Deportes de Aventura relacionados con: deportes de aventura

Un-puente-de-aventura-500x288.jpg

Un puente de aventura

¡Uf! ¡Uf! ¡Vaya carrera! ¿Llegamos a tiempo para ofrecerte algunas ideas para el puente de Diciembre? O al menos para hacerte cambiar un par de planes, esperamos… Entre las muchas posibilidades que se nos ofrecen a partir de 6 de Diciembre están los deportes de aventura: Naturaleza y acción, de la mano.

Es un error bastante común asociar deporte a aventura a sol y buen tiempo. Y aquí van unas cuantas pruebas:

Un puente de aventura

Comenzamos hablando del mushing, una forma de desplazarse más antigua que la memoria que ha acabado por convertirse en un deporte. Y gracias a este deporte conectaremos con la Naturaleza y lo haremos de una forma apasionante. Posiblemente más si terminamos la jornada en un tipi (una tienda de campaña como la que usaban los indios norteamericanos).

Cantidad, variedad y diversión asegurada

Concretamente, estamos pensando en la estación de esquí de Vallnord, donde un musher profesional guiaría el trineo durante una media hora por determinadas zonas del paraje y nos ofrecerá una cena en un tipi si nuestro grupo es pequeño o en un restaurante si es grande.

Otra buena idea es la de practicar zorbing. Básicamente, nos introducimos dentro de una bola grande (unos dos metros de diámetro), en la que caben dos personas y jugar con la nieve de la ladera y la fuerza de la gravedad.

Seguridad, para divertirnos

Quienes practican el zorbing van sujetos con un arnés, de modo que el peligro se reduce a cero. Este deporte presenta diferentes modalidades y dificultades, incluso una que podría asociarse al buen tiempo y que consiste en rodar por el agua.

Más ideas, también con la nieve en mente: excursiones caminando sobre raquetas, paseos en moto de nieve. Cómo no: el esquí en cualquiera de sus modalidades es un deporte que se adapta a cualquier edad o condición física: es posible que no estemos como para hacer un slalom gigante, pero tal vez sí unos kilómetros de travesía a un ritmo tranquilo.

¿Te apetece un cambio de planes?

Tras haber echado un vistazo a estas ideas es posible que, si no tenías plan, lo tengas ya; y si lo tenías, puede que cambies de opinión. Pero, por si acaso aún dudas de si disfrutar o no del puente, ahí van algunas ideas entre fresquitas y frías: buceo bajo el hielo, fabricación de iglús, escala en hielo…

Anda: búscate  una compañía que te ofrezca alojamiento y pack de aventura y disfruta del puente de la Constitución como no pensabas hacerlo ¿De verdad pensabas que el deporte de aventura es sólo para disfrutar bajo el sol?

saltobase1.jpg

Salto base, esto si que es una gran aventura!!3ª parte

Primer salto desde un globo o desde un puente, y luego es recomendable saltar desde una montaña lo más alta posible como por ejemplo en los fiordos de Noruega.

Sitios en España donde es posible hacer un curso o tandem, Ocaña, Lillo o Ampuria brava.

El salto BASE es una especialidad del paracaidismo dentro de sus muchas disciplinas.

No hay paracaídas de emergencia. Se cuenta que en 1783 L.S. Lenormand salta en paracaídas desde la torre del observatorio de Montpellier.

En 1966 Michael Pelkey y Brian Schubert saltan del Capitán.
La película de James Bond, La espía que me amó arranca con un salto base desde el monte Asgard.

Las siglas BASE pertenecen a Carl Boenish, activo basista, quien en 1978 filmó los segundos saltos del Capitán. Ese momento creó el movimiento y sus trabajos siguientes lo mantuvieron. Falleció en 1984 en un salto en Kjerag, en Noruega.

Los mayores problemas pueden ser:

Un giro de 180º al abrir sin estar en una Posición simétrica, especialmente en las paredes;

apertura incompleta del paracaídas al enredarse las cuerdas( line over), enredo de las cuerdas del paracaídas (line twist).

A menudo están relacionadas con la escasa velocidad de apertura, por debajo de la velocidad Terminal, unos 200km hora aproximadamente, debido a la reducida longitud del salto. El tiempo de reacción es mínimo.

En google explica la historia del salto base en la enciclopedia wikipedia.

La asociación ASBA está haciendo un labor buenísima para la promoción del salto BASE, su web es www.salto-base.es

Y no es tan fiero el león como lo pintan. Es cierto que se ha denominado varias veces el deporte más peligroso del mundo, típico de periodistas deseosos de primicias. Pero las definiciones son muy peligrosas, es como cuando dicen que el ciclismo es el deporte más duro.

Todo depende de muchos factores difíciles de comparar. Hay una característica importante en el paracaidismo que se diferencia de otros deportes y es su alto coste para progresar.

A diferencia de otros deportes que parece que todo depende del esfuerzo que uno se proponga, aquí el dinero es fundamental. La pericia es importante, pero la realidad es que la buena condición física no es primordial. Como en lo que se vive en la montaña, empieza a haber de todo. Me acuerdo cuando empecé, que en Europa existía la figura del mentor, una idea casi mística de la persona que te introduce en el BASE.

En España había pocos saltadores BASE y más bien como suele ser tipical Spain se restringía bastante la información, parece que esa época ya ha pasado y que se ven más facilidades. Es cierto que los pocos que había hacían mucho hincapié en la experiencia y en la seguridad, como debe ser.

A mi parecer, la experiencia se reduce hoy en día con la abundancia de información al alcance. También depende de como te tomes la cosas, de tu nivel de especialización y entrega. Puedes casi no tener experiencia en vuelo relativo o Free fly y no por ello hacer más inseguros tus saltos BASE.

He visto saltadores con mil saltos que claramente no estaban preparados para un salto BASE teniendo muchísima más experiencia. Una de la cosas que parecen imprescindible, es no perder la percepción de lo que se está haciendo, siendo fundamental ser consciente de que siempre se salta con UN SOLO PARACAÍDAS.

Está claro que la fiebre y la abundancia de saltadores va a traer consecuencias pero sobre todo va a traer progreso y mayores facilidades.

11-500x288.jpg

El monopatín, ¿deporte de aventura? (I)

Por supuesto ¿O sólo íbamos a disfrutar de los deportes de aventura en las montañas, ríos, bosque y entornos en los que la Naturaleza aún no ha perdido por completo la batalla con el ser Humano? La ciudad también puede ser una fuente de descubrimientos y un acicate para la superación tanto física como espiritual.

Como, quien más quien menos, sabe de las necesidades para practicar este deporte, como a todos nos suena su origen como descendiente directo del surf, vamos a dejar de un lado las condiciones físicas requeridas, los materiales de seguridad que hemos de vestir (básicos, aunque no los mencionemos) y nos centramos en la parte espectacular de este deporte.

Vamos a hablar de algunos de los trucos que el skater, sobre todo del que practica el estilo “callejero”. Tiempo habrá de estudiar otros trucos y estilos, de momento, comenzamos con los trucos base de flip.

Empezamos con lo básico

El primero a que nos referiremos es el “Ollie”, el básico del skate que, una vez dominado resulta el punto de partida para casi todas las demás maniobras. Para ejecutar un “Ollie”, situamos un pie en la cola y el otro donde se ven los tornillos que sujetan el eje delantero, ambos mirando “hacia fuera” de la tabla. Pisamos fuerte sobre la cola y a la vez saltamos, tratando de equilibrar el monopatín en el aire, elevado por el impulso de la patada.

Vamos ahora con un “50-50” o “Fifty-fifty”. Se llama así a deslizarse por un borde (barandilla, pasamanos…) con un eje de la tabla en cada uno de los lados. Si el eje delantero se levanta y se supera tal obstáculo deslizándose por el trasero, estaremos hablando de un “5-0”.

En el “medio huevo”

Nos vamos ahora hacia un half-fpipe o medio huevo. Esa rampa doble convergente destinada para que los skaters exploren sus límites: aquí vamos a realizar un “Lip”, o lo que es lo mismo, que el patinador intente mantenerse cuanto pueda en equilibrio en una determinada postura en el coping o borde metálico superior.

No podemos dejarnos atrás el “Grab”, cualquier ejercicio en el que se agarra la tabla en el aire. Según por donde se sujete, se llamará de una u otra forma. Por ejemplo, sujetar la tabla por el medio se denomina Melongrab.

Nos faltan los flip, los shove-it y algún que otro truco sólo para unos (muy) pocos… Dejamos lo mejor para el próximo post.

No-practiques-deportes-de-aventura-500x288.jpg

No practiques deportes de aventura

Con lo bien que se está en el sofá, viendo como veintidós multimillonarios persiguen un balón ante los gritos histéricos ochenta mil personas que son un poco más pobres por verlos… No vale la pena: no practiques deportes de aventura.

¿El estrés? Eso es cosa de otros: si te pones a gritarle al primero que te da los buenos días en un tono que no acaba de gustarte es porque eres un a persona apasionada y expresiva. Que te saluden con un gruñido hasta que el reloj diga que es mediodía… Pero tú no practiques deportes de aventura.

No practiques deportes de aventura

Con no perderte en el camino entre el trabajo y tu casa, ya conoces suficientes caminos. Lo de los paisajes está muy bien, pero con la calefacción o el aire acondicionado y por la tele. Eso sí, siempre y cuando no estén dando fútbol, en cuyo caso el único verde que vale es el del césped, sobre todo si lo tiene la estrella del equipo rival (tú dices “enemigo”) entre los dientes. Casi mejor no practicas deportes de aventura.

No vale la pena

¿Y esa tontería de expandir tus horizontes? Como si no tuvieras bastante con expandirte por el sofá de modo que cada día estés más cómodo mientras te preparan la cena. No: no practiques deportes de aventura.

¿Alcanzar metas? ¿Qué metas vas a alcanzar? Como si no fuera suficiente con alcanzar la lata de cerveza que está sobre la mesita baja del salón. Eso sí es una meta y, además, arriesgada: como, por el camino, se te vuelque el bol de panchitos, date por abroncado. Eso, o te levantas, agarras la escoba y el recogedor y reparas el estropicio. Pero el esfuerzo no vale la pena. Déjalo: no practiques deportes de aventura.

¿Para qué vamos a esforzarnos?

Además, ¿para qué quieres conocer más gente? Si con tus compañeros de trabajo, tus amigos del bar y la plantilla de tu equipo, utilero, encargado de iluminación y recogepelotas incluidos, conoces más nombres de los que creías que ibas a poder memorizar. Que no, que lo dejes: no practiques deportes de aventura.

En cuanto a que el deporte es salud, ¿te has dado cuenta de las agujetas que tienes al día siguiente? Si te paras a pensarlo, son dolorosas que la resaca ¿El deporte es salud? ¡Pues que viva la bronquitis crónica esa que tienes, provocada por el tabaco, del que consumes dos cajetillas diarias! ¡Que ahogo! No vayas a practicar deportes de aventura.

Recuerda, ante todo, no practiques deportes de aventura.

Dog-carting.jpg

Mushing (II): modalidad de tierra

El mes pasado hablamos del mushing en la modalidad de nieve pensando en las nevadas que ya empezaban a caer en nuestras montañas, hoy hablaremos de la modalidades en tierra para poder disfrutar en todo momento de este bonito deporte.

En principio, el mushing en tierra comenzó por la necesidad de entrenar durante todo el año aunque no hubiera nieve, y poco a poco fue derivando en especialidades que son incluso más practicadas que las de nieve.

Sigue leyendo

xx-500x288.jpg

No soy David Meca

Nunca voy a ser un Oiarzábal, ni creo que llegue jamás a saber qué es poner un pie por encima de 2.949,33 metros (un tercio de la altitud del Everest). De hecho, a los 2.519 del Naranjo de Bulmes, boqueaba como un pez (lo hacía, de hecho, bastante antes).

No creo que nadie vaya a confundirme, mientras nado, con David Meca ni que sea capaz de atravesar un río muy tranquilo de más de veinte metros de ancho o de hacerme más de un par de largos seguidos en una piscina olímpica.

Path to my Self

¿El Camino de Santiago? Pero si el día que más recuerdo haber caminado fueron del orden de veinticinco kilómetros y acabé tan cansado que apenas podía levantarme al día siguiente. Como para ir desde Sant Jean de Pied de Port (que es donde de verdad comienza el Camino francés) a Santiago de Compostela…

¿Por qué me gustan los deportes de aventura?

En fin, que soy todo lo contrario de un deportista de élite. Es más, posiblemente no puedo siquiera considerarme deportista, salvo que la práctica esporádica me conceda el título. Entonces, ¿por qué me gustan tanto los deportes de aventura que incluso me atrevo a escribir sobre ellos?

Pues porque el deporte es una de las prácticas más populares que pueden darse: todo el mundo tiene el derecho y, a poco que quiera, la posibilidad de practicarlo. No conozco a nadie que, si no tiene una instalación deportiva a mano, no pueda salir a pasear y respirar aire puro o subirse a la bicicleta y disfrutar de paisajes maravillosos.

Enjoying a sunset in Salto, Uruguay

“Límites” es sólo una palabra

Todos podemos practicar algún deporte de aventura, de mayor o menor nivel. Pero no es sólo eso. Interioricemos lo que significa el deporte de aventura: el reto a uno mismo. El decir “con un paso más, me queda un paso menos hasta la meta ¡Vamos!”.  Apretar los dientes e imponerse al vértigo, al miedo a caer. Y, aun habiendo caído, levantarse y reemprender la marcha.

Romper los límites por la mera satisfacción de romperlos… ese es el espíritu del deporte de aventura. Que las barreras, las externas y las que tu mente te impone existan con el único fin de ser superadas.

No: no soy un deportista de élite, no soy un temerario (más bien lo opuesto), estoy terriblemente fuera de forma para poder decir que soy un deportista y, sin embargo, me apasiona el deporte de aventura, al nivel que yo puedo practicarlo, porque no es mero ejercicio, sino una forma de entender la vida.

white-mountain-peak-00.jpg

Los mejores lugares para escalar en Gran Bretaña

En este artículo voy a relataros y explicaros de manera sencilla cuales son los lugares donde escalar en Gran Bretaña que son considerados los mejores lugares, y que no debeis dejar de ir si realmente sois fans de este deporte de aventura cada vez con más seguidores y practicantes.

El Distrito de los Picos

Es una de las zonas de escalada más populares de Inglaterra. La mayor parte del parque nacional está en el norte de Derbyshire, pero se pierde en los condados vecinos de Cheshire, Staffordshire y Yorkshire.

La parte norte del parque, conocido como pico oscuro, se compone principalmente de gres, mientras que la zona sur, White Peak, es principalmente de piedra caliza.  

Se recibe una fricción única del gres, que lo hace ideal para la escalada. Los riscos de piedra caliza del Pico Blanco son más empinadas con menos grietas a mano.

Entre las dos áreas hay algo para todo el mundo. Otoño, invierno y primavera son las mejores épocas para escalar. 

Snowdonia, Gales

Es uno de los mejores y más variados espacios para escalada en roca delas Islas Británicas, una hermosa cadena montañosa en el noroeste de Gales.

Lo tiene todo en un área relativamente pequeña: montañas, riscos y acantilados. Y cuando está húmedo en las montañas, todavía puede ser cálido y seco en la costa. Además de cientos de vías de escalada tradicional, no deportiva (donde la roca-cara es pre-atornillado para escaladores) en las canteras de pizarra de Llanberis, así como en Llandudno, en los acantilados de piedra caliza del Orme.

El valle de Ogwen es una buena base para los escaladores de bajo grado. Por medio grado, el paso de Llanberis tiene una gran variedad de rutas, incluyendo la famosa Curva Cenotafio.

Para aquellos que disfrutan de la reclusión, al sur del parque nacional es el lugar, con una gran cantidad de contrafuertes en Craig Cowach.

El Distrito de los Lagos

Aquí es donde se inventó la escalada en roca, por lo que dicen, hace 160 años (antes de eso, fue llamado ‘escapar de los lobos’). Los lagos de Cumbria combinan la belleza física, con el fácil acceso a todo tipo de escaladas, con mayor concentración de montañas y páramos de Inglaterra. 

Hay una gran variedad de tipos de rocas y grados Risco, para realizar escalada tradicional o deportiva.

Borrowdale tiene fácil acceso a la carretera sube para todos los grados, y Langdale tiene escaladas de varios largos para principiantes. Peñón del Cuervo, en Ullswater, donde hay desafiantes rutas para expertos. Wasdale ofrece subidas como pilar de la roca. Si el clima se vuelve muy lluvioso, siempre se puede intentar la pared interior en el Centro de Lakeland Climbing en Kendal.

Glencoe, Escocia

Pertenece y es atendido por el National Trust for Scotland, este impresionantemente hermoso valle en las tierras altas del oeste de Escocia siempre ha sido considerada como una de las mejores zonas de escalada en roca en el Reino Unido y tiene un paisaje impresionante para arrancar.

Hay algo para todos los niveles en Glencoe, con acantilados que varían en tamaño desde los 15 afloramientos cerca de la carretera que atraviesa la cañada, a subidas de hasta 300 metros.

Sin embargo, las subidas son más difíciles de lo que parecen. La roca en el valle es principalmente de pórfidos, que es bien pegajosa para los escaladores.

Northumberland

Esta zona de escalada a menudo es pasada por alto en el noreste de Inglaterra, junto a la frontera con Escocia y el hogar de algunos de la muralla de Adriano.

Hay un montón opciones para ascensos (lo que significa que puede subir a la ruta completa con una sola longitud de su cuerda). Hay piedra arenisca en el norte, y el granito en la Cheviot Hills. Boulder (escalada sin cuerda) es también muy importante en Northumberland. Algunos de los riscos están en terrenos privados, por lo que es posible se necesite un permiso.

Cerca de Rothbury, las colinas de Simonside tienen varios grados de escalada y excelentes vistas, con excelentes afloramientos de piedra arenisca hacia el oeste.

Hay buenas opciones fáciles de escalar como Berryhill, en el área de Fronteras. Para algunos ascensos son endiabladamente complicados, como la cabeza de Peña de Corby, en Alnwick moros.

Swanage y Portland, Dorset

Es parte de la famosa costa jurásica de Dorset, el alza de los acantilados de Swanage y Portland ofrecen una de las escaladas más emocionante de Inglaterra.

Swanage tiene acantilados de piedra caliza que dan al mar, muchos de ellos son de muy difícil escalada, pero apasionante, con una mezcla de escalada clásica y deportiva.

Los acantilados son accesibles por rappel, y la mayoría están muy por encima del nivel del mar.

Portland es un centro reconocido de la escalada deportiva, con ascensos de todo tipo de grados. Los acantilados de aquí no tienen aleros de Swanage, aunque siguen siendo bastante elevados. 

Los acantilados del mar de Portland, al oeste de Swanage, tienen más de 100 rutas, tanto en el este y el oeste de la isla, por lo que se puede subir por el sol durante todo el día, incluso en invierno.

acantilado2.jpg

Saltando alcantilados

El pensamiento de saltar acantilados probablemente suena como algo que nunca podría hacer, pero para algunas personas es una actividad muy atractiva.

En este artículo se presentarán 10 consejos sobre cómo hacer un salto del acantilado sin hacerse daño, una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto por lo menos una vez).

Estas son sólo algunas ideas generales que se deben tener en cuenta. También se recomienda que se realice un entrenamiento serio con alguien con experiencia y que se comience con acantilados relativamente pequeños.  

Consejos para un salto perfecto:

1. No ir solo al salto de acantilado. Llevar siempre alguna compañía, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.

2. Asegurarse de que no haya nadie en el agua antes de decidirse a dar el salto para no dañar a nadie.

3. Antes de hacer un salto de acantilado, tener en cuenta que la presión puede ser un gran problema, y cuidar sus oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.

4. Observar la profundidad del agua. Además, estar al tanto de las mareas en la zona.

5. Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar, se debe tener confianza, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirse. Además, un punto de partida firme es necesariamente el resultado de mirar al alrededor en un primer momento y calcular el salto a su propio ritmo.

6. Asegurarse de tener el suficiente espacio y tiempo para hacer el movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en la mente antes de despegar. Comenzar el salto con los brazos pegados al cuerpo en una posición recta. Esta es la mejor manera de realizarlo.

7. Los pies deben ir primero, siempre.

8. Aprende a disfrutar de la estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación. Una vez que el cuerpo está suelto, se tendrá más control sobre él. 

9. Cuando el cuerpo golpea el agua, se debe tener una forma firme y dinámica. Mantener los dedos estirados y los brazos muy cerca de su cuerpo, por lo que podían deslizarse libremente y fácilmente.

10. A medida que se comience a entrar en contacto con el agua, hay que recordar respirar por la nariz, no dejar que el agua afecta el proceso de respiración.

Esto es todo que tengan un buen salto!!!

4 deportes de riesgo y aventura para pasarlo en grande

Los deportes de riesgo se han convertido en una experiencia liberadora para muchos de nosotros. Necesitamos correr, caer, volar, sentir, pedalear y superar nuestros límites para seguir manteniéndonos jóvenes y vivir la vida a tope. No sólo los jóvenes y los adolescentes. También los padres y aventureros ya entrados en años desean huir de las rutinas urbanas y vivir en sus propias carnes la efervescencia del rafting, la locura de descender por un barranco o dejarse caer por los ríos tumbados sobre un trineo flotante.

deportesderiesgoyaventura

En este artículo nos gustaría hablarte de estos cuatro deportes extremos (rafting, barranquismo, hidrospeed y descenso en bicicleta) y sus peculiaridades por si tú también te animas a soltar adrenalina y pasar un rato divertido junto a tus amigos mientras desafías a la naturaleza.

Cuatro deportes de riesgo que deberías practicar

Entre los diferentes tipos de deportes de riesgo y aventura, encontramos muchos y de muy diversas clases. Todos tienen en común que permiten soltar adrenalina, poner nuestro corazón a 100 y disfrutar al máximo del ocio. Si te gustan las emociones fuertes, este tipo de actividades está pensado para ti.

Rafting

También conocido como balsismo, consiste en descender un río, normalmente en kayak o canoa. Se trata de recorrer los cauces río abajo, muchas veces pasando por los rápidos, donde se producen los mayores momentos de diversión.

Barranquismo

Es la variante quizás más conocida. También se le llama canyoning, ya que en muchas ocasiones el descenso (con cuerda) se produce en los cañones de los ríos, pudiendo pasar por cascadas o zonas secas. Lo bueno de este deporte de aventura es que se practica un poco de todo: la concentración, la técnica, caminar, destrepar, nadar, etc.

Hidrospeed

Es un juego recreativo muy parecido al rafting, pero en lugar de usar un kayak, desciendes en una especie de trineo individual, movido por aletas de buceo. La diferencia fundamental es que aquí no sólo te salpicas, sino que directamente te tienes que mojar las extremidades y los pies.

Descenso en bicicleta

A diferencia de los otros tres, no se trata de un deporte acuático, pero sí de riesgo, en tanto que consiste en descender en bicicleta BTT por laderas de alta pendiente. Si te encantan los descensos de infarto, uno de los sitios donde puedes encontrar circuitos para practicar es en el Bike Park GrandValira, en Soldeu.

¿Cuál de estas cuatro actividades te suena más divertida? ¿Todavía no te has atrevido a vivir al límite practicando un deporte extremo?

Sin-título-122-500x288.jpg

Muchos metros bajo tierra

No todo está descubierto ni todo está a simple vista. A veces hay que atreverse, retarse y vencerse a uno mismo. A esa conclusión he llegado en cuanto me he puesto a leer algo sobre un deporte que siempre me ha llamado poderosamente la atención: la espeleología.

Antes de seguir adelante, vamos a definir esta práctica. Para ello, recurriremos a la enciclopedia virtual “Wikipedia”, que nos dice que “La espeleología (del griego σπηλαιου spelaiou que significa cueva y -logía, tratado), es una ciencia cuyo objeto es la exploración y estudio de las cavidades subterráneas.”

Aunque tiene su origen, como su propio nombre indica en una disciplina científica, son muchos los que la practican como deporte de aventura (se ha propuesto, en este caso, llamarlo “espeleísmo”, pero la idea no ha cuajado).

En volcanes, en roca o bajo el agua

Según el tipo de cavidad en el que se practica, podemos clasificar este deporte en tres grandes ramas: el espeleobuceo, del que ya hemos hablado y que consiste en explorar cuevas o minas inundadas; la espeleología volcánica, de la que nos ocuparemos en otro artículo; y la que nos ocupa: la espeleología Kárstica.

Se trata de explorar cuevas, naturales o no, que se encuentran en la superficie del planeta, habitualmente largas y de un desnivel importante. Eso sí, y aunque hay niveles de dificultad, no pensemos que nos vamos de paseo: las condiciones de la exploración suelen ser duras:

Dificultades de todo tipo

Debemos tener en cuenta que muchas de las cuevas kársticas se encuentran se hallan en macizos montañosos más bien fríos y con ríos subterráneos permanentes. Esto cauces, habitualmente discurren a temperaturas no muy superiores a la de la congelación del agua, de modo que dificultan todavía más el tránsito del espeleólogo. Otro de los peligros de los ríos subterráneos que crezcan de repente, debido, por ejemplo, a una tormenta en la superficie, lo que puede dejar aislados a los exploradores.

Pensemos que nos hallamos en una cueva natural, que es una obra de ingeniería de la Naturaleza: tras millones de años, el agua ha disuelto la roca, abriéndose paso micra a micra. También existen cuevas en el hielo (pseudokarst), aunque no dejan de ser el resultado de la disolución del agua sólida.

En cuanto a qué nos vamos a encontrar en esta especie de mundo paralelo que habitualmente se encuentra bajo nuestros pies, es preferible dedicarle un escrito a las posibles formaciones. De hecho, un solo escrito será poco espacio, habida de la literatura que se ha producido en torno a ellas. Pero el camino más largo comienza con un solo paso.