Deportes de Aventura relacionados con: deportes al aire libre

3003285-500x288.jpg

Pasos para empezar en el ciclismo de montaña

Somos muchos a los que tuvimos una montan bike, y lo más cerca que estuvimos de la montaña fue el descampado de detrás de unos grandes almacenes. Pero no te preocupes, nunca es tarde para empezar.

Aquí te contaremos lo necesario para empezar a practicar esta disciplina del ciclismo, puede que al principio te genere un poco de respeto. Pero una vez superado esta timidez podrás disfrutar de este  deporte junto a increíbles paisajes y medios naturales.

  1. Hacerte con un casco

Prioridad absoluta. Siempre que practiquemos algún deporte de riesgo deberemos tomar las medidas oportunas de seguridad. Prendas como casco, guantes, apoya brazos, espinilleras… Que puede que realmente en las primeras salidas, por el tipo de sendero más fácil por ser de iniciación, no lo creas necesario. Pero que conforme avances en el deporte comprobarás que han sido buenas inversiones.

Sin embargo, siempre deberás ir equipado con el casco. Ya que aunque las primeras caídas no serán graves, un casco siempre te puede ahorra el mal trago de lesiones serias.

  1. Localizar zonas o rutas adecuadas para el ciclismo de montaña

Intenta localizar a gente que sepa de esta disciplina. Puede que no conozcas a gente que practique este deporte, así que prueba con clubes que suelen haber en casi todas las ciudades o preguntando en tiendas de bicicletas.

Si te preocupa la ruta por que no la conoces, es recomendable que la visites antes. Puedes ir hasta allí y recorrerla andando o corriendo.

  1. Nunca ha de faltarte

Aparte de el casco, que como hemos dicho, siempre hay que llevar. No es mala idea llevar agua para no deshidratarte y poder rellenar en diferentes fuentes. Y un teléfono móvil, que nos puede servir de mucho si tenemos un accidente o nos perdemos en la montaña.

  1. Momento de subir en la bici. Y mejor en compañía

Sé practico, no te vuelvas loco comprando todo el equipo de ciclismo de montaña si aún no sabes si es un deporte que te pueda emocionar o gustar. Intenta pedir el equipo y la bicicleta. Y si no puedes, tampoco es necesario llevar una bicicleta último modelo.

Tómatelo como una puesta en contacto con el deporte y el medio. Ya que el ciclismo de montaña es un deporte hermoso, pero también es duro.

Intenta que tus primeras veces sean acompañados por alguien quien domine el deporte. No se trata de al principio mantener un ritmo rápido y que andes entre piedras como las cabras.

Es un deporte en el que hay que avanzar a un ritmo y ese es el que tú mismo debes trazar.

  1. Punto clave. Lo amas o lo odias

Si has llegado a este punto sabrás bien odias o por el contrario andas como loco por comprarte una montan bike  propia, cascos y demás accesorios. Esto es buena señal.

Ahora tienes que buscar una tienda experta en la que te aconsejen de una bici partiendo de tu cuerpo, ya que se tienen que amoldar. Se mira partiendo de la altura y el cuerpo de cada persona. Ya que una que no se amolde puede resultarte muy incómoda.

Además, una buena tienda suele maquearte la bici para que se adapte a la perfección. Quizás sea una compra cara, pero estos locales suelen darte vales para futuros arreglos y futuras compras. Se suelen portar muy bien. Intenta que te aconsejen una buena tienda.

  1. Tómatelo con alma y constancia.

Ya que puede resultar duro al principio, pero es un deporte que sobre todo en una buena compañía puede ayudarte y darte la motivación que necesites.

puenting1.jpg

Me tiro y con los ojos bien abiertos!!

Cuando alguien decide hacer puenting se lo ha pensado varias veces. Os voy a explicar un poco de que va esta actividad por si sois de los que todavía andáis dudosos.  

Sobre el puenting…

Deciros que es una actividad mucho más que emocionante, que consiste en tirarse al vacío desde un puente y sujetos por un arnés y dos cuerdas que nos sujetan fuertemente, pero que aun así estaremos cruzando dedos para que no nos pase nada, y que nada nos va a pasar pues estamos vigilados por experimentados monitores para que no nos pase nada.

Al saltar se describe una dirección como un péndulo de tanta anchura como ancho tiene el puente.

Cuando nos tiramos desde el puente, vamos a notar una sensación de vacío a la vez que una gran descarga de adrenalina que recorre todo nuestro cuerpo.

Esta se convierte sin lugar a duda en una actividad extremadamente emocionante que debemos vivir aunque sea una vez, que sin duda alguna repetiremos, pues no existe en el mundo una atracción que pueda asemejar a lo que sentimos con esta actividad.

Que hay que traer para hacer esta actividad

Si queremos nosotros hacer esta actividad debemos traer para realizarla una ropa cómoda y chaleco reflectante, para la seguridad nuestra en la carretera del puente.

Eso sí lo más importante y que no nos debemos olvidar en traer a esta actividad es mucha valentía, y dejarnos en casa todos los miedos, pues debéis saber que esta como cualquier otra actividad de aventura, están siempre supervisadas por técnicos monitores que nos ayudarán en todo momento tanto antes, como durante y después de la actividad, y sobretodo no dudéis en comentarle cualquier cosa que os pase.

Sí que también debéis tener una salud envidiable para poder hacer esta actividad, sobretodo lo que es a nivel cardíaco,  respiratorio o a nivel del tipo nervioso (personas con ansiedad, por mucho que les guste deben no hacer esta actividad por mucho que quieran)  

¿Donde se realiza?

La verdad que esta actividad está por toda España, pero yo como soy de Galicia, voy a hablaros de un sitio donde se hace.

Este sitio se llama Noia, está aquí en la provincia de La Coruña y se hace la actividad con un minimo de 10 personas, lo hacen cualquier dia de la semana siempre que haya un minimo de 10 personas.

La duración de la actividad, está entre 15 minutos a 1 hora.

La edad minima son 18 años.

El precio de la actividad son 31 euros el primer salto, y si hacemos un segundo salto 17 euros.  

5564408805_55c7507dcf-500x288.jpg

Hydrospeed

Después de tantas y tantas cosas que existen para poder distraernos y pasarlo bien, se me ha ocurrido inspeccionar un poco.Cualquier deporte puede ser catalogado como deporte de tierra, de aire o de agua.

Lo más común, bajo mi punto de vista, son los deportes de tierra. Después, los más atrevidos los de aire; y los más picarones y divertidos, sobre todo en épocas de verano, son los deportes de agua.

SLB6059

 Intentaré hablaros del hydrospeed.

Éste es un deporte náutico por el que se desciende sobre todo por infinitos ríos de montaña, encima o a bordo de una embarcación de forma individual, que será manejada y controlada a través de diferentes movimientos corporales con los que el navegante deberá decidir qué dirección tomar.

Esta embarcación es corta y está confeccionada de plástico de alto impacto, con quilla y dos soportes incorporados al mismo para que el navegante se aferre y poder ejercer control sobre la misma. Posee una envergadura de 15 dm aproximadamente, ya que el navegante de la misma lleva sus piernas sobre el agua, que harán las veces de timón, y de impulsor.

¡Al agua!

Un día me dispuse a ver qué tal se me daba este deporte y la verdad es que me llevé una grata sorpresa. Nunca había escuchado hablar de él, pero al menos el día en el que lo practiqué me dí cuenta que es un deporte en pleno auge entre los amantes de las disciplinas acuáticas o los que se quieren iniciar en ellas.

Pues bien, era un día algo nubloso, pero conforme avanzaba la mañana parecía que iba mejorando . El Parc Olímpic del Segre, que está situado a 200 metros del centro histórico, era un sitio perfecto para la primera toma de contacto con el hydrospeed.

Una equipación para la experiencia

En primer lugar necesitamos un traje de neopreno, coderas, espinilleras, un chaleco, un casco y un par de aletas. Esto será lo imprescindible para comenzar. Nos trataron muy bien y después de darnos unas pequeñas instrucciones sobre cómo y qué debíamos hacer al introducirnos en el agua, nos dispusimos a ello.

Fue una experiencia que la verdad volvería a repetir. Te involucras con el medio y con el agua de tal manera que pareces una misma cosa. Debes emplear estrategia y algo de fuerza en las piernas pero, por lo demás, es algo que recomiendo tanto a personas jóvenes como adultas.

Es una práctica muy divertida y excitante y consigue que quien lo practique pase un rato muy divertido. Lo recomiendo sobre todo para días de mucho calor ya que al estar en pleno contacto con el agua, te quedas bien fresquito.

En fin, espero os haya gustado y me despido por hoy habiéndoos hablado de un deporte en el que la aventura es el principal ingrediente.

No-practiques-deportes-de-aventura-500x288.jpg

No practiques deportes de aventura

Con lo bien que se está en el sofá, viendo como veintidós multimillonarios persiguen un balón ante los gritos histéricos ochenta mil personas que son un poco más pobres por verlos… No vale la pena: no practiques deportes de aventura.

¿El estrés? Eso es cosa de otros: si te pones a gritarle al primero que te da los buenos días en un tono que no acaba de gustarte es porque eres un a persona apasionada y expresiva. Que te saluden con un gruñido hasta que el reloj diga que es mediodía… Pero tú no practiques deportes de aventura.

No practiques deportes de aventura

Con no perderte en el camino entre el trabajo y tu casa, ya conoces suficientes caminos. Lo de los paisajes está muy bien, pero con la calefacción o el aire acondicionado y por la tele. Eso sí, siempre y cuando no estén dando fútbol, en cuyo caso el único verde que vale es el del césped, sobre todo si lo tiene la estrella del equipo rival (tú dices “enemigo”) entre los dientes. Casi mejor no practicas deportes de aventura.

No vale la pena

¿Y esa tontería de expandir tus horizontes? Como si no tuvieras bastante con expandirte por el sofá de modo que cada día estés más cómodo mientras te preparan la cena. No: no practiques deportes de aventura.

¿Alcanzar metas? ¿Qué metas vas a alcanzar? Como si no fuera suficiente con alcanzar la lata de cerveza que está sobre la mesita baja del salón. Eso sí es una meta y, además, arriesgada: como, por el camino, se te vuelque el bol de panchitos, date por abroncado. Eso, o te levantas, agarras la escoba y el recogedor y reparas el estropicio. Pero el esfuerzo no vale la pena. Déjalo: no practiques deportes de aventura.

¿Para qué vamos a esforzarnos?

Además, ¿para qué quieres conocer más gente? Si con tus compañeros de trabajo, tus amigos del bar y la plantilla de tu equipo, utilero, encargado de iluminación y recogepelotas incluidos, conoces más nombres de los que creías que ibas a poder memorizar. Que no, que lo dejes: no practiques deportes de aventura.

En cuanto a que el deporte es salud, ¿te has dado cuenta de las agujetas que tienes al día siguiente? Si te paras a pensarlo, son dolorosas que la resaca ¿El deporte es salud? ¡Pues que viva la bronquitis crónica esa que tienes, provocada por el tabaco, del que consumes dos cajetillas diarias! ¡Que ahogo! No vayas a practicar deportes de aventura.

Recuerda, ante todo, no practiques deportes de aventura.

25-1000x288.jpg

Volando con cometas

Quizás eres de los que piensas que volar cometas es un aburrimiento. Que es un deporte que solo le gustan a los niños y que no ve qué magia puede tener el planear un trozo de tela. Pero esto puede ser por que no sepas es que es el Kite Buggy.

Si eres un apasionado de los deportes de riesgo este término puede cambiarte la idea de la cabeza en un segundo. Solo con decir: deporte sin motor que a través de una cometa te empuja y te eleva.

El Kite Buggy

O también llamado parakart, es un deporte que consiste en la tracción de una gran cometa dirigida  por el viento, que hace que nos deslicemos bien por hierba como por arena sobre ruedas. Esta cometa está dirigida con una serie de cuerdas estiradas por el deportista, las cuales sujeta a un pequeño velero. El llamado rubby, que da el nombre a esta disciplina.

La disciplina cuenta con más diecisiete siglos. Con la creación de la cometa en China. Pero no fue hasta 1822 cuando George Pocock experimentó con un vehículo que, gracias a la tracción del viento, llegaba a planear.

Cómo se practica

Este deporte tiene un cierto parecido a la vela, por lo cual no es de extrañar que se considere un deporte de navegación por tierra. El vuelo con cometa desarrolla la concentración y la habilidad de coordinación de movimientos.

Aunque se agrupa en deportes extremos, no ofrece en sí ningún tipo de peligro al practicarlo, ya que se realiza en lugares abiertos como el campo, playas o desiertos.

El piloto es el único encargado de manejar tanto el vehículo como la cometa. Esta cometa no está atada de ninguna forma al vehículo, así que es la persona quien tiene que sujetarla.

Componentes

Cometa: Es una vela o ala aerodinámica flexible. Está fabricada con tela de nylon, lo que hace que sea ligera y resistente.

Los hilos para manejar son finos. Son unos 2 o 4 hilos o líneas y tienen unas longitudes de entre 15 y 30 m de longitud. Estos cabos unen la cometa con los mandos, de los que cada cometa lleva dos. Uno de los hilos hace la acción de freno.

Buggy: es un kart con tres ruedas, similar a un triciclo pero sin manillar. Es fácil de desmontar y de trasladar.

Como en el caso de las velas, siguen el mismo proceso y vocabulario de navegación.

Otros complementos: Es importante siempre usar complementos de seguridad, como son los arneses, para sujetar la cintura del piloto, así como cascos para protegernos de golpes. También es importante usar guantes para evitar quemarnos con los hilos, gafas de sol, codilleras, rodilleras, etc.

Un deporte milenario que está más de moda que nunca.

Dog-carting.jpg

Mushing (II): modalidad de tierra

El mes pasado hablamos del mushing en la modalidad de nieve pensando en las nevadas que ya empezaban a caer en nuestras montañas, hoy hablaremos de la modalidades en tierra para poder disfrutar en todo momento de este bonito deporte.

En principio, el mushing en tierra comenzó por la necesidad de entrenar durante todo el año aunque no hubiera nieve, y poco a poco fue derivando en especialidades que son incluso más practicadas que las de nieve.

Sigue leyendo

xx-500x288.jpg

No soy David Meca

Nunca voy a ser un Oiarzábal, ni creo que llegue jamás a saber qué es poner un pie por encima de 2.949,33 metros (un tercio de la altitud del Everest). De hecho, a los 2.519 del Naranjo de Bulmes, boqueaba como un pez (lo hacía, de hecho, bastante antes).

No creo que nadie vaya a confundirme, mientras nado, con David Meca ni que sea capaz de atravesar un río muy tranquilo de más de veinte metros de ancho o de hacerme más de un par de largos seguidos en una piscina olímpica.

Path to my Self

¿El Camino de Santiago? Pero si el día que más recuerdo haber caminado fueron del orden de veinticinco kilómetros y acabé tan cansado que apenas podía levantarme al día siguiente. Como para ir desde Sant Jean de Pied de Port (que es donde de verdad comienza el Camino francés) a Santiago de Compostela…

¿Por qué me gustan los deportes de aventura?

En fin, que soy todo lo contrario de un deportista de élite. Es más, posiblemente no puedo siquiera considerarme deportista, salvo que la práctica esporádica me conceda el título. Entonces, ¿por qué me gustan tanto los deportes de aventura que incluso me atrevo a escribir sobre ellos?

Pues porque el deporte es una de las prácticas más populares que pueden darse: todo el mundo tiene el derecho y, a poco que quiera, la posibilidad de practicarlo. No conozco a nadie que, si no tiene una instalación deportiva a mano, no pueda salir a pasear y respirar aire puro o subirse a la bicicleta y disfrutar de paisajes maravillosos.

Enjoying a sunset in Salto, Uruguay

“Límites” es sólo una palabra

Todos podemos practicar algún deporte de aventura, de mayor o menor nivel. Pero no es sólo eso. Interioricemos lo que significa el deporte de aventura: el reto a uno mismo. El decir “con un paso más, me queda un paso menos hasta la meta ¡Vamos!”.  Apretar los dientes e imponerse al vértigo, al miedo a caer. Y, aun habiendo caído, levantarse y reemprender la marcha.

Romper los límites por la mera satisfacción de romperlos… ese es el espíritu del deporte de aventura. Que las barreras, las externas y las que tu mente te impone existan con el único fin de ser superadas.

No: no soy un deportista de élite, no soy un temerario (más bien lo opuesto), estoy terriblemente fuera de forma para poder decir que soy un deportista y, sin embargo, me apasiona el deporte de aventura, al nivel que yo puedo practicarlo, porque no es mero ejercicio, sino una forma de entender la vida.

acantilado2.jpg

Saltando alcantilados

El pensamiento de saltar acantilados probablemente suena como algo que nunca podría hacer, pero para algunas personas es una actividad muy atractiva.

En este artículo se presentarán 10 consejos sobre cómo hacer un salto del acantilado sin hacerse daño, una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto por lo menos una vez).

Estas son sólo algunas ideas generales que se deben tener en cuenta. También se recomienda que se realice un entrenamiento serio con alguien con experiencia y que se comience con acantilados relativamente pequeños.  

Consejos para un salto perfecto:

1. No ir solo al salto de acantilado. Llevar siempre alguna compañía, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.

2. Asegurarse de que no haya nadie en el agua antes de decidirse a dar el salto para no dañar a nadie.

3. Antes de hacer un salto de acantilado, tener en cuenta que la presión puede ser un gran problema, y cuidar sus oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.

4. Observar la profundidad del agua. Además, estar al tanto de las mareas en la zona.

5. Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar, se debe tener confianza, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirse. Además, un punto de partida firme es necesariamente el resultado de mirar al alrededor en un primer momento y calcular el salto a su propio ritmo.

6. Asegurarse de tener el suficiente espacio y tiempo para hacer el movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en la mente antes de despegar. Comenzar el salto con los brazos pegados al cuerpo en una posición recta. Esta es la mejor manera de realizarlo.

7. Los pies deben ir primero, siempre.

8. Aprende a disfrutar de la estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación. Una vez que el cuerpo está suelto, se tendrá más control sobre él. 

9. Cuando el cuerpo golpea el agua, se debe tener una forma firme y dinámica. Mantener los dedos estirados y los brazos muy cerca de su cuerpo, por lo que podían deslizarse libremente y fácilmente.

10. A medida que se comience a entrar en contacto con el agua, hay que recordar respirar por la nariz, no dejar que el agua afecta el proceso de respiración.

Esto es todo que tengan un buen salto!!!

Mirando-a-la-cima-640x288.jpg

Mirando a la cima

Deberían dolerme todos los músculos del cuerpo. Deberían estar ardiéndome los pulmones. Debería sentirme morir… Y sin embargo me siento vivo. Estoy a casi nueve kilómetros en vertical sobre el nivel de mar. En este momento, ningún ser humano que tenga los pies en el suelo pisa más alto que yo.

Han valido la pena estos años de deseo, de entrenamiento, los tres intentos frustrados, el haber sentido las manos de la muerte apretándome la garganta otras tantas veces. Ha valido la pena casi todo.

He visto lo que pocos seres humanos han visto y algunas cosas que nadie debería ver jamás, como los cuerpos sin vida de aquéllos a los que el Everest les niega la gloria, o el derecho de regresar. Se quedan aquí arriba, donde no hay bacterias que los descompongan. Alguno, a muy pocos metros de la cumbre.

Una amante cruel

¿Qué pensaría ese pobre tipo que quiso llegar hasta aquí sin la ayuda de las bombonas de oxígeno y cayó, exhausto y derrotado, apenas a cien pasos de donde yo estoy ahora mismo? La montaña, madre, amorosa catapulta a la gloria para unos y venenosa mamba negra que se revuelve, letal, contra quien la molesta para otros, ¿qué pensaría?

Porque estoy seguro de que este monte, esta fortaleza caprichosa, piensa y siente. Es sólo que no sabemos entender lo que nos dice ¿Sonríe, benévolo, ante unos y se alza infranqueable ante otros? ¿Tal vez reparte gloria y muerte al azar y, como un toro, trae dinero y fama en su lomo pero sólo para quien sepa evitar sus astas?

Mirando al cielo

Vuelvo mis ojos a ese cuerpo conservado en un ambiente más frío y aséptico que el más cuidado de los laboratorios. Mira hacia aquí, con los ojos cerrados por unos dedos piadosos que los sostuvieron hasta que los treinta grados bajo cero helaron y soldaron los párpados.

Kathmandu , Nepal,Himalayas,Everest

Mira hacia aquí, no hay duda. Murió sabiendo que no alcanzaría la meta. Que todos sus esfuerzos, el frío, los terribles dolores, la laxitud muscular y otras privaciones que en aras de la dignidad de lo que antes fue una persona me guardo, pues yo sé lo que es olerte y no soportar tu propio olor, murió, digo, sabiendo que todo fue en vano.

Despacio, pues a estas altitudes no puede uno moverse de otra forma, abandono la cumbre. Sé que la subida da la gloria, pero que el mayor peligro se encuentra en la bajada. Paso al lado del cuerpo, me agacho junto a él y le palmeo el hombro.

Lento regreso a la vida

El viento arrastra de acá para allá envoltorios de basura de todo tipo y pienso por qué la montaña dejó pasar a domingueros de las alturas, permitiendo que volvieran para que el mundo siga siendo así de insulso, mientras a quien la retó cara a cara lo hizo morir cuando ya tenía la cumbre a una distancia poco mayor que cruzar una avenida.

Continúo bajando.

motocross2-e1370725523796.jpg

Motocross 3ªparte

En motocross, las motocicletas para motocross deben ser ligeras ya que están destinadas para conducir por el campo. La mayoría de los diseños incluyen los neumáticos resistentes y suspensiones.

Las motocicletas están hechas para manejar a caballo a campo en un terreno duro como la suciedad, barro y rocas. Las motocicletas están disponibles con motores de dos tiempos y de cuatro tiempos y pueden tener varias características diferentes, pero por lo general se agrupan en cuatro categorías.

Categorias

  1. Motocross

Motos de motocross se construyen para las pistas de tierra con saltos y el terreno áspero.

Están diseñadas para correr en competición de circuito cerrado. Se utilizan motores de un solo cilindro que están diseñados para velocidades rápidas y sus sistemas de suspensión tienen que ser capaces de manejar los saltos y la aceleración rápida requerida en una pista de motocross.

Se construyen sin velocímetro, luces, Caballetes, espejos o arrancadores eléctricos que otorgan mucho peso a la moto y no se necesitan en la pista. Este estilo de motocicleta por lo general tiene un largo asiento, plano, que permite al conductor cambiar su peso rápidamente para dar más tracción en las curvas.

Los pilotos en las carreras de motocross se suelen poner de pie para la comodidad no tiene una gran consideración en el diseño de una motocicleta de motocross.

Enduro

Este tipo de motos están diseñados para carreras más largas sobre una variedad de superficies. Una moto de enduro es similar a una moto de motocross en apariencia, pero que está diseñada para un propósito ligeramente diferente. Con un cuadro ligero, las motos de enduro se utilizan normalmente para carreras más largas que combinan las carreras callejeras con las carreras a través de terrenos difíciles. Las motos enduro ofrecen diferentes funciones que la moto de motocross como intermitentes, espejos, faros y silenciadores para reducir el ruido del motor con el fin de permitir a los pilotos para montar en superficies de asfalto.

 

Sin embargo, debido a sus comodidades personales mínimas y abundante suspensión, no son realmente adecuados para los viajes ocasionales de larga distancia por carretera.

Supermoto

Los pilotos las pueden usar para manejar senderos y terrenos difíciles. Están diseñadas para manejar largos trayectos a través de terrenos difíciles.

No están diseñados para las carreras de alta velocidad como las motos de motocross y no saltar también.

Este tipo de motocicletas son muy similares a las motos de enduro. Los reposapiés se encuentran en una posición más natural para permitir una conducción cómoda y el manillar se colocan más alta para hacer giros a velocidades bajas más fácil.

Son ligeras con la elaboración de plástico mínima, suspensiones de largo y neumáticos más grandes. Este estilo de moto se monta mejor en una variedad de superficies de tierra que en cualquier otro.

Dual-Sport

Las motocicletas de doble deporte están equipados con faros, intermitentes y espejos, así como velocímetros con el fin de hacerlos legales para circular en la calle.

Pueden ser montados sobre tierra o superficies de asfalto y están diseñados para funcionar mejor que una moto de calle en un terreno duro y ser más suave y más silenciosa que una moto de motocross en superficies de asfalto.

La mayoría de estas motocicletas de doble deporte utilizan los motores de un solo cilindro debido a la simplicidad y menor peso que es útil sobre terreno accidentado pero la moto dual-sport es generalmente más pesados que el enduro o motos de motocross, ya que no están realmente diseñados para la competición.

Este tipo de moto es ideal para los nuevos pilotos para aprender sobre porque los controles están a la vista y porque son más fáciles de equilibrar que otros tipos de motocicletas.

Debido a que no utilizan una gran cantidad de plástico y cromo, las motocicletas de doble deporte también son menos costosos.

Algunos de estos tipos de motocicletas pueden ser utilizados para competir tanto en Freestyle como en Big Air, aquí describiremos brevemente las competencias Big Air.

En este tipo de competición, a los concursantes se les permite hacer hasta tres intentos de salto con la misma puntuación del piloto está ubicada de acuerdo al mejor truco o truco de los tres intentos.

Los saltos se realizan generalmente en toda la longitud de 100 metros y los concursantes deben centrarse en la ejecución de una sola maniobra a la perfección. Por esta razón, los concursos Big Air también se conocen comúnmente eventos como “Best Trick”.

Los puntos en Big Air se dan en un rango de 100 puntos por un panel de diez jueces con base en factores que incluyen el estilo del jinete, el nivel de dificultad de la figura realizada, así como el mejor aprovechamiento del curso, donde se celebrará el evento. Al concluir el evento, el ganador de la competición será el piloto que haya marcado más puntos.