Deportes de Aventura relacionados con: ideas despedida de soltero

Practicar paintball, acción y rapidez

Hasta hace nada, el paintball era un deporte desconocido o al menos lo era para aquellos que no vivíamos en las grandes urbes. Ultimamente es una actividad muy socorrida para celebraciones y encuentros de amigos, despedidas de solteros… porque se pasa realmente un momento muy agradable y sobre todo te ríes un montón.

Es verdad que además de los bien que se lo pasa uno, no es una actividad aventurar especialmente cara y eso la hace muy atractiva para aquellos que quieren mirar el bolsillo o buscan entretenimiento a bajo precio. Seguro que en tu entorno hay alguna empresa organizadora de este tipo de eventos así que si tienes que organizar algún evento puedes tomar en cuenta esta propuesta.

Lo bueno de esta actividad es que no se necesita una gran forma física. En otros deportes de aventura, un buen estado físico es fundamental para poder empezar y terminar una actividad. Solamente hay que ponerle ganas, soportar un poco el peso de la pistola de bolas de pintura e intentar que no te estalle ninguna en el buzo.

 

Trabajo en equipo

El que no sepa muy bien en qué consiste el paintball, lo primero que le diré es que el trabajo en equipo es fundamental. Es recomendable que los dos equipos que se formen tengan un número de miembros superior a 5. Habitualmente las empresas que se dedican organizar este tipo de eventos, suelen especificar un número mínimo de personas para realizar la actividad.

Una vez formados los grupos, vestidos adecuadamente, puesto el caso y la máscara de seguridad, hayamos cogido la pistola de bolas y nos hayan dado las instrucciones de seguridad y normas de juego, entonces, solamente nos quedará comenzar a disfrutar del juego. El instructor, normalmente acompaña a los equipos, irá proponiendo juegos y pruebas en los que se enfrentarán los dos bandos.

Lo más importante es la seguridad

Es un juego y como tal, nadie tiene intención a priori de hacer daño a nadie. A pesar de todo, en el transcurso de las pruebas en las que la adrenalina está a tope, se hacen gestos involuntarios que pueden provocar muchísimo daño. Una de las cosas de las que os advertirán al principio es que no tiréis al adversario a menos de 1,5 metros. Si lo hacéis podéis provocarle, además de un dolor intenso, una gran moradura y un derrame. Lo importante es pasárselo bien, no ganar, reírse y compartir buenos momentos.