Deportes de Aventura relacionados con: laser tag

7808897518_87d55848b7_z-640x288.jpg

Láser Tag: Guerra sin moratones

Así a priori, muchos os quedareis al leer “Láser Tag” un poco fuera de lugar o anticuado al no saber de qué hablamos. Pero para tu sorpresa te diré que es un juego de pistolas que se popularizó a principio de los 80´s en Estados Unidos. Si haces memoria, lo recordaras de millones de series y películas. Estamos hablando de la guerra ficticia de pistola láser y chalecos con sensores.

Una actividad que en sí, no necesita ningún tipo de excusa para llevarse a cabo. Cualquier evento o celebración nos sirve. Y en el que tanto adultos como niños pueden jugar ya que, a diferencia con el paintball, no hay peligro de ningún tipo de impacto.

¿En qué consiste el Láser Tag?

Hablamos de un juego deportivo que simula un combate entre dos equipos. Con la finalidad de que los dos bandos intenten conseguir una meta marcada como conseguir un tesoro o la bandera del equipo contrario, algún tipo de recompensa que marque la victoria. O acabar con todos los enemigos del equipo contrario, todo depende del rol o historia que estemos recreando para el juego.

Para conseguirlo contaremos con un disparador o una pistola de infrarrojos que nos ayudara a eliminar a los adversarios apuntándoles a los sensores de infrarrojo que se distribuyen en el chaleco que llevan puesto. Al igual nosotros deberemos protegernos de sus disparos.

Este juego en verdad se inventó para preparar y entrenar a los soldados americanos para futuros combates. Pero ha resultado ser un juego casi en un ambiente galáctico que divierte a todo un ecléctico público y que cada vez se practica más en nuestro país.

¿Cómo podemos practicarlo?

Las normas suelen ser sencillas, ante todo siempre te recomendaran que vayas con un calzado cerrado y evitar dejando partes del cuerpo visibles. Por eso cada vez son más las compañías que dan un traje entero lleno de sensores. (Los que marcaran luego unas estadísticas entre los equipos, además de poder eliminarte del juego cuando te disparen muchas veces). Además de las típicas gafas para proteger la vista.

Cada vez son más los que viven el juego de la forma más real posible, por lo cual hay gente que aprende los movimientos legales del combate, que suelen estar publicados en el estadio o recinto en el que se juega. Algo que suele verse más en gente que practica habitualmente este deporte. Lo que si queda totalmente prohibido es el contacto físico.

Con cada batalla aprenderás a coger soltura con el arma láser, en casi todos los sitios donde practican esta disciplina tienen la regla de disparar con las dos manos. Normalmente en el arma nos indica el nivel de vida que nos queda o los puntos que llevamos.

Una forma para desestresarse y salir de la rutina, algo que si hubiera más gente que lo practicara el mundo iría de otra forma.

Multiaventura-Parque-Europa-2.jpg

Multiaventuras entre monumentos europeos (II)

En el post anterior hemos hablado de los circuitos, el rocódromo, las tirolinas y del gran reto de La Gran Tirolina, de más de 185 metros de longitud.

En este post veremos el láser tag, las camas elásticas, los paseos en barcas, las bolas acuáticas y las diversas actividades para niños.

Entre ellas se cuentan paseos en poni, mini barquitos y paseos en coches por ciudades de cuento.

Soltando adrenalina

El láser tag es una versión del paintball. Es todavía un juego novedoso pero cada vez se está implantando más, ya que evita el doloroso impacto de la bola, cambiándolo por un sistema de detección de láser.

Cada jugador va equipado con una serie de sensores instalados en una banda que recogen la información de los impactos de láser. Al final de la partida se podrán comprobar los marcadores.

Como en el pintball se comienza con un determinado número de vidas y una cantidad fija de munición. El juego se disputa dentro de un laberinto al aire libre y los equipos se diferencian por los colores de sus petos.

El objetivo es eliminar al contrincante sin ser alcanzado. Al final del juego se facilita un informe con los resultados de la partida para que se pueda comparar la efectividad de cada equipo. Esta actividad admite reservas para grupos de 4 personas, así que no hay excusa para no pasar un buen rato y descargar adrenalina.

¿Camas acuáticas y barcas elásticas?

Para lograr un poco de tranquilidad e intimidad, nada mejor que alquilar una barca y recorrer el lago dejándose mecer por la brisa, admirando el paisaje y los monumentos que jalonan las orillas.

Pero si lo que te gusta es la sensación de volar dando saltos y más saltos, tu actividad son las camas elásticas. En Parque Europa encontraremos 20 camas distribuidas en más de 150 metros cuadrados, todo un récord.

Caminando sobre las aguas

Una de las más novedosas atracciones acuáticas son los paseos en bolas. Son bolas ligeras que te permitirán caminar sobre el agua haciéndolas rodar sobre su superficie desde el interior. Una experiencia alucinante e impactante.

Aparte de los recorridos por el circuito, el rocódromo, la tirolina, las camas elásticas, los paseos en barca acompañados por adultos y las bolas acuáticas, hay actividades sólo para los niños.

Cowboys, vikingos y paseos en coche

Una de ellas son los paseos en poni. Un recorrido por el parque con un guía hará las delicias de los pequeños aspirantes a cowboys y les dará la oportunidad de conocer más de cerca a estos pequeños caballos.

En verano, la actividad más demandada por los niños es el paseo en barquitas por el lago de Torre Belem o el lago Vikingo. Son un tipo de barcas insumergibles que pueden conducir solitos los pequeños de la casa. Y para que se sientan más marineros el embarcadero está hecho a su medida.

Además de todas estas actividades hay varias atracciones mecánicas en la que los niños pueden recorrer en coches eléctricos un circuito que les lleva por unas ciudades ambientadas en la estética de los cuentos.

Multiaventura-Parque-Europa.jpg

Multiaventuras entre monumentos europeos

El Parque Europa, está ubicado en el municipio de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Es una zona de ocio donde se pueden disfrutar de la visita a las réplicas de diversos monumentos de Europa y un fragmento original del Muro de Berlín.

La entrada al parque y su paseo por el complejo son gratuitos. Su zona ajardinada ocupa más de 233.000 metros cuadrados de extensión y es una zona emblemática de la región. Su fácil acceso y cómodo aparcamiento hacen de este parque uno de los más visitados.

Tiene miradores, zona de restaurantes y un merendero, siendo su mayor atracción el espectáculo nocturno de color y sonido de la fuente cibernética. Además cuenta con una serie de actividades lúdicas para grandes y pequeños.

Zona de aventuras

Estas actividades están gestionadas por concesiones privadas, así que habremos de pagar por realizarlas. Entre ellas está el gran complejo multiaventura, al que podremos acceder si ya llegamos al 1’15 de estatura.

Está abierto los viernes, sábados y domingos durante todo el año, y entre semana dependiendo de la temporada. También admite reservas a partir de 10 personas, así que es ideal para celebrar cumpleaños, salidas de empresa y quedadas con los amigos.

Múltiples recorridos por las alturas

Dispone de seis recorridos diferentes, dependiendo de la edad y de la dificultad elegida. Podremos luchar con puentes colgantes, de lazos paralelos, himalayos, con lianas, con red vertical, tibetanos, con troncos locos y muchos más.

También podemos combinar la resistencia física de los recorridos de 8 metros de altura con la tirolina o el rocódromo.

8 metros de escalada

El rocódromo está habilitado para todas las edades. Dependiendo de ella podrás elegir escalar una altura u otra. El máximo son 8 metros de altura. Desde esta cima podemos elegir bajar al suelo a través de una tirolina que recorre 100 metros hasta tocar suelo.

Todos los usuarios son equipados con material adecuado para realizar esta actividad. Además se les iniciará en conceptos básicos de seguridad y en el manejo de los equipos proporcionados: arnés, casco, zyper y tracks de seguridad.

La Gran Tirolina te reta

En Parque Europa se dispone de tres tirolinas a elegir. Dos de ellas se pueden combinar con los circuitos de puentes o con el rocódromo y podrás recorrer 70 o 100 metros de longitud a toda velocidad, haciendo que la adrenalina corra por tus venas.

Pero lo que hará que se te hiele la sangre en las venas es el descenso por La Gran Tirolina. Tiene más de 185 metros de longitud y atraviesa el Gran Lago durante su recorrido. Además, para llegar a ella deberás subir a lo alto de la Torre del Reto, con más de 12 metros de altura… toda una aventura para los más valientes de entre los valientes.

Soltando adrenalina

El láser tag es una versión del paintball. Es todavía un juego novedoso pero cada vez se está implantando más, ya que evita el doloroso impacto de la bola, cambiándolo por un sistema de detección de láser.

Cada jugador va equipado con una serie de sensores instalados en una banda que recogen la información de los impactos de láser. Al final de la partida se podrán comprobar los marcadores.

Como en el pintball se comienza con un determinado número de vidas y una cantidad fija de munición. El juego se disputa dentro de un laberinto al aire libre y los equipos se diferencian por los colores de sus petos.

El objetivo es eliminar al contrincante sin ser alcanzado. Al final del juego se facilita un informe con los resultados de la partida para que se pueda comparar la efectividad de cada equipo. Esta actividad admite reservas para grupos de 4 personas, así que no hay excusa para no pasar un buen rato y descargar adrenalina.

¿Camas acuáticas y barcas elásticas?

Para lograr un poco de tranquilidad e intimidad, nada mejor que alquilar una barca y recorrer el lago dejándose mecer por la brisa, admirando el paisaje y los monumentos que jalonan las orillas.

Pero si lo que te gusta es la sensación de volar dando saltos y más saltos, tu actividad son las camas elásticas. En Parque Europa encontraremos 20 camas distribuidas en más de 150 metros cuadrados, todo un récord.

Caminando sobre las aguas

Una de las más novedosas atracciones acuáticas son los paseos en bolas. Son bolas ligeras que te permitirán caminar sobre el agua haciéndolas rodar sobre su superficie desde el interior. Una experiencia alucinante e impactante.

Aparte de los recorridos por el circuito, el rocódromo, la tirolina, las camas elásticas, los paseos en barca acompañados por adultos y las bolas acuáticas, hay actividades sólo para los niños.

Cowboys, vikingos y paseos en coche

Una de ellas son los paseos en poni. Un recorrido por el parque con un guía hará las delicias de los pequeños aspirantes a cowboys y les dará la oportunidad de conocer más de cerca a estos pequeños caballos.

En verano, la actividad más demandada por los niños es el paseo en barquitas por el lago de Torre Belem o el lago Vikingo. Son un tipo de barcas insumergibles que pueden conducir solitos los pequeños de la casa. Y para que se sientan más marineros el embarcadero está hecho a su medida.

Además de todas estas actividades hay varias atracciones mecánicas en la que los niños pueden recorrer en coches eléctricos un circuito que les lleva por unas ciudades ambientadas en la estética de los cuentos.