Deportes de Aventura relacionados con: deportes náuticos

Flyboard-500x288.jpg

Flyboard

Nos encontramos ante la más evidente de las pruebas de que los deportes de aventura están en continua expansión. El crecimiento de estas modalidades marcha paralelo al de las tecnologías y éstas, a su vez, crecen y se desarrollan de la mano del número de participantes.

Es fácil que no te suene demasiado el nombre de “flyboard”, habida cuenta de lo novedoso de la modalidad. Aunque acabará por sonarte, vista la rapidez con la que crece su número de seguidores.

Flyboard

Por ahora, el número de participantes es bajo, si lo comparamos con otros deportes, aunque lo espectacular y divertido que es, y que además aparenta ser, amenaza con extenderlo por los siete mares a poco que vuelva a apretar el calor estival.

Una tabla que nos convierte en delfines

Veamos en qué consiste: básicamente, la idea es conectar una tabla a una manguera que, a su vez, se comunica con una moto acuática. Una idea que se hacía realidad a manos del piloto francés Franky Zapata, campeón de Jet Sky.

Zapata desarrollaba el invento que luego patentaría en su taller especializado en motos acuáticas. La “flyboard” o tabla voladora permite que una persona se propulse con la presión del agua que le llega a través de la manguera hasta a unos diez metros de altura, para luego dejarse caer y sumergirse como si de un delfín o un pez volador se tratara.

Controlado por el propio cuerpo

Los controles del ingenio nacen del cuerpo del propio piloto (o como quiera que se le llame a los practicantes de este deporte, si es que le han dado ya un nombre. De o ser así, desde aquí sugerimos el de “delfines”, que queda muy elegante). Los controles: lo chorros a presión que salen desde debajo de los pies sirven para dirigirse a uno u otro sitio. Los de las manos, para estabilizarse.

El ingenio permite realizar todo tipo de maniobras y filigranas sobre el agua. De hecho, ya se están celebrando las primeras competiciones oficiales. Entre ellas, el campeonato del mundo que se disputaba en Doha (Qatar) el mes pasado.

Con el tiempo, se irá abaratando

En la competencia por el cetro mundial se reunían cincuentaiún participantes de veintiún países diferentes. Entre ellos, los locales Hamad Mohammad Alfadala, Khalid Jassim Al Kuwariand o Jassim Ahmed Al Suwaidi, además del que es, a día de hoy la gran figura mundial de este deporte, el galo inventor del ingenio.

Eso sí: hasta que se vaya popularizando la idea –que lo hará, seguro-, el flyboard sale un poco caro: tanto como unos 14.000 euros cada tabla. Paciencia: si se impone a lógica, de aquí a unos años estaremos hablando de algún cero menos.

hidrodeslizador.jpg

Paseos a lo Scooby Doo

¿Quién no ha visto las locas huidas por los pantanos de Scooby Doo y compañía?

¿Las películas en las que la policía perseguía en hidrodeslizadores a los traficantes que intentaban escabullirse entre la vegetación de los manglares de Florida?

¿Cuántos no hemos soñado con viajar en esos botes con su gran hélice trasera y sentir el viento en la cara mientras esquivamos troncos, cocodrilos y demás vegetación de pantano?

Volando sobre las aguas

Estos botes se denominan también airboat y se deslizan por el agua gracias al impulso del aire que mueve su gran hélice. Pueden llegar a alcanzar las 45 millas por hora, toda una experiencia.

Su aerodinámica les hace elevarse del suelo y planear sobre la superficie como si volara. La sensación es parecida a la de las lanchas motoras, con el aire enredándote el pelo y las gotitas de agua salpicándote la cara.

¿Sobre agua o sobre tierra?

Pero la gran diferencia es que aquí no navegamos por aguas abiertas, sino por terrenos en los que el agua y la tierra no están totalmente diferenciados.

La sensación de ir por una zona de hierba tupida es como si se volara por una pradera, con el aliciente de que se puede ir contemplando la vegetación y la fauna de los Everglades.

Visitando a los caimanes

Una de las mayores atracciones es la visita a alguna zona de anidación de los caimanes. Poder contemplar a esos bellos y terribles ejemplares asomando por entre las aguas o tumbados en tierra, dormitando a la espera de una presa que les haga lanzarse al agua, es imborrable.

A lo largo de la travesía por el canal tendremos ocasión de ver bancadas de aves exóticas levantando el vuelo al oírnos, venados que pastan en las riberas tapizadas de hierba o tortugas inmensas, con su torpe caminar pero con un grácil movimiento dentro del agua.

¿Nos atreveremos por la noche?

Normalmente estas empresas tienen varias ofertas, siendo las más habituales los paseos de media hora y de una hora. Pero algunas de ellas ofrecen también paseos a la luz de la luna.

Estos paseos son los más espectaculares, pues todo un mundo misterioso se nos despliega ante nosotros. En la quietud de la noche llegarán hasta nuestros oídos sonidos que no se escuchan por el día. Y ante nuestros ojos las formas del pantano se tornaran fastasmagóricas iluminadas con la plata de la luna.

Es un paseo más que recomendable para compaginar un viaje a Orlando o a alguna de las ciudades de la zona. No podéis perdéroslo.

Un-español-alrededor-del-mundo-500x288.jpg

Un español alrededor del mundo

Sólo un español ha reunido los medios y condiciones necesarias para participar en la Vendée Globe. Se trata de Javier Sansó, el único representante de España en esta regata qua da la vuelta al mundo sin escalas y en solitario.

La prueba partía de Les Sables d’Olonne (Francia) con este único navegante español, que ya había intentado cubrirla en la edición de 2000, pero que tuvo que abandonar debido a problemas técnicos.

Un español alrededor del mundo

El navegante mallorquín aspira a ser el segundo español capaz de finalizar la prueba náutica más exigente de todas cuantas pueden encontrar en el planeta. El puesto que ocupe al finalizar la navegación es lo que menos debe preocuparlo.

Un barco autosuficiente energéticamente

Sansó zarpaba rumbo a un verdadero sueño a bordo del Acciona 100% EcoPowered. Se trata de la única embarcación completamente ecológica y cien por cien autosuficiente en el aspecto energético. El barco es capaz de navegar sin necesidad de ningún tipo de combustibles sólidos.

Tras completar la Barcelona World Race, el balear tiene ahora como objetivo recorrer el perímetro de la Tierra. Se trata de una idea harto ambiciosa, como prueba el hecho de que sólo 59 de las 114 embarcaciones que lo han intentado hayan llevado a buen puerto su aventura.

Segundo intento del segundo español

Si lograra completar la singladura, Sansó habría logrado emular el triunfo de José Luis Ugarte, alcanzado en la edición de 1992-93. Aunque, eso sí, el mallorquín será el primer español que repita su presencia en la línea de salida.

El patrón y único navegante del Acciona 100% EcoPowered se ha despedido de sus familiares en Les Sables d’Olonne. Ahora, su reto debe centrarse en competir con los favoritos de la Vendée Globe 2012-13.

Gran competencia

Entre otros participantes, los principales favoritos para adjudicarse esta durísima prueba son el PRB, Banque Populaire o el Virbac Parec 3, ganador de la vuelta al mundo a dos, la Barcelona World Race. Una prueba, esta última que, por cierto, le ha valido a Sansó para entrar en el Olimpo del deporte español.

La regata, surgida a imagen de la Golden Globe, se celebra cada 4 años desde la de 1989-1990. Hasta ahora, el palmarés es exclusivamente francés, nacionalidad de la inmensa mayoría de los participantes.

En cuanto al récord a la hora de completar el giro al globo, éste se bate en cada edición que se celebra, de forma que lo posee, desde la edición 2008-09 el galo Michel Desjoyeaux, con un tiempo de 84 días, 3 horas, nueve minutos y 3 segundos. Casi un mes antes que el ganador de la primera edición.