Archivo de la etiqueta: deportes al aire libre

Valores-500x288.jpeg

Valores

En esta ocasión no vamos a describir un deporte concreto, porque vamos a referirnos a todos. Existe algo común a cualquier deporte, pero que posiblemente se acentúe en los de aventura. Se llama “valores”. Sí: es cierto que no sólo en el deporte se viven los valores, sin embargo, es una de las mejores formas de hacerlo y de inculcarlos.

No nos engañemos: la norma general dicta que en nuestra sociedad posmoderna, televisiva y sideral (los adjetivos, en este caso no son un mero adorno) el valor supremos es el éxito al precio que sea. Está muy bien participar, pero hay que ganar para ser felices.

Valores

Hemos invertido la escala de valores que se nos proponía como camino hacia la felicidad, sin darnos cuenta de que esta nueva nos hace más miserables, por mucho dinero que nos aporte. Que el triunfo en sí mismo, el dinero, el placer… son trofeos de aire, medallas de chocolate si no hay “algo más” detrás.

Ese “algo más”, que sí podría ser un objetivo en sí mismo, son los valores que conlleva el deporte:

No es el único camino, pero es uno de los buenos

Porque es muy difícil que una persona sea feliz en soledad, y el deporte enseña el valor de trabajar en equipo. Es inimaginable descender un río sin la colaboración de todos cuantos viajan en la barca.

Porque los logros sin esfuerzo, sin saber qué es el reto, el fracaso y la superación personal son dulces, pero no tanto como alcanzarlos después de haber sudado, después de que nos duelan las  piernas –metafóricamente o no- por lo duro del camino, el deporte nos enseña a romper las barreras propias, a convertir el miedo en un aliado y el dolor en un amigo íntimo. De eso saben mucho los ciclistas o los montañeros, por poner un ejemplo.

Mucha gente, pocas personas

Porque podemos poseer el mundo que, sin amigos, sin amor, parafraseando el escrito evangélico, somos campanas vacías, cualquier deporte nos enseña a querer a quien está a nuestro lado, a valorarlo. Nos enseña cuanto vale lo que poseemos pero, sobre todo cuanto vale una mano amiga. Quien se ha perdido en un bosque y ha oído, cuando estaba a punto de anochecer, una voz llamando su nombre, sabe de qué hablamos.

No se trata de tomar, sin criterio, lo que nos ofrece y a veces exige la sociedad, se trata de detenernos, pensar, sentir. Recordar que somos personas. Resolvamos el problema que el gran Quino planteaba en boca de Mafalda: “En el mundo hay demasiada gente y pocas personas”.

La respuesta se llama “valores”, y uno de los caminos más efectivos es el deporte, de aventura o no.

No-practiques-deportes-de-aventura-500x288.jpg

No practiques deportes de aventura

Con lo bien que se está en el sofá, viendo como veintidós multimillonarios persiguen un balón ante los gritos histéricos ochenta mil personas que son un poco más pobres por verlos… No vale la pena: no practiques deportes de aventura.

¿El estrés? Eso es cosa de otros: si te pones a gritarle al primero que te da los buenos días en un tono que no acaba de gustarte es porque eres un a persona apasionada y expresiva. Que te saluden con un gruñido hasta que el reloj diga que es mediodía… Pero tú no practiques deportes de aventura.

No practiques deportes de aventura

Con no perderte en el camino entre el trabajo y tu casa, ya conoces suficientes caminos. Lo de los paisajes está muy bien, pero con la calefacción o el aire acondicionado y por la tele. Eso sí, siempre y cuando no estén dando fútbol, en cuyo caso el único verde que vale es el del césped, sobre todo si lo tiene la estrella del equipo rival (tú dices “enemigo”) entre los dientes. Casi mejor no practicas deportes de aventura.

No vale la pena

¿Y esa tontería de expandir tus horizontes? Como si no tuvieras bastante con expandirte por el sofá de modo que cada día estés más cómodo mientras te preparan la cena. No: no practiques deportes de aventura.

¿Alcanzar metas? ¿Qué metas vas a alcanzar? Como si no fuera suficiente con alcanzar la lata de cerveza que está sobre la mesita baja del salón. Eso sí es una meta y, además, arriesgada: como, por el camino, se te vuelque el bol de panchitos, date por abroncado. Eso, o te levantas, agarras la escoba y el recogedor y reparas el estropicio. Pero el esfuerzo no vale la pena. Déjalo: no practiques deportes de aventura.

¿Para qué vamos a esforzarnos?

Además, ¿para qué quieres conocer más gente? Si con tus compañeros de trabajo, tus amigos del bar y la plantilla de tu equipo, utilero, encargado de iluminación y recogepelotas incluidos, conoces más nombres de los que creías que ibas a poder memorizar. Que no, que lo dejes: no practiques deportes de aventura.

En cuanto a que el deporte es salud, ¿te has dado cuenta de las agujetas que tienes al día siguiente? Si te paras a pensarlo, son dolorosas que la resaca ¿El deporte es salud? ¡Pues que viva la bronquitis crónica esa que tienes, provocada por el tabaco, del que consumes dos cajetillas diarias! ¡Que ahogo! No vayas a practicar deportes de aventura.

Recuerda, ante todo, no practiques deportes de aventura.

salto-base-desde-la-torre-mayor-en-mexico.jpg

Salto base, esto si que es una gran aventura!!1ª parte

Para saltadores BASE, saltando de un avión a 15.000 pies y la caída libre a más de100 mph no es lo bastante atrevido. Para hacer las cosas más interesantes saltan de varios acantilados y otros emplazamientos hechos por el hombre, por lo general a baja altura con sólo unos pocos segundos para desplegar el paracaídas, y prácticamente nada de tiempo para hacer frente a los problemas o mal funcionamiento.  

Salto BASE es tan increíblemente riesgoso que en realidad es ilegal en muchos lugares. Existen cuatro tipos de salto:

Edificios BASE: saltar desde edificios y monumentos es difícil, ya que la mayoría de los lugares tienen seguridad, puertas cerradas y otros obstáculos para evitar que alguien suba a la cima y salte. Muchos saltadores BASE prefieren rascacielos que aún se encuentran en construcción por este motivo.

Torres de antenas: estos son puntos muy populares porque son a menudo tan altas como los edificios más altos del mundo, son más fáciles de subir y tienen menos seguridad. Se encuentran a menudo en lugares fuera de la vía.

Alcance de medida (Bridges) Spans, o puentes: se tienen que cruzar grandes cañones o barrancos que son adecuados para un salto BASE. El puente más famoso para el salto BASE es el New River Gorge Bridge, en EE.UU. Anualmente se el puente se abre al salto BASE legal. Ese día (con el festival de acompañamiento) se conoce como el Día de Bridge.

Tierra: se refiere a las grandes formaciones naturales que son adecuados para el salto BASE, tales como acantilados, cañones y quebradas. Salto base comenzó a hacerse conocida por los saltos realizados en el afloramiento de la roca en el Parque Nacional de Yosemite, conocido como El Capitán.

Historia

Hubo saltos aislados en los objetos fijos en los años 1960 y 1970, pero eran trucos de una sola vez, que a veces terminaban mal. En 1966, dos paracaidistas saltaron de El Capitán, pero su equipo no está diseñado para un salto BASE, y ambos sufrieron lesiones. En 1975, otro salto culminó fallido, esta vez desde la torre sur del World Trade Center y el paracaidista fue detenido cuando se lanzó a la tierra.

Recien hacia 1978 el Salto Base comenzó a realizarse tal como lo conocemos hoy. Carl Boenish se convenció de que el equipo de paracaidismo moderno podría permitir un salto seguro fuera de El Capitán. Después de varios viajes de exploración, Carl y cuatro amigos caminaron hasta la cima y filmaron los cuatro saltos. Poco después de eso, Carl y otros pioneros BASE bautizaron al salto con acrónimo BASE para este tipo de salto (Bridge, Tierra, Span, Tower).

Cursos de Saltos Base en España

Academia probase

 

Se ofrecen cursos de salto BASE a través de la Academia de ProBASE, el centro de aprendizaje internacional mas moderno de Europa. El FJC BASE Jump Coursede la Academia de ProBASE ofrece cursos basicos, cursos avanzados, cursos de plegado, iniciazión al vuelo con traje de alas y mucho mas.

Para empezar con el salto BASE tienes que ser paracaidista y recomendamos una experiencia minima de 150 saltos desde un avion.
Para mas información, contacten directamente con la Academia de ProBASE
info@probaseworldcup.com

Una experiencia real

Después muchos años escalando a tope sigo pensando que no hay un sitio más increíble para el equilibrio y la reflexión que la montaña, pero tampoco dejo de pensar en la famosa frase de Maurice Herzog que dijo en el primer ochomil, el Annapurna hay otros Annapurnas en la vida de los hombres.

Mantener activo un ideal de escalada es lo que tiene mérito más allá de grados o cimas. Ya sabemos que muchos años de escalada acaban cambiando a un hombre como dijo Lionel Terray en los años cincuenta.

Me gusta la idea de escalar siempre, pero la realidad es que nadie escala para toda la vida, aunque tu mente mantenga vivo a un escalador. Hay roles de personas que se repiten y yo, como hizo en su día Jean Marc Boivin ( murió siendo uno de los pioneros de salto BASE en salto del Angel, Venezuela) he sentido siempre las ganas de probar todas las disciplinas de la montaña.

Por mucho que escalase cada día mejor me faltaría sentir el vacío de otra manera, sentir el aire, o la falta de él, primero en altas montañas y después debajo del agua con el submarinismo y la apnea.

Y sentir el viento, primero con el parapente, que no acabó de cuajar, también con el ultraligero, una actividad un poco light, y ahora con el paracaidismo de montaña, el salto BASE.

El riesgo de probar otras alternativas a nuestro œcoma de pronóstico reservado nos lleva a un terreno y luego a otro, para perdernos en abismos de locura total. Quizá sea esta la razón por la que llegué al salto BASE.

El salto BASE se hace desde un lugar estático, no desde un avión, si tienes un poco de consciencia en lo que estás haciendo es el único deporte que estás deseando abandonar casi en el mismo instante que decides practicarlo.

El salto base trata de esos momentos que quieres retener porque mueven tus sentimientos, instantes que quieres retener pero pertenecen al pasado y se subliman en el momento de su realización por la rapidez del asunto.  

Cada salto es una experiencia extremadamente profunda que pone en entredicho las ganas de vivir tranquilo. Pocas veces me he nutrido tanto en la cima de una montaña. Sé que es un objetivo banal, una deriva casi atroz hacia la percepción de los sentidos. Pero… había que vivirlo.

bungy-e1370814853292.jpg

Deportes de aventura en Nueva Zelanda

Bungy, paracaidismo, espeleología, descenso de barrancos son todas las actividades de aventura que ofrece Nueva Zelanda, con un telón de fondo de paisajes asombrosos.

Bungy

Para muchos visitantes, puenting en Nueva Zelanda se ha convertido casi en un rito de paso.

En la década de 1980, un par de kiwis pequeños, AJ Hackett y Henry van Asch, configuraron la primera operación bungy comercial de Nueva Zelanda, con un salto del histórico desde Puente de Kawarau cerca de Queenstown. Desde entonces, Nueva Zelanda se ha convertido en el hogar de bungy.  

En todo el país se puede saltar de puentes, subidas, viaductos de ferrocarril, plataformas hechas especialmente en el borde de los acantilados, y los techos del estadio.

El Nevis Bungy es el más alto y consiste en una increíble caída de 134 metros. También se puede dar un salto fuera del Auckland Harbour Bridge contra el telón de fondo el hermoso puerto de Waitemata.

Todos los días de la semana los lugareños y los turistas disfrutan de la experiencia de un bungy entre impresionantes paisajes.

Puenting sigue siendo una de las actividades de ocio más populares y reconocidas de Nueva Zelanda.

Paracaidismo

Es una de las actividades de aventura más populares de Nueva Zelanda. No hay nada como el paracaidismo de pura adrenalina y aventura, y no hay lugar como Nueva Zelanda para hacerlo. 

Los magníficos paisajes de este país adquieren una nueva dimensión cuando se está a 12.000 pies en el aire.

Paracaidismo en el lago Wanaka y Queenstown dejará ver a partir de la inmensidad de la Central High país Otago a las montañas nevadas que rodean los lagos como joyas.

En el otro extremo del país, un la bahía de Plenty Rotorua el paracaidismo o vuelo mostrará aguas relucientes y paisajes volcánicos.

Hay muchas operaciones de paracaidismo en toda Nueva Zelanda y todos los saltos en tándem.

Los paracaidistas experimentados guían paso a paso que hacer en el salto y lo que se puede esperar. Si se es un paracaidista es necesario llevar la licencia.

Jet

Barco Jet es adecuado para todas las edades y niveles de condición física y se puede disfrutar durante todo el año.

La lancha fue desarrollado en la década de 1960 por un agricultor de Nueva Zelanda llamado William (Bill) Hamilton, para permitir la navegación de los ríos poco profundos Canterbury.

Sin embargo, los emprendedores neozelandeses pronto se dieron cuenta de su potencial como una actividad de aventura.

En Nueva Zelanda un paseo en barco Jet podrá hacerse pasando por gargantas estrechas, casi rozando las paredes rocosas escarpadas, o casi rozando la superficie de los canales de agua que serpentean a través de los bancos de guijarros de ríos trenzados.

Algunos de los viajes más emocionantes están disponibles cerca de Queenstown y Canterbury.

Otras áreas incluyen la Buller y regiones Makarora en la Isla del Sur y los ríos Rangitaiki, Whanganui y Waikato en la Isla Norte.

Rafting

Los ojos muy abiertos por los rápidos turbulentos, describen el rafting que cubre el espectro completo de aventura.

El interior de las montañas de Nueva Zelanda contiene una gran cantidad de ríos caudalosos que corren por los bosques hasta el mar.

El 1 º grado los ríos ofrecen aguas relativamente tranquilas, mientras que el 5 º grado es considerado como un deporte extremo. Viajes que van desde un par de horas hasta cinco días están dirigidas por guías de rafting calificados que cumplan con los códigos de seguridad. Se proporciona todo el equipo y ropa especial.

El Rafting en los ríos de la Isla del Norte se encuentra principalmente en las zonas de la costa este central de la Bahía de Plenty y la Bahía de Hawke.

En la Isla del Sur, se tiene la oportunidad de probar el rafting en torno a la ciudad turística de Queenstown, Christchurch y en la costa oeste.
Algunas experiencias incluyen un helicóptero combinado y rafting. También puede probar el rafting agua negra a través de cuevas subterráneas.

Espeleología

Waitomo es a menudo la parte superior de la mente cuando se piensa en espeleología, en Nueva Zelanda, sin embargo, hay muchos sitios de espeleología impresionantes de todo el país para explorar.

Los espeleólogos dicen que Nueva Zelanda tiene uno de los sistemas de espeleología más difíciles y espectaculares del mundo, pero incluso espeleólogos por primera vez se puede disfrutar de este paisaje subterráneo.

Las experiencias de espeleologías van desde una deriva de ensueño a través de una gruta luciérnaga a una bulliciosa, cuerda-colgando aventura subterráneo, llena de acción.

En la isla del norte es la zona espeleología más conocida es Waitomo Caves en la región de Waikato.

Hay cuevas que sólo tiene que caminar a través, hay cuevas en las que se puede flotar (lo que se llama agua negro de rafting), y hay cuevas que requieren rappel, escalada y apretando.

Los operadores experimentados aquí saben cómo te conviertes en un espeleólogo en un solo día.

La Isla del Sur tiene varias áreas espeleología Nelson, Fiordland y en la costa oeste. Agujero de Harwood, justo al lado de la carretera principal de Motueka-Takaka en la región de Nelson, es la sima más profunda en el hemisferio sur.

image022.jpg

Parapente: Surcando los cielos con alas postizas.

Desde que el hombre ha contemplado el cielo ha querido hacerse con sus dominios, conquistar el firmamento dejando su huella en las nubes y lo ha intentado de los más diversos métodos con el correr de los años. Los hermanos Wright fueron los primeros en obtener un reconocimiento mundial con el desarrollo del primer aeroplano.

Da Vinci cientos de años atrás ya tenia prototipos en los cuales detallaba diversas aeronaves capaces de transportar a una persona. Fue también el inventor oficial del paracaídas y aunque su modelo difería bastante de los actuales cumplía la misma función. ¿Habrá pasado por la mente de Leonardo la idea del parapente?

Posiblemente, aunque nunca lo sabremos. Si sabemos que paso por la mente de David Barish y si bien no se ha podido identificar al autentico creador de este deporte se cree que es muy probable que el sea su inventor.

Desarrollo en 1965 mientras trabajaba para la NASA el Ala Navegación, o Ala de Cara Simple, que fue el precursor directo de los modelos que se comercializan hoy en día.

Anterior a este, en 1952, Domina Jalbert ya había realizado otro prototipo que resultaba funcional para la practica de esta disciplina, pero dejémonos de historia y pasemos a la acción.

¿En que consiste?

Este deporte consiste en aventarse al vacio y volar, al más supermanesco de los estilos, claro que necesitaremos el equipo adecuado ya que si no la gravedad será nuestra kriptonita.  

Las partes fundamentales que componen el equipamiento necesario para la práctica de este deporte aéreo son:

La vela: Esta compuesta por dos capas de tela que se encuentran subdivididas formando celdas por las que pasara el aire inflándolas y otorgándole la forma de lágrima tan típica de este dosel.

Ira sujeta al arnés por unos tensores de los cuales se ramificaran los controles que darán al piloto maniobrabilidad en el vuelo.

Al no poseer ninguna parte rígida y no contar con un peso significativo puede ser transportada en una mochila, de hecho todo el equipo de parapente es transportado en una mochila.

El arnés: Los mas modernos no nos recordaran en lo absoluto a los clásicos arneses utilizados en alpinismo o en ala delta, ya que su forma esta diseñada para brindar una comodidad similar a la que nos otorga el sillón de nuestro living.

Ira sujeto al cuerpo del piloto a través de correas y cuentan con dispositivos antichoque similares a las bolsas de aires que utilizan los coches de hoy en día para prevenir cualquier despegue o aterrizaje fallido.

speedriding-1.jpg

Preparándose para el invierno: Speedriding y Skibobbing

Ya se huele la proximidad de la nieve en las montañas y eso significa sacar los plumas, gorros y bufandas del fondo del armario e ir pensando en qué deporte hacer durante la estación de invierno.

Nunca es tarde para decidirse a realizar alguna actividad relacionada con la nieve o el hielo, desde las más fáciles y familiares como el descenso en trineo hasta los deportes más arriesgados en los que la habilidad y la velocidad van de la mano.

 

Cada vez hay más modalidades de deportes con los que disfrutar esos momentos de comunión con las laderas blancas de nieve. Hoy os vamos a comentar dos de ellas, el speedriding y el skibobbing.

Cielo y tierra unidos

El speedriding es una combinacióSpeedridingn de parapente y esquí, mezclando lo mejor del ambos deportes: la velocidad y el vuelo. Es un deporte ideal para aquellos buenos esquiadores que, tras la temporada invernal, cambian volar por la nieve por volar por los cielos.

Para practicar este deporte se debe de tener más de 14 años (si se es menor de edad habrá de presentar una autorización del padre o tutor legal), un nivel de esquí que le permita bajar por pistas rojas sea cual sea el estado de la nieve.

Cabalgando por la nieve

El speedriding se practica fuera de pista, con un equipo de freeride y una campana especial similar al parapente pero de superficie más reducida, hecha especialmente para practicar este deporte. Su reducido tamaño permite reacciónar más rápida y ágilmente, con lo que la sensación de volar es mucho más espectacular.

Para practicar este deporte de riesgo no es necesario ser ningún campeón de esquí ni tener unas habilidades especiales en parapente, basta con saber esquiar fuera de las pistas y tener unas nociones simples de vuelo en parapente, ya que las alas utilizadas en el speedriding son mucho más simples de utilizar.

“Pedaleando” sobre la nieve

Tal vez no se pueda considerar al skibobbing un deporte de riesgo, pero sí resulta un deporte de aventura para aquellas personas con problemas de movilidad que les dificultan o impiden disfrutar de los paseos en esquís. Cada vez más conocido y utilizado, en sus orígenes era un medio de transporte habitual en los Alpes.

Se trata de una bicicleta con unos esquíes acoplados en vez de las típicas ruedas, inservibles en este escenario. Con un manejo sencillo, no requiere gran forma física, pues el esfuerzo que se realiza es muchísimo menor que el que se requiere para esquiar de manera tradicional.

aerodeslizador.jpg

Aerodeslizadores del futuro

¿Quién no ha soñado con desplazarse con un monopatín como el de Regreso al Futuro o en una autonave como Los Supersónicos?

Puede ser que aún estemos lejos de lograr ese objetivo, pero poco a poco parece que vamos consiguiendo despegar del suelo a pequeña escala…

De momento la empresa Airboard nos ofrece un aerodeslizador personal que se despega del suelo 20 centímetros gracias a un cojín de aire y puede alcanzar alrededor de 30 kilómetros por hora.

Adrenalina a tope

Con un tanque de 5 litros disfrutaremos de una autonomía de una hora, lo que permitiría pequeños viajes como ir al trabajo sin tener que preocuparse por el aparcamiento.

Pero lo que realmente hace subir la adrenalina es la posibilidad de realizar maniobras cerradas de 360º, subir por superficies de hasta 30º de inclinación y saltar obstáculos de cerca de 40 centímetros.

Asfalto y hormigón su reino

Está específicamente hecho para deslizarse por superficies duras, pudiendo desplazarse sin problemas por asfalto, pavimento, hormigón. Siempre que estén limpios de piedras u otra clase de depósitos no habrá problemas.

También puede deslizarse por zonas húmedas y por la hierba recién cortada, pero es incompatible con la arena y el agua.

Cabalgando el aire

Al igual que con las motos, a su conducción se la llama “cabalgar” por la “similitud” que tiene la forma de dirigirlo con el cuerpo a la de llevar un caballo, salvando la multitud de diferencias.

Dos palancas colocadas en el manillar son las que controlan el empuje y la velocidad, mientras que la dirección hay que imprimirlas con la inclinación del cuerpo. Además, se pueden dar saltos para tomar las curvas o esquivar algún obstáculo.

Potencia limpia

Con su arranque eléctrico, lo único que deberemos ajustar es el acelerador y practicar un poco, cambiando el peso de un lado a otro, para encontrar el equilibrio necesario que nos hará poder domarlo y divertirnos llevándolo al límite.

Su motor Briggs & Stratton de 4 tiempos utiliza combustible sin plomo con un mínimo de 85 octanos, así que unido al arranque eléctrico nos da una combinación energética limpia.

Hay que comprobar nuestro peso

Tiene una capacidad de frenado de unos 6 metros yendo a 25 kilómetros por hora, por lo que habrá que practicar bien la ejecución del frenado si no queremos tener un percance.

En cuanto a las dimensiones, tiene un diámetro de 1’65 metros, por 30 centímetros de altura de cubierta y 1’2 metros el mango. Su peso aproximado es de 70 kg y puede llegar a soportar otros 120 kg.

Solamente se construye en colores básicos, pero un buen tuneado le dará el toque personal que precisa.

windsurf2.jpg

Windsurf, Surfeando por la historia

La mayoría de la gente considera Windsurf como la creación de dos californianos del sur, Jim Drake (marinero) y Hoyle Schweitzer (surfista), que combina sus dos deportes en una viable, si no es algo inusual, nuevo híbrido deportivo.

Al mismo tiempo, Bert Salisbury de Seattle, Washington, se reunió con Drake y Schweitzer durante un viaje a la playa de Malibu con intenso entusiasmo e interés. Sin demora, los hombres obtienen patentes y pronto el mundo se introdujo a este nuevo deporte bien llamado (como se sugiere en Salisbury) “Windsurf“. 

Aunque era Drake y Schweitze que ayudó a desarrollar el deporte en lo que conocemos como hoy en día, sin embargo, los padres del deporte del windsurf deben atribuirse a Newman y Naomi Darby.

Una historia que cobra vida

El crédito va a la Revista Windsurf estadounidense que llegó Newman y la historia de Naomi fue revelado. A pesar de que el nombre del Darby se había asociado a través de los años en que los orígenes de windsurfing lo hablaron, su concepto siempre fue considerado como algo que no funcionó. 

Sin embargo, Newman había estado experimentando con el concepto de una “vela libre” desde 1948 y Darby estaban haciendo y la comercialización de sus consejos de administración en 1964. Y puede usted creerlo – Era una mujer, Naomi, quien fue la primera en ser fotografiada Surfeando!

Un homenaje con más de 300

Un evento organizado por Brian y Lorraine Carlstrom el 20 de agosto de 1997, se celebró en honor a Newman-Darby. El evento atrajo a una multitud de 300 y además , el primer reconocimiento público de la contribución de Darby para el deporte del windsurf.
La esencia de tanto Darby y de Drake & Schweitzer de co-invención estaba colocando una vela en una junta universal que requiere la persona para apoyar el equipo de perforación, permitiendo que la plataforma se incline en cualquier dirección.

Esta inclinación de la plataforma de proa y de popa permite a la tarjeta a ser maniobrado sin tener que utilizar un timón de dirección.

La fiebre del Windsurf en la decada de los 70´s

Darby cesó su producción de tablas de vela por la década de 1960 ya que las ventas eran pocas y no fue hasta Schweitzer Windsurfer ™, que fue producida en masa en los años 70 que el nuevo deporte despegó.

Estas placas de polietileno resistentes se utilizan para todos los niveles de navegación, ya que eran las únicas tablas disponibles. Entrantes aprendieron sobre ellos, y los expertos obtuvieron dominio sobre ellos. Todo el mundo hizo que la windsurfista ™ funciona independientemente.

El Windsurf en Europa

Fiebre Windsurf tenía Europa firmemente en su alcance a finales de 1970. Europeos, que han atraído a más de individual que los deportes de equipo, hemos elaborado para el windsurf en las masas, y una de cada tres familias de vela tenía una tabla de windsurf, como se les llamaba en aquel entonces. 

Muchos fabricantes europeos producen sus propios tipos del Windsurfer ™, y una industria próspera nació por empresas como BIC, una compañía de boligrafos francesa.

La industria del Windsurf en Europa

Los estadounidenses comenzaron a adquirir los tableros fabricados en Europa, que aún continúa hasta nuestros días. La década de 1980 se produjo un período de expansión increíble para el deporte del windsurf.

Participación Racing había llegado a su máximo histórico, lo que lleva a la creación de la gira profesional de la Copa del Mundo, y en 1984 el primer evento olímpico de Windsurf se celebró en 1984, en Los Angeles.

Desarrollo de equipos progresó en un tono febril hasta mediados de los años 80, como se ve cuando un windsurfista capturó el récord mundial de velocidad, navegando a un poco más rápido de 36 nudos.

Desde entonces, los amantes del windsurf en equipos muy especializados, navegando los vientos de 40 nudos o más, han empujado a esa velocidad hasta un nivel increíble, 45,34 nudos.

Ahora, el windsurf es un deporte completamente maduro que es disfrutado por personas de todas las edades.

barranquismo11.jpg

Barranquismo, descenso de cañones

El Barranquismo o también llamado descenso de cañones, consiste en descender de pie por el cauce alto de un río. Deberemos ir superando los diferentes obstáculos rapelando, saltando o descendiendo por toboganes, nadando o simplemente saltando, una nueva manera de hacer deporte de aventura.

¿Por que elegir el Barranquismo?

Una de las razones por las que elegir el barranquismo como deporte de aventura, es que conlleva habilidades muy diversas y combina diferentes técnicas y es la actividad ideal para familiarizarte con los llamados “deportes de aventura”, siendo la actividad más completa.

El Barranquismo es diversión, valor, emociones fuertes entre otros aspectos.

¿qué haces si eliges esta actividad?

Dependiendo el barranco que eliges, tendrás que nadar, escalar, saltar pozas, deslizarte por los rápidos, usar los toboganes naturales del agua o bien saltar al vacío.

Uno de los sitios donde se practica este deporte en Galicia, es en el río Xallas que está en Ezaro (Cee). Es un barranco muy potente. Lo más destacable de este barranco es su paisaje y sus cascadas y es el único que desemboca en un mar con una cascada de 65 metros.  Los que organizan esta actividad te proporcionan todo el material que vas a necesitar para el buen desarrollo de la actividad, y sobretodo para tu seguridad vas a contar con los mejores guías en todo momento.

Equipamiento necesario

Bañador, deportivas o botas de montaña. Toalla o ropa de recambio. Este será el material que tú debes llevar.

Cuerdas, arnés, traje de neopreno, calcetines de neopreno y casco es lo que la empresa que se dedica a esta actividad nos va y nos debe proporcionar.

Datos de interés sobre la actividad en el río Xallas

El nivel que vamos a alcanzar va a ser un nivel avanzado, aunque también va a depender mucho de lo que nosotros queramos alcanzar. El tramo en este río Xallas será desde la cabecera del último embalse del río Xallas hasta la base de la cascada en Ezaro (Cee). El precio son 45 e incluye el material necesario, un seguro de primera asistencia, responsabilidad civil y fotos de la actividad que hemos realizado. Estas fotos nos van a dar un enlace para descargar las fotos por internet.

Esta explicación es sobre el barranquismo en el río Xallas, pero también hay en diversas partes de nuestro país, si no vivís cerca informaros de las que hacen cerca de donde vivís actualmente. Pero sobretodo no lo hagáis por libre pues es muy peligroso.

Viajes en globo, otra manera de disfrutar!!

Cuando llega el buen tiempo surge la necesidad de disfrutar de la naturaleza y de realizar todo tipo de deportes al aire libre para establecer un contacto directo con la naturaleza consiguiendo así descansar y desconectar de todos los problemas que surgen en la vida diaria. En solitarios  o en compañía de amigos y familia, cualquier opción es buena para que la adrenalina se dispare y vivir sensaciones totalmente nuevas.

Los vuelos en globo son una de las opciones más atractivas por su singularidad y por tratarse de una experiencia única en la vida. Se trata de un sueño hecho realidad que evoca las historias narradas en “La vuelta al mundo en 80 días”, como si de un cuento se tratara podrás sobrevalorar las alturas y tener acceso a una visión global de toda la naturaleza, paisajes de ensueño y adrenalina desbordada.

Actividades únicas y diferentes al aire libre:

Si ya has probado otras actividades de aventura al aire libre y quieres apostar por cosas distintas no dudes en probarlo, lo podrás practicar en distintas zonas geográficas, entre las que destacan los realizados en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

En esta actividad se participa en cada fase del proceso, desde primer hora de la mañana en compañía de los profesionales se asiste al inflado y montaje del globo, una vez preparado el vuelo se llevará a cabo durante hora y media en atención al itinerario elegido y al estado del viento, una cuestión significativa y a la que hay que prestar atención en todo momento. Es por tanto, una experiencia muy completa que dispone de todas las garantías de seguridad necesarias para evitar riesgos innecesarios y para que los usuarios no padezcan temor alguno.

Desplazamientos y todas las comodidades:

En el aterrizaje un coche todoterreno asistirá a los viajeros para llevarlo de vuelta al campamento base y, en el transcurso del viaje, seguirá la trayectoria del globo para corroborar su correcto funcionamiento e itinerario, de igual modo familiares y amigos podrán acompañarlos para seguir, desde tierra, esta hermosa vivencia.

Son muchas las empresas que ofrecen este tipo de servicios cuidando hasta el más mínimo detalle ofreciendo un brunch de despedida y numerosas fotografías de la jornada para poder disfrutar de estos recuerdos tan especiales desde casa cada vez que lo quieras hacer de forma digitalizada, mediante un pendrive, de este modo no será necesario cargar con incómodas y pesadas cámaras de fotos.