Deportes de Aventura relacionados con: deportes de aventura

acantilado2.jpg

Saltando alcantilados

El pensamiento de saltar acantilados probablemente suena como algo que nunca podría hacer, pero para algunas personas es una actividad muy atractiva.

En este artículo se presentarán 10 consejos sobre cómo hacer un salto del acantilado sin hacerse daño, una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto por lo menos una vez).

Estas son sólo algunas ideas generales que se deben tener en cuenta. También se recomienda que se realice un entrenamiento serio con alguien con experiencia y que se comience con acantilados relativamente pequeños.  

Consejos para un salto perfecto:

1. No ir solo al salto de acantilado. Llevar siempre alguna compañía, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.

2. Asegurarse de que no haya nadie en el agua antes de decidirse a dar el salto para no dañar a nadie.

3. Antes de hacer un salto de acantilado, tener en cuenta que la presión puede ser un gran problema, y cuidar sus oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.

4. Observar la profundidad del agua. Además, estar al tanto de las mareas en la zona.

5. Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar, se debe tener confianza, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirse. Además, un punto de partida firme es necesariamente el resultado de mirar al alrededor en un primer momento y calcular el salto a su propio ritmo.

6. Asegurarse de tener el suficiente espacio y tiempo para hacer el movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en la mente antes de despegar. Comenzar el salto con los brazos pegados al cuerpo en una posición recta. Esta es la mejor manera de realizarlo.

7. Los pies deben ir primero, siempre.

8. Aprende a disfrutar de la estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación. Una vez que el cuerpo está suelto, se tendrá más control sobre él. 

9. Cuando el cuerpo golpea el agua, se debe tener una forma firme y dinámica. Mantener los dedos estirados y los brazos muy cerca de su cuerpo, por lo que podían deslizarse libremente y fácilmente.

10. A medida que se comience a entrar en contacto con el agua, hay que recordar respirar por la nariz, no dejar que el agua afecta el proceso de respiración.

Esto es todo que tengan un buen salto!!!

4 deportes de riesgo y aventura para pasarlo en grande

Los deportes de riesgo se han convertido en una experiencia liberadora para muchos de nosotros. Necesitamos correr, caer, volar, sentir, pedalear y superar nuestros límites para seguir manteniéndonos jóvenes y vivir la vida a tope. No sólo los jóvenes y los adolescentes. También los padres y aventureros ya entrados en años desean huir de las rutinas urbanas y vivir en sus propias carnes la efervescencia del rafting, la locura de descender por un barranco o dejarse caer por los ríos tumbados sobre un trineo flotante.

deportesderiesgoyaventura

En este artículo nos gustaría hablarte de estos cuatro deportes extremos (rafting, barranquismo, hidrospeed y descenso en bicicleta) y sus peculiaridades por si tú también te animas a soltar adrenalina y pasar un rato divertido junto a tus amigos mientras desafías a la naturaleza.

Cuatro deportes de riesgo que deberías practicar

Entre los diferentes tipos de deportes de riesgo y aventura, encontramos muchos y de muy diversas clases. Todos tienen en común que permiten soltar adrenalina, poner nuestro corazón a 100 y disfrutar al máximo del ocio. Si te gustan las emociones fuertes, este tipo de actividades está pensado para ti.

Rafting

También conocido como balsismo, consiste en descender un río, normalmente en kayak o canoa. Se trata de recorrer los cauces río abajo, muchas veces pasando por los rápidos, donde se producen los mayores momentos de diversión.

Barranquismo

Es la variante quizás más conocida. También se le llama canyoning, ya que en muchas ocasiones el descenso (con cuerda) se produce en los cañones de los ríos, pudiendo pasar por cascadas o zonas secas. Lo bueno de este deporte de aventura es que se practica un poco de todo: la concentración, la técnica, caminar, destrepar, nadar, etc.

Hidrospeed

Es un juego recreativo muy parecido al rafting, pero en lugar de usar un kayak, desciendes en una especie de trineo individual, movido por aletas de buceo. La diferencia fundamental es que aquí no sólo te salpicas, sino que directamente te tienes que mojar las extremidades y los pies.

Descenso en bicicleta

A diferencia de los otros tres, no se trata de un deporte acuático, pero sí de riesgo, en tanto que consiste en descender en bicicleta BTT por laderas de alta pendiente. Si te encantan los descensos de infarto, uno de los sitios donde puedes encontrar circuitos para practicar es en el Bike Park GrandValira, en Soldeu.

¿Cuál de estas cuatro actividades te suena más divertida? ¿Todavía no te has atrevido a vivir al límite practicando un deporte extremo?

Sin-título-122-500x288.jpg

Muchos metros bajo tierra

No todo está descubierto ni todo está a simple vista. A veces hay que atreverse, retarse y vencerse a uno mismo. A esa conclusión he llegado en cuanto me he puesto a leer algo sobre un deporte que siempre me ha llamado poderosamente la atención: la espeleología.

Antes de seguir adelante, vamos a definir esta práctica. Para ello, recurriremos a la enciclopedia virtual “Wikipedia”, que nos dice que “La espeleología (del griego σπηλαιου spelaiou que significa cueva y -logía, tratado), es una ciencia cuyo objeto es la exploración y estudio de las cavidades subterráneas.”

Aunque tiene su origen, como su propio nombre indica en una disciplina científica, son muchos los que la practican como deporte de aventura (se ha propuesto, en este caso, llamarlo “espeleísmo”, pero la idea no ha cuajado).

En volcanes, en roca o bajo el agua

Según el tipo de cavidad en el que se practica, podemos clasificar este deporte en tres grandes ramas: el espeleobuceo, del que ya hemos hablado y que consiste en explorar cuevas o minas inundadas; la espeleología volcánica, de la que nos ocuparemos en otro artículo; y la que nos ocupa: la espeleología Kárstica.

Se trata de explorar cuevas, naturales o no, que se encuentran en la superficie del planeta, habitualmente largas y de un desnivel importante. Eso sí, y aunque hay niveles de dificultad, no pensemos que nos vamos de paseo: las condiciones de la exploración suelen ser duras:

Dificultades de todo tipo

Debemos tener en cuenta que muchas de las cuevas kársticas se encuentran se hallan en macizos montañosos más bien fríos y con ríos subterráneos permanentes. Esto cauces, habitualmente discurren a temperaturas no muy superiores a la de la congelación del agua, de modo que dificultan todavía más el tránsito del espeleólogo. Otro de los peligros de los ríos subterráneos que crezcan de repente, debido, por ejemplo, a una tormenta en la superficie, lo que puede dejar aislados a los exploradores.

Pensemos que nos hallamos en una cueva natural, que es una obra de ingeniería de la Naturaleza: tras millones de años, el agua ha disuelto la roca, abriéndose paso micra a micra. También existen cuevas en el hielo (pseudokarst), aunque no dejan de ser el resultado de la disolución del agua sólida.

En cuanto a qué nos vamos a encontrar en esta especie de mundo paralelo que habitualmente se encuentra bajo nuestros pies, es preferible dedicarle un escrito a las posibles formaciones. De hecho, un solo escrito será poco espacio, habida de la literatura que se ha producido en torno a ellas. Pero el camino más largo comienza con un solo paso.

buceo1-500x288.jpg

¡Sumérgete!! 2ªparte

A lo largo del siglo XX se han ido inventando diferentes instrumentos para que el buceo sea más seguro y más práctico. En la década de los 30, se desarrollaron objetos como las aletas, la máscara para cubrir la cara y la nariz y el tubo para poder respirar. Pero en realidad, una gran revolución en el mundo del buceo fue el idear un objeto que marcaría un antes y un después en el mundo submarino: la escafandra.

Gracias a que el investigador francés Le Pier la inventó y patentó en 1933, los buceadores han podido desde entonces disfrutar de este deporte gracias a la botella de aire de alta presión

Partiendo desde esa base, todos los avances han sido para facilitar el uso, mejorar la técnica, los buzos… hasta que incluso, han podido llegar a sumergirse hasta los 400 metros de profundidad. Un lado, un pantano o el mar pueden ser lugares perfectos para prácticas este deporte y pasar un buen rato.

En todo caso, tenemos que tener en cuanto que no es un medio fácil y conocido para los humanos. No estamos acostumbrados a ese ambiente, a movernos por esos lares, por eso deberemos tener toda las precauciones y, por supuesto, respetar todo aquello que tiene que ver con ese fascinante mundo natural. 

Lo que el submarinismo ha aportado a la sociedad

El sumergirse y desconectar del mundo exterior, no sólo es algo divertido y sano de practicar, es muchísimo más. El buceo ha descubierto tesoros escondidos en el fondo del mar, ha aportado información sobre materiales, restos arquitectónicos, ha sido una gran fuente de información científica… y cada día sigue ofreciéndonos respuestas a muchas preguntas de la humanidad.

Qué aporta el buceo a nuestro estado de salud:

• El buceo, al igual que la natación es el deporte que más grupos de músculos ejercita. Se puede decir por tanto, que es el deporte más completo.

• Además ayuda a que nuestros pulmones tengan más capacidad y ayuda a mejorar las funciones psicomotrices. 

 Bucear aporta relajación y tranquilidad. El cansancio hace que nos relajemos y tengamos un mejor descanso.

Requisitos de la persona para aprender a bucear

• En el buceo es importante conseguir equilibrar la forma física con el control de la mente. De esa manera conseguiremos relajarnos y disfrutar del buceo.

• Es indispensable que la persona que lo practique con cierta asiduidad, acuda al médico periódicamente para hacerse una revisión de su estado de salud. Sobre todo tendremos que tener en cuenta el estado de nuestro corazón, pulmones, oídos y vías respiratorias.

• Es indispensable que nuestra forma física esté perfecta, porque es un deporte muy exigente. Por ello, tendremos que tener en cuenta si somos capaces de: nadar bien, ser capaces de echarle una mano a un compañero en caso de emergencia o saber responder ante situaciones que no se prevén.

 

 

motocross2-e1370725523796.jpg

Motocross 3ªparte

En motocross, las motocicletas para motocross deben ser ligeras ya que están destinadas para conducir por el campo. La mayoría de los diseños incluyen los neumáticos resistentes y suspensiones.

Las motocicletas están hechas para manejar a caballo a campo en un terreno duro como la suciedad, barro y rocas. Las motocicletas están disponibles con motores de dos tiempos y de cuatro tiempos y pueden tener varias características diferentes, pero por lo general se agrupan en cuatro categorías.

Categorias

  1. Motocross

Motos de motocross se construyen para las pistas de tierra con saltos y el terreno áspero.

Están diseñadas para correr en competición de circuito cerrado. Se utilizan motores de un solo cilindro que están diseñados para velocidades rápidas y sus sistemas de suspensión tienen que ser capaces de manejar los saltos y la aceleración rápida requerida en una pista de motocross.

Se construyen sin velocímetro, luces, Caballetes, espejos o arrancadores eléctricos que otorgan mucho peso a la moto y no se necesitan en la pista. Este estilo de motocicleta por lo general tiene un largo asiento, plano, que permite al conductor cambiar su peso rápidamente para dar más tracción en las curvas.

Los pilotos en las carreras de motocross se suelen poner de pie para la comodidad no tiene una gran consideración en el diseño de una motocicleta de motocross.

Enduro

Este tipo de motos están diseñados para carreras más largas sobre una variedad de superficies. Una moto de enduro es similar a una moto de motocross en apariencia, pero que está diseñada para un propósito ligeramente diferente. Con un cuadro ligero, las motos de enduro se utilizan normalmente para carreras más largas que combinan las carreras callejeras con las carreras a través de terrenos difíciles. Las motos enduro ofrecen diferentes funciones que la moto de motocross como intermitentes, espejos, faros y silenciadores para reducir el ruido del motor con el fin de permitir a los pilotos para montar en superficies de asfalto.

 

Sin embargo, debido a sus comodidades personales mínimas y abundante suspensión, no son realmente adecuados para los viajes ocasionales de larga distancia por carretera.

Supermoto

Los pilotos las pueden usar para manejar senderos y terrenos difíciles. Están diseñadas para manejar largos trayectos a través de terrenos difíciles.

No están diseñados para las carreras de alta velocidad como las motos de motocross y no saltar también.

Este tipo de motocicletas son muy similares a las motos de enduro. Los reposapiés se encuentran en una posición más natural para permitir una conducción cómoda y el manillar se colocan más alta para hacer giros a velocidades bajas más fácil.

Son ligeras con la elaboración de plástico mínima, suspensiones de largo y neumáticos más grandes. Este estilo de moto se monta mejor en una variedad de superficies de tierra que en cualquier otro.

Dual-Sport

Las motocicletas de doble deporte están equipados con faros, intermitentes y espejos, así como velocímetros con el fin de hacerlos legales para circular en la calle.

Pueden ser montados sobre tierra o superficies de asfalto y están diseñados para funcionar mejor que una moto de calle en un terreno duro y ser más suave y más silenciosa que una moto de motocross en superficies de asfalto.

La mayoría de estas motocicletas de doble deporte utilizan los motores de un solo cilindro debido a la simplicidad y menor peso que es útil sobre terreno accidentado pero la moto dual-sport es generalmente más pesados que el enduro o motos de motocross, ya que no están realmente diseñados para la competición.

Este tipo de moto es ideal para los nuevos pilotos para aprender sobre porque los controles están a la vista y porque son más fáciles de equilibrar que otros tipos de motocicletas.

Debido a que no utilizan una gran cantidad de plástico y cromo, las motocicletas de doble deporte también son menos costosos.

Algunos de estos tipos de motocicletas pueden ser utilizados para competir tanto en Freestyle como en Big Air, aquí describiremos brevemente las competencias Big Air.

En este tipo de competición, a los concursantes se les permite hacer hasta tres intentos de salto con la misma puntuación del piloto está ubicada de acuerdo al mejor truco o truco de los tres intentos.

Los saltos se realizan generalmente en toda la longitud de 100 metros y los concursantes deben centrarse en la ejecución de una sola maniobra a la perfección. Por esta razón, los concursos Big Air también se conocen comúnmente eventos como “Best Trick”.

Los puntos en Big Air se dan en un rango de 100 puntos por un panel de diez jueces con base en factores que incluyen el estilo del jinete, el nivel de dificultad de la figura realizada, así como el mejor aprovechamiento del curso, donde se celebrará el evento. Al concluir el evento, el ganador de la competición será el piloto que haya marcado más puntos.

Técnicas-imprescindibles-para-practicar-el-rafting-con-seguridad-500x288.jpg

Técnicas imprescindibles para practicar el rafting con seguridad

No nos equivoquemos: el descenso de ríos es una aventura, sí, pero que puede llegar a ser peligrosa e incluso a negar segundas oportunidades. Es por ello que debemos conocer al dedillo y ejecutar con tanta precisión como podamos imaginar las diferentes técnicas, sea cual sea el nivel de dificultad de las aguas.

Para empezar, cualquiera que practique el descenso de ríos ha de conocer y saber reaccionar, como poco ante las siguientes voces de remada y ejecución: “Adelante”, “atrás”, “derecha”, “izquierda”, “piso” y “alto”. También debemos saber cómo reaccionar en caso de “lado alto”, si queremos evitar que la embarcación se vuelque o darnos un buen golpe.

rafting

Además, las normas básicas de seguridad también se refieren a saber qué hacer en con los diferentes elementos del equipo básico personal, esto es: casco, chaleco y remos. Por supuesto, todo tripulante ha de saber reaccionar si se cae el agua o si otro de sus compañeros lo hace, de modo que, uno u otro, puedan incorporarse rápidamente a la embarcación.

Ser guía requiere de una preparación extra

El guía de la embarcación, además de los conocimientos ya señalados, y como responsable de la seguridad de quien le acompaña ha de dominar otros aspectos técnicos, como son:

Conocer a la perfección el uso de cualquier componente del equipo de descenso de ríos, unos ríos que por cierto han de saber “leer” muy bien, en tanto en cuanto debe interpretar perfectamente las turbulencias, olas, remolinos, hoyos… de modo que dirija la embarcación a los lugares adecuados.

Técnicas de rescate

Obviamente el guía ha de saber de las técnicas que usan para rescatar tanto a personas como a embarcaciones y, en caso de caerse al agua, debe saber moverse dentro del rápido y volver a subirse por sí mismo a la embarcación.

Otro de los conocimientos imprescindibles sin los que no sería un buen guía y, por lo tanto, estaría jugándose su seguridad y la de sus compañeros, es el que se refiere al dominio de las señales básicas, signos visuales imprescindibles para comunicarse en los rápidos, sea entre personas, sea entre embarcaciones. Éstas son las principales:

Las señales básicas

Hombre al agua, alto, adelante, reunión (se usa para dos o más embarcaciones), peligro, botiquín, apurar descensos y helicóptero. Obviamente, existen más: tantas como situaciones o necesidades puedan darse en el agua, pero en este caso nos hemos referido a las más elementales.

Claro que, una de las más importantes medidas de seguridad es la de no descender un rio en solitario sino hacerlo al menos en grupos de dos embarcaciones. Y la que es sin duda, la más importante: sepamos de nuestros límites y de los de nuestros compañeros. No convirtamos un deporte en un riesgo absurdo.

Para-los-aventureros-urbanos-Parques-multiaventuras-2-518x288.jpg

Para los aventureros urbanos: Parques multiaventuras

Seguro que a más de uno se le pasa envidia cuando hablamos de actividades entorno a la montaña o campo. Esa misma clase de gente que sueña siempre con escapadas a casa rurales, completando la visita con senderismo y algo de escalar suave de esa que te deja reventado una semana.

Para todos aquellos que dicen “es que no tengo tiempo”, “es que no se de sitios”, “es que no puedo dejar solos a los niños”. Le traemos una solución fantástica para aprovechar ahora que viene el buen tiempo, o eso dicen… Los parques multiaventuras.

¿Qué son este tipo de parques?

Este tipo de aventuras se basa en la acción física para superar una serie de tramos que se van complementando con obstáculos tales como árboles, puentes o descensos. Por lo cual se combinan varias actividades físicas como el senderismo, la escalada o la tirolina.

A su vez la creación de estos circuitos están preparados para que puedan ser utilizados por personas de diferentes edades y condiciones físicas.

La forma de visitar estos parques es haciendo rutas o juegos que se agrupan por su nivel de dificultad y que se pueden reconocer por sus colores o señalización simulando al de las pistas de ski. Esta clase de aventuras se pueden hacer desde los 6 años, siempre y cuando los niños midan un mínimo de 1´15 metros.

Todas las zonas tienen sus elementos de seguridad basados en redes y sistemas de arnés con mosquetones. Lo cual hace que el visitante tenga la libertad de poder vivir esta experiencia sin ningún tipo de riesgo.

¿De cuánto tiempo se dispone?

Todos los recorridos suelen estar diseñados para que se desarrollen en un máximo de 3 horas completando todos los obstáculos a recorrer, cargados de gran dosis de emoción y adrenalina entre los juegos que se van descubriendo pasando los árboles.

Cuando hablamos de 3 horas para hacer un circuito, está contemplada la posibilidad de terminar antes del tiempo previsto, así que se pueden volver a practicar una pequeña parte del tramo hasta completar el tiempo.

Para cualquier ocasión

Este tipo de actividades nos ofrece poder practicar esas rutas de aventuras en cualquier ocasión del año. Aunque ya que hablamos de sitios descubierto es preferible cuando las condiciones meteorológicas sean favorables.

Además estos parques contemplan la posibilidad de celebrar cumpleaños infantiles con combos y ofertas incluidas para hacer de ese día una fiesta inolvidable tanto para tu hijo, protagonista absoluto de la visita, como sus invitados.

Porque la aventura se puede encontrar en cualquier momento.

buceo2.jpg

¡¡Sumérgete!! 1ª parte

No es nada nuevo: desde que el hombre es hombre, ha querido saber qué se oculta bajo el mar. Con tal fin, ha elaborado todo tipo de artilugios que le ayudaran a descubrir ese mundo que se halla bajo la lámina de la superficie, aunque sólo a partir del siglo pasado empezó a considerarse el buceo como un deporte.

Los indicios apuntan a que el submarinismo hunde sus raíces en tiempos prehistóricos. Y es que, salvo que estuvieran  la espera de grandísimas bajamares para juntarlos, los restos de moluscos de ciertos yacimientos, amontonados, hacen pensar que nuestros antepasados se sumergían para capturarlos.

En la Polinesia, sus habitantes se sumergían usando lentes submarinas formadas por un armazón de madera y una lámina de carey.

Los griegos ya sabían qué  era bucear

En la Edad Antigua, se tienen noticias de que en el 168 a.C. se usaron buzos para recobrar el tesoro que Perseo, último rey macedonio, lanzara al mar. Asimismo, los Problemas de Aristóteles hablan de dos tipos de aparatos de inmersión, unos de los cuales es la “lebeta”, similar y precedente de las campanas de inmersión. El otro es un tubo no diferente del esnórquel.

Avanzado en el tiempo, llegamos a la era medieval y a la renacentista. De acuerdo, la Edad Media fue un tiempo en el que no consideraba demasiado e mar, aunque es en este tiempo cuando vive un extraordinario buceador, el legendario Nicolás “El Pez”, cuyas vivencias recogió F. Schiller y Cervantes menciona en El Quijote a través de “Peje Nicolao”.

La era del Hombre… y del mar

El Renacimiento vuelve los ojos al mar, a través de inventores como Leonardo da Vinci que diseñó respiradores, cascos y equipos pensados para que el hombre pudiera, ya que no conquistar, al menos darse un paseo por los fondos marinos.

El siglo XVIII es la era de los descubrimientos y de los inventos, también en lo que se refiere a la conquista del mar, de modo que los buceadores pueden estar más seguros y durante más tiempo debajo del agua. Tal es el caso de las campanas y trajes de buceo que dejaban el cuerpo de aventurero seco y le permitían respirar, en según qué casos, aire de la superficie.

Evolución vertiginosa

Ya en 1860 Auguste Denayrouze y Benedict Rouquayrol construyen y diseñan un aparato más ligero que la escafandra, con un depósito metálico de aire comprimido a 30 o 40 atmósferas y un primitivo regulador.

Dos décadas después, Henry Fleuss creaba un equipo que funcionaba con mezclas del 50 al 60 por ciento de oxígeno, que se sumergió durante una hora y cuyo éxito hizo que Siebe Gorman and Co., de Londres, acabara por fabricarlo.

Nos queda la era contemporánea del buceo, pero esta merece el capítulo aparte que, por supuesto, va a tener.

zorbing2-1-500x288.jpg

Rodar y rodar… Rodar y rodar

Quizás estás pensando en practicar alguna actividad física al aire libre que resulte altamente divertida y diferente y aún no sabes por qué decantarte. Si es así te proponemos algo que seguro que has visto muchas veces a otros en la televisión y nunca te has parado a contemplar como ideas. Esto es el zorbing.

Una gran pelota esférica creada en plástico trasparente, normalmente la estructura se hincha de aire y se mantiene rígida, con aire también en su interior. Aunque también hay modelos que cuentan con otra esfera o dos con cámaras de aire entre una y otra. El usuario se introduce dentro de la esfera y, como si fuera un hámster, se va moviendo o caminando haciendo rodar la esfera.

¿Cómo se practica?

Podemos encontrar la actividad del zorbing también bajo el nombre de sphereing o en castellano esferismo. Normalmente se practica en una ladera ligeramente inclinada, en suelo llano o el agua, donde resulta muy divertido por la falta de estabilidad y lo raro de caminar por el agua.

Aunque se ha puesto muy de moda ahora, la verdad es que esta modalidad se inventó y empezó a utilizarse en la década de los años 70´s. Siendo la primera en construirse en Nueva Zelanda.

La sensación que se experimenta dentro de esta gran bola de PVC es la de estar dentro de una burbuja, por lo cual si te caes no te haces daño, ya que está acolchada. Se trata de rodar sin ningún tipo de freno. Por lo que para evitar accidentes es preciso revisar muy bien el terreno.

¿Hay algún sitio especializado en esta práctica?

Aunque ha habido pocos casos conocidos de accidentes, el más grave hace unos meses en Rusia, casi imposible que resulte un deporte peligroso, pero es recomendable tras esta última noticia practicar esta disciplina siempre con especialistas y en terrenos recomendados por ellos.

La oferta de zorbing es muy amplia en toda España, incluso se puede alquilar el equipo con monitor para llevarlo a donde quieras. Pero si te interesa experimentar más allá, aquí te proponemos algunos sitios los cuales te pueden servir como referentes:

Grajera Aventura, Segovia: Uno de los mejores lugares por su oferta emocionante de practicar el conocido como Sphereing, que es una modalidad en plena naturaleza.

No Name Sport, Madrid: Situado en la localidad de Tres Cantos con la peculiaridad de poseer una bola de zorbing de más de 3 metros de diámetro, alcanzando hasta unos 50 km por hora.

Una gran actividad para disfrutar con los tuyos.

image03-12.jpg

Sandboard

El apasionado por el surf más de una vez debe volver a su casa con la cabeza gacha y la tabla en el hombro, habiéndose quedado con las ganas de que unas buenas olas rompieran en la costa.

Esta frustración ha sido tanta para los brasileros que un buen día decidieron echar la tabla sobre las dunas de la playa inventando, casi sin querer, este maravilloso deporte.

¿En que consiste?

Tomando las dunas por las olas el practicante se aventara desde la cima de un montículo de arena con una tabla que ira amarrada firmemente a sus pies.

Uno de los grandes inconvenientes de este deporte es que cada vez que nos deslicemos por una duna deberemos volver a pie a la cima de la misma, a menos claro que contemos con un boggie o con cualquier vehiculo que nos facilite la subida por las resbaladiza arena.

Equipo.

El equipamiento que necesitaremos para realizar con éxito este deporte es sobre todo una buena tabla diseñada específicamente para la practica de este deporte.

Aunque su forma recuerda mucho a la que se utiliza en el snowboard, el material con que se construye es totalmente diferente: la tabla de sandboard es mucho más resistente siendo la formica y el laminex los materiales que suelen utilizarse para su fabricación.

La base de la tabla, la cual estará en contacto con la arena, suele encerarse antes de una carrera con cera a base de parafina para lograr un deslizamiento superior.

Sandboard en el mundo.

Si bien este deporte extremo a sido creado en las arenas del brasil la mejor opción a la hora de practicarlo es dirigirnos a su país vecino, el Perú.

Aquí encontraremos las mejores pistas de mundo, específicamente en el distrito de Vista Alegre (Nazca), allí se encuentra el Cerro Marcha, que resulta ser la segunda duna mas grande del planeta con 920 mt de altura.

Se puede acceder a su cima alquilando areneros, una vez en el lugar encontraremos pequeñas dunas donde practicar con seguridad este deporte, aunque cualquiera que haya llegado hasta allí se vera tentado de tomar la pendiente de mas de un kilómetro de largo que transformara su viaje con un recorrido inolvidable repleto de adrenalina y paisajes paradisíacos.

 De todas maneras no olvidemos que lo fundamental a la hora de practicar este deporte es tener la predisposición y las ganas necesarias, por lo que las dunas de las que dispongamos, tengan el tamaño que tengan, serán suficientes para iniciarnos en esta disciplina.