acantilado2.jpg

Saltando alcantilados

El pensamiento de saltar acantilados probablemente suena como algo que nunca podría hacer, pero para algunas personas es una actividad muy atractiva.

En este artículo se presentarán 10 consejos sobre cómo hacer un salto del acantilado sin hacerse daño, una lista que se puede aplicar a los principiantes y principiantes de segundo nivel (los que ya han pasado por esto por lo menos una vez).

Estas son sólo algunas ideas generales que se deben tener en cuenta. También se recomienda que se realice un entrenamiento serio con alguien con experiencia y que se comience con acantilados relativamente pequeños.  

Consejos para un salto perfecto:

1. No ir solo al salto de acantilado. Llevar siempre alguna compañía, en caso de que algo salga mal. Además, de esta manera las cosas podrían ser mucho más divertidas.

2. Asegurarse de que no haya nadie en el agua antes de decidirse a dar el salto para no dañar a nadie.

3. Antes de hacer un salto de acantilado, tener en cuenta que la presión puede ser un gran problema, y cuidar sus oídos con unas gotas de aceite de oliva o de silicona.

4. Observar la profundidad del agua. Además, estar al tanto de las mareas en la zona.

5. Es importante comenzar a salvo. Se trata de un par de cosas: en primer lugar, se debe tener confianza, ya que realmente podría influir en la manera de sumergirse. Además, un punto de partida firme es necesariamente el resultado de mirar al alrededor en un primer momento y calcular el salto a su propio ritmo.

6. Asegurarse de tener el suficiente espacio y tiempo para hacer el movimiento mediante el cálculo de la distancia y visualizar el salto en la mente antes de despegar. Comenzar el salto con los brazos pegados al cuerpo en una posición recta. Esta es la mejor manera de realizarlo.

7. Los pies deben ir primero, siempre.

8. Aprende a disfrutar de la estancia en el aire. Esto puede parecer un consejo loco, pero es una gran sensación. Una vez que el cuerpo está suelto, se tendrá más control sobre él. 

9. Cuando el cuerpo golpea el agua, se debe tener una forma firme y dinámica. Mantener los dedos estirados y los brazos muy cerca de su cuerpo, por lo que podían deslizarse libremente y fácilmente.

10. A medida que se comience a entrar en contacto con el agua, hay que recordar respirar por la nariz, no dejar que el agua afecta el proceso de respiración.

Esto es todo que tengan un buen salto!!!