hd-rally-comarca-da-ulloa-2013-bun.jpg

Rally

Desde que existen los coches se ha buscado correr más, ya sea con fines de ocio o transporte. Los coches han mejorado mucho, en todos los sentidos, lo que ha permitido que deportes con coches como protagonistas sean posibles. Un rally a 20 km/h, que es incluso más de la modesta velocidad a la que los primeros coches podían llegar como mucho, no seria para nada emocionante y poca gente lo seguiría ya que la gracia del rally, que es que el piloto tenga destreza, básicamente, y se entienda con el copiloto a velocidades tan bajas no existe yendo a 15 o 20 por hora.

Dentro del rally hay muchas competiciones y variantes.

Los coches

Los coches que participan en esta clase de competiciones no pueden ser como los de Fórmula 1. Los circuitos por los que van, sin cerrar y de quilómetros de largo, son de arena, barro y accidentados y los accidentes son muy frecuentes, aunque los mortales no mucho, por suerte.  Lo que se busca en los coches para participar a carreras o campeonatos mundiales es que sean potentes, la dirección sea perfecta, así como los frenos, que el coche sea lo más seguro posible, ya se puede impactar contra árboles y rocas a gran velocidad. Se dota al vehículo de una tecnología muy alta, tanto en el motor como en las otras partes del vehículo. Se busca que sean lo más ligeras posible, y que a su mismo tiempo resistan muchísimo, a veces incluso trabajando con materiales raros o descubiertos no hace mucho.

Si deseamos ver los mejores coches de rally tendremos que acudir, claramente, al WRC. Allí participan los más  tecnológica y mecánicamente desarrollados. Algunos de los coches que participan, Subaru Impreza, Ford Focus, Mitsubishi Lancer, Peugeot 206, Seat Cordoba, Toyota Corolla, Ford Escort… están basados en modelos que hay en el mercado pero evidentemente lo único que se parece es la carrocería, e incluso tiene cambios. El motor está modificado, para dar la máxima potencia y poder ganar.

Circuitos

Mucha gente prefiere el rally ya que los circuitos son más emocionantes. En vez de ser una pista asfaltada y cerrada se utilizan trozos de carreteras e incluso lugares de montaña y similares, que en caso de que normalmente estén abiertos a la circulación se cierran al tráfico para que la carrera para mas seguridad y evitar accidentes.

Sobre todo en curvas cerradas, trozos de barro, arena, nieve y estos sitios donde el coche es más difícil de controlar es donde los pilotos deben estar muy en alerta, ir a 80Km/h en curvas con nieve no es tan fácil como puede parecer viendo a los conductores. Los copilotos tienen una función en el coche muy importante, ya que indican al conductor que curvas hay, como de carradas las rectas y el camino a seguir en general. En muchas ocasiones por un error del copiloto se dan accidentes, aunque por lo general no muy graves.

Inicios del rally

La primera carrera de la que hay constancia, en la que solo podían participar vehículos a motor, fue la de París a Rouen, en 1894.  Dicha carrera debía realizarse circulando sin ningún peligro para nadie y con pasajeros que estuvieran cómodos en el mismo vehículo.

El primero en realizar los 126 km de la carrera fue el conde Albert de Dion, con un vehículo con motor a vapor, que fue descalificado por decisión del jurado. El premio lo consiguió un coche con motor de gasolina, concretamente un Peugeot.

Esto afectó al conde, que en menos de un año organizó una “carrera”  de 1.200km, De parís a Burdeos y volver. Se apuntaron coches de todos los tipos, gasolina, vapor, gas… y el ganador realizó la carrera en 2 días y 12 minutos, a una velocidad media de 25 por hora.

Las competiciones que se empezaron a hacer, en las que hasta los años 50 solo participaban particulares, eran por carreteras normales, por las que pasaban coches, y como había accidentes mortales se decidió prohibirlas.

Aquí empiezan las carreras más parecidas a las de hoy en día.

El rally hoy en día

La seguridad se busca en todos los aspectos, ya no se trata de un simple recorrido sin prácticamente organización necesaria. Ahora, aparte de establecer un recorrido, cerrarlo al tráfico, pedir permisos, tener servicios de urgencias preparados y mucho más los coches vienen muy bien preparados. A pesar de no llevar Abs, airbags y elementos que un coche de serie lleva, puesto que en estas competiciones se necesita frenar a tope y mucho mas, están obligados a llevar una serie de cosas.  El chasis, en caso de accidente, a tales velocidades se deformaría mucho, produciendo lesiones al conductor y copiloto. Para evitar esto se incorpora la jaula de seguridad, que son un seguido de barras para evitar que aplaste a los de dentro del coche.

Los cinturones de seguridad, más bien arneses, los protegen mucho y si es necesario salir del vehículo rápidamente con solo apretar un botón se desabrochan. El hecho de que los trajes de los pilotos soporten hasta 700 grados ayuda mucho, y el casco que llevan es muy resistente y ligero.
Esto ha ayudado a salvar muchas vidas, a pesar de que haya muertes de vez en cuando.