo tipo de juegos que entretienen a los mayores, pero sobre todo a los más pequeños de la casa. Tirarse bolas de nieve unos a otros o hacer un gran muñeco, pueden hacer las delicias de los pequeños.

Si vamos en familia, una de las opciones que podemos elegir es la alquilar una moto para recorrer largos tramos y disfrutar del paisaje nevado. Otra puede ser patinar sobre hielo, que aunque al principio parezca difícil y se esté más tiempo en el suelo que practicándolo, al final resulta divertido y se termina cogiéndole el truco.

Muchas ideas y opciones diferentes

Además de estos deportes, se pueden practicar otras actividades y de muy distinto estilo. Senderismo, golf, visitas a ligar de interés cultural, spa…