Deportes de Aventura relacionados con: buceo

equipo de buceo - deportes aventura

Equipo de buceo (1)

Cuando nos sumergimos en el medio acuático lo más importante es sentirse cómodo con uno mismo y con el equipo, pues estamos en un ambiente totalmente distinto al nuestro. Tener un buen equipo de buceo propio nos ayudará a conocérnoslo y a sentirnos cómodos con él.

Pero… ¿qué parte del equipo nos compramos primero? En este artículo os iremos presentando las diferentes partes del equipo por el orden en que creemos que se deben comprar.

La máscara

Consideramos que la máscara es la parte del equipo que es más importante tener una propia,  pues se tiene que adaptar perfectamente a tu cara para evitar la entrada de agua y las molestias que esto genera. Actualmente la mayoría de ellas tienen el cristal dividido para facilitar la instalación de cristales graduados y silicona para mejorar la adaptación al rostro y alargar su durabilidad. Hay muchos modelos y tipos distintos, pero lo más importante es que se adapte a la fisonomía de tu rostro, así que lo mejor que puedes hacer es ir a tu tienda de confianza y probarte las que haga falta para encontrar la que mejor te vaya.
equipo de buceo gafas buceo - deportes aventura

Ordenador

Aunque muchos parecen simples relojes de pulsera no son otra cosa que ordenadores preparados para medir en cada momento la profundidad, temperatura, tiempo de inmersión y calcular el tiempo que te queda para que la experiencia sea lo más segura posible.

equipo de buceo ordenador buceo- deportes aventura

Lo ponemos en la segunda opción simplemente por el precio, pues pueden llegar a ser muy caros. Aun así es un elemento básico para tu seguridad durante las inmersiones.

Puedes encontrar de todo tipo, desde los más básicos que te dicen lo indispensable para el buceo seguro como los que llegan a conectarse con un emisor en la botella y te calculan el tiempo de aire que te queda a las distintas profundidades, eso sí, el precio va acorde con la complejidad.

Neopreno, escarpines y aletas

Principalmente encontramos 3 tipos distintos de neopreno según lo permisivos que son con el traspaso de agua: húmedo, semiseco y seco.  Los dos primeros dejan pasar cierta cantidad de agua pero no una circulación continua de esta, por lo que se calienta al entrar en contacto con tu cuerpo y te ayuda a mantener la temperatura corporal. El tercero aísla completamente tu cuerpo del paso de agua, así que podemos ir con ropa de calle debajo del traje sin peligro de que se moje. Es importante decir que cuanto más aislante es un traje más incómodo es de llevar, pues las cremalleras y cierres tienen que ser rígidos para evitar la entrada de agua.

equipo de buceo neopreno - deportes aventura

Dependiendo de la zona en la que vivas y, sobretodo, de las épocas del año en las que quieras hacer inmersiones, te recomendamos que te compres de un tipo u otro. Si lo que más te prima es la comodidad sin duda tienes que adquirir un traje húmedo, pero si no eres capaz de aguantar el frío lo mejor es, al menos, un semiseco. El seco sólo se suele utilizar durante el invierno, o por personas que realmente sufren mucho el frío, debido a su incomodidad.

Eso sí, tiene que adaptarse bien a tu cuerpo, cuanto más grande más fácil será la circulación de agua y menos protegerá del frío.

equipo de buceo escarpines - deportes aventura

Los escarpines son los zapatos que te llevas bajo el agua, por lo que tienes que llevar el número adecuado o tus dedos lo lamentarán! Si sueles hacer inmersión en zonas con rocas mejor que tengan una suela dura.

El tema de las aletas es bastante similar a los escarpines. Si crees que no es el de más vital importancia trata de hacer buceo sin aletas! Es importante que se te adapten muy bien a tu pie, pues de no ser así te puede llegar a producir una lesión muscular, ya que no paras de aletear en toda la inmersión.

equipo de buceo aletas - deportes aventura

¿Dónde comprar?

Actualmente el submarinismo se ha convertido en un deporte muy extendido y podréis encontrar tiendas especializadas en la mayoría de ciudades. En la ciudad de Barcelona encontramos una pequeña tienda que se han centrado en un trato personal y cercano. Además de vender equipo también organizan salidas y cursos en toda Catalunya. Para más información os dejamos el enlace a su página.

4alldivers

buceo1-500x288.jpg

¡Sumérgete!! 2ªparte

A lo largo del siglo XX se han ido inventando diferentes instrumentos para que el buceo sea más seguro y más práctico. En la década de los 30, se desarrollaron objetos como las aletas, la máscara para cubrir la cara y la nariz y el tubo para poder respirar. Pero en realidad, una gran revolución en el mundo del buceo fue el idear un objeto que marcaría un antes y un después en el mundo submarino: la escafandra.

Gracias a que el investigador francés Le Pier la inventó y patentó en 1933, los buceadores han podido desde entonces disfrutar de este deporte gracias a la botella de aire de alta presión

Partiendo desde esa base, todos los avances han sido para facilitar el uso, mejorar la técnica, los buzos… hasta que incluso, han podido llegar a sumergirse hasta los 400 metros de profundidad. Un lado, un pantano o el mar pueden ser lugares perfectos para prácticas este deporte y pasar un buen rato.

En todo caso, tenemos que tener en cuanto que no es un medio fácil y conocido para los humanos. No estamos acostumbrados a ese ambiente, a movernos por esos lares, por eso deberemos tener toda las precauciones y, por supuesto, respetar todo aquello que tiene que ver con ese fascinante mundo natural. 

Lo que el submarinismo ha aportado a la sociedad

El sumergirse y desconectar del mundo exterior, no sólo es algo divertido y sano de practicar, es muchísimo más. El buceo ha descubierto tesoros escondidos en el fondo del mar, ha aportado información sobre materiales, restos arquitectónicos, ha sido una gran fuente de información científica… y cada día sigue ofreciéndonos respuestas a muchas preguntas de la humanidad.

Qué aporta el buceo a nuestro estado de salud:

• El buceo, al igual que la natación es el deporte que más grupos de músculos ejercita. Se puede decir por tanto, que es el deporte más completo.

• Además ayuda a que nuestros pulmones tengan más capacidad y ayuda a mejorar las funciones psicomotrices. 

 Bucear aporta relajación y tranquilidad. El cansancio hace que nos relajemos y tengamos un mejor descanso.

Requisitos de la persona para aprender a bucear

• En el buceo es importante conseguir equilibrar la forma física con el control de la mente. De esa manera conseguiremos relajarnos y disfrutar del buceo.

• Es indispensable que la persona que lo practique con cierta asiduidad, acuda al médico periódicamente para hacerse una revisión de su estado de salud. Sobre todo tendremos que tener en cuenta el estado de nuestro corazón, pulmones, oídos y vías respiratorias.

• Es indispensable que nuestra forma física esté perfecta, porque es un deporte muy exigente. Por ello, tendremos que tener en cuenta si somos capaces de: nadar bien, ser capaces de echarle una mano a un compañero en caso de emergencia o saber responder ante situaciones que no se prevén.

 

 

equipo de buceo - deportes aventura

Equipo de buceo (2)

Seguimos con el equipo de buceo!

Después de ver la máscara, el ordenador, neopreno, escarpines y aletas en el anterior post, continuamos con las siguientes partes del equipo.

Jacket

El jacket, o chaleco, nos permite regular la flotabilidad en el medio acuático a través del hinchado y deshinchado de la cámara de aire que contiene. Encontramos 2 grandes tipos de jacket: mariposa y alas. Se diferencian por la posición de la cámara de aire, mientras que los primeros la tienen rodeando todo el tronco del buceador, permitiendo una posición más recta mientras flotas en superficie pero dificultando ligeramente la movilidad, los segundos la contienen sólo en la zona de la espalda por lo que se tiene una mayor movilidad pero al estar en superficie mantener una posición vertical es más complicado.

equipo de buceo jacket buceo - deportes aventura

En este caso es importante tener tu propio jacket por la fragilidad de algunas partes de este equipo, sobre todo las válvulas de escape de aire, si el mantenimiento no es el adecuado pueden malmeterse rápidamente y ponerte en peligro durante la inmersión.

Regulador

Este montón de tubos es lo que nos permite respirar bajo del agua, es capaz de reducir la alta presión a la que se encuentra el aire dentro de la botella a una a la cual nosotros podamos aspirar sin ningún problema a través de un complejo sistema de cámaras y muelles.

equipo de buceo regulador buceo - deportes aventura

Los reguladores tienen 3 salidas distintas. El manómetro nos indica la presión que hay en todo momento dentro de la botella, esta presión la relacionamos directamente con el aire que nos queda. La segunda salida es un latiguillo que se conecta al jacket y proporciona el aire para hincharlo. Finalmente tenemos 2 salidas que nos proporcionan aire a nosotros, la principal y la de seguridad. Estas dos últimas tienen una boquilla para la correcta colocación de la boca y nos permite respirar sin dificultad alguna.

Dejamos el regulador por el final más que nada por el tema económico, pues, junto al jacket y ordenador, puede llegar a ser lo más caro del equipo. Pero, a diferencia del jacket, los que puedes alquilar en la mayoría de centros de buceos suelen estar en buen estado.

¿Dónde comprar?

Actualmente el submarinismo se ha convertido en un deporte muy extendido y podréis encontrar tiendas especializadas en la mayoría de ciudades. En la ciudad de Barcelona encontramos una pequeña tienda que se han centrado en un trato personal y cercano. Además de vender equipo también organizan salidas y cursos en toda Catalunya. Para más información os dejamos su dirección y contacto.

4alldivers

 

…-a-pleno-pulmón-1-500x288.jpg

… A pleno pulmón

Seguro que muchas veces has hecho pruebas con tus amigos y familiares a ver quién conseguía hacerse un largo a la piscina buceando. Intentando aguantar sin más oxigeno del que te cabe entre pecho y espalda, en tus pulmones. Una práctica que conseguía, día tras día, almacenar y aguantar más bajo el agua, terminando el verano con los pulmones a punto. ¿Verdad?

Pues esto es, más o menos, de lo que vamos a hablar hoy. Os presento así la apnea, también conocida como el buceo a pulmón. Una práctica del submarinismo de lo que podríamos calificar como “a pelo”. Por lo cual tienes que tener unos buenos pulmones, pues son lo único que te ayudaran en eta inmersión acuática. De ahí su riesgo.

Orígenes

Como os podéis imaginar este tipo de práctica comenzó más por necesidad que como hobby. Ya que era la única forma de conseguir, en la antigüedad, pescar muchos tipos de peces. Lo que a medida que fue avanzando el tiempo se convirtió en lo que es hoy en día. El hombre solo contra el medio.

Sin embargo, aunque pueda parecer algo primitivo al alcance de todo, este tipo de prácticas pueden resultar peligrosas  y es muy común accidentes y lesiones. Por esta razón, si es que te interesa este deporte, te sugerimos que prestes atención a las siguientes recomendaciones.

Recomendaciones antes de sumergirnos:

Curso de submarinismo. Sin duda alguna, lo primero para iniciarte a cualquier clase de buceo es hacer un curso de buceo. Para controlar las reglas y nociones básicas.

Jamás bucear solo. Debido a los riegos que conlleva, es mejor siempre practicarlo con un acompañante por si la cosa se complica.

Bucear lo más ligero posible. Pues eso te garantizará subir más rápido a la superficie.

Vigilar las hiperventilaciones. Eso evitara mareos, pinchazo en el pecho, etc.

Equitación adecuada. Neopreno, aletas, gafas, boya para marcar el nivel de inmersión y si lo necesitas, pinzas para la nariz.

Grado de relajación. Es importante siempre mantener la calma, pues no es una situación sencilla y siempre hay algún peligro. Por lo que si no puedes aguantar la presión, es mejor que no lo intentes.

Mucha práctica. Como cualquier tipo de actividad, la apnea necesita de paciencia y mucho entrenamiento físico.

Distintas categorías:

Para empezar, tendremos que diferenciar las diferentes categorías dentro del buceo a pulmón. Dentro de los cuales encontramos 6: apnea estática, apnea dinámica, apnea libre, peso constante, peso variable y no limits.

Las más comunes son la apnea estática (mantener la respiración bajo el agua sin moverse o sumergirse a las profundidades) y la dinámica (incluye sumergirse y desplazarse. Y se diferencia entre distancias horizontales y distancias vertical)

Llegados a este punto, solo nos queda desearte suerte en tu iniciación a este gran mundo del buceo natural.

buceo2.jpg

¡¡Sumérgete!! 1ª parte

No es nada nuevo: desde que el hombre es hombre, ha querido saber qué se oculta bajo el mar. Con tal fin, ha elaborado todo tipo de artilugios que le ayudaran a descubrir ese mundo que se halla bajo la lámina de la superficie, aunque sólo a partir del siglo pasado empezó a considerarse el buceo como un deporte.

Los indicios apuntan a que el submarinismo hunde sus raíces en tiempos prehistóricos. Y es que, salvo que estuvieran  la espera de grandísimas bajamares para juntarlos, los restos de moluscos de ciertos yacimientos, amontonados, hacen pensar que nuestros antepasados se sumergían para capturarlos.

En la Polinesia, sus habitantes se sumergían usando lentes submarinas formadas por un armazón de madera y una lámina de carey.

Los griegos ya sabían qué  era bucear

En la Edad Antigua, se tienen noticias de que en el 168 a.C. se usaron buzos para recobrar el tesoro que Perseo, último rey macedonio, lanzara al mar. Asimismo, los Problemas de Aristóteles hablan de dos tipos de aparatos de inmersión, unos de los cuales es la “lebeta”, similar y precedente de las campanas de inmersión. El otro es un tubo no diferente del esnórquel.

Avanzado en el tiempo, llegamos a la era medieval y a la renacentista. De acuerdo, la Edad Media fue un tiempo en el que no consideraba demasiado e mar, aunque es en este tiempo cuando vive un extraordinario buceador, el legendario Nicolás “El Pez”, cuyas vivencias recogió F. Schiller y Cervantes menciona en El Quijote a través de “Peje Nicolao”.

La era del Hombre… y del mar

El Renacimiento vuelve los ojos al mar, a través de inventores como Leonardo da Vinci que diseñó respiradores, cascos y equipos pensados para que el hombre pudiera, ya que no conquistar, al menos darse un paseo por los fondos marinos.

El siglo XVIII es la era de los descubrimientos y de los inventos, también en lo que se refiere a la conquista del mar, de modo que los buceadores pueden estar más seguros y durante más tiempo debajo del agua. Tal es el caso de las campanas y trajes de buceo que dejaban el cuerpo de aventurero seco y le permitían respirar, en según qué casos, aire de la superficie.

Evolución vertiginosa

Ya en 1860 Auguste Denayrouze y Benedict Rouquayrol construyen y diseñan un aparato más ligero que la escafandra, con un depósito metálico de aire comprimido a 30 o 40 atmósferas y un primitivo regulador.

Dos décadas después, Henry Fleuss creaba un equipo que funcionaba con mezclas del 50 al 60 por ciento de oxígeno, que se sumergió durante una hora y cuyo éxito hizo que Siebe Gorman and Co., de Londres, acabara por fabricarlo.

Nos queda la era contemporánea del buceo, pero esta merece el capítulo aparte que, por supuesto, va a tener.

submarinista-1000x288.jpg

Descubriendo un mundo bajo el agua

El submarinismo es uno de las prácticas deportivas relacionadas con el mar que más adeptos atrae, y cuyos aficionados son más incondicionales; aunque hay de todo, pocos son aquellos que gustan del submarinismo y no se convierten en sus fans absolutos y promotores a ultranza. Hoy vamos a dar unas pocas ideas generales sobre el buceo, esperando que a alguien le pique la curiosidad.

Punto a favor: una experiencia inédita para el común de los mortales e incomparable con ninguna otra práctica deportiva, ya que permite adentrarse, físicamente hablando, en un entorno en el que somos extraños: el mar (el azul, que dicen los aficionados). Y eso no deja a nadie indiferente, os lo puedo asegurar. Alguna gente queda automáticamente convertida a la nueva religión.

Sigue leyendo

mar-400x288.jpg

Me detuve frente al mar

Un día me detuve frente al mar y me paré a pensar sobre la cantidad de especies marinas que existían y el hábitat que ocupaban. Me pregunté qué sería lo que se escondía en sus aguas y por qué no experimentar la sensación de nadar como ellos. De sentirme por unos instantes en el fondo del mar,  nadar y nadar y observar las preciosidades que se esconden en esos  fondos.

Días después me propuse sumergirme en las aguas de Calella conocida como la capital turística de la Costa del Maresme (provincia de Barcelona).

Llamé a unos amigos y nos dispusimos a pasar un día totalmente diferente. Cada uno tenía sus miedos pero todos íbamos con la misma ilusión de principiante que, sin saber ni cómo ni dónde, en lo único que pensábamos era en cómo meternos en los apretados y super ajustados trajes de neopreno para poder realizar este deporte.

Momentos inolvidables

Cargados con las botellas y siguiendo cada una de las instrucciones que nos decían, nos dirigíamos hacia la orilla. Una panorámica espectacular. El sol no podía brillar más. Las ganas de cada uno de nosotros se respiraban en el ambiente y cada vez estábamos más cerca de realizar la inmersión.

Siempre recordaré ese momento. Después de muchos intentos de meternos en esos trajes, uno de mis amigos, sintió algo de miedo y decidió no entrar al agua. El deporte tiene que ser algo voluntario y bonito de practicar. Si en ese momento decidió no hacerlo todavía estaba a tiempo.

Cúmulo de emociones

Después de esto, entramos en el agua. Nos pusimos las máscaras de oxígeno y empezamos a sumergirnos hasta el fondo. Pocas veces he experimentado esa sensación, esa emoción. Sensación que te llena. Nunca me imaginé que me fascinara tanto un día cualquiera en el que me puse frente al mar y decidí sumergirme en el mundo del buceo.

Estás como si estuvieras encerrado en otro mundo. Apartado del resto. Te sientes diferente, te sientes como uno más. Sientes curiosidad por todo y piensas en porqué antes no se te había pasado por la cabeza. Muchas sensaciones, en mi opinión, que experimenté la primera vez que me decidí a probarlo.

Sin duda, algo que recomiendo a todo el mundo. Algo difícil de olvidar. Sensación imposible de describir. Miles de sensaciones que te recorren el cuerpo y con ganas de que fuera la próxima para volver de nuevo. Y de repente… fue salir y volver de nuevo a la vida real.