Multiaventura-Parque-Europa-2.jpg

Multiaventuras entre monumentos europeos (II)

En el post anterior hemos hablado de los circuitos, el rocódromo, las tirolinas y del gran reto de La Gran Tirolina, de más de 185 metros de longitud.

En este post veremos el láser tag, las camas elásticas, los paseos en barcas, las bolas acuáticas y las diversas actividades para niños.

Entre ellas se cuentan paseos en poni, mini barquitos y paseos en coches por ciudades de cuento.

Soltando adrenalina

El láser tag es una versión del paintball. Es todavía un juego novedoso pero cada vez se está implantando más, ya que evita el doloroso impacto de la bola, cambiándolo por un sistema de detección de láser.

Cada jugador va equipado con una serie de sensores instalados en una banda que recogen la información de los impactos de láser. Al final de la partida se podrán comprobar los marcadores.

Como en el pintball se comienza con un determinado número de vidas y una cantidad fija de munición. El juego se disputa dentro de un laberinto al aire libre y los equipos se diferencian por los colores de sus petos.

El objetivo es eliminar al contrincante sin ser alcanzado. Al final del juego se facilita un informe con los resultados de la partida para que se pueda comparar la efectividad de cada equipo. Esta actividad admite reservas para grupos de 4 personas, así que no hay excusa para no pasar un buen rato y descargar adrenalina.

¿Camas acuáticas y barcas elásticas?

Para lograr un poco de tranquilidad e intimidad, nada mejor que alquilar una barca y recorrer el lago dejándose mecer por la brisa, admirando el paisaje y los monumentos que jalonan las orillas.

Pero si lo que te gusta es la sensación de volar dando saltos y más saltos, tu actividad son las camas elásticas. En Parque Europa encontraremos 20 camas distribuidas en más de 150 metros cuadrados, todo un récord.

Caminando sobre las aguas

Una de las más novedosas atracciones acuáticas son los paseos en bolas. Son bolas ligeras que te permitirán caminar sobre el agua haciéndolas rodar sobre su superficie desde el interior. Una experiencia alucinante e impactante.

Aparte de los recorridos por el circuito, el rocódromo, la tirolina, las camas elásticas, los paseos en barca acompañados por adultos y las bolas acuáticas, hay actividades sólo para los niños.

Cowboys, vikingos y paseos en coche

Una de ellas son los paseos en poni. Un recorrido por el parque con un guía hará las delicias de los pequeños aspirantes a cowboys y les dará la oportunidad de conocer más de cerca a estos pequeños caballos.

En verano, la actividad más demandada por los niños es el paseo en barquitas por el lago de Torre Belem o el lago Vikingo. Son un tipo de barcas insumergibles que pueden conducir solitos los pequeños de la casa. Y para que se sientan más marineros el embarcadero está hecho a su medida.

Además de todas estas actividades hay varias atracciones mecánicas en la que los niños pueden recorrer en coches eléctricos un circuito que les lleva por unas ciudades ambientadas en la estética de los cuentos.