Mejora-tu-espíritu-de-equipo-con-una-gincana-1-720x288.jpg

Mejora tu espíritu de equipo con una gincana

Puede que os sorprenda, pero aunque hablemos hoy de gincanas, no vamos a hablar de los más pequeños de la casa, sino en gincanas para adultos. Puede que pienses que a cuento de qué y que esa edad de juegos y pruebas está más que superada en tu caso, que no te interesa. Amigo…no es que seas un adulto, es que eres un carroza.

Pregúntate por qué a los niños les cuesta tan poco relacionarse entre otros, divertirse, ayudarse y en definitiva, por qué siempre son felices. Cosas que a medida que vamos creciendo perdemos, nos volvemos huraños e independientes. Perdiendo esa facultad de poder hacer cualquier tipo de actividad juntos.

Cada vez son más los grupos de amigos y familiares quienes se animan a este tipo de actividad al aire libre en despedidas de soltero o reuniones varias. Pero sobretodo son demandadas por empresas, las que animan a sus miembros y trabajadores a participar, para de esta forma conseguir fomentar valores como el trabajo en equipo, relaciones personales y en general, la colaboración.

Actividades más comunes

Las gincanas se desarrollan por una serie de juegos o pruebas a superar. Podemos encontrar varias actividades, adecuadas para distintos niveles según condiciones físicas o edades de los integrantes. Las cuales irán eliminando a los que no las superen o simplemente contabilizando en un contador, hasta que al final gane el mejor.

Lo importante es que este tipo de actividades tengan objetivos claros, dificultades, reglas y unas recomendaciones para desarrollarlas. Podemos encontrar en Internet tanto diferentes juegos como páginas web que nos den tanto ideas como direcciones de empresas que realizan estas actividades en instalaciones propias o lugares concretos.

Algunas pruebas

De carreras, “La loca carrera”: se trata de un conjunto de ejercicios en el que hay que ser el más rápido. Suelen ser pruebas como llegar a un punto, buscar objetos en espacios con dificultad, explorar, etc. Son sencillos pero muy agotadores.

De oído, “El piano”: Viene casi a ser lo mismo que el típico juego de las películas, pero uno miembro del equipo tiene que tararear una canción, intentando que el resto del equipo la adivine. Se puede complicar haciendo que el intérprete como una magdalena o polvorón, por ejemplo.

De agua, “El rescate submarino”: Ideal para verano, esta prueba consiste en encontrar diferentes bolsas o cajas sumergidas en una piscina. En el interior de cada una puede haber distintas puntuaciones positivas o negativas, para darle mayor emoción.

Estos son solo algunos de los ejemplos que se pueden llegar a hacer. También podemos desarrollar gincanas temáticas con motivo de San Valentín, Halloween, una representación medieval, etc.