Deportes de Aventura relacionados con: Aventura

triciclo-1000x288.jpg

¿Triciclo sólo para niños?

Te presento un deporte extremo, y te reirás cuando te diga cuál va a ser tus dos únicas herramientas; unas buenas deportivas de goma con una buena suela y un triciclo, se le denomina Trike Racing.

Se celebran muchas carreras de triciclos, pero las únicas que había visto era o en los colegios o las organizadas por los Ayuntamientos para el entretenimiento  y disfrute de los niños y niñas pero no, de las que os estoy hablando es sólo apta para mayores y no para cualquiera además.

Triciclos fugaces

 Se trata de tener un triciclo maqueado porque más que un triciclo parece un pequeño boogie  de tres ruedas y ganas (y mucho valor) , unos amigos que graben tu hazaña y una carretera a ser posible con muchas curvas y grandes pendientes. Cuidado que no lleváis frenos, bueno sí, vuestras zapatillas.

Este deporte se está extendiendo por América, ya ha habido varias personas que han colgado sus rutas con este mini medio de transporte;  Por ejemplo  Davis Graham, que se denomina a sí mismo “El tirachinas humano” y es que este personaje ha llegado a alcanzar los 50km/h lanzándose por una carretera con una bajada impresionante.

También en San Francisco, en la famosa calle Lombard. Conocida por su pendiente y sus peligrosas curvas , cada Domingo de Pascua se celebra esta carrera de Triciclos, os recomiendo el vídeo.  Aunque esta a mi parecer es mucho menos  peligrosa y “sana” que la del tirachinas humano.

Triciclos ecológicos

Aquí en España también se celebran carreras de estas, aunque aquí se realiza  para invitar a las personas a desarrollar alternativas de transporte hermanadas con el  medio ambiente. A mano de la organización “Desafío Cero” y la ONG “La Ruta Solar” se trata de una carrera de Triciclos eléctricos, que se celebrará el próximo 4 de Octubre. Consta de tres pruebas y su fin es el de descubrir un vehículo que sirva como city car.

-“Desafío Cero Andes” : Descenso en el sector de Farelones en la que se pondrá a prueba la potencia del vehículo.

-“Desafío Cero Pacífico”: En Viña del Mar , donde se premiará al vehículo más rápido.

-“Desafío Cero Urbano”: Constará de un recorrido de  42 km por Santiago en que se cada vehículo deberá utilizar la menor cantidad de energía posible.

El vehículo que consiga mejores marcas en estas tres pruebas y sea considerado por su diseño innovador será el ganador de la competición. Si quieres participar hay que rellenar unas bases en desafiocero.com . ¿Te animas?

IMG_1824-1-1000x288.jpg

Destinos para descargar toda la adrenalina (II)

Como comentaba en el artículo anterior comienzan a aparecer cada vez más agencias especializadas en el turismo de aventuras. Con presupuestos adaptados a todos los bolsillos destacan las empresas multiaventura. Destinos que nos ofrecen diferentes actividades que pueden estar acompañadas incluso por la posibilidad de alojarse en un albergue en las mismas instalaciones.

Tirolinas de vértigo, rápidos descensos en canoa,  relajantes paseos a caballo o divertidos combates de Paintball. La oferta es lo suficientemente amplia para que pueda escoger lo que mejor se adapte a sus gustos, su constitución o sus cualidades. O simplemente concentrarlas todas ellas en un fin de semana de aventura. Estas actividades suelen estar al alcance de cualquier persona adulta que no tenga problemas de salud ni limitaciones graves.

Mini cursos de surf para cabalgar en las olas.

Playas como Tarifa o Pantín, son de sobras conocidas por cualquier aficionado al surf ya no de España sino a nivel mundial. Algunas de las escuelas de surf de ambas zonas ofrecen al viajero mini cursos de surf para tomar contacto con un deporte que cuenta con muchos practicantes en las cosas de nuestro país.

Desde tomas de contacto de tres horas hasta cursos algo más completos de una semana. Podrá elegir lo que más le convenga y vivir la experiencia de subirse a una tabla flotando sobre el mar. Mantenerse sobre ella será mucho más complicado, sobre todo si el mar está agitado por olas que nos dificultarán aun más el precario equilibrio que podamos lograr en nuestros primeros intentos.

Conducir un quad o un 4×4.

Si prefiere sentir la tierra bajo sus pies, o mejor aun bajo sus ruedas, entonces es probable que lo suyo sea una ruta en quad o en 4×4. Los quads o buggys son vehículos de muy sencillo manejo que se aprenden a controlar rápidamente. Resultan ideales para rutas por el campo o por el monte y nos permiten disfrutar de la naturaleza y el aire libre mientras conducimos.

Los bosques eternamente verdes de Galicia, la amplia sierra de Madrid o los mágicos paisajes de Granada son solo tres ejemplos de los variados tipos de rutas por las que podrá optar sin salir del territorio nacional. Muy cerca de nuestras fronteras tenemos las fascinantes rutas por el desierto de Marruecos y de Túnez, que nos harán sentir la magia de la arena africana sin alejarnos demasiado de casa.

Orientación-deporte-de-búsqueda-2-616x288.jpg

Orientación, deporte de búsqueda

Seguramente a los que no habéis estado en los scouts o cualquier otro grupo montañés no os suene mucho este tipo de actividades, la que se desarrollaban para conseguir un manejo y conocimiento de los medios naturales. Lo que favorecía a que los más pequeños desarrollaran el sentido de orientación y así evitar que se pierda o busquen un camino de regreso.

Aunque puede que te sorprenda este tipo de prácticas, que muchos relacionamos como yincanas, vienen influenciadas por un deporte original de los países escandinavos, el cual se creó como ejercicio y entrenamiento militar. El cual consiste en buscar y visitar un número determinado de puntos marcados sobre el terreno, en el menor tiempo posible. Con la única ayuda de un plano y una brújula.

Historia

Este deporte pertenece a la Federación Internacional de Orientación (IOF). Siendo el primer campeonato del mundo en 1966. Celebrándose cada dos años hasta el 2003, año en el cual se cambió el reglamento y paso a ser una competición anual.

¿Cómo se organizan las carreras?

Para empezar este tipo de prácticas se suelen hacer en terrenos boscosos y de varios planos. Aunque lo común es que se desarrollen en solitario, también se pueden hacer en grupos, sobre todo cuando hablamos de gente inexperta o de corta edad.

El planteamiento es el siguiente, dar a cada participante un plano con unos puntos marcados que encontrar, con la única ayuda de una brújula para encontrarlos y con el agravante de que es una carrera a contra reloj, siendo el que primero lo consiga el que gane.

Cada punto al que consiga llegar, una persona de la organización picara con un perforador cada uno de los puntos a alcanzar, cada una estará en uno, lo que indicará que no se ha saltado ningún punto del recorrido.

Para ganar tiempo se ha inventado la práctica del Sportident, un aparato electromagnético permite una gran rapidez de picada y saber a tiempo real por donde está pasando el jugador. Cada vez que se pique el aparato dará una vibración al participante, para indicarle que ya ha llegado al punto.

La dificultad además de lo complicado que resulta no perderse en el intento y mantener siempre el sentido de orientación, es que hay que trazar la propia ruta a seguir y que resulte la mejor y más rápida. Por lo que resulta una actividad muy completa.

Diferentes categorías y variantes

Actualmente existen varios tipos de modalidades dependiendo del medio en el que se desarrolle la Orientación. El más habitual es hacerlo a pie, aunque también se puede hacer a bicicleta o en esquís, ideal para practicarse en pista de esquís o alta montaña. A  su vez también se ha amoldado este deporte adaptándolo a minusválidos, que recibe el nombre de Trail-O.

 

file0001025027371-1000x288.jpg

Destinos para descargar toda la adrenalina (I)

Los viajes de aventura son una opción cada vez más de moda entre aquellos a los que les gusta probar cosas nuevas o disfrutar de los hobbies más atrevidos. Desplazarse para poder realizar un bautizo de buceo, disfrutar de un vuelo en parapente, surcar las aguas sobre una tabla o correr en un 4×4 es algo cada vez más común y más solicitado en las agencias de viajes. Incluso algunas se han especializado en escapadas de aventura.

En grupo o en pareja son muchos los que planifican sus vacaciones de modo que les permitan disfrutar de una experiencia diferente que les proporcione una buena dosis de emoción extra y una cosa más que tachar de las famosas listas de “cosas a realizar antes de…”. En ocasiones estas actividades se enmarcan dentro de unas vacaciones convencionales y otras veces son el único objetivo del desplazamiento.

Los bautizos de buceo más hermosos de España.

El mar mediterráneo es el más contaminado del mundo. Pero es tal su magia que aun así conserva una flora y fauna los suficientemente llamativa como para convertirlo en un destino de turismo para buceo. Los amantes de este deporte ya tienen sus propios viajes organizados a lugares adecuados para realizar sus rutas. Pero aquellos que se sienten atraídos por la idea pero aun no se han atrevido a llevarla a cabo pueden experimentar la sensación mediante un bautizo de buceo.

Se trata de una corta inmersión en la que una persona, asistida en todo momento por un buceador experimentado y en una zona de poca profundidad, puede enfundarse en un neopreno y bucear durante unos minutos con botella. Cabo de Palos es uno de los destinos más bonitos para vivir esta inolvidable experiencia.

Surcando los cielos con las aves.

No es necesario hacer un curso para poder volar en parapente. Se puede disfrutar de un vuelo de iniciación en un biplaza, donde se irá acompañado por un profesor que será quien controle todo el vuelo. Usted tan solo deberá de acomodarse y disfrutar del paisaje desde un punto de vista privilegiado que solo unos pocos llegan a contemplar.

Castejón de Sos en el Valle del Benasque es probablemente uno de los lugares más bonitos para realizar uno de estos vuelos, aunque son muchos los paisajes de España que se pueden visitar desde las alturas. En Tenerife también hay numerosos clubs de parapente que ofrecen la oportunidad de realizar un vuelo acompañado a los viajeros más curiosos.

GoPro_Hero_3_Black_Edition-1000x288.jpg

Vive la aventura y grábala con una GoPro

Practicar un deporte de aventura o extremo está muy bien, pero grabarlo está… ¡mucho mejor! Y es que si te vas a tirar de un puente o a descender los rápidos del río más bravo una de las cosas más interesantes que puedes hacer es guardarlo para la posteridad.

Hay diversas formas de grabar un deporte y hacerlo puede ser casi tan divertido como practicarlo. Si tienes una cámara de vídeo normal puedes dejarla grabando mientras practicas algún deporte o podéis grabaros los unos a los otros, pero lo que realmente va a gustar y a hacer disfrutar a todo el mundo es la cámara en primera persona. Sigue leyendo

escalada1.jpg

Escalada, solo tienes que proponertelo!

Si te has propuesto en serio tomarte la escalada como tu próximo reto deportivo, deberás igualmente saber de antemano todo lo que tiene que ver con este deporte de altas alturas…pues el conocimiento nos da unas herramientas necesarias en este tipo de deportes de aventura… donde el protagonista eres tú.

Tipos de escalada según el medio que se practica

Cuando la escalada es en interior, se le llama rocódromo y consistirá en la ascensión de paredes artificiales a mano y a cuerda. Cuando la escalada es en roca, conlleva los peligros del medio exterior. La escalada en hielo, es la que se hace en grandes paredes de hielo, y en ocasiones hielo y piedra. La escalada que se llama psicobloc, es la que consiste en realizar escalada sin cuerdas en acantilados sobre el mar o lagos.

La escalada clásica: adentrándonos en las alturas

Puesto que seguramente te acabas de decidir por probar este deporte, tal vez yo pensaría que antes de una escalada deportiva (donde te vas o te van a poner grandes retos), pues empezar por una escalada clásica, tal vez esta podría ser la mejor opción para comenzar a realizar este deporte.

Este tipo de escalada va a consistir en subir paredes de roca, u otros relieves que nos proporcione la naturaleza, empleando métodos de aseguramiento recuperable casi completamente y la posibilidad de realizar medios artificiales. Este tipo de escalada es la más utilizada por los escaladores, y la más tradicional.

Aunque pongas de anclajes y seguros para escalar, igualmente has de poseer una enorme condición física para hacerlo, aunque también debemos considerar que hay una parte mental que también tenemos que tener muy en forma para poder escalar una montaña o superficie.

La escalada deportiva: para aventureros intrépidos

La escalada deportiva es aquella que utiliza anclajes seguros en superficies sin grietas. Esta escalada se centra más en la técnica o en algunos pasos más complicados, para aprender técnicas más avanzadas. Donde más se hace este tipo de escalada es en rocódromos, que son paredes artificiales que se hacen dentro de un centro y en la que no hay grietas y lo soportes para ayudarnos a subir ya están fijados.

La escalada libre: para espíritus libres

Es conocida como una de las modalidades más emocionantes. La escalada libre requiere constancia, y gran fortaleza física y mental. En esta modalidad solo se utilizan las manos y los pies como único elemento para escalar. Es recomendable utilizar el casco y los pies de gato que es un calzado que se coge muy bien a la forma del pie y la suela especial hace que no pueda atravesarnos ningún material. Para hacer este tipo de escalada hace falta mucho entrenamiento y muchos conocimientos de escalada, no es apto para hacerlo la primera vez.

Páginas de interes relacionadas con la escalada

http://www.escaladabarcelona.com/ si eres de Barcelona o vives cerca esta pagina te habla sobre las actividades que se hacen cerca de Barcelona

http://www.escaladamadrid.com/ Si en cambio eres de Madrid o cercanías, esta es la página donde te vas a poder informar

http://corunhaescalada.blogspot.com.es/ Blog sobre todas las escaladas o información sobre la actividad en Galicia, y en especial deLa Coruña

Valores-500x288.jpeg

Valores

En esta ocasión no vamos a describir un deporte concreto, porque vamos a referirnos a todos. Existe algo común a cualquier deporte, pero que posiblemente se acentúe en los de aventura. Se llama “valores”. Sí: es cierto que no sólo en el deporte se viven los valores, sin embargo, es una de las mejores formas de hacerlo y de inculcarlos.

No nos engañemos: la norma general dicta que en nuestra sociedad posmoderna, televisiva y sideral (los adjetivos, en este caso no son un mero adorno) el valor supremos es el éxito al precio que sea. Está muy bien participar, pero hay que ganar para ser felices.

Valores

Hemos invertido la escala de valores que se nos proponía como camino hacia la felicidad, sin darnos cuenta de que esta nueva nos hace más miserables, por mucho dinero que nos aporte. Que el triunfo en sí mismo, el dinero, el placer… son trofeos de aire, medallas de chocolate si no hay “algo más” detrás.

Ese “algo más”, que sí podría ser un objetivo en sí mismo, son los valores que conlleva el deporte:

No es el único camino, pero es uno de los buenos

Porque es muy difícil que una persona sea feliz en soledad, y el deporte enseña el valor de trabajar en equipo. Es inimaginable descender un río sin la colaboración de todos cuantos viajan en la barca.

Porque los logros sin esfuerzo, sin saber qué es el reto, el fracaso y la superación personal son dulces, pero no tanto como alcanzarlos después de haber sudado, después de que nos duelan las  piernas –metafóricamente o no- por lo duro del camino, el deporte nos enseña a romper las barreras propias, a convertir el miedo en un aliado y el dolor en un amigo íntimo. De eso saben mucho los ciclistas o los montañeros, por poner un ejemplo.

Mucha gente, pocas personas

Porque podemos poseer el mundo que, sin amigos, sin amor, parafraseando el escrito evangélico, somos campanas vacías, cualquier deporte nos enseña a querer a quien está a nuestro lado, a valorarlo. Nos enseña cuanto vale lo que poseemos pero, sobre todo cuanto vale una mano amiga. Quien se ha perdido en un bosque y ha oído, cuando estaba a punto de anochecer, una voz llamando su nombre, sabe de qué hablamos.

No se trata de tomar, sin criterio, lo que nos ofrece y a veces exige la sociedad, se trata de detenernos, pensar, sentir. Recordar que somos personas. Resolvamos el problema que el gran Quino planteaba en boca de Mafalda: “En el mundo hay demasiada gente y pocas personas”.

La respuesta se llama “valores”, y uno de los caminos más efectivos es el deporte, de aventura o no.

Windsurfing-500x288.jpg

Windsurfing

Un día, a alguien se le ocurrió que sería divertido jugar con dos elementos a la vez: el viento y las olas. En otro momento seremos más concretos, pero es que, como inicio para un artículo sobre un deporte de aventura, éste nos gustaba más.

El windsurfing es un deporte de superficie acuática que combina el surf y la navegación. Se practica sobre una tabla de entre dos y tres metros en entre 60 y 250 litros de volumen, a la que se aplica una vela para aprovechar a fuerza del viento.

Windsurfing

Estos elementos se conectan a través de una juntura que rota 360º y que va unida al mástil, del que, a su vez sale una barra-asidero por ambos lados de la vela. Vela que, por cierto, presenta una superficie de entre 2,5 y 12 metros cuadrados.

Un poco de Historia

Ahora sí: camuflada en el medio del texto, algo de Historia. La creencia más extendida sitúa su origen 1965, cuando S. Newman Darby inventaba la “tabla de navegación” para usarla en el río Susquehanna, en Pennsylvania, Estados Unidos. Aunque no se le ocurrió que debía patentarla.

Era 1964 cuando Darby empezaba a vender sus tablas y 1965 cuando en la revista Popular Science escribía un artículo promocional sobre ellas. Como el invento de Darby incorporaba un anillo pivotante, en lugar de giratorio, éste sufría todas limitaciones asociadas que el sentido común nos indica que sufría si lo comparamos con las tablas actuales.

Una maniobra olvidada

Se manejaba el artilugio con la espalda hacia la parte de sotavento de la vela en forma de cometa. El artículo de Popular Sciece decía: “…you can learn to master a type of manoeuvering that’s been dead since the age of the picturesque square riggers”. Traducido: “… usted puede aprender a dominar un tipo de maniobra que lleva muerto desde la era de los pintorescos aparejos cuadrados”.

Puede decirse que el windsurfing amalgama la cultura relajada del surf y la más formal de la vela, aunque también podríamos hablar de este deporte como una versión minimalista de a vela. Pero, en realidad, cabalgar las olas sobre una tabla ayudado por el viento ofrece una serie de sensaciones que están fuera del alcance de cualquier regatista:

Los “winsurfers” pueden saltar dar volteretas, realizar maniobras giratorias y una amplia gama de movimientos “freestyle” que, desde luego no puede siquiera soñarse que se hacen con un barco. Es más, los practicantes de este deporte fueron los primeros en cabalgar sobre las olas más grandes de mundo, ya que la idea de éste surgía antes que la del surf.

Sin-título-127-500x288.jpg

“Otra forma de moverte” en Alcalá de Henares

La mayoría –en la que me incluyo- de quienes leemos esto seríamos incapaces de correr un kilómetro a buen ritmo. Y se dan, al menos, dos factores para que sea así: de un lado la pereza (eso de la falta de tiempo y similares son excusas ya muy manidas), y de otro el estilo de vida al que se nos obliga, extremadamente sedentario.

Pero el problema no es que seamos incapaces de mantener un esfuerzo constante durante cuatro minutos (al fin y al cabo, nadie tiene por qué perseguirnos para que nuestra integridad dependa de nuestra capacidad aeróbica). El problema es que el sedentarismo afecta negativamente a nuestra salud.

Por tal motivo, el Programa Municipal de Ocio Saludable para jóvenes “Otra Forma de Moverte”, organizado desde las Concejalías de Juventud y Salud del Ayuntamiento de Alcalá de Henares incide en la necesidad de hacer ejercicio de forma regular, de modo que nuestro organismo y nuestra psique se vea beneficiados por él.

No sólo pensar: también es importante moverse

Pero el programa no sólo se queda en los consejos y en los razonamientos: “Otra Forma de Moverte” propone ideas de ocio deportivo, como la del 2 de marzo, una tarde dedicada a quienes han querido enfrentarse a las pistas de nieve del complutense Centro Comercial Xanadú. Se trataba de aprender y promocionar la práctica de los deportes de nieve en un entorno en el que todo está pensado para la diversión individual y en grupo.

A través de un acuerdo firmado con el referido centro comercial, el programa a ofrecido a un grupo de 40 jóvenes de entre 14 y 25 años pasar una tarde distinta. La idea es que quienes se apuntaran recibieran una clase de snow board –el deporte extremo con más adeptos en el mundo-.

Nieve para todos los gustos y niveles

Los participantes también disfrutaron de una sesión de snow fun, con distintos juegos en la nieve de las pistas alcalaínas. Y, como no podía ser de otra forma, los primeros contactos de los jóvenes con la nieve se realizarán mediante el snow kids, variante pensada para tal fin.

Hay que añadir que tanto el transporte hasta Xanadú, como las clases y el uso de las instalaciones han sido gratuitas para los usuarios del Centro. De esta forma, sólo tendrían que llevar los guantes. Eso sí: debido a las pocas plazas ofertadas y a la gran demanda, los participantes se han visto obligados a inscribirse vía correo electrónico.

4211625321_776345354b-350x288.jpg

Una charla de padre a hijo

– Papá: ¿por qué estamos aquí?

– ¿No te gusta?

– Claro: es muy bonito, pero estoy muy cansado.

– ¿Sólo cansado?

– Bueno…

– Piénsalo bien: ¿cómo te sientes?

– Bien, cansado, pero satisfecho.

– ¿Satisfecho?

– Es… es otra cosa. Después de dos días de caminar bajo la lluvia, por caminos embarrados, con ramas y zarzas cortándome la piel y los pies agrietados de la humedad, debería estar enfadado, pero no lo estoy. Es… lo contrario del enfado.

422 - Stars Texture

– ¡Vaya! Es la primera vez desde hace treinta años que me diriges tantas palabras seguidas.

– Papá, yo…

– No. Calla. Lo que me vas a decir ahora no es necesario.

– Pero quiero hacerlo. Me equivoqué. Y fue por mi orgullo, por mi soberbia, por lo que no quise hablarte. Tenías razón, papá…

– No es momento de lloros, hijo. Tus disculpas estaban aceptadas desde hace ya muchos años.

– Entonces, este viaje, esta caminata por senderos que no imaginaba siquiera que existiesen…

– He querido hacerte un regalo.

– ¡Un regalo! Después de todo lo que ha pasado, me haces un regalo. No has cambiado… ni quiero que lo hagas.

– Bueno, en lo que tampoco he cambiado es en que no me he gastado mucho. Y en que el regalo es útil.

– (…)

– Túmbate. Boca arriba.

– (…)

– Ése es mi regalo.

– Entiendo. Y me encanta. Los días de oficina, las prisas, el móvil, el no ver a la familia más que cundo duermen…

– Los mismos errores que cometí yo.

– No, papá, tú…

– Yo era como tú. Nunca salimos a la montaña; aprendiste a pescar con tus amigos y a andar en bicicleta  con mi padre. Nunca estuve más que como una especie de cajero automático…

– No: no es así. Gracias  que me lo permitías pude explorar el mundo yo solo ¿Recuerdas aquellas cuevas cerca de casa de los abuelos? Allí fue donde empezó a gustarme la espeleología… Meterme en cuevas, como los trogloditas, decías. Sin embargo, me dejaste aprender a desenvolverme.

– No: no te seguía, no me preocupaba, porque mis prioridades eran otras, y ese fue mi pecado.

– Pero…

– Déjalo: no quiero que discutamos ahora. Te pido perdón y espero que sepas perdonarme.

– Claro que sí, pero, ¿por qué ahora?

– Porque no podía irme sin regalarte la paz que sientes ahora mismo

– ¿La paz…? ¿Irte? ¿Adonde?

– A donde ningún sendero que quiera que recorras te llevará. Llama a tu madre. Está destrozada: encontraron mi cuerpo hace tres días…