Deportes de Aventura relacionados con: Aventura

Pasear-en-globo-un-soplo-de-aire-fresco-600x288.jpg

Pasear en globo, un soplo de aire fresco

Desde el principio de los tiempos volar ha sido una de las aspiraciones del ser humano. Todos conocemos historias de la mitología y de los cuentos en las que semidioses o simples humanos surcan los cielos.

Todas las culturas de la historia han encontrado la manera de volar gracias a aparatos mágicos, seres alados, inventos maravillosos… demostrando que el deseo de volar es universal y trasciende todos los espectros culturales y temporales.

Desde hacernos unas alas con plumas pegadas con cera, como Ícaro, hasta montar en un caballo alado, como Pegaso, en una alfombra voladora, como Aladino, o en escobas, como cualquier bruja que se precie, hemos intentando descubrir cómo alzar los pies del suelo y surcar los aires.

La necesidad de volar

Uno de los primeros en diseñar un aparato volador fue, como ya sabemos, Leonardo, pero no fue hasta 1782 cuando a los hermanos Montgolfier se les ocurrió la idea del globo aerostático.

La idea de que el aire caliente es más liviano se les ocurrió observando el humo de una hoguera y fue entonces cuando la posibilidad de elevarse en un globo de aire caliente empezó a tomar forma.

La primera demostración

El 4 de junio de 1783 los hermanos hicieron una demostración en un mercado francés con un globo aerostático de 10 metros de diámetro. Lo situaron encima de un pequeño fuego y el aire caliente lo elevó.

En septiembre lo repitieron en Versalles ante la corte con una tripulación formada por un gallo, un pato y una oveja. Luis XVI, María Antonieta y toda la gente congregada quedaron anonadados. Pero fue el 21 de noviembre de 1783, cuando Jean-François Pilâtre de Rozier, ayudante de los Montgolfier, tripuló el primer vuelo libre en globo.

Por fin el hombre había conquistado el cielo…

19 días, 21 horas y 55 minutos tardó el Breitling Orbiter III en dar la primera vuelta el mundo, el 21 de marzo de 1999. Este globo aerostático iba tripulado por Brian Jones y Bertrand Piccard y culminó su viaje sin escalas.

Desde entonces hasta ahora el vuelo en globo ha variado poco. Se han modernizados los materiales, usando materiales más ligeros y mejores combustibles, pero la esencia es la misma: una barquilla, una fuente de calor y un globo lleno de aire caliente.

Gran variedad de ofertas

La industria de los viajes en globo ha resurgido en la última década con el auge de los deportes de aventuras, y ahora podemos encontrar numerosas ofertas, desde exibiciones en las que únicamente ascenderemos en vertical manteniendo unida la barquilla al suelo mediante sujecciones con cuerdas, hasta grandes viajes en globo atravesando paisajes impresionantes.

Podemos hacer turismo desde el aire, planeando por encima de las ciudades mientras el guía nos va indicando los monumentos que divisamos en nuestro paseo, realizar rutas de varios días pernoctando en tierra, o regalar un paseo romántico en globo a nuestra pareja.

11-500x288.jpg

El monopatín, ¿deporte de aventura? (I)

Por supuesto ¿O sólo íbamos a disfrutar de los deportes de aventura en las montañas, ríos, bosque y entornos en los que la Naturaleza aún no ha perdido por completo la batalla con el ser Humano? La ciudad también puede ser una fuente de descubrimientos y un acicate para la superación tanto física como espiritual.

Como, quien más quien menos, sabe de las necesidades para practicar este deporte, como a todos nos suena su origen como descendiente directo del surf, vamos a dejar de un lado las condiciones físicas requeridas, los materiales de seguridad que hemos de vestir (básicos, aunque no los mencionemos) y nos centramos en la parte espectacular de este deporte.

Vamos a hablar de algunos de los trucos que el skater, sobre todo del que practica el estilo “callejero”. Tiempo habrá de estudiar otros trucos y estilos, de momento, comenzamos con los trucos base de flip.

Empezamos con lo básico

El primero a que nos referiremos es el “Ollie”, el básico del skate que, una vez dominado resulta el punto de partida para casi todas las demás maniobras. Para ejecutar un “Ollie”, situamos un pie en la cola y el otro donde se ven los tornillos que sujetan el eje delantero, ambos mirando “hacia fuera” de la tabla. Pisamos fuerte sobre la cola y a la vez saltamos, tratando de equilibrar el monopatín en el aire, elevado por el impulso de la patada.

Vamos ahora con un “50-50” o “Fifty-fifty”. Se llama así a deslizarse por un borde (barandilla, pasamanos…) con un eje de la tabla en cada uno de los lados. Si el eje delantero se levanta y se supera tal obstáculo deslizándose por el trasero, estaremos hablando de un “5-0”.

En el “medio huevo”

Nos vamos ahora hacia un half-fpipe o medio huevo. Esa rampa doble convergente destinada para que los skaters exploren sus límites: aquí vamos a realizar un “Lip”, o lo que es lo mismo, que el patinador intente mantenerse cuanto pueda en equilibrio en una determinada postura en el coping o borde metálico superior.

No podemos dejarnos atrás el “Grab”, cualquier ejercicio en el que se agarra la tabla en el aire. Según por donde se sujete, se llamará de una u otra forma. Por ejemplo, sujetar la tabla por el medio se denomina Melongrab.

Nos faltan los flip, los shove-it y algún que otro truco sólo para unos (muy) pocos… Dejamos lo mejor para el próximo post.

4211625321_776345354b-350x288.jpg

Una charla de padre a hijo

– Papá: ¿por qué estamos aquí?

– ¿No te gusta?

– Claro: es muy bonito, pero estoy muy cansado.

– ¿Sólo cansado?

– Bueno…

– Piénsalo bien: ¿cómo te sientes?

– Bien, cansado, pero satisfecho.

– ¿Satisfecho?

– Es… es otra cosa. Después de dos días de caminar bajo la lluvia, por caminos embarrados, con ramas y zarzas cortándome la piel y los pies agrietados de la humedad, debería estar enfadado, pero no lo estoy. Es… lo contrario del enfado.

422 - Stars Texture

– ¡Vaya! Es la primera vez desde hace treinta años que me diriges tantas palabras seguidas.

– Papá, yo…

– No. Calla. Lo que me vas a decir ahora no es necesario.

– Pero quiero hacerlo. Me equivoqué. Y fue por mi orgullo, por mi soberbia, por lo que no quise hablarte. Tenías razón, papá…

– No es momento de lloros, hijo. Tus disculpas estaban aceptadas desde hace ya muchos años.

– Entonces, este viaje, esta caminata por senderos que no imaginaba siquiera que existiesen…

– He querido hacerte un regalo.

– ¡Un regalo! Después de todo lo que ha pasado, me haces un regalo. No has cambiado… ni quiero que lo hagas.

– Bueno, en lo que tampoco he cambiado es en que no me he gastado mucho. Y en que el regalo es útil.

– (…)

– Túmbate. Boca arriba.

– (…)

– Ése es mi regalo.

– Entiendo. Y me encanta. Los días de oficina, las prisas, el móvil, el no ver a la familia más que cundo duermen…

– Los mismos errores que cometí yo.

– No, papá, tú…

– Yo era como tú. Nunca salimos a la montaña; aprendiste a pescar con tus amigos y a andar en bicicleta  con mi padre. Nunca estuve más que como una especie de cajero automático…

– No: no es así. Gracias  que me lo permitías pude explorar el mundo yo solo ¿Recuerdas aquellas cuevas cerca de casa de los abuelos? Allí fue donde empezó a gustarme la espeleología… Meterme en cuevas, como los trogloditas, decías. Sin embargo, me dejaste aprender a desenvolverme.

– No: no te seguía, no me preocupaba, porque mis prioridades eran otras, y ese fue mi pecado.

– Pero…

– Déjalo: no quiero que discutamos ahora. Te pido perdón y espero que sepas perdonarme.

– Claro que sí, pero, ¿por qué ahora?

– Porque no podía irme sin regalarte la paz que sientes ahora mismo

– ¿La paz…? ¿Irte? ¿Adonde?

– A donde ningún sendero que quiera que recorras te llevará. Llama a tu madre. Está destrozada: encontraron mi cuerpo hace tres días…

ssx-the-art-of-flight1-566x288.jpg

“The Art of Flight”, ahora en 3D

Imagina poder visitar a los mejores mantos de nieve del mundo. Lugares como la Patagonia, Canadá o Alaska. Poder coger tu tabla de snowboard y deslizarte por las laderas de parajes casi inaccesibles. Y todo esto sentado en la butaca de un cine.

Ya en 2011 pudimos disfrutar de la película documental, sobre el snowboard más extremo, “The Art of Flight”. Un film ya de muy alta calidad entonces, patrocinado por Red Bull. Rodado tras el éxito de su antecesora “That´s It, That´s All”, estrenada en 2008. Tenemos la ocasión de volver a ver  la película de una forma aún más realista, en 3D.

La aventura

Dirigida por Curt Morgan y producida por Brain Farma y Red Bull Media House (la casa Red Bull no podía faltar en un proyecto así). “The Art of Flight”, en castellano “El Arte de Volar”, es una película con carácter documental, que combina acción, aventura y drama a partes iguales.

Un trabajo de precisión y tecnología de filmación avanzada que captura las locuras sobre la nieve del ya icono del snowboard, Travis Rice y sus compañeros en la belleza de las montañas.

Tres años de duro trabajo

Un trabajo exhaustivo de 3 años que combina la narración con la acción deportiva y la música con las imágenes, hasta crear una atmosfera magia, que emotiva a cualquier espectador.

Rodada entre Canadá, Alaska, La Patagonia, Australia, Wyoming, Eumanía, Chile y Argentina. Una  ocasión única para los amantes de este deporte extremo y un verdadero espectáculo para los amantes de la naturaleza. Imágenes de la naturaleza más salvaje, su fauna y sus accidentes geográficos, que bien podían haber salido de cualquier reportaje de National Geografic.

Y esto es debido los impresionantes planos muy bien definidos, cámaras congeladas que nos hace poder disfrutar y no perdernos ningún pequeño detalle. Y ahora con la opción de poder ver este trabajo en una versión más real, gracias al formato 3D, será como si hubieras formado parte del equipo extremo.

Los especialistas

Como ya hemos dicho, la lista de los especialistas la encabeza por el archiconocido Travis Rice, pero le acompaña figuras del snowboard como Troy Blackburn, Jeremy Jones, Mark Landvik, Terje Haakonsen, Nicolas Müller, Scotty lago, Pat Moore, John Jackson, Danny Kass y jake blauvelt.

Un elenco de aventureros que no desaprovecharon la ocasión de poder vivir una experiencia tan brutal, a través de tan diversos lugares del globo terrestre. No dudando, incluso siendo capaces de saltar desde el mismo helicóptero en marcha para surcar las blancos y casi vírgenes terrenos empinados por donde deslizarse y, literalmente, dejarse llevar.

Mirando-a-la-cima-640x288.jpg

Mirando a la cima

Deberían dolerme todos los músculos del cuerpo. Deberían estar ardiéndome los pulmones. Debería sentirme morir… Y sin embargo me siento vivo. Estoy a casi nueve kilómetros en vertical sobre el nivel de mar. En este momento, ningún ser humano que tenga los pies en el suelo pisa más alto que yo.

Han valido la pena estos años de deseo, de entrenamiento, los tres intentos frustrados, el haber sentido las manos de la muerte apretándome la garganta otras tantas veces. Ha valido la pena casi todo.

He visto lo que pocos seres humanos han visto y algunas cosas que nadie debería ver jamás, como los cuerpos sin vida de aquéllos a los que el Everest les niega la gloria, o el derecho de regresar. Se quedan aquí arriba, donde no hay bacterias que los descompongan. Alguno, a muy pocos metros de la cumbre.

Una amante cruel

¿Qué pensaría ese pobre tipo que quiso llegar hasta aquí sin la ayuda de las bombonas de oxígeno y cayó, exhausto y derrotado, apenas a cien pasos de donde yo estoy ahora mismo? La montaña, madre, amorosa catapulta a la gloria para unos y venenosa mamba negra que se revuelve, letal, contra quien la molesta para otros, ¿qué pensaría?

Porque estoy seguro de que este monte, esta fortaleza caprichosa, piensa y siente. Es sólo que no sabemos entender lo que nos dice ¿Sonríe, benévolo, ante unos y se alza infranqueable ante otros? ¿Tal vez reparte gloria y muerte al azar y, como un toro, trae dinero y fama en su lomo pero sólo para quien sepa evitar sus astas?

Mirando al cielo

Vuelvo mis ojos a ese cuerpo conservado en un ambiente más frío y aséptico que el más cuidado de los laboratorios. Mira hacia aquí, con los ojos cerrados por unos dedos piadosos que los sostuvieron hasta que los treinta grados bajo cero helaron y soldaron los párpados.

Kathmandu , Nepal,Himalayas,Everest

Mira hacia aquí, no hay duda. Murió sabiendo que no alcanzaría la meta. Que todos sus esfuerzos, el frío, los terribles dolores, la laxitud muscular y otras privaciones que en aras de la dignidad de lo que antes fue una persona me guardo, pues yo sé lo que es olerte y no soportar tu propio olor, murió, digo, sabiendo que todo fue en vano.

Despacio, pues a estas altitudes no puede uno moverse de otra forma, abandono la cumbre. Sé que la subida da la gloria, pero que el mayor peligro se encuentra en la bajada. Paso al lado del cuerpo, me agacho junto a él y le palmeo el hombro.

Lento regreso a la vida

El viento arrastra de acá para allá envoltorios de basura de todo tipo y pienso por qué la montaña dejó pasar a domingueros de las alturas, permitiendo que volvieran para que el mundo siga siendo así de insulso, mientras a quien la retó cara a cara lo hizo morir cuando ya tenía la cumbre a una distancia poco mayor que cruzar una avenida.

Continúo bajando.

escalada1.jpg

Escalada, solo tienes que proponertelo!

Si te has propuesto en serio tomarte la escalada como tu próximo reto deportivo, deberás igualmente saber de antemano todo lo que tiene que ver con este deporte de altas alturas…pues el conocimiento nos da unas herramientas necesarias en este tipo de deportes de aventura… donde el protagonista eres tú.

Tipos de escalada según el medio que se practica

Cuando la escalada es en interior, se le llama rocódromo y consistirá en la ascensión de paredes artificiales a mano y a cuerda. Cuando la escalada es en roca, conlleva los peligros del medio exterior. La escalada en hielo, es la que se hace en grandes paredes de hielo, y en ocasiones hielo y piedra. La escalada que se llama psicobloc, es la que consiste en realizar escalada sin cuerdas en acantilados sobre el mar o lagos.

La escalada clásica: adentrándonos en las alturas

Puesto que seguramente te acabas de decidir por probar este deporte, tal vez yo pensaría que antes de una escalada deportiva (donde te vas o te van a poner grandes retos), pues empezar por una escalada clásica, tal vez esta podría ser la mejor opción para comenzar a realizar este deporte.

Este tipo de escalada va a consistir en subir paredes de roca, u otros relieves que nos proporcione la naturaleza, empleando métodos de aseguramiento recuperable casi completamente y la posibilidad de realizar medios artificiales. Este tipo de escalada es la más utilizada por los escaladores, y la más tradicional.

Aunque pongas de anclajes y seguros para escalar, igualmente has de poseer una enorme condición física para hacerlo, aunque también debemos considerar que hay una parte mental que también tenemos que tener muy en forma para poder escalar una montaña o superficie.

La escalada deportiva: para aventureros intrépidos

La escalada deportiva es aquella que utiliza anclajes seguros en superficies sin grietas. Esta escalada se centra más en la técnica o en algunos pasos más complicados, para aprender técnicas más avanzadas. Donde más se hace este tipo de escalada es en rocódromos, que son paredes artificiales que se hacen dentro de un centro y en la que no hay grietas y lo soportes para ayudarnos a subir ya están fijados.

La escalada libre: para espíritus libres

Es conocida como una de las modalidades más emocionantes. La escalada libre requiere constancia, y gran fortaleza física y mental. En esta modalidad solo se utilizan las manos y los pies como único elemento para escalar. Es recomendable utilizar el casco y los pies de gato que es un calzado que se coge muy bien a la forma del pie y la suela especial hace que no pueda atravesarnos ningún material. Para hacer este tipo de escalada hace falta mucho entrenamiento y muchos conocimientos de escalada, no es apto para hacerlo la primera vez.

Páginas de interes relacionadas con la escalada

http://www.escaladabarcelona.com/ si eres de Barcelona o vives cerca esta pagina te habla sobre las actividades que se hacen cerca de Barcelona

http://www.escaladamadrid.com/ Si en cambio eres de Madrid o cercanías, esta es la página donde te vas a poder informar

http://corunhaescalada.blogspot.com.es/ Blog sobre todas las escaladas o información sobre la actividad en Galicia, y en especial deLa Coruña

Senderismo-almas-que-se-ensanchan-500x288.jpg

Senderismo: almas que se ensanchan

Se trata de uno de los deportes más baratos que pueden practicarse, de los de menor riesgo –si se practica con un mínimo de sentido común y de los que mayor satisfacción física y espiritual pueden proporcionarnos: el trekking o, dicho en castellano, senderismo.

Para definir la actividad, recurrimos a Wikipedia: “especialidad del montañismo, es una actividad deportiva no competitiva que se realiza sobre caminos balizados y homologados por el organismo competente en cada país”.

Senderismo

Se trata de que nos acerquemos a la Naturaleza usando una serie de rutas marcadas que suelen coincidir con viejos caminos, cañadas reales y diferentes senderos que nos acercan a la cultura natural y social de una determinada zona.

Requisitos para una ruta senderista

Normalmente, antes de homologarse un sendero, se le exigen ciertos requisitos, como pueden ser que sea apto para la gran mayoría de la población, transitable todo el año o que signifique la recuperación de antiguos caminos frente a las estructuras modernas.

Otra de las exigencias para que se homologue una ruta es la de que posea interés histórico, paisajístico, medioambiental o etnográfico. Además, el camino en sí, junto con los promotores ha de incentivar la actividad senderista en la zona.

En cuanto a la orografía, no debe presentar grandes desniveles ni ascensos demasiado prolongados. Tampoco debe ascender a zonas montañosas complicadas. Por otra parte, la ruta senderista no transitará por zonas con coches o lugares que en condiciones normales presenten algún riesgo.

Un camino para todos

Del mismo modo, el camino no requerirá técnicas, conocimientos o materiales especiales y estará señalizado debidamente con el sistema oficial del país. Finalmente, para homologar una ruta senderista, ésta contará con una topoguía que describa el camino y sus puntos de interés y sus valores, ya sean éstos paisajísticos, ambientales, etnográficos o culturales.

Una vez que sabemos cómo es o debe ser una ruta de senderismo, debemos recordar qué material es preciso para practicar este deporte. Y como varía enormemente de otra ruta e incluso de uno a otro caminante, daremos una serie de pautas generales para que cada cual adapte al sendero y a sus características físicas.

Cómodos y ligeros

En cuanto al calzado, ha de ser cómodo, resistente y que proteja de las torceduras. La ropa ha de resultar también muy cómoda y, dependiendo de la ruta y la estación, abriga. Aunque siempre transpirable, eso sí. El sombrero, las gafas y un pañuelo que nos enjugue el sudor son también muy útiles.

De la comida, la bebida y los complementos se ocuparán el sentido común, la longitud y características de la ruta y sólo añadiremos que hemos de pensar que quien carga con la mochila somos nosotros, de modo que no nos interesa que pese demasiado si no queremos quedarnos sin fuerzas en mitad de la ruta.

Descubrir-la-Naturaleza-canaria-por-muy-poco-dinero-500x288.jpg

Descubrir la Naturaleza canaria por muy poco dinero

El Auditorium National Geographic Store de Madrid ha sido el escenario elegido por Barceló Viajes y Gran Canaria Natural (marca que se ha creado para promocionar la isla como destino de Naturaleza) para presentar su proyecto de colaboración.

La idea es hacer de Gran Canaria un referente internacional del ecoturismo. El espacio insular se presentará como un micro universo de espacios naturales, donde cerca del cincuenta por ciento es “Reserva de la Biosfera”.

Descubrir la Naturaleza canaria por muy poco dinero

Se trata de revalorizar espacios naturales aparte de las playas que convierten a la isla en un buen lugar para disfrutar del contacto con la Naturaleza y de la gran cantidad de actividades que en ella se pueden llevar a cabo.

Naturaleza y deporte

El turista disfrutará de paseos por rincones de belleza sobrecogedora, pero también tendrá ocasión de hacerlo de deportes de aventura, sin olvidar la posibilidad de observar especies naturales únicas en el planeta.

Para que este proyecto pueda salir adelante, se ofrece una poderosa red de casas rurales, así como el abanico de actividades que desde ellas se organizan: desde la escalda hasta el más asequible –en todos los sentidos- senderismo, por una red de caminos reales rehabilitados para el tránsito que se suman al patrimonio histórico-cultural isleño.

Turismo en una Reserva de la Biosfera

El director de Promoción y Marketing Manager de la recién creada Gran Canaria Natural, Raúl Alexandro Ortega afirma que “con el 43% del territorio de Gran Canaria protegido y declarado Reserva de la Biosfera, es necesario hacer un esfuerzo desde la esfera pública y privada para renovar nuestro posicionamiento y consolidarnos como un destino de referencia para el turismo de naturaleza.”

Ortega continúa aseverando, en declaraciones recogidas por la agencia Europa Press: “Debemos aprovechar también que cada vez nos visita más gente joven y esto nos aporta una clara oportunidad de productos complementarios a la playa, como nuestra oferta de turismo de naturaleza y deportes de aventura, que tiene un interesante potencial para este emergente perfil.”

Importante apoyo de un turoperador

La empresa cuenta con el apoyo de Barceló Viajes, que ofrece propuestas específicas en tanto en cuanto sus clientes pueden seleccionar una serie de destinos que los llevarán a la Gran Canaria más natral. Las ofertas invitan al viajero a visitar el medio rural y los parques temáticos, practicando senderismo, buceo, golf, turismo activo o varias actividades náuticas.

El precio para el cliente que opte por estos paquetes es otra de las grandes ventajas de esta colaboración: vuelos, y alojamiento de tres noches en hoteles rurales von encanto desde sólo 177 euros. Nos hemos quedado sin excusas.

Espectáculo-escapismo-y-paracaidismo-2-640x288.jpg

Espectáculo, escapismo y paracaidismo

Hace unos días, viendo las noticias, vi un reportaje que llamo soberanamente mi atención. Ya que combinaba las artes escénicas y el ilusionismo con uno de los deportes de riesgo más visuales y demandados que se conocen, el paracaidismo.

Este “truco”, y lo digo entre entrecomillado, porque para mí, aunque forma parte de un espectáculo de magia iba muchísimos más allá. Consistía en conseguir saltar de un ataúd mientras este caía desde una altura libre de 4000 metros de altura.

Para los que como yo, que aunque amamos este tipo de deportes y admitamos nuestra adicción a ese nerviosismo que deja paso a la adrenalina, no podemos evitar que, desde fuera y viendo a otros nos invada un poco el miedo. Os tengo que decir que no sufráis, pues como cualquier truco de magia, este también acaba con un sonoro y ensordecedor aplauso de todos los asistentes.

¿Un artista u otro loco?

En mi opinión, cualquier persona capaz de hacer lo que hace Anthony Martín, escapista estadounidense de 47 años, tiene que ser un poco de ambas cosas. Algo no fácil, pues tiene que buscar el equilibrio perfecto para que este característico e innovador espectáculo siempre acabe en la ovación de los presentes.

Martín, un experto no solo de liberarse de ataduras, sino de burlar a la muerte- En esta ocasión se atrevió con algo mucho más complejo de todo lo que habíamos visto incluso en nuestro protagonista.

El acto no solo consistía en que el escapista conseguiría liberarse de diversas ataduras, sino que a su vez salir de un ataúd. Algo que sería de lo más común si no fuera porque este sería tirado de un ataúd a 14.000 pies de altura (4000 metros). A una velocidad de casi 210km por hora.

Una vez liberado del todo, Martín debería tener tiempo para activar su paracaídas y, sin problemas activar un aterrizaje sano y salvo. Ya que aparte de escapista, es un experto paracaidista titulado, como no podría ser de otra forma para este truco.

Y llego el esperado día

Como se tenía programado, el 8 de Agosto, Martín y su equipo se dirigieron a realizar este truco, el cual habían preparado con precisión minuciosa. Aunque así fue, nunca se puede prever que la naturaleza sea caprichosa cuando estamos en su medio.

Tras saltar la cabina en la que Martín iba metido se tambaleo y sufrió contratiempos que consiguieron que hasta el mismo temiera por su vida, debido unas brumas que atravesaron mientras caían, con las que no contaban.

Aun así, el salto y posterior truco de escapismo fue todo un éxito, como se puede contemplar en las imágenes, en las que podemos ver como el mago termina aterrizando en una granja, al suroeste de Chicago. No solo consiguiendo su meta, sino además pasar a la posteridad entrando en el libro Guinnes de los records. Desde luego merece la pena verlo y disfrutarlo.

avent-500x288.jpg

Cerrando la factoría de tontos

Si dijera que me enfada, posiblemente quedaría una frase más correcta, o al menos políticamente correcta. Pero me importa un pito –o una flauta- la corrección política. De modo que lo voy a decir clarito: me cabrea como a una mona cabreada verlos.

Me pone, simple y llanamente, enfermo ver como los niños se consumen delante de una pantalla. Míralos: destripando (espero que sean conscientes de que es mentira y de que en la vida real estaría mal hecho) prójimos en la videoconsola, haciendo saltar más sangre virtual que en una fábrica de kétchup.

Father and son surf lesson in Morro Bay, CA 12 of 12

Y, entretanto, la vida a su alrededor, pasando. Y, entretanto, ellos pasando de la vida. Están porque los han puesto ahí, y entre la educación de borreguitos acríticos que reciben en la escuela y la que les damos nosotros para que se estén quietecitos y callados, salen, al cabo del día, como tontos… pero sin el como.

De entre los recuerdos que guardo de su edad se encuentra el color rojo de la sangre en las rodillas; el lila, el marrón o el amarillento (los he tenido de todos los colores) de los moratones; el ojo hinchado, el suelo y el cielo cambiados de lugar mientras la bici se empeña en hacer lo que le parece oportuno y no lo que yo le mando…

Y, mira tú por donde, una vez que he crecido, sigo vivo y, si algún achaque sufro es más por haber dejado de hacer el bestia que por haberlo hecho. Esta generación, en cambio, vive en un mundo que no huele, no mancha y no traspasa.

Si hasta los vampiros, las momias… son buena gente en las historias que les cuentan. Y no, mira: no creo que educadores, pedagogos, demagogos, ministros de educación, chupabotes y pesebreros en general lo estén haciendo ni medio bien.

El mundo, la vida, de vez en cuando, hace pupita y te saca sangre más allá de la virtual que tú provocas en la pleyesteishon. Te puedes caer de la bici, o del árbol al que estabas trepando y no siempre vas a encontrarte con el suelo caucho del patio del colegio (que esa es otra).

Y la educación, al igual que el deporte, te enseñan que debes levantarte. Por orgullo, porque tu meta está un poco más allá o porque es indigno de una persona rendirse por un tobillo esguinzado.

Por aquello de que más vale prevenir y porque ya estoy viendo las respuestas de más de uno, diré que no: no se trata de que un chico de siete años se ponga a escalar montañas, a descender una pendiente llena de piedras o a pelearse con osos del Himalaya. La idea es otra. La idea es que aprenda del espíritu del deportista de aventura. Y que mande a paseo la videoconsola: hay un mundo ahí afuera que debería estar descubriendo.

Aventura, creo que lo llaman.