Paracaidismo, catacterísticas

Quien quiera encontrarte en una situación de mucha adrenalina, sentirse libre y flotando literalmente no tiene que buscar más opciones; debe tirarse en paracaidas. Es que esta modalidad de deporte “extremo” o de aventura, va cobrando cada vez más adeptos, y cada vez son más las agencias que realizan tanto los cursos, como los vuelos de bautismo para quienes quieren por lo menos una vez no perderse esta experiencia.

De todas maneras si bien puedes tirarte de un paracaidas con un tutor junto a tí la primera vez, para que puedas tirarte solo existen una serie de pasos a seguir y cuestiones a saber, porque poder hacer un vuelo en paracaidas, con autonomía, no es algo que se logre de un día para el otro.

Si no eres de los que quieres hacer una vez para probar y quieres dedicar tu tiempo libre a esta actividad ten en cuenta que debes elegir antes que nada, una buena agencia o escuela de paracaidismo.

Las escuelas suelen encargarse del equipamiento que necesitas, y además te brindarán todos los conocimientos requeridos, por lo menos para tu primer salto, y para que hagas de esto, una actividad frecuente.

Ten en cuenta que tu también deberás ser observador de tu parte y buscar una buena escuela que tenga las certificaciones correspondientes, que logran a través de una determinada cantidad de saltos, años de experiencia y avales de las empresas que fabrican paracaidas.

En cuanto a la ropa, es algo que también debes prestar atención antes de acercarte a la escuela, es decir que te conviene preguntar, porque si bien suelen pedirte ropa cómoda puede que le tengas que sumar algo de abrigo de acuerdo del clima del momento, y no suele ser recomendable que te acerques de jean.

Si bien este es un paso que note corresponde a ti, por lo menos la primera vez, está bien que vayas tomando la costumbre para las próximas veces. Revisa bien el equipo de paracaidas, tanto el principal como de reserva, y nunca te olvides de hacerlo. El de reserva es precisamente tu única salida en caso de que a una determinada altura el original o principal falle, así que no lo quites importancia.

Siempre suma al equipo y la vestimenta el casco correspondiente y que no intentes por lo menos hasta que sean un experto o estés familiarizado con la discliplina, maniobras raras o extrañas no avaladas por el instructor. Trata de disfrutar de tu pasión sin arriesgar tu vida ni la de los demás.

Cerciorate, por último un día antes, de cómo va a estar el clima, para desde antemano asegurar o rectificar un viaje a las alturas.

La idea no es que no disfrutes de tu deporte, al contrario sino que puedas disfrutarlo al máximo ya sea en tu vuelo de prueba o en los siguientes y que tu experiencia sea placentera y no traumática.

Diversión para tod@s