Nadar-mar-a-dentro-2.jpg

Nadar mar adentro

Es común ver por televisión este tipo de actividades relacionadas con los triatlones (que combinan esta disciplina, con el ciclismo y el atletismo), con las típicas carreras de navidad si, esos baños donde inconscientes se tiran al mar o puertos vestidos de Papa Noeles con el agua bajo 0. Y en récord sobre récord de David Meca.

Ahora que llega, si es que llega, de una vez el verano, es muy común ver este tipo de carreras en las costas y playas de todo el país. Puede que te atraiga este tipo de carrera en plena naturaleza, pero debes saber que dista mucho de lo que viene siendo nadar en una piscina por muy larga que sea.

Si aun así quieres practicar este tipo de actividad deportiva, considerada para muchos una modalidad de riesgo. Te proponemos que sigas antes estos pasos o consejos, los cuales creemos que puedan servirte de gran ayuda.

El entrenamiento

Parece que este tipo de modalidad es solo nadar rápido y terminar cuanto antes. Pero en verdad es más complicado. Como cualquier deporte antes de meterse en una competición hay que entrenar mucho y muchas horas.

Un buen arranque, como colocarse antes del salto y cómo hacerlo, conocer la ruta,  como cambiar o combinar los ritmos, como posicionarse detrás de otro competidor… En definitiva conocer antes de saltar como se practica para no llevarse sofocos o llegar a estorbar a los demás.

El arranque

Cuando hay más de 100 nadadores, se suele dividir las salidas en oleadas. Lo ideal es si eres ya un buen corredor aprovechar a salir en la primera tanda y nadar a gran velocidad por lo menos 300 metros, lo que te asegurara estar dentro del primer pelotón.

Te recomendamos que si no te ves preparado seas realista y disfrutes de esta experiencia tal cual lo es, una actividad deportiva. Ya que es simplemente completarla ya es de gran admiración.

Dentro del pelotón

Es fácil que dentro de un pelotón vivas momentos de tensión. Ya que es muy fácil recibir patadas, que haya parones en seco de algún deportista, problemas para avanzar, etc. Por lo cual necesitaras estar concentrado tanto en la braza como en lo que pasa a tu alrededor.

Cómo nadar

Si te encuentras con algunos de estos incidentes anteriores, es recomendable parar unos segundos hasta que el pelotón empiece a fluir, manteniendo la calma. Buscar un espacio y nadar en él. Esto se consigue manteniendo la cabeza alzada, siempre pendiente del entorno.

En general se recomienda que esta disciplina sea practicada por gente que no tienda a alterarse ni agobiarse. Por lo que se aconseja siempre cuando entrenemos hacer ejercicios de relajación mentalmente mientras nadamos, para evitar pasarlo mal.