rally_dakar_2013-575x288.jpg

Los Reyes nos traen el Dakar

El sábado 5 de Enero, los Reyes Magos van a tener que correr mucho con sus camellos si desean repartir regalos a determinadas personas. Comienza el rally raid Dakar –antes llamado París Dakar-. Se trata de una de las pruebas más importantes, si no la que más, del mundo del motor.´

La competición comienza en Lima a las 9 de la mañana, hora local, con un total de 460 participantes en esta quinta edición americana, de las 35 disputadas desde que Thierry Sabine la inspirase. Los competidores tratarán de alcanzar la meta en diferentes vehículos y categorías. Así, 190 de ellos lo harán en moto, 155 en coche, 75 en camión y 40 en cuadriciclos.

La referida participación supone un aumento en el número de competidores del 33 por ciento con respecto a la prueba del año pasado. Otro récord es el número de nacionalidades de los participantes, que provienen de 53 países diferentes.

Espíritu de aventura

El desafío atraviesa tierras –y rocas, fango, carreteras secundarias y vegetación) de Perú, Argentina y Chile. En ellas, los pilotos pondrán a prueba su habilidad, su resistencia y su valor para llegar antes que ninguno a la meta de Santiago.

La prueba nacía después de que el francés Thierry Sabine se perdiera en el desierto del Teneré y su experiencia se considerase digna de evocarse en una competición internacional. En sus primeras ediciones se trataba de una aventura en estado puro, con pilotos aficionados en vehículos todoterreno, casi sin apoyo ni organización.

Unos cambios necesarios

Más adelante, el Dakar ha ido profesionalizándose, con una organización y una estructura cada vez más claras, necesarias para que pilotos de las cuatro categorías, vehículos de apoyo, patrocinadores y medios de comunicación lleguen o tengan posibilidades de llegar a la meta con el menor riesgo posible.

Hasta 1994, la carrera fue absolutamente fiel  su ruta original, partiendo de París y llegando a las playas de Dakar. A partir de 1995, la ciudad europea en la que comenzaba variaba de año en año (Lisboa, Granada…). Cuando en 2008 la carrera se suspendía debido a la amenaza terrorista a su paso por Mauritania, la organización decidió que a partir de 2009 ésta se disputaría en tierras sudamericanas.

Riesgo extremo

Se trata de una prueba de aventura, pero también de riesgo extremo, como prueba el hecho de que 21 participantes hayan fallecido a lo largo de la historia de la competición, además de las más de 50 personas que han perdido la vida a pesar de no estar compitiendo.

Esperemos sólo que la edición que comienza el sábado, y de la que iremos dando cuenta, sea la fiesta del motor, de la aventura y de la solidaridad que pretende ser, sin que tengamos que lamentar desgracia de ningún tipo.