Deportes de Aventura relacionados con: deporte

El-arte-del-desplazamiento-500x288.jpg

El arte del desplazamiento

No hace demasiado, me asomaba al bacón, a que me diera un poco el fresco, aprovechando que aún es gratis. Y vi a un grupo de jóvenes –como en la canción de Sabina, no pasaba de lo veinte, el mayor de los tres chicos-. Vestían ropa cómoda, calzado deportivo y guantes sin dedos.

El caso es que los fibrosos muchachos de dedicaban a saltar barandillas, vallas, tapias… en lo que me pareció el movimiento más fluido y natural que pueda hacerse ante cualquier obstáculo que muy bien podría rodearse pero que es más divertido saltar.

Parkour

Cuando conseguí dejar de mirar, casi hipnotizado, sus evoluciones y teniendo en cuenta que los estornudos frecuentes me estaban indicando que ya había tomado bastante el fresco, entré en casa. Sabía que ése era algún tipo de deporte más o menos urbano, y sabía que lo había visto antes, pero, ¿cuál?, ¿cuándo?

¡¡Parkour!!

Por suerte, Internet pone un mundo de conocimientos en la punta de nuestros dedos, de modo que al cabo de pocos minutos de búsqueda ya sabía que había estado viendo y asombrándome de las evoluciones de unos “traceurs”, que es como se llama a los practicantes de parkour.

Y seguí invetigando, en este caso apoyándome en Wikipedia: “Parkour, también conocido como l’art du déplacement (el arte del desplazamiento), es una disciplina que consiste en desplazarse de un punto a otro lo más eficazmente posible, usando principalmente las habilidades del cuerpo humano. Esto significa superar obstáculos que se presenten en el recorrido (…)”.

Algo más que saltos

“O sea: que, básicamente es llevar el extremo eso de que el camino más rápido y directo entre dos puntos es la línea recta”, pensé “¿Y para eso hay que jugarse el tipo?”. No puede ser: como cualquier deporte, sobre todo los urbanos, y más aún si te arriesgas a romperte algo, tiene que haber una filosofía, una forma de ver y entender la vida detrás.

Y la hay: Para cada traceur el deporte significa algo diferente, sea como medio de hacer ejercicio, como lograr la satisfacción de superar un reto, superarse a sí mismo… Eso sí: Un buen practicante de este deporte nunca molesta a nadie ni daña el entorno, jamás pone en peligro su propia vida si no está seguro lograr cierto salto y nunca compite contra otras personas.

Colaboración, no competición

Hablando de esto último: estamos ante un deporte no competitivo, aunque sí se dan las RT o reuniones de traceurs, donde se enseñan los movimientos y técnicas adquiridas, más con afán de compartir que de exhibirse.

Como estoy convencido de que hablaremos en más ocasiones del parkour, no voy a ahondar más en él por ahora. Sólo decir que el objetivo de éste es realizar un movimiento fluido y libre. No hay reglas: sólo un espíritu y un lema: “Ser y durar”. Pero esas tres palabras merece un artículo  para ellas solas. Y lo tendrán…

mar-400x288.jpg

Me detuve frente al mar

Un día me detuve frente al mar y me paré a pensar sobre la cantidad de especies marinas que existían y el hábitat que ocupaban. Me pregunté qué sería lo que se escondía en sus aguas y por qué no experimentar la sensación de nadar como ellos. De sentirme por unos instantes en el fondo del mar,  nadar y nadar y observar las preciosidades que se esconden en esos  fondos.

Días después me propuse sumergirme en las aguas de Calella conocida como la capital turística de la Costa del Maresme (provincia de Barcelona).

Llamé a unos amigos y nos dispusimos a pasar un día totalmente diferente. Cada uno tenía sus miedos pero todos íbamos con la misma ilusión de principiante que, sin saber ni cómo ni dónde, en lo único que pensábamos era en cómo meternos en los apretados y super ajustados trajes de neopreno para poder realizar este deporte.

Momentos inolvidables

Cargados con las botellas y siguiendo cada una de las instrucciones que nos decían, nos dirigíamos hacia la orilla. Una panorámica espectacular. El sol no podía brillar más. Las ganas de cada uno de nosotros se respiraban en el ambiente y cada vez estábamos más cerca de realizar la inmersión.

Siempre recordaré ese momento. Después de muchos intentos de meternos en esos trajes, uno de mis amigos, sintió algo de miedo y decidió no entrar al agua. El deporte tiene que ser algo voluntario y bonito de practicar. Si en ese momento decidió no hacerlo todavía estaba a tiempo.

Cúmulo de emociones

Después de esto, entramos en el agua. Nos pusimos las máscaras de oxígeno y empezamos a sumergirnos hasta el fondo. Pocas veces he experimentado esa sensación, esa emoción. Sensación que te llena. Nunca me imaginé que me fascinara tanto un día cualquiera en el que me puse frente al mar y decidí sumergirme en el mundo del buceo.

Estás como si estuvieras encerrado en otro mundo. Apartado del resto. Te sientes diferente, te sientes como uno más. Sientes curiosidad por todo y piensas en porqué antes no se te había pasado por la cabeza. Muchas sensaciones, en mi opinión, que experimenté la primera vez que me decidí a probarlo.

Sin duda, algo que recomiendo a todo el mundo. Algo difícil de olvidar. Sensación imposible de describir. Miles de sensaciones que te recorren el cuerpo y con ganas de que fuera la próxima para volver de nuevo. Y de repente… fue salir y volver de nuevo a la vida real.

Un-mundo-por-descubrir-en-cada-lugar-688x288.jpg

Un mundo por descubrir en cada lugar

Descubrir nuevos sitios, experimentar la sensación de encontrar lugares  nuevos y respirar aire limpio. Suscitar sensaciones diferentes, penetrar en cada uno de los lugares de esta tierra, indagar en la oscuridad de las montañas y sentirse en un mundo en el que poder sentir la aventura de algo desconocido con emociones excitantes.

Durante años han servido de refugio para el hombre y después de varios siglos ya podemos disfrutar de muchas de las fascinantes aventuras subterráneas hacia nuevos lugares y magnificas sensaciones.

Con este deporte descubrirás en cada una de las veces numerosos rincones en los que nadie ha  vivido y pisado durante miles de años. Podrás introducirte en el mundo subterráneo de una manera segura con todas las herramientas que son necesarias y muchos dicen que durante esta actividad se despertarán en uno mismo sensaciones de un auténtico aventurero y de poder inspeccionar e indagar lugares insospechados que bajando a las profundidades de cada lugar podrás observar y aprender mucho sobre la naturaleza y la flora de cada sitio.

La espeleología:

Un día me decidí a probarlo. ¿Por qué no probar algo que al parecer desprendía tantas y tantas sensaciones en cada una de las personas que me hablaban de esta aventura?

Busqué por la Red alguna excursión que me metiera en ese deporte tan excitante y encontré una que realmente me llamó la atención: Cueva del Agua en la Sierra de Almijara.

Comienza la aventura

Preparé de buena mañana un bocadillo, una botella de agua, unas buenas zapatillas de deporte y un chubasquero y me decidí a mentalizarme para pasar un día lleno de emociones y sensaciones por descubrir.

Me dirigí al lugar y allí nos dieron las explicaciones de cómo iba a ser nuestra excursión que duraría más o menos 2 horas y media. Después de darnos una pequeña guía de lo que nos íbamos a encontrar,  nos dirigimos a empezar la aventura.

luray carvern

Impresiones imborrables

Lo primero de todo: el acceso a la cueva era por un serpenteante camino. Después de colocarnos el equipo, nos dispusimos a entrar en la cavidad donde había zonas muy estrechas y otras de una amplitud mayor. Durante todo el camino, nos pudimos encontrar con paisajes realmente increíbles, espacios de verdaderas formaciones de las rocas y escenas que nos hacían sentir un cierto temor reverente, gran sorpresa y enorme admiración.

En repetidas ocasiones nos recomendaron dejarnos llevar y sorprender por el atrevido mundo de la espeleología para así disfrutar al máximo de la experiencia. Finalmente, después de realizar una parada para descansar, retomar fuerzas y poder admirar la grandiosa imagen que teníamos delante llegamos a un lago donde pudimos inmortalizar nuestra imagen con una foto súper curiosa.

La excitación de descubrimiento

Puedo asegurar que es una de las experiencias más bonitas y llenas de energía que he vivido y que en ese momento me sentí llena de vida. Sentí lo bonito que es el descubrir nuevos sitios que nunca pensé que podrían existir ni tan siquiera.

Sin más, espero que os haya animado una vez más a ver lo bonito que es poder compaginar un día de aventuras con un poco de deporte. ¡Combinación perfecta! En mi humilde opinión.

Rodear-la-Península-Ibérica-en-Kayak-500x288.jpg

Rodear la Península Ibérica en Kayak

En una época en la que parece que el planeta guarda cada vez menos secretos, parece que ha llegado la hora de que la aventura busque descubrir al ser humano, saber dónde está la frontera de sus capacidades, físicas y mentales.

Eso lo que parece buscar Antón Ruiz Goberna: saber hasta dónde es capaz de llegar en su esfuerzo. Con tal motivo, este vigués nacido en 1972 se ha fijado un reto que hará retroceder a la palabra “imposible” unas cuantas posiciones en la guerra que mantiene con el ser humano desde el albor de los tiempos.

Forjado en el triatlón, que practicó durante 14 años, ahora Ruiz pretende rodear la Península Ibérica a bordo de un kayak. El cuatro de Mayo del año que viene ha previsto salir desde Portbou (Girona) y su idea es arribar a Hondarribia hacia Septiembre. 3.488 kilómetros por tres mares diferentes, aunque la distancia variará en función de las corrientes y del viento.

Con el kayak a cuestas

La idea de bordear la península a remo rondaba hace tiempo al deportista, quien afirma, en declaraciones recogidas por “La Voz de Galicia” que afrontarlos retos que le hagan superarse “es una parte de mi forma de ser”. El vigués ha participado en triatlones de la modalidad “ironman” y también sabe lo que es el paracaidismo. Esto es sólo ir un paso más allá.

De origen gallego, Antón Ruiz se traslado a la capital de España para trabajar como informático. Claro que se llevó el kayak en el equipaje: “Mide cinco metros y lo tenía que meter en casa por la ventana. Vivía en un segundo piso, en una calle estrecha…”

Mejores lugares, más entrenamiento

Mas adelante, se mudaría a Castellón, lugar en el que encontraba mayores facilidades para practicar este deporte “Antes, lo sacaba para entrenar en El Retiro y participar en algunas pruebas. Ahora, lo guardo en Oropesa y salgo casi todos los días para hacer alrededor de veinte kilómetros”, narra Ruiz.

Pero fue a través de otra modalidad de la que le llegaría a Ruiz la pasión por el piragüismo: el triatlón… Más bien el tetratlón: “Fui a Ibiza a competir en una prueba que, además de atletismo, ciclismo y natación, también contaba con un segmento en kayak”.

El reto y sus apoyos

Una vez que perfiló el reto en su mente y que se decidió por la idea de rodear las tierras ibéricas, estableció contacto con la Fundación Gomaespuma, a la que le atrajo enormemente la idea. Desde ya, y a lo largo de los próximos meses, el deportista estará preparándose para la titánica prueba, aunque “Sé que no viviré de esto. De hecho, el dinero que recaude se lo daré a esa organización para que lleve a cabo proyectos solidarios en Nicaragua y Sri Lanka”, matiza.

Serán alrededor de cuatro meses de intenso esfuerzo, con que una de las grandes dudas surge cuando hablamos de logística. Extremo éste que el piragüista ya ha estudiado: “Lo haré en modalidad de autosuficiencia. Llevaré todo lo necesario en el kayak. Tiene una capacidad de 120 kilos y yo peso alrededor de 70. Así que iré con tienda de campaña, saco de dormir, hornillo, equipos de emergencia…”

La fecha de salida, recordamos, será el cuatro de Mayo, en Portbou; la de llegada está menos clara, en Hondarribia. En el camino, tres mares: Mediterráneo, Atlántico y Cantábrico.

pájaro-800x288.jpg

El sentir de un pájaro

Sentir en algún momento la necesidad de volar, de tener alas para escaparte lejos o simplemente experimentar la sensación de estar por encima de las nubes. Sentir que todo lo que tienes alrededor no es nada, pensar que eres un pájaro y que puedes volar muy alto, el que todo bajo tus pies es invisible para ti y sólo existes tú.

Pensar que sólo tú eres importante y que no existe ningún problema a tu alrededor. Hablar de sentimientos cuando todo lo que te rodea es material. Alguna vez nos hemos querido sentir libres con la necesidad de volar… y cuanto más alto, mejor.

Ahora es más fácil que pensar en todo eso.

El Wingsuits es un traje que con el paso del tiempo se ha ido modificando desde 1930 hasta el día de hoy.  Un traje muy especial que nos permite no sólo volar sino aumentar considerablemente nuestra ascensión variando únicamente nuestro eje.

Para ello, lamentablemente  han tenido que morir desde aquel entonces muchos pioneros que poco a poco han ido limando en cada uno de los aspectos la seguridad del traje para que muchos podamos realizar el sueño de volar.

De locura a deporte

El primer traje fiable se fabricó en 1997 y lo presentó el paracaidista Patrick de Gayardon. Un año después y cuando todo parecía haber ido estupendamente, probando un nuevo modelo que al parecer tenía un defecto en el diseño, falleció.

Tras muchos intentos, otro hombre llamado Begic crearía la primera empresa que fabricaría trajes de Wingsuits bajo el nombre de Birdman Inc, consiguiendo así una modalidad de deporte extremo. 

Salida, vuelo y aterrizaje

La caída puede realizarse desde un avión, un acantilado o una montaña, pero necesariamente se tendrá que disponerse de un paracaídas al final el descenso.

Esta caída está formada básicamente por 3 aspectos:

– La salida.

– El vuelo.

– El aterrizaje.

En este deporte, y con la necesidad de este traje, podremos variar fácilmente la velocidad de bajada, la orientación e incluso la línea de trazada. Con ello, conseguir ser Supermán por un día o volar como si de un ave se tratase es posible. Sólo falta disponer de un traje de estos, tener algo de dinerito para que te instruyan desde alguna de las varias compañías que se dedican a la enseñanza de este tipo de vuelo y a ¡volaaar muy alto!

Espero que os haya gustado este post y quién sabe si algún día, nos veremos por las alturas.

7.jpg

Buceo. Fotografía subamarina

Definamos antes que nada el buceo: de nuevo recurriremos a la siempre útil, con cuantas reservas queramos, Wikipedia: “El buceo es el acto por medio del cual el ser humano se sumerge en cuerpos de agua, ya sea el mar, un lago, un río, una cantera inundada o una piscina, con el fin de desarrollar una actividad profesional, recreativa, de investigación científica o militar con o sin ayuda de equipos especiales.”

Bien. Traducido y simplificado: sumergirnos en el agua, con sin asistencia técnica por el motivo que sea. Una definición un tanto amplia, ¿no? Vamos a contar un poco la modalidad y el fin de la inmersión: en este caso, la idea es llevarnos las más bellas fotografías en nuestra cámara.

Buceo. Fotografía submarinau

Bajaremos, además, apoyados por un equipo, lo que se conoce por Scuba. EL término es acrónimo, en inglés de self-contained underwater breathing apparatus (aparato de respiración subacuática auto-contenido). Las siglas dejan claro qué es. En todo caso, y por si aún nos quedan dudas, por abreviar diremos “bombona, boquilla y gafas”. Otro día abundaremos en el equipo necesario. Obviamente, nos llevaremos una cámara específica para esta actividad o, en todo caso, adaptada a ella.

Mares, lagos y cuevas

Vamos a hablar de tres lugares donde las fotos son de tal belleza que, salvo que nos neguemos a verlas, podemos acabar llorando de emoción (o, al menos, sonriendo ante el recuerdo que nos hemos llevado).

Empezamos practicando submarinismo, o buceo en el mar. Disponemos de, más o menos una hora de aire comprimido para bajar, fotografiar arrecifes, corales, peces y paisajes inimaginados y subir. O para ver cómo el ser humano está destrozando el planeta, empezando por el fondo marino, según dónde nos sumerjamos.

El buceo no es sólo para el mar

Otra modalidad no muy distinta es la del buceo de altura. En este caso, los paisajes que descubriremos son los de los lagos de montaña. Es sorprendente lo diferentes y parecidos a la vez que pueden llegar a ser mares y lagos. Quien los ha comparado puede dar fe de ello.

Y, como hemos hablado de tres lugares donde sumergirse, nos queda el espeleobuceo, esto es: el que se practica en cuevas y galerías inundadas de minas. Es envidiable llegar a algún lugar que muchos otros no saben siquiera que existe bajo sus pies, con el valor añadido de que los huecos de aire nos proporcionan puntos de contemplación muy curiosos. Eso si: mucho cuidado con la reserva de las bombonas y la posibilidad de perderse.

turismo-500x288.jpg

El deporte de aventura, un valor seguro para el turismo

El turismo de aventura ha experimentado un importantísimo auge en los últimos años en España. La compañía de seguros Intermundial ha ofrecido un estudio que deja patente que son unas 1.300 empresas las que en este país se dedican a este sector.

Cuando hablamos de este tipo de turismo, estamos haciéndolo de un sinfín de actividades, sean en tierra, agua o aire. “Estas empresas –afirma el estudio- contribuyen a la creación de emociones y vivencias que buscan los viajeros actuales y que, en España, atraen a más de siete millones de personas anualmente, siendo uno de los sectores que está experimentando un mayor crecimiento.”

Otro dato que habla por sí mismo de la importancia de este sector es el que se refiere a que el número de salidas turísticas relacionadas con él alcanza la cuarta parte de los viajes internacionales que se realizan en Europa.

Evitar lo de siempre

El perfil del turista de aventura es el de un viajero propenso a probar destinos y actividades de casi todo tipo, tal como afirman los autores del mencionado informe. Documento que también ofrece una posible explicación sobre las razones del auge del turismo de aventura, referidos a un incremento del tiempo libre y de la renta familiar. También influye la “necesidad de disfrutar de espacios abiertos y libres de contaminación”.

Cabe subrayar que el turismo de aventura ha demostrado ser muy resistente a los bandazos de la economía, lo que da a entender que seguirá siendo un sector muy importante y en continua expansión. A causa es, probablemente la inmensa variedad de la oferta y el que ésta pueda reinventarse constantemente.

El caballo triunfa

En cuanto a las preferencias de los españoles que se deciden por este tipo de turismo, éstos prefieren, según un estudio, en este caso elaborado por el portal deportivo Yumping, las rutas a caballo, practicadas por un 27, 82% de ellos. Es así porque es un deporte perfecto para practicarse en cualquier momento del año.

Pero, según los datos del portal, de entre los diez deportes de aventura que más se practican, los mayoritarios son los aéreos, de los que señalaremos el paseo en globo, demandado por casi el doce por ciento de los usuarios; el paracaidismo, por algo más del diez por ciento; y el vuelo en avioneta, que piden el siete por ciento de los demandantes.

En lo que sí ha influido es en el tipo de clientes de las agencias y en el precio de los servicios. De un lado, han caído significativamente las reservas de grupos de empresa y, de otro, las ofertas son cada vez más agresivas.

National-Geographic-entrega-sus-premios-“Aventureros-2013”-500x288.jpg

National Geographic entrega sus premios “Aventureros 2013”

La publicación “National Geographic” entrega los premios al desafío de los límites humanos, la aventura y la reducción de “imposible” a una simple palabra vacía de significado. Éste que termina ha sido un año de importantes hazañas, de romper una y otra vez lo que se consideraban límites del ser humano, y así lo reconoce la organización que concede el premio, con una lista de diez verdaderos héroes.

Los integrantes de esa lista de nominados son deportistas de diversas modalidades, para los que la inclusión en ella es ya un importantísimo premio, independientemente de a quién se destaque mediante las votaciones que pueden realizarse a través de Internet hasta el próximo 16 de Enero.

“Aventureros 2013”

Diez súper humanos

Los aspirantes el premio de esta nueva edición son:

David Lama, el escalador que se ha convertido en la primera persona capaz de abrir una de las rutas más complicadas del Cerro Torre en la Patagonia. También está Lizzy Hawler, una ultrafondista que ha ganado el Ultra Trail Mont Blanc en cinco ocasiones, más que cualquier otro participante en la historia de la durísima prueba.

Otro “monstruo”: el explorador Mike Libecki, que lleva del orden de 45 exploraciones a diferentes lugares del Globo, como la que este año la ha hecho completar el primer ascenso de una torre de 600 metros en el Kalimantan de Borneo. La lista de valientes continúa con el nombre de Steve Fisher, capaz de cruzar en Kayak el río Congo, en África y remar por el precipicio de las Cataratas de Victoria.

Por tierra, mar y aire

Por su parte, Shannon Galpin, una ciclista de montaña. Se ha destacado en su lucha por los derechos de la mujer afgana. Un snowboarder, Jeremy Jones, ha decidido arriesgar todo, incluso su vida, al ser el primero en abrir vías de descenso en las cadenas montañosas más importantes e imponentes del mundo.

Aunque el aventurero que más famoso se ha hecho este año ha sido Felix Buamgartner: el primer hombre en romper la barrera del sonido en caída libre desde los límites de la atmósfera terrestre. En la lista se encuentra también Ramón Navarro, un surfer de entre los más destacados de los especialistas en olas gigantes que además realiza una importante labor en favor de la conservación del planeta.

El noveno nominado es el esquiador Josh Dueck, primero que lograr un backflip en monoski. Y cierra la lista Renan Ozturk, que combina su actividad de ralizador audiovisual con la de montañero. Entre sus últimos logros se encuentra apertura de la Tooth Trsverse, en la Ruthh Gorge de Alaska.

Un-español-alrededor-del-mundo-500x288.jpg

Un español alrededor del mundo

Sólo un español ha reunido los medios y condiciones necesarias para participar en la Vendée Globe. Se trata de Javier Sansó, el único representante de España en esta regata qua da la vuelta al mundo sin escalas y en solitario.

La prueba partía de Les Sables d’Olonne (Francia) con este único navegante español, que ya había intentado cubrirla en la edición de 2000, pero que tuvo que abandonar debido a problemas técnicos.

Un español alrededor del mundo

El navegante mallorquín aspira a ser el segundo español capaz de finalizar la prueba náutica más exigente de todas cuantas pueden encontrar en el planeta. El puesto que ocupe al finalizar la navegación es lo que menos debe preocuparlo.

Un barco autosuficiente energéticamente

Sansó zarpaba rumbo a un verdadero sueño a bordo del Acciona 100% EcoPowered. Se trata de la única embarcación completamente ecológica y cien por cien autosuficiente en el aspecto energético. El barco es capaz de navegar sin necesidad de ningún tipo de combustibles sólidos.

Tras completar la Barcelona World Race, el balear tiene ahora como objetivo recorrer el perímetro de la Tierra. Se trata de una idea harto ambiciosa, como prueba el hecho de que sólo 59 de las 114 embarcaciones que lo han intentado hayan llevado a buen puerto su aventura.

Segundo intento del segundo español

Si lograra completar la singladura, Sansó habría logrado emular el triunfo de José Luis Ugarte, alcanzado en la edición de 1992-93. Aunque, eso sí, el mallorquín será el primer español que repita su presencia en la línea de salida.

El patrón y único navegante del Acciona 100% EcoPowered se ha despedido de sus familiares en Les Sables d’Olonne. Ahora, su reto debe centrarse en competir con los favoritos de la Vendée Globe 2012-13.

Gran competencia

Entre otros participantes, los principales favoritos para adjudicarse esta durísima prueba son el PRB, Banque Populaire o el Virbac Parec 3, ganador de la vuelta al mundo a dos, la Barcelona World Race. Una prueba, esta última que, por cierto, le ha valido a Sansó para entrar en el Olimpo del deporte español.

La regata, surgida a imagen de la Golden Globe, se celebra cada 4 años desde la de 1989-1990. Hasta ahora, el palmarés es exclusivamente francés, nacionalidad de la inmensa mayoría de los participantes.

En cuanto al récord a la hora de completar el giro al globo, éste se bate en cada edición que se celebra, de forma que lo posee, desde la edición 2008-09 el galo Michel Desjoyeaux, con un tiempo de 84 días, 3 horas, nueve minutos y 3 segundos. Casi un mes antes que el ganador de la primera edición.

Cabra-celebra-sus-XIII-jornadas-de-Montaña-y-Aventura-500x288.jpg

Cabra celebra sus XIII jornadas de Montaña y Aventura

Del 16 al 18 de Noviembre Cabra vivirá la decimotercera edición de sus Jornadas de Montaña y Aventura. Se trata, según el responsable del área de Deportes del ayuntamiento egarense, Francisco Casas, de un acontecimiento de gran importancia tanto para los aficionados como para los profesionales de este deporte.

Éste es un encuentro único en toda la provincia de Córdoba y al que sólo pueden compararse tres más en Andalucía. Lo organiza el club local Cima 2000 y está avalado por la Federación Andaluza de Montaña.

Se espera que etas jornadas atraigan hasta Cabra a un buen número de aficionados y profesionales de toda España. Éstos tendrán la oportunidad de participar tanto en las charlas y sesiones divulgativas como en las de formación técnica y práctica.

Un encuentro en la cumbre

En las doce ediciones previas del evento han participado auténticos “primeras espadas” del montañismo, y de los diversos deportes de aventura, tanto a nivel nacional como internacional. Por reseñar sólo algunos nombres, destacaremos los de Juan Menéndez, Eduardo Martínez de Pisón o Cecilia Buil.

Además, según apunta la organización en el portal informativo egarense “cabrainformacion.com”, se ha alcanzado un acuerdo con RENFE, de modo que los participantes disfrutarán de un 30% de descuento en los billetes de ida y vuelta, oferta idéntica a la de los establecimientos hoteleros locales.

Gratis y para todos los públicos

Con entrada libre y gratuita, el programa de actos comienza el viernes día 16, con  una inauguración en la que se encontrará el montañero almeriense Javier Martínez Campos, conocedor como pocos del Himalaya y del Polo Sur.

El sábado día 17, por la mañana, los prieguenses G40 hablarán de espeleología y Pepe Millán de espeleobuceo. Cierra la mañana Juan Menédesz Granados, presentando su aventura siberiana, durante la que atravesó en bicicleta y sin compañía alguna el lago Baikal (el más profundo del planeta).

Continúan los actos con Joaquín Fernández que, el sábado por la tarde cuenta su travesía en patinete por el GR-40. Sigue la tarde con una selección de 20 rutas senderistas por España de una extraordinaria belleza; un viaje al Karakorum; y para terminar la jornada una charla sobre las montañas escondidas de Asia a cargo de Eduardo Martínez de Pisón.

El domingo, tras un desayuno, ruta senderista por el Cerro de los Murciélagos, dentro del parque de las Sierras Subbéticas. Terminada la caminata, y como ya viene siendo tradición desde la edición de 2000, almuerzo y despedida