image03-12.jpg

Sandboard

El apasionado por el surf más de una vez debe volver a su casa con la cabeza gacha y la tabla en el hombro, habiéndose quedado con las ganas de que unas buenas olas rompieran en la costa.

Esta frustración ha sido tanta para los brasileros que un buen día decidieron echar la tabla sobre las dunas de la playa inventando, casi sin querer, este maravilloso deporte.

¿En que consiste?

Tomando las dunas por las olas el practicante se aventara desde la cima de un montículo de arena con una tabla que ira amarrada firmemente a sus pies.

Uno de los grandes inconvenientes de este deporte es que cada vez que nos deslicemos por una duna deberemos volver a pie a la cima de la misma, a menos claro que contemos con un boggie o con cualquier vehiculo que nos facilite la subida por las resbaladiza arena.

Equipo.

El equipamiento que necesitaremos para realizar con éxito este deporte es sobre todo una buena tabla diseñada específicamente para la practica de este deporte.

Aunque su forma recuerda mucho a la que se utiliza en el snowboard, el material con que se construye es totalmente diferente: la tabla de sandboard es mucho más resistente siendo la formica y el laminex los materiales que suelen utilizarse para su fabricación.

La base de la tabla, la cual estará en contacto con la arena, suele encerarse antes de una carrera con cera a base de parafina para lograr un deslizamiento superior.

Sandboard en el mundo.

Si bien este deporte extremo a sido creado en las arenas del brasil la mejor opción a la hora de practicarlo es dirigirnos a su país vecino, el Perú.

Aquí encontraremos las mejores pistas de mundo, específicamente en el distrito de Vista Alegre (Nazca), allí se encuentra el Cerro Marcha, que resulta ser la segunda duna mas grande del planeta con 920 mt de altura.

Se puede acceder a su cima alquilando areneros, una vez en el lugar encontraremos pequeñas dunas donde practicar con seguridad este deporte, aunque cualquiera que haya llegado hasta allí se vera tentado de tomar la pendiente de mas de un kilómetro de largo que transformara su viaje con un recorrido inolvidable repleto de adrenalina y paisajes paradisíacos.

 De todas maneras no olvidemos que lo fundamental a la hora de practicar este deporte es tener la predisposición y las ganas necesarias, por lo que las dunas de las que dispongamos, tengan el tamaño que tengan, serán suficientes para iniciarnos en esta disciplina.