movere-1000x288.jpg

Moverse con algo de gracia

Muchos son los días en los que no sabes que hacer, te levantas sin ganas de nada y necesitas desconectar del trabajo y de todo. Un día me levanté así y pensé en que necesitaba algo nuevo, algo que me hiciera ver las cosas de otra manera, algo que me sirviera para descansar de la rutina de todos los días.

Ojeando por internet encontré un “deporte” que me pareció muy interesante y divertido. No hay nada como un día soleado y el practicar deporte con un Segway. Os preguntaréis algunos qué es esta extraña palabra que parece ser obtenida de una marca de refrescos. Pues bien, nada más allá de montar en un vehículo a motor.

Sentirás el viento y la velocidad con cada uno de ellos. Sentirás cosas que jamás habías imaginado. Buscarás sin darte cuenta tu propio equilibrio. Es muy sensible a cada movimiento que realices. Se adaptará a cada giro que hagas. Solo tendrás que situarte en él e inclinarte hacía adelante para sentir que te mueves hacía esa dirección.

Más allá del mundo

Sentirás la brisa en tus mejillas, el respirar aire puro que te hará sentir mejor, además de poder respirar la tranquilidad que en ese momento necesitas. Es un deporte que se practica al aire libre, donde podrás experimentar toda clase de sensaciones.  Podrás fotografiar bonitos paisajes y lo más importante es que te hará sentir que eres libre gracias a la adaptación del vehículo con la persona que lo dirige.

Podrás adaptarte al medio y es divertido de montar. Además de ser seguro y estable. Es apto para cualquier tipo de personas y muy recomendable para situaciones de estrés o de ansiedad. Super fácil de manejar y en pocos minutos podrás disfrutar como si de volar a ras de suelo se tratase.

Palabra clave: sensaciones

Las sensaciones son infinitas. Muchos lo definirían como lo hace la enciclopedia virtual “Wikipedia”: “un vehículo de transporte ligero giroscópico eléctrico de dos ruedas, con autobalanceo controlado por ordenador, inventado por Dean Kamen que fue inventado en 2001, pero otros lo califican como la manera más divertida de pasar un día en familia o en compañía de amigos.

Pasar un día diferente y rodeada de flora que hace de ese día un día lleno de aventura y de emociones. Sin duda, es algo que no tardaré en practicar ya que me parece una manera de disfrutar y de evadirse del mundo en un día de domingo.