1157802_p2-508x288.jpg

Surfeando por las calles

Para algunos la entrada de hoy no les causará ninguna sorpresa, ya que estarán cansados de oír hablar sobre el streetsurfing. Para los que os suene a chino os comentaremos que estáis hartos de ver a las nuevas generaciones de chavales con tablas raras deslizándose por las calles de grandes y pequeñas ciudades.

Para algunos esta clase de deporte basado en el surfing es lo mismo que otro deporte que ya marco mi generación, lo que hoy se llama skateboard pero que en nuestro castellano más arraigado era simplemente “darle al monopatín” o para los modernos “patinete”. Pero tengo que deciros que sí, estamos anticuados. Pues no es el mismo ni las tablas son iguales.

Streetsurfing, a falta de mar, asfalto

Cada vez que oigo este nombre me viene ese estribillo de canción del verano “vaya vaya, aquí no hay playa”. Y es que posiblemente esta disciplina la inventara alguien nacido en el secano, que soñaba con coger las olas más altas y lo máximo que vio fue el Mar Menor.

Nació inspirado en el surf pero se practica en las calles en los Estados Unidos, no solo como un deporte, sino también como toda una filosofía. Mezclando otros deportes como el snowboard y el monopatín y a la vez en sus tablas.

Como ya pasa en otros de estos deportes, existe varios tipos de tablas. La mayor diferencia entre  estas con la de otros deportes parecidos es que podemos ver entre sus tipos una que es la única que es articulada. Por lo cual se podría decir que es la unión de dos unidas por un eje. Lo que consigue que cojamos inercia al mover nuestras caderas y se mueva y gire sin necesidad de una propulsión.

Hay otro tipo de tabla que es con solo dos ruedas, más fina. Que consigue un mayor deslizamiento gracias a su movimiento ondulante.

Su llegada a España

El Streetsurfing tuvo una gran acogida en España desde su llegada en el año 2007. Aunque normalmente vemos a gente adolescente, tanto chicos como chicas, practicándolo. Es un deporte de éxito que se puede empezar desde edades tempranas. Aunque lo normal sea las clases que lo imparten lo ofertan a partir de los 8 años, hay sitios donde aceptan a prematuros en este deporte, con solo 5 años.

La verdad es que ahora que se acercan las vacaciones, es una buena opción para practicar deporte con grandes y pequeños y que se te pase la vida rodando.