Lo-que-la-montaña-esconde-2-640x288.jpg

Lo que la montaña esconde

En esta página ya os hemos invitado a conocer la montaña desde cualquier deporte, como el senderismo, la escalada, rápel… Una forma de disfrutar de la naturaleza mientras mueves y ejercitas tu cuerpo. Que es la combinación que buscamos en este punto de encuentro.

Pero, ¿por qué conformarse con la esta parte de la montaña? ¿Por qué no disfrutar del deporte, la naturaleza y el conocimiento de la biología que se esconde tras ella? Parece que siempre elegimos entre el deporte y la cultura, y lo que no nos damos cuenta es que con la naturaleza ese punto que parece tan lejano, está más conectado de lo que parece. Hoy os proponemos aprender disfrutando de nuestro medio terrestre, más bien la palabra seria “profundizar”.

La espeleología, el mundo subterráneo

La palabra espeleología viene del griego, cuyo significado es cueva. Una ciencia que estudia el interior de las cuevas, por lo que parte de su aprendizaje se tiene que hacer en sitio profundizando en su interior.

Su origen está claramente ligado a la figura de Édouard Alfred Marle (1859-1938), científico francés considerado el padre de la espeleología moderna. Quien empezó sus primeras exploraciones  cavilares subterráneas con carácter científico en 1895. Fundando después la conocida como Sociedad Espeleológica de Francia.

Un verdadero ejercicio físico que ha atraído a muchos aventureros y deportistas de la montaña a conocer el interior de la tierra. Pero que a su vez ha servido a muchos expertos a iniciarse en el mundo de los deportes ligados a la naturaleza. La unión perfecta.

¿Cómo se puede practicar?

La espeleología está en un momento muy bueno, ya que cada día está consiguiendo atraer a más adeptos, y esto es porque a pesar de ser una práctica científica, lo que antes solo era accesible para el estudio e investigación ha abierto sus puertas a gente de todas las clases, edades y condiciones físicas.

Lo más importante al iniciarte en este tipo de aventura es sentir motivación e interés en descubrir nuevos lugares. Al ser cuevas todas serán distintas, esto es bueno y también malo, pues dependiendo de sus características tendremos acceso o no. Ya que es muy importante tener una cierta agilidad y resistencia, es un deporte en el que vamos en grupo y del cual él depende de si nosotros avanzamos o no.

En España hay un gran número de cuevas que podemos visitar. Para que os sea útil os dejamos una relación entre cuevas a distintos niveles físicos que tengamos para poder practicar la espeleología. Estas son algunas:

Nivel principiante, de 3.000 a 3.500 metros:

Gran Pozo de Promedio. Asturias

Cueva del Torno. Cantabria

Cueva de Salderrañao. Burgos

Nivel Medio, de 10.000 a 20.000 metros:

Cueva Cuberes. Lleida

Cueva de Torneo. Guadalajara

Sistema Partacua. Huesca

Nivel Experto, más de 50.000 metros:

Ojo Guareña. Burgos

Cueva des Pas de Vallgornea. Baleares

Sistema del Alto Tejuelo. Cantabria

Nunca deporte y ciencia estuvieron tan unidos.