images-18.jpg

Pesca deportiva a pulmón

Lo primero que debes de saber es que para practicar pesca deportiva a pulmón necesitas tener una licencia de pesca de 2ª clase. Y también debes saber que pescar buceando con botella no está permitido en nuestro país y no es defendida prácticamente por ningún amante de la pesca deportiva ya que poco mérito tiene atrapar a un animal con una botella de oxígeno.

Otras limitaciones que impone la ley es que cada pescador solo podrá llevar un aparejo y que este no podrá ser por su forma o volumen propio de la pesca profesional. No está permitido coger moluscos o crustáceos ni tampoco pescar cantidades superiores a 15 kilos o una pieza que supere este peso.

Equipo que precisas

Dependiendo de las aguas dónde te sumerjas a pescar y el tipo de piezas que quieras coger necesitarás un tipo de equipo u otro, pero lo básico es lo siguiente:

Un neopreno: puede ser largo si son aguas frías o corto si pescas en aguas cálidas. El grosor también irá en consonancia con las aguas.

Unas aletas grandes: que te ayuden a desplazarte rápido por el agua. Escoge unas con las que te sientas cómodo y que no te pesen demasiado ni te produzcan roces.

Una máscara de buceo: Escoge unas que se ajusten bien a tu rostro. La prueba para saber si son del tamaño correcto es presionarlas contra la cara tomar aire para hacer el vacío y que se aguanten sobre la cara sin problema. Si el aire sale y se caen, no son adecuadas para ti.

Un tubo para respirar: Puedes escoger uno que tenga válvula de vaciado.

Guantes resistentes: Para proteger tus manos de raspaduras y efectos de plantas irritantes.

Fusiles y accesorios para el mismo: Es el instrumento más habitual para la pesca a pulmón, aunque no el único.

Un deporte de superación personal

La pesca deportiva a pulmón es un deporte en el que la persona tiene que esforzarse y mejorar sus marcas para poder alcanzar sus objetivos, por lo que conduce a la superación personal.

Necesitas una buena forma física para practicarlo y un certificado médico de estar en condiciones de bucear. Hasta ahora con uno expedido por el médico de cabecera era suficiente, pero en algunas comunidades se están planteando pedir uno dado por un médico especialista en actividades subacuáticas que certifique que se ha sometido al paciente a pruebas hiperbáricas.