Deportes de Aventura relacionados con: deportes acuáticos

equipo de buceo - deportes aventura

Equipo de buceo (1)

Cuando nos sumergimos en el medio acuático lo más importante es sentirse cómodo con uno mismo y con el equipo, pues estamos en un ambiente totalmente distinto al nuestro. Tener un buen equipo de buceo propio nos ayudará a conocérnoslo y a sentirnos cómodos con él.

Pero… ¿qué parte del equipo nos compramos primero? En este artículo os iremos presentando las diferentes partes del equipo por el orden en que creemos que se deben comprar.

La máscara

Consideramos que la máscara es la parte del equipo que es más importante tener una propia,  pues se tiene que adaptar perfectamente a tu cara para evitar la entrada de agua y las molestias que esto genera. Actualmente la mayoría de ellas tienen el cristal dividido para facilitar la instalación de cristales graduados y silicona para mejorar la adaptación al rostro y alargar su durabilidad. Hay muchos modelos y tipos distintos, pero lo más importante es que se adapte a la fisonomía de tu rostro, así que lo mejor que puedes hacer es ir a tu tienda de confianza y probarte las que haga falta para encontrar la que mejor te vaya.
equipo de buceo gafas buceo - deportes aventura

Ordenador

Aunque muchos parecen simples relojes de pulsera no son otra cosa que ordenadores preparados para medir en cada momento la profundidad, temperatura, tiempo de inmersión y calcular el tiempo que te queda para que la experiencia sea lo más segura posible.

equipo de buceo ordenador buceo- deportes aventura

Lo ponemos en la segunda opción simplemente por el precio, pues pueden llegar a ser muy caros. Aun así es un elemento básico para tu seguridad durante las inmersiones.

Puedes encontrar de todo tipo, desde los más básicos que te dicen lo indispensable para el buceo seguro como los que llegan a conectarse con un emisor en la botella y te calculan el tiempo de aire que te queda a las distintas profundidades, eso sí, el precio va acorde con la complejidad.

Neopreno, escarpines y aletas

Principalmente encontramos 3 tipos distintos de neopreno según lo permisivos que son con el traspaso de agua: húmedo, semiseco y seco.  Los dos primeros dejan pasar cierta cantidad de agua pero no una circulación continua de esta, por lo que se calienta al entrar en contacto con tu cuerpo y te ayuda a mantener la temperatura corporal. El tercero aísla completamente tu cuerpo del paso de agua, así que podemos ir con ropa de calle debajo del traje sin peligro de que se moje. Es importante decir que cuanto más aislante es un traje más incómodo es de llevar, pues las cremalleras y cierres tienen que ser rígidos para evitar la entrada de agua.

equipo de buceo neopreno - deportes aventura

Dependiendo de la zona en la que vivas y, sobretodo, de las épocas del año en las que quieras hacer inmersiones, te recomendamos que te compres de un tipo u otro. Si lo que más te prima es la comodidad sin duda tienes que adquirir un traje húmedo, pero si no eres capaz de aguantar el frío lo mejor es, al menos, un semiseco. El seco sólo se suele utilizar durante el invierno, o por personas que realmente sufren mucho el frío, debido a su incomodidad.

Eso sí, tiene que adaptarse bien a tu cuerpo, cuanto más grande más fácil será la circulación de agua y menos protegerá del frío.

equipo de buceo escarpines - deportes aventura

Los escarpines son los zapatos que te llevas bajo el agua, por lo que tienes que llevar el número adecuado o tus dedos lo lamentarán! Si sueles hacer inmersión en zonas con rocas mejor que tengan una suela dura.

El tema de las aletas es bastante similar a los escarpines. Si crees que no es el de más vital importancia trata de hacer buceo sin aletas! Es importante que se te adapten muy bien a tu pie, pues de no ser así te puede llegar a producir una lesión muscular, ya que no paras de aletear en toda la inmersión.

equipo de buceo aletas - deportes aventura

¿Dónde comprar?

Actualmente el submarinismo se ha convertido en un deporte muy extendido y podréis encontrar tiendas especializadas en la mayoría de ciudades. En la ciudad de Barcelona encontramos una pequeña tienda que se han centrado en un trato personal y cercano. Además de vender equipo también organizan salidas y cursos en toda Catalunya. Para más información os dejamos el enlace a su página.

4alldivers

Técnicas-imprescindibles-para-practicar-el-rafting-con-seguridad-500x288.jpg

Técnicas imprescindibles para practicar el rafting con seguridad

No nos equivoquemos: el descenso de ríos es una aventura, sí, pero que puede llegar a ser peligrosa e incluso a negar segundas oportunidades. Es por ello que debemos conocer al dedillo y ejecutar con tanta precisión como podamos imaginar las diferentes técnicas, sea cual sea el nivel de dificultad de las aguas.

Para empezar, cualquiera que practique el descenso de ríos ha de conocer y saber reaccionar, como poco ante las siguientes voces de remada y ejecución: “Adelante”, “atrás”, “derecha”, “izquierda”, “piso” y “alto”. También debemos saber cómo reaccionar en caso de “lado alto”, si queremos evitar que la embarcación se vuelque o darnos un buen golpe.

rafting

Además, las normas básicas de seguridad también se refieren a saber qué hacer en con los diferentes elementos del equipo básico personal, esto es: casco, chaleco y remos. Por supuesto, todo tripulante ha de saber reaccionar si se cae el agua o si otro de sus compañeros lo hace, de modo que, uno u otro, puedan incorporarse rápidamente a la embarcación.

Ser guía requiere de una preparación extra

El guía de la embarcación, además de los conocimientos ya señalados, y como responsable de la seguridad de quien le acompaña ha de dominar otros aspectos técnicos, como son:

Conocer a la perfección el uso de cualquier componente del equipo de descenso de ríos, unos ríos que por cierto han de saber “leer” muy bien, en tanto en cuanto debe interpretar perfectamente las turbulencias, olas, remolinos, hoyos… de modo que dirija la embarcación a los lugares adecuados.

Técnicas de rescate

Obviamente el guía ha de saber de las técnicas que usan para rescatar tanto a personas como a embarcaciones y, en caso de caerse al agua, debe saber moverse dentro del rápido y volver a subirse por sí mismo a la embarcación.

Otro de los conocimientos imprescindibles sin los que no sería un buen guía y, por lo tanto, estaría jugándose su seguridad y la de sus compañeros, es el que se refiere al dominio de las señales básicas, signos visuales imprescindibles para comunicarse en los rápidos, sea entre personas, sea entre embarcaciones. Éstas son las principales:

Las señales básicas

Hombre al agua, alto, adelante, reunión (se usa para dos o más embarcaciones), peligro, botiquín, apurar descensos y helicóptero. Obviamente, existen más: tantas como situaciones o necesidades puedan darse en el agua, pero en este caso nos hemos referido a las más elementales.

Claro que, una de las más importantes medidas de seguridad es la de no descender un rio en solitario sino hacerlo al menos en grupos de dos embarcaciones. Y la que es sin duda, la más importante: sepamos de nuestros límites y de los de nuestros compañeros. No convirtamos un deporte en un riesgo absurdo.

windsurf2.jpg

Windsurf, Surfeando por la historia

La mayoría de la gente considera Windsurf como la creación de dos californianos del sur, Jim Drake (marinero) y Hoyle Schweitzer (surfista), que combina sus dos deportes en una viable, si no es algo inusual, nuevo híbrido deportivo.

Al mismo tiempo, Bert Salisbury de Seattle, Washington, se reunió con Drake y Schweitzer durante un viaje a la playa de Malibu con intenso entusiasmo e interés. Sin demora, los hombres obtienen patentes y pronto el mundo se introdujo a este nuevo deporte bien llamado (como se sugiere en Salisbury) “Windsurf“. 

Aunque era Drake y Schweitze que ayudó a desarrollar el deporte en lo que conocemos como hoy en día, sin embargo, los padres del deporte del windsurf deben atribuirse a Newman y Naomi Darby.

Una historia que cobra vida

El crédito va a la Revista Windsurf estadounidense que llegó Newman y la historia de Naomi fue revelado. A pesar de que el nombre del Darby se había asociado a través de los años en que los orígenes de windsurfing lo hablaron, su concepto siempre fue considerado como algo que no funcionó. 

Sin embargo, Newman había estado experimentando con el concepto de una “vela libre” desde 1948 y Darby estaban haciendo y la comercialización de sus consejos de administración en 1964. Y puede usted creerlo – Era una mujer, Naomi, quien fue la primera en ser fotografiada Surfeando!

Un homenaje con más de 300

Un evento organizado por Brian y Lorraine Carlstrom el 20 de agosto de 1997, se celebró en honor a NewmanDarby. El evento atrajo a una multitud de 300 y además , el primer reconocimiento público de la contribución de Darby para el deporte del windsurf.
La esencia de tanto Darby y de Drake & Schweitzer de co-invención estaba colocando una vela en una junta universal que requiere la persona para apoyar el equipo de perforación, permitiendo que la plataforma se incline en cualquier dirección.

Esta inclinación de la plataforma de proa y de popa permite a la tarjeta a ser maniobrado sin tener que utilizar un timón de dirección.

La fiebre del Windsurf en la decada de los 70´s

Darby cesó su producción de tablas de vela por la década de 1960 ya que las ventas eran pocas y no fue hasta Schweitzer Windsurfer ™, que fue producida en masa en los años 70 que el nuevo deporte despegó.

Estas placas de polietileno resistentes se utilizan para todos los niveles de navegación, ya que eran las únicas tablas disponibles. Entrantes aprendieron sobre ellos, y los expertos obtuvieron dominio sobre ellos. Todo el mundo hizo que la windsurfista ™ funciona independientemente.

El Windsurf en Europa

Fiebre Windsurf tenía Europa firmemente en su alcance a finales de 1970. Europeos, que han atraído a más de individual que los deportes de equipo, hemos elaborado para el windsurf en las masas, y una de cada tres familias de vela tenía una tabla de windsurf, como se les llamaba en aquel entonces. 

Muchos fabricantes europeos producen sus propios tipos del Windsurfer ™, y una industria próspera nació por empresas como BIC, una compañía de boligrafos francesa.

La industria del Windsurf en Europa

Los estadounidenses comenzaron a adquirir los tableros fabricados en Europa, que aún continúa hasta nuestros días. La década de 1980 se produjo un período de expansión increíble para el deporte del windsurf.

Participación Racing había llegado a su máximo histórico, lo que lleva a la creación de la gira profesional de la Copa del Mundo, y en 1984 el primer evento olímpico de Windsurf se celebró en 1984, en Los Angeles.

Desarrollo de equipos progresó en un tono febril hasta mediados de los años 80, como se ve cuando un windsurfista capturó el récord mundial de velocidad, navegando a un poco más rápido de 36 nudos.

Desde entonces, los amantes del windsurf en equipos muy especializados, navegando los vientos de 40 nudos o más, han empujado a esa velocidad hasta un nivel increíble, 45,34 nudos.

Ahora, el windsurf es un deporte completamente maduro que es disfrutado por personas de todas las edades.

sub-1-500x288.jpg

El mundo del submarinismo

Un día me disponía ir de viaje con unos amigos hacia la provincia de Murcia. Uno de nosotros, aburrido de tanto coche, nos propuso una idea que realmente nos pareció muy divertida e interesante.

En cuestión de 5 minutos se conectó a Internet través del móvil en una página llamada Groupon. Comentando durante el viaje, decidimos entre todos realizar alguna que otra actividad extra de las que anteriormente habíamos planeado para dicho viaje.

Una vez allí, decidimos sumergirnos en la actividad llamada “bautismo de mar” la cual incluía un curso de iniciación al buceo, bautismo de mar de 1:15h de duración, comida buffet libre y sesión de spa de unas 2 horas. ¿irresistible verdad?

 Impaciencia, lógica impaciencia

Sin pestañear, decidimos realizarla. Lo primero que se nos vino a la cabeza: dónde, cuándo y cuánto ¡¡Ya, por favor!!!

Una vez instalados en el hotel nos dirigimos con la reserva impresa, y tal y como nos informaron preguntamos por el señor Jordi que por lo visto era la persona que nos iba  a instruir en el curso.

Lo primero que hicimos fue cambiarnos de ropa e introduciéndonos en los trajes de neopreno que por muy propicios que fueran para la práctica del buceo eran un tanto incómodos y apretados. El curso no fue muy largo, aunque sí amplio en información y preparación para nuestra primera inmersión. Después nos llevó a linea de playa dándonos a cada uno de nosotros nuestro equipo.

 El equipo básico

El equipo consistía en: cinturón de lastre, chaleco de regulación de flotabilidad,aletas, gafas,máscara de oxígeno y una bombona. Montado todo el equipo, nos dispusimos a entrar en las frías aguas del Mediterráneo -por estar en el mes de marzo-. Nos dio nuevamente un recuento de consejos y resolvió algunas dudas y temores, además de las precauciones que se debían de tomar.

Con máscaras puestas y equipo preparado nos fuimos adentrando en la playa. Comenzamos a flotar teniendo así que regular dicho chaleco de flotabilidad con un simple toque de una válvula que regulaba así la profundidad deseada del submarinista. Cada vez se hacía todo más bonito observando las distintas especies de peces y moluscos que nos iban apareciendo.

Una maravilla inolvidable

Una vez todos ya estábamos a unos 15 metros de profundidad, el instructor que llevaba consigo una máquina fotográfica procedió a inmortalizar el momento. Fue realmente alucinante. Estar a 15 metros de profundidad y sentir como si tuvieras un techo encima de ti de agua.

Pocos minutos después uno de los instructores se dirigió hacía mi y me cogió de la mano. Me llevó a un lugar precioso. Es indescriptible. No puedo describir esa imagen. Estábamos a 26 metros de profundidad y pude comprobar que las corrientes marinas que hay abajo eran muy superiores a las de arriba.

Arriba, ¡qué pena!

Poco después empezamos con la descompresión, proceso que consiste en estabilizarte a 15 metros y regular el nivel de oxigeno en sangre. Una vez salí y conté a mis amigos mi particular experiencia. Todos teníamos claro que volveríamos a realizar una segunda.

Una vez finalizada dicha inmersión, nos dieron nuestro titulín de primera inmersión submarina. Espero que os haya gustado esta experiencia y animo a todo el mundo a realizar dicha actividad.

…-a-pleno-pulmón-1-500x288.jpg

… A pleno pulmón

Seguro que muchas veces has hecho pruebas con tus amigos y familiares a ver quién conseguía hacerse un largo a la piscina buceando. Intentando aguantar sin más oxigeno del que te cabe entre pecho y espalda, en tus pulmones. Una práctica que conseguía, día tras día, almacenar y aguantar más bajo el agua, terminando el verano con los pulmones a punto. ¿Verdad?

Pues esto es, más o menos, de lo que vamos a hablar hoy. Os presento así la apnea, también conocida como el buceo a pulmón. Una práctica del submarinismo de lo que podríamos calificar como “a pelo”. Por lo cual tienes que tener unos buenos pulmones, pues son lo único que te ayudaran en eta inmersión acuática. De ahí su riesgo.

Orígenes

Como os podéis imaginar este tipo de práctica comenzó más por necesidad que como hobby. Ya que era la única forma de conseguir, en la antigüedad, pescar muchos tipos de peces. Lo que a medida que fue avanzando el tiempo se convirtió en lo que es hoy en día. El hombre solo contra el medio.

Sin embargo, aunque pueda parecer algo primitivo al alcance de todo, este tipo de prácticas pueden resultar peligrosas  y es muy común accidentes y lesiones. Por esta razón, si es que te interesa este deporte, te sugerimos que prestes atención a las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones antes de sumergirnos:

Curso de submarinismo. Sin duda alguna, lo primero para iniciarte a cualquier clase de buceo es hacer un curso de buceo. Para controlar las reglas y nociones básicas.

Jamás bucear solo. Debido a los riegos que conlleva, es mejor siempre practicarlo con un acompañante por si la cosa se complica.

Bucear lo más ligero posible. Pues eso te garantizará subir más rápido a la superficie.

Vigilar las hiperventilaciones. Eso evitara mareos, pinchazo en el pecho, etc.

Equitación adecuada. Neopreno, aletas, gafas, boya para marcar el nivel de inmersión y si lo necesitas, pinzas para la nariz.

Grado de relajación. Es importante siempre mantener la calma, pues no es una situación sencilla y siempre hay algún peligro. Por lo que si no puedes aguantar la presión, es mejor que no lo intentes.

Mucha práctica. Como cualquier tipo de actividad, la apnea necesita de paciencia y mucho entrenamiento físico.

Distintas categorías:

Para empezar, tendremos que diferenciar las diferentes categorías dentro del buceo a pulmón. Dentro de los cuales encontramos 6: apnea estática, apnea dinámica, apnea libre, peso constante, peso variable y no limits.

Las más comunes son la apnea estática (mantener la respiración bajo el agua sin moverse o sumergirse a las profundidades) y la dinámica (incluye sumergirse y desplazarse. Y se diferencia entre distancias horizontales y distancias vertical)

Llegados a este punto, solo nos queda desearte suerte en tu iniciación a este gran mundo del buceo natural.

Nadar-mar-a-dentro-2.jpg

Nadar mar adentro

Es común ver por televisión este tipo de actividades relacionadas con los triatlones (que combinan esta disciplina, con el ciclismo y el atletismo), con las típicas carreras de navidad si, esos baños donde inconscientes se tiran al mar o puertos vestidos de Papa Noeles con el agua bajo 0. Y en récord sobre récord de David Meca.

Ahora que llega, si es que llega, de una vez el verano, es muy común ver este tipo de carreras en las costas y playas de todo el país. Puede que te atraiga este tipo de carrera en plena naturaleza, pero debes saber que dista mucho de lo que viene siendo nadar en una piscina por muy larga que sea.

Si aun así quieres practicar este tipo de actividad deportiva, considerada para muchos una modalidad de riesgo. Te proponemos que sigas antes estos pasos o consejos, los cuales creemos que puedan servirte de gran ayuda.

El entrenamiento

Parece que este tipo de modalidad es solo nadar rápido y terminar cuanto antes. Pero en verdad es más complicado. Como cualquier deporte antes de meterse en una competición hay que entrenar mucho y muchas horas.

Un buen arranque, como colocarse antes del salto y cómo hacerlo, conocer la ruta,  como cambiar o combinar los ritmos, como posicionarse detrás de otro competidor… En definitiva conocer antes de saltar como se practica para no llevarse sofocos o llegar a estorbar a los demás.

El arranque

Cuando hay más de 100 nadadores, se suele dividir las salidas en oleadas. Lo ideal es si eres ya un buen corredor aprovechar a salir en la primera tanda y nadar a gran velocidad por lo menos 300 metros, lo que te asegurara estar dentro del primer pelotón.

Te recomendamos que si no te ves preparado seas realista y disfrutes de esta experiencia tal cual lo es, una actividad deportiva. Ya que es simplemente completarla ya es de gran admiración.

Dentro del pelotón

Es fácil que dentro de un pelotón vivas momentos de tensión. Ya que es muy fácil recibir patadas, que haya parones en seco de algún deportista, problemas para avanzar, etc. Por lo cual necesitaras estar concentrado tanto en la braza como en lo que pasa a tu alrededor.

Cómo nadar

Si te encuentras con algunos de estos incidentes anteriores, es recomendable parar unos segundos hasta que el pelotón empiece a fluir, manteniendo la calma. Buscar un espacio y nadar en él. Esto se consigue manteniendo la cabeza alzada, siempre pendiente del entorno.

En general se recomienda que esta disciplina sea practicada por gente que no tienda a alterarse ni agobiarse. Por lo que se aconseja siempre cuando entrenemos hacer ejercicios de relajación mentalmente mientras nadamos, para evitar pasarlo mal.

 

 

 

Definamos-pesca-500x288.jpg

Definamos pesca

Son cada vez más las personas que debido a que consideran que es un deporte bastante barato si lo comparamos con el esquí, el golf o un día de rafting utilizan la pesca como forma de entretenimiento.

Cada amanecer coger la caña, un bocadillo y un par de cajitas de cebo que hacen de una mañana cualquiera a una mañana de pesca. La costumbre crea de esta actividad muchas veces una forma diferente de pasar el día.

Algunos con la esperanza de llevarse alguna recompensa y algunos otros hacen de ese día una satisfacción que sólo unos pocos saben entender.

La pesca inocua

La pesca, si la vemos como una actividad realizada por ocio o competencia, la llamaremos pesca deportiva. A menudo “sin muerte”. Esta práctica se da cuando el individuo no pesca para llevárselo a casa si no que todo lo que pesque lo soltará sin que el pez muera o quede dañado además de que en esta modalidad utilizan otro tipo de anzuelo para que el pez no sufra.

Dicho de otra manera, la pesca es deportiva cuando la actividad pasa de ser mero ocio o afición a ser de competición, siendo  gestionada por las diferentes federaciones de pesca, tanto a nivel regional como nacional, organizando concursos, campeonatos y actividades a todos los niveles.

Paciencia… Es la madre de la ciencia

Por otra parte, se dan casos de personas que por oír mencionar un anuncio de televisión de que caña + carrete + anzuelos cuestan 15 € se lanzan a la aventura sin saber en la mayoría de casos cómo utilizar debidamente cada uno de los artilugios necesarios.

Éstos, acaban aprendiendo con el tiempo, hasta que llega un “fabuloso” día que por fin pescan… ¡un pez!. Desde ese momento les crece la inquietud de volver a pescar creyéndose así que les gusta la pesca, sin tener en cuenta que la pesca es algo más que pasar un día en el que obtienes como recompensa un pez por puro mérito y satisfacción de no llegar de vacío a casa.

Lobina Negra (Black Bass)

La pesca, un deporte que sólo cada uno puede definir

Claro que, cada uno debe de entender qué es la pesca… viéndolo así de manera diferente según la experiencia que haya vivido, y teniendo en cuenta de existen muchas maneras de entenderla.

Hay que hacer hincapié en que se confunde el término muchas veces. La pesca y la pesca deportiva son términos muy diferentes, y a veces confundirlos lleva en muchos casos a hacer uso indebido de ellos.

cascada.jpg

San Luis de Potosi entre los sitios de turismo extremo!!

San Luis Potosí es considerado como uno de los estados que ofrece los mejores lugares naturales para actividades extremas en contacto con el agua en México, así es considerado por los practicantes del turismo de aventura de este país.

Entre los lugares más atractivos y favorables están las cascadas de Micos, la cascada de Tamul y Cueva de Agua, en el municipio de Ciudad Valles y la Media Luna, en el municipio de Rioverde, sin dejar fuera la famosa gruta vertical, Sótano de las Golondrinas en el Municipio de Aquismón.

El Financiero, un diario de circulación nacional en México publicó el pasado 16 de mayo un artículo donde detalló que Ciudad Valles y Rioverde en San Luis Potosí son destinos que ofrecen espléndidas imágenes de la naturaleza para la experiencia de actividades extremas en contacto con el agua, en donde asegura se puede practicar salto de cascadas, aventurarse en paseo en lancha y sumergirse en una naturaleza acuática.
Dicho medio informativo, hace referencia de manera específica a tres lugares:

En Ciudad Valles

Las cascadas de Micos, que son caídas de agua escalonadas. El conjunto total de cascadas suman 7 diferentes caídas en forma escalonada y dividida una de otra por pozas cristalinas, donde se pueden ver al fondo formaciones caprichosas de la  travertina que crean un espectáculo sin igual al verse cubiertas de agua, helechos y musgos.

Las cascadas son  denominadas así (micos) porque en algunas zonas todavía se pueden ver monos deambulando por las ramas de árboles.

Las Cascadas de Tamul (el nombre significa lugar donde hay cántaros) junto con la Cueva de Agua es el salto de agua más grande de San Luis Potosí con cerca de 300 metros de profundidad; y destaca la Cueva de Agua cuya característica permite nadar unos metros adentro.  

Del municipio de Rioverde

El periódico destaca el Manantial de la Media Luna. En este lugar se pueden apreciar los nacimientos de donde emana el agua, los nacimientos son seis, y su forma es similar a un volcán invertido, encontrándose a diferentes profundidades, el más grande se localiza a 36 metros de profundidad.

En La Media Luna, el agua adquiere una tonalidad azul, misma que permite alcanzar una visibilidad de hasta 30 metros de profundidad, y cuya temperatura fluctúa entre los 27 y 30 grados centígrados durante todo el año, lo que hace más agradable el deporte del buceo.

El Sótano de las Golondrinas

Por su parte inmerso en la exuberante vegetación de la zona conocida como “la huasteca potosina” se localiza este abismo natural con una profundidad de 512 m de profundidad, 60 de diámetro y 370 de caída vertical, por ello está considerado uno de los más grandes e impresionantes del mundo y ocupa el segundo puesto en el país.

Rodear-la-Península-Ibérica-en-Kayak-500x288.jpg

Rodear la Península Ibérica en Kayak

En una época en la que parece que el planeta guarda cada vez menos secretos, parece que ha llegado la hora de que la aventura busque descubrir al ser humano, saber dónde está la frontera de sus capacidades, físicas y mentales.

Eso lo que parece buscar Antón Ruiz Goberna: saber hasta dónde es capaz de llegar en su esfuerzo. Con tal motivo, este vigués nacido en 1972 se ha fijado un reto que hará retroceder a la palabra “imposible” unas cuantas posiciones en la guerra que mantiene con el ser humano desde el albor de los tiempos.

Forjado en el triatlón, que practicó durante 14 años, ahora Ruiz pretende rodear la Península Ibérica a bordo de un kayak. El cuatro de Mayo del año que viene ha previsto salir desde Portbou (Girona) y su idea es arribar a Hondarribia hacia Septiembre. 3.488 kilómetros por tres mares diferentes, aunque la distancia variará en función de las corrientes y del viento.

Con el kayak a cuestas

La idea de bordear la península a remo rondaba hace tiempo al deportista, quien afirma, en declaraciones recogidas por “La Voz de Galicia” que afrontarlos retos que le hagan superarse “es una parte de mi forma de ser”. El vigués ha participado en triatlones de la modalidad “ironman” y también sabe lo que es el paracaidismo. Esto es sólo ir un paso más allá.

De origen gallego, Antón Ruiz se traslado a la capital de España para trabajar como informático. Claro que se llevó el kayak en el equipaje: “Mide cinco metros y lo tenía que meter en casa por la ventana. Vivía en un segundo piso, en una calle estrecha…”

Mejores lugares, más entrenamiento

Mas adelante, se mudaría a Castellón, lugar en el que encontraba mayores facilidades para practicar este deporte “Antes, lo sacaba para entrenar en El Retiro y participar en algunas pruebas. Ahora, lo guardo en Oropesa y salgo casi todos los días para hacer alrededor de veinte kilómetros”, narra Ruiz.

Pero fue a través de otra modalidad de la que le llegaría a Ruiz la pasión por el piragüismo: el triatlón… Más bien el tetratlón: “Fui a Ibiza a competir en una prueba que, además de atletismo, ciclismo y natación, también contaba con un segmento en kayak”.

El reto y sus apoyos

Una vez que perfiló el reto en su mente y que se decidió por la idea de rodear las tierras ibéricas, estableció contacto con la Fundación Gomaespuma, a la que le atrajo enormemente la idea. Desde ya, y a lo largo de los próximos meses, el deportista estará preparándose para la titánica prueba, aunque “Sé que no viviré de esto. De hecho, el dinero que recaude se lo daré a esa organización para que lleve a cabo proyectos solidarios en Nicaragua y Sri Lanka”, matiza.

Serán alrededor de cuatro meses de intenso esfuerzo, con que una de las grandes dudas surge cuando hablamos de logística. Extremo éste que el piragüista ya ha estudiado: “Lo haré en modalidad de autosuficiencia. Llevaré todo lo necesario en el kayak. Tiene una capacidad de 120 kilos y yo peso alrededor de 70. Así que iré con tienda de campaña, saco de dormir, hornillo, equipos de emergencia…”

La fecha de salida, recordamos, será el cuatro de Mayo, en Portbou; la de llegada está menos clara, en Hondarribia. En el camino, tres mares: Mediterráneo, Atlántico y Cantábrico.

sup1-424x288.jpg

River SUP

Últimamente parece ser que no surgen nuevas formas de practicar un deporte, pero por casualidad he encontrado uno que me ha resultado interesante y bonito de practicar.

Es diferente a lo que estamos acostumbrados a llamar deporte de aventura. Es el entorno, la manera de practicarlo y en las circunstancias en las que debe realizarse, lo que en conjunto hace que lo consideren como un deporte de aventura, en toda regla.

Es fácil, es practicable para personas de cualquier edad y que dispongan que cualquier condición física. Se trata de descender en una tabla de surf por un determinado tramo de un río. Sólo nos ayudaremos de una pala para poder dirigir la dirección y coger cierto impulso ¡Tampoco demasiado!

Deporte originario de la Polinesia

Es algo similar y está inspirado en el stand up paddle. Ésta es una antigua forma de deslizamiento en la que el navegante utiliza un remo para desplazarse por el agua mientras permanece de pie en una tabla de surf que nació en los pueblos polinesios.

Desde el año 2000, muchos surfistas de Hawai comenzaron a hacer SUP como la manera más natural de entrenarse para sus competiciones. Esta nueva variante del surf les permitía entrenar y salir al agua sin olas ni viento.

Este nuevo deporte, surgido de tal variedad, consiste en bajar de pie por un río encima de una tabla de surf. Sería como caminar por las aguas de un bonito río. Estamos acostumbrados a recorrer en diferentes artilugios el río, como por ejemplo en kayak, y esta nueva forma de desplazarse consigue obtener una vista tranquila y relajada del río sin tener prisas ni agobios.

No se necesita previamente tener un equilibrio estupendo, ya que para practicar este novedoso deporte, utilizamos tablas suficientemente anchas y así de esta manera al colocar los pies uno al lado de otro, llegaremos a encontrar en pocos segundos el punto de estabilidad necesario.

Como podemos imaginar el tramo en el que descenderemos deberá ser de aguas tranquilas, aunque ciertamente con algo de corriente. Algo que llama también mucho la atención es que durante ciertos tramos del descenso, nos situaremos tumbados en la tabla para remar de manera continua con las manos. De ahí que tenga mucha similitud con el surf.

El tramo a descender será de unos 6 kilómetros, en los que tardaremos entre 1 hora y media y 2 horas como mínimo.

Es tan divertido su realización que el tiempo se nos pasará volando ya que es excitante cada metro que se recorre por este río. Mencionar que antes de nada, profesionales del deporte han estado testando cada uno de los movimientos que se realizan durante todo el trayecto.

Sin más, espero que os animéis a practicarlo, aunque ahora, la verdad, es que hace un poquito de frío para ello.