Deportes de Aventura relacionados con: deporte de aventura

Windsurfing-500x288.jpg

Windsurfing

Un día, a alguien se le ocurrió que sería divertido jugar con dos elementos a la vez: el viento y las olas. En otro momento seremos más concretos, pero es que, como inicio para un artículo sobre un deporte de aventura, éste nos gustaba más.

El windsurfing es un deporte de superficie acuática que combina el surf y la navegación. Se practica sobre una tabla de entre dos y tres metros en entre 60 y 250 litros de volumen, a la que se aplica una vela para aprovechar a fuerza del viento.

Windsurfing

Estos elementos se conectan a través de una juntura que rota 360º y que va unida al mástil, del que, a su vez sale una barra-asidero por ambos lados de la vela. Vela que, por cierto, presenta una superficie de entre 2,5 y 12 metros cuadrados.

Un poco de Historia

Ahora sí: camuflada en el medio del texto, algo de Historia. La creencia más extendida sitúa su origen 1965, cuando S. Newman Darby inventaba la “tabla de navegación” para usarla en el río Susquehanna, en Pennsylvania, Estados Unidos. Aunque no se le ocurrió que debía patentarla.

Era 1964 cuando Darby empezaba a vender sus tablas y 1965 cuando en la revista Popular Science escribía un artículo promocional sobre ellas. Como el invento de Darby incorporaba un anillo pivotante, en lugar de giratorio, éste sufría todas limitaciones asociadas que el sentido común nos indica que sufría si lo comparamos con las tablas actuales.

Una maniobra olvidada

Se manejaba el artilugio con la espalda hacia la parte de sotavento de la vela en forma de cometa. El artículo de Popular Sciece decía: “…you can learn to master a type of manoeuvering that’s been dead since the age of the picturesque square riggers”. Traducido: “… usted puede aprender a dominar un tipo de maniobra que lleva muerto desde la era de los pintorescos aparejos cuadrados”.

Puede decirse que el windsurfing amalgama la cultura relajada del surf y la más formal de la vela, aunque también podríamos hablar de este deporte como una versión minimalista de a vela. Pero, en realidad, cabalgar las olas sobre una tabla ayudado por el viento ofrece una serie de sensaciones que están fuera del alcance de cualquier regatista:

Los “winsurfers” pueden saltar dar volteretas, realizar maniobras giratorias y una amplia gama de movimientos “freestyle” que, desde luego no puede siquiera soñarse que se hacen con un barco. Es más, los practicantes de este deporte fueron los primeros en cabalgar sobre las olas más grandes de mundo, ya que la idea de éste surgía antes que la del surf.

saltobase-990x288.jpg

Salto base: una experiencia de altura

Los más cinéfilos recordarán algunas escenas de películas, como por ejemplo cuando Eduardo Noriega salta desde un edificio en la Gran Vía madrileña, en la película “Abre los Ojos”.

Esa adrenalina, miedo y la vida pasando delante de los ojos… Eso es lo típico que se dice. ¿Y si te digo que existe la posibilidad de comprobar esta experiencia de una forma segura?

El deporte extremo más arriesgado

El salto base es una disciplina de paracaidismo que consiste en saltar desde un punto fijo y no desde una aeronave en vuelo. Lo de BASE es un juego de palabras en inglés que hace referencia a las cuatro categorías de objetos desde los que saltar:

Building- Edificio

Antenna- Antenas (chimeneas o torres de tendido eléctrico)

Span- Puente

Earth- Tierras (precipicios)

Esta tendencia deportiva es considerada por muchos como la más salvaje de los deportes extremos. Ya que el riesgo es muy alto, sin embargo siempre está controlado y calculado.

Normalmente se utiliza un tipo de paracaídas diferente al del paracaidismo aéreo. Esto es porque la caída es más corta que en un vuelo en aeronave, por lo cual un paracaídas normal no tendría tiempo de activarse, por eso se utiliza el que normalmente se lleva de reserva.

El punto más alto desde donde practicar esta tendencia es Kjerag, en Noruega, a una altura de 600 m. Recordamos que antes de practicar esta disciplina hay que dominar la caída libre.

Saltar en España

En el territorio Español nos encontramos principalmente el escenario de Los Mallos de Riglos, Huesca. Normalmente escenario de escalada que sirve de referencia para todas las escuelas de Europa. Pero que miran también con ojos golosos los salta basistas y que sirve como plataforma de lanzamiento para estos saltos.

Y esto es gracias a sus 280 metros de altura que le dan el título de la pared española con más sensación de vació. Solo has de colocarte en la piedra, inclinarte y dejar que la gravedad haga su trabajo. Una sensación que solo dura unos 3 o 6 segundos, pero muy adictiva.

 ¡A la escuela!

En España nos encontramos con la asociación ASBA. Que ofertan cursos de salto base a través de la  Academia de ProBASE, quienes aseguran ser el centro de aprendizaje internacional más moderno de Europa. Con cursos básicos, avanzados, de plegado, iniciación al vuelo con alas y una amplia gama.

Desde luego, una experiencia única y no creo que sea la última. Recuerda que para iniciarse en este deporte se necesita una experiencia mínima de 150 saltos desde avión o aeronave. ¡Así que ponte a volar ya!

Equipo-de-escalada-500x288.jpg

La diferencia entre la cima y el fracaso: el equipo de escalada

Sabiendo qué es y de donde viene el la escalada, vamos a ver también el equipo imprescindible que lo convierte en un deporte de aventura, en lugar de serlo de riesgo. Quien quiera prescindir de los elementos de seguridad es muy quien de hacerlo, pero la montaña no concede segundas oportunidades a los imprudentes.

Dicho esto, la equipación va a depender del tipo de subida: si hablamos de escalada deportiva y en la Naturaleza, será preciso el uso del arnés, zapato de escalada –los conocidos “pies de gato”-, cintas express o anillas, mosquetones y sistemas de freno seguro( dentro de los que se enmarcan el ATC, grigri o reverso, entre otros).

Equipo de escalada

Del mismo modo, añadiremos a la impedimenta la cuerda dinámica, el puño ascensor y, tal vez el único elemento que los profanos reconozcan y que muchos escaladores parecen haber olvidado que es básico a la hora de evitar daños muy graves: el casco.

Un equipo para cada aventura

Si se trata de escalada artificial, a cubierto o clásica son precisos además diferentes materiales (fisureros, stoppers, friends…) según la ruta que pensemos seguir. Además, la mayoría de los escaladores usa magnesio contra el sudor, si bien en ciertos lugares está prohibido su uso, puesto que deja marcas –temporales- en las rocas.

Un apunte importantísimo. Grábatelo. Tatúatelo, si es preciso: para escalar SIEMPRE deben usarse los elementos de seguridad. No puedes olvidarte de ellos: es más, es preferible que, si antes de comenzar la subida te das cuenta de que te has dejado alguno en casa, dejes la escalada para mejor ocasión. Está muy bien ser valiente, pero soldado que huye sirve para otra batalla.

Pensar antes de subir

Es también muy importante usar el tipo de material adecuado para cada escalada. Piensa a qué tipo de roca te vas a enfrentar, la graduación de la escalada y, sobre todo, verifica que tu material esté en perfecto estado, por si has de sustituir algún anclaje que no se halle en buenas condiciones, por ejemplo.

Si vas a subir o a entrenarte en un rocódromo, necesitarás cuerda, arnés, cintas express, pies de gato y algún tipo de dispositivo de freno. En caso de que la escalada vaya a ser en vías ya equipadas con anclajes fijos, apenas te hará falta un cabo que sirva de autoseguro en las reuniones. Y no te olvides del casco.

Recordemos, ante todo, la palabra clave. Por mucha aventura que queramos correr, seguro que no queremos que ésta acabe mal. Recordemos: seguridad.

optrix-xd-614x288.jpg

Gadgets de aventura

Habrá quien diga que la tecnología hace que se pierda el espíritu de aventura, pero no es menos cierto que determinados gadgets podrían haber salvado la vida de algunos aventureros a los que el físico no les bastó para superar el reto. De esos avances tecnológicos es de lo que vamos a hablar.

Para empezar recordaremos que determinados móviles que ya vienen listos para aguantar y ayudar a su portador a hacerlo en las situaciones más extremas. Un ejemplo claro es el Motorola Delfi+, un teléfono inteligente de gama media que compensa la falta de detalles estéticos o accesorios con una tremenda resistencia a las inclemencias del tiempo.

Claro que si ya dispones de móvil y no quieres comprarte otro para tus excursiones, siempre puedes ponerle una funda como la Optrix XD Sport: una verdadera coraza para un iPhone que ha pasado test militares para garantizar su efectividad.

Salvando situaciones extremas

Quien ha superado ciertas altitudes, sabe que en la montaña puede llegar a hacer mucho frío, de modo que, además de proveernos de un móvil que responda bien en temperaturas bajo cero, estaría muy bien tener unos guantes que permitan manipular la pantalla táctil. Una solución temporal es aplicar unas gotas llamadas AnyGlobe a los dedos de los guantes para que la pantalla reconozca las pulsaciones.

Otro punto imprescindible es estar localizables vía GPS. Para ello, puedes descargarte una aplicación al teléfono llamada GPS Pal, que permite registrar todo tu recorrido, por no hablar de tomar vídeos o fotos y geolocalizarlas… de modo que sabes en todo momento por dónde y cuándo has pasado. Del mismo modo, al final de la aventura te ofrece datos sobre ella, tales como distancia, desnivel, tiempo…

Saber hacia dónde vamos y de dónde venimos

Caro que, si quieres un GPS profesional, deberías hacerte con el TwoNav Ultra. De un tamaño perfecto para llevarlo en la muñeca, te da todo tipo de información: además de GPS, dispone de mapas, barómetro o una función que te permite regresar con total seguridad a un punto de la ruta que ya hayas visitado. La pantalla es táctil y perfectamente visible a la luz de sol. La batería dura 12 horas. Y el precio del dispositivo es de 419 euros.

Además de todo lo dicho, puede que quieres registrar tu aventura en fotos o vídeo y que no puedas o no quieras hacerlo con el teléfono. No te preocupes: casi cualquier fabricante cuenta con cámaras especialmente pensadas para resistir a los deportes de aventura.

Dos ejemplos de esta última afirmación son la Olympus TG 820 y la Nikon CoolPix AW100. Pero si quieres una cámara fabricada por una casa que se dedica especialmente a este tipo de gadgets para la aventura te recomiendo la Go Pro Hero 3, superresistente, pequeña y ligera, graba vídeos en alta definición. Cuesta 450 euros.

Ya ves que la tecnología no es imprescindible para la aventura… del mismo modo que la sal no lo es para la comida: puede comerse, pero no se disfruta igual.

ave-642x288.jpg

Desde aquel momento comprendí (II)

Un buen día de octubre andaba paseando por la marjal de Pinedo. Mientras caminaba iba tomando el sol, disfrutando de la brisa,contemplando atónito el arte de los agricultores para la siembra del arroz, divisando en esa fecha la nombrada inundación de los campos.

Ante si, una especie de laguna que tapaban cada una de las carreteras de acceso de cada uno de los campos. Es un proceso largo que comienza en octubre y finaliza con la siembra del mismo en agosto.

Sobre finales de ese mes, sentí la necesidad de indagar más sobre esos campos en los que de pequeñito tantas y tantas mañanas he pasado con mi padre. En uno de tantos caminos que había pasado, llegué a un camino cortado y señalizado por un cartel que informaba ser una zona de caza.

 Cómos y porqués

Unos metros más adelante me encontré con unos amables lugareños de Pinedo, a los cuáles me dirigí para preguntarles por qué estaba el camino cortado en ese lugar. Muy amablemente me explicaron el motivo.

Pues bien, resulta que cuando la siembra del arroz finaliza en agosto, meses después tractoran la tierra para luego en octubre, el primer domingo de ese mes, soltar las aguas y preparar los campos.

Mucho alimento, mucha caza

Mi padre hace muchos años me dijo que al ser humedales que poseían alimentos varios como cangrejos de acequia, pa de granota ,larvas de mosquito y otros alimentos muy atractivos para la fauna migratoria, se les hacía imprescindible a las aves hacer una parada obligatoria cada mañana.

Les comenté que si podían explicarme como era dicha faceta de la caza y muy amablemente me dijeron que ¡Por supuesto!. He de decir que pocas veces me he encontrado con gente tan amable por esos lugares.

Pues bien, precisamente se disponían en ese momento a prepararse para pasar un día de caza. Así lo hicieron: empezaron con unas botas de goma muy altas con pantalón de goma con peto (para poder pasar entre los campos y acequias). Además de jerseys, gorros y chalecos.

 Las armas

A continuación procedieron a sacar las armas que transportaban en fundas de gran envergadura. Algunas eran de 2 cañones (bien superpuestas o bien planas) y otras eran de un solo cañón (de acción repetidora).

Una vez montadas, sacaron a los perros de los remolques. Los animales rastrearían y harían saltar a las presas de su escondite para así el cazador poder abatirlas. Tras la explicación me propusieron asistir a la práctica de dicho deporte (caza menor de aves acuáticas). Sin dudarlo les dije que si.

Empezamos a andar, recorrer caminos, zanjas entre campo y campo. No tardaron los perros en hacer levantar el vuelo a una avefría. Enseguida el cazador preparado se dispuso con pulso firme y disparó. Así consiguió su primera pieza de la jornada, qwue trajo el perro de caza una vez cayó al suelo.

 De noche, continúa la caza

Cuando empezó a anochecer me comentaron que se iban a introducir en unos puestos fijos y que obviamente no iba preparado para pasar la jornada allí. Me despedí de ellos y les dí las gracias.

Así, a partir de ese momento entendí la dedicación, el esfuerzo y la tradición de tantos años que en un pequeño pueblo de Valencia siguen practicando de vez en cuando los más mayores del lugar.

El-arte-del-desplazamiento-500x288.jpg

El arte del desplazamiento

No hace demasiado, me asomaba al bacón, a que me diera un poco el fresco, aprovechando que aún es gratis. Y vi a un grupo de jóvenes –como en la canción de Sabina, no pasaba de lo veinte, el mayor de los tres chicos-. Vestían ropa cómoda, calzado deportivo y guantes sin dedos.

El caso es que los fibrosos muchachos de dedicaban a saltar barandillas, vallas, tapias… en lo que me pareció el movimiento más fluido y natural que pueda hacerse ante cualquier obstáculo que muy bien podría rodearse pero que es más divertido saltar.

Parkour

Cuando conseguí dejar de mirar, casi hipnotizado, sus evoluciones y teniendo en cuenta que los estornudos frecuentes me estaban indicando que ya había tomado bastante el fresco, entré en casa. Sabía que ése era algún tipo de deporte más o menos urbano, y sabía que lo había visto antes, pero, ¿cuál?, ¿cuándo?

¡¡Parkour!!

Por suerte, Internet pone un mundo de conocimientos en la punta de nuestros dedos, de modo que al cabo de pocos minutos de búsqueda ya sabía que había estado viendo y asombrándome de las evoluciones de unos “traceurs”, que es como se llama a los practicantes de parkour.

Y seguí invetigando, en este caso apoyándome en Wikipedia: “Parkour, también conocido como l’art du déplacement (el arte del desplazamiento), es una disciplina que consiste en desplazarse de un punto a otro lo más eficazmente posible, usando principalmente las habilidades del cuerpo humano. Esto significa superar obstáculos que se presenten en el recorrido (…)”.

Algo más que saltos

“O sea: que, básicamente es llevar el extremo eso de que el camino más rápido y directo entre dos puntos es la línea recta”, pensé “¿Y para eso hay que jugarse el tipo?”. No puede ser: como cualquier deporte, sobre todo los urbanos, y más aún si te arriesgas a romperte algo, tiene que haber una filosofía, una forma de ver y entender la vida detrás.

Y la hay: Para cada traceur el deporte significa algo diferente, sea como medio de hacer ejercicio, como lograr la satisfacción de superar un reto, superarse a sí mismo… Eso sí: Un buen practicante de este deporte nunca molesta a nadie ni daña el entorno, jamás pone en peligro su propia vida si no está seguro lograr cierto salto y nunca compite contra otras personas.

Colaboración, no competición

Hablando de esto último: estamos ante un deporte no competitivo, aunque sí se dan las RT o reuniones de traceurs, donde se enseñan los movimientos y técnicas adquiridas, más con afán de compartir que de exhibirse.

Como estoy convencido de que hablaremos en más ocasiones del parkour, no voy a ahondar más en él por ahora. Sólo decir que el objetivo de éste es realizar un movimiento fluido y libre. No hay reglas: sólo un espíritu y un lema: “Ser y durar”. Pero esas tres palabras merece un artículo  para ellas solas. Y lo tendrán…

barranquismo11.jpg

Barranquismo, descenso de cañones

El Barranquismo o también llamado descenso de cañones, consiste en descender de pie por el cauce alto de un río. Deberemos ir superando los diferentes obstáculos rapelando, saltando o descendiendo por toboganes, nadando o simplemente saltando, una nueva manera de hacer deporte de aventura.

¿Por que elegir el Barranquismo?

Una de las razones por las que elegir el barranquismo como deporte de aventura, es que conlleva habilidades muy diversas y combina diferentes técnicas y es la actividad ideal para familiarizarte con los llamados “deportes de aventura”, siendo la actividad más completa.

El Barranquismo es diversión, valor, emociones fuertes entre otros aspectos.

¿qué haces si eliges esta actividad?

Dependiendo el barranco que eliges, tendrás que nadar, escalar, saltar pozas, deslizarte por los rápidos, usar los toboganes naturales del agua o bien saltar al vacío.

Uno de los sitios donde se practica este deporte en Galicia, es en el río Xallas que está en Ezaro (Cee). Es un barranco muy potente. Lo más destacable de este barranco es su paisaje y sus cascadas y es el único que desemboca en un mar con una cascada de 65 metros.  Los que organizan esta actividad te proporcionan todo el material que vas a necesitar para el buen desarrollo de la actividad, y sobretodo para tu seguridad vas a contar con los mejores guías en todo momento.

Equipamiento necesario

Bañador, deportivas o botas de montaña. Toalla o ropa de recambio. Este será el material que tú debes llevar.

Cuerdas, arnés, traje de neopreno, calcetines de neopreno y casco es lo que la empresa que se dedica a esta actividad nos va y nos debe proporcionar.

Datos de interés sobre la actividad en el río Xallas

El nivel que vamos a alcanzar va a ser un nivel avanzado, aunque también va a depender mucho de lo que nosotros queramos alcanzar. El tramo en este río Xallas será desde la cabecera del último embalse del río Xallas hasta la base de la cascada en Ezaro (Cee). El precio son 45 e incluye el material necesario, un seguro de primera asistencia, responsabilidad civil y fotos de la actividad que hemos realizado. Estas fotos nos van a dar un enlace para descargar las fotos por internet.

Esta explicación es sobre el barranquismo en el río Xallas, pero también hay en diversas partes de nuestro país, si no vivís cerca informaros de las que hacen cerca de donde vivís actualmente. Pero sobretodo no lo hagáis por libre pues es muy peligroso.

yellostone-1000x288.jpg

Yellowstone, en busca del oso Yogui

El Parque Nacional de Yellowstone es uno de los parques naturales más conocidos dentro y fuera de los Estados Unidos. Por supuesto, esto es debido a la famosa serie de cartoons de Hanna Barbera “El oso Yogui” en la que el Parque Natural en el que vive, Jellystone, es casi idéntico de nombre.

Pero, dibujos animados aparte, el Yellowstone es uno de esos lugares que retumban con nombre propio. Fundado en 1872, fue el primer parque nacional de Estados Unidos y en él se puede disfrutar de un impresionante conjunto de geiseres y fuentes termales.

Sigue leyendo

2114445141_4.jpg

“No me dan miedo las alturas”

Si te dan miedo las alturas, es mejor que ni te plantees practicar este deporte, me refiero a tirarse en parapente. Seguramente, pocos se atreven a saltar desde una altura bastante elevada al vacio con el riesgo que ello conlleva. Pero si no tuviera peligro, no subiría la adrenalina de cualquiera y no se podría denominar deporte de riesgo.

Es una sensación muy parecida a volar, a dejarte llevar por el viento siendo una minúscula parte del cielo en ese momento. Pero la verdad es que la experiencia vale la pena, tocar con las manos la libertad y sentir como se puede ver el mundo de este otra perspectiva, son sensaciones que no se pagan con dinero.

Si algún día os atrevéis a volar, es muy importante que elijáis empresas especializadas en este tipo de actividades y que cumplan todas las normas de seguridad y requisitos legales, para que no os llevéis ningún susto a la hora de realizar el vuelo.

Urruti Sport

En Urruti Sport, en Donostia, se pueden contratar este tipo de actividades entre otras. En este caso, los lanzamientos los hacen desde diferentes puntos de la costa guipuzcoana. En Donostia, desde el monte Ulia, desde Talai-Mendi en Zarautz, desde Kukuarri en Orio o desde Endoia en Zestoa.

El punto de partida suele variar según la situación meteorológica y el mejor horario para realizar la actividad es a las 13:00 horas o a las 18:00 horas, ya que en estas horas es cuando mejores condiciones aerológicas hay. Eso es lo que dicen los expertos de Urruti Sport en su web: www.urruti.com.

Para realizar la actividad lo único que tenemos que llevar nosotros es ropa cómoda y zapatillas de trekking o de deporte. Es muy importante que nos sintamos a gusto para poder disfrutar lo máximo en una de las experiencias más emocionantes de tu vida.

Regalar la experiencia

Si queremos regalar a alguien este tipo de actividad de riesgo, lo primero que haría yo, personalmente, es asegurarme de que la va realizar, porque no todo el mundo se llega a atrever a tirarse de una altura considerable aunque se tomen muchísimas medidas de seguridad.

Una vez decidido que sí, entonces sólo nos quedará comprar el bono y decidir una fecha para realizar el vuelo. En esta web nos ofrecen una opción que es el vuelvo biplaza, en el que no se necesita ningún tipo de formación previa para realizarlo, a un módico precio de 85 euros IVA incluido.

CANICROSS-640x288.jpg

Canicross: un binomio deportivo

¿Te gusta el deporte? Te proponemos practicar una nueva disciplina atlética: El Canicross. Carreras en las que compites con un perro atado a la cintura. Un deporte que desciende del Mushing o  de trineo de Perros. De hecho en España comenzó como una sección de la Asociación Española de Mushers

Se trata de una práctica introducida en España hace una década aunque es ahora cuando empieza a consolidarse con competiciones habituales en toda la geografía española. Una forma de competir absolutamente reglada y que cuenta incluso con una Federación a nivel europeo, aunque en nuestro país está enmarcado dentro de la federación de Deportes de Invierno.

Una fantástica forma de disfrutar de la naturaleza con el mejor amigo del hombre. Una combinación para la que se necesita un arnés especial, con algo de amortiguación ya que el perro irá tirando de ti. Lo mejor es que lo puede practicar cualquiera, aunque siempre es recomendable tener un mínimo de forma física y más si se quiere competir.

Formar un equipo humano-perro

Además, cuando se comienza a practicar esta modalidad deportiva conviene armarse de paciencia. El perro debe aprender y acostumbrarse a correr contigo. También debe ser evolutivo: nuestros músculos y los del perro deben fortalecerse y para eso hay que ir poco a poco.

En cuanto al perro;  vale cualquiera con más de 1 año aunque los mejores para este tipo de carrera son los medianos grandes (de entre 20 y 35 kg). Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones tirará de nosotros, por lo que es necesario que tenga cierta envergadura y fuerza.

Las mejores razas, con muy pocas excepciones, son las de caza y montaña, principalmente las que tradicionalmente se han utilizado para el tiro de trineos, aunque si no se quiere competir casi cualquier raza puede participar.

Un deporte perfectamente reglado

La normativa: Algo básico es que debe tener todos los papeles y vacunaciones en regla. Una vez que el veterinario de la carrera acredita que la documentación es correcta se marca al perro para evitar cambios. Las carreras, que son de entre 5 y 10 kilómetros, se parecen a las de campo a través, aunque suelen ser menos exigentes. Las salidas pueden ser grupales o individuales cronometradas.

Un deporte muy recomendable que nos unirá aún más a nuestros perros que además permite competir o simplemente disfrutar de una experiencia diferente. La perfecta excusa para disfrutar de la Naturaleza y de nuestro mejor amigo… ¿Os animáis?