Sin-título-13-500x288.jpg

La ruta de senderismo Flor del Almendro, un éxito

La concejalía de Turismo, Deportes, Juventud y Cultura del Ayuntamiento de Albox, Aventura T- En Los Vélez, y la Asociación Cultural Somos Albojenses han organizado conjuntamente la ruta de senderismo “Flor del Almendro”, que ha contado con la colaboración de los clubes deportivos de Albox (Almería), Alto Almanzora y Desamparados.

El interés que había despertado la actividad se comprobaba en las más de cien personas inscritas, 120, para los amantes del dato exacto, que recorrían a pie los 12,5 kilómetros del trazado en, más o menos tres horas y media.

Sobre las nueve de la mañana, los participantes se encontraban en la Plaza de Albox y, acto seguido, más o menos a las nueve y media, se acercaban sus coches al punto de partida de la ruta, la Rambla de Los Tenas.

Rodeados de almendros en flor

Todo el recorrido hace honor a su nombre y transcurre entre almendros florecidos de muchos tipos y variedades: Guara –la más abundante-, Garrigues, Desmayo y Marcona, entre otras más o menos propias de la zona.

En cuanto a los senderistas, éstos provenían de muy diversos puntos del sudeste de la Península, tales como Cartagena, Vera, Cuevas del Almanzora, Almería, Los Gallardos, Oria, Huércal Overa, Cúllar, el Poniente almeriense o, cómo no del propio Albox, entre otros pueblos y comarcas.

Unas vistas espectaculares

A lo largo del recorrido, los participantes tuvieron ocasión de contemplar la Sierra del Madroño, con su espectacular pinar en la cara Norte la fuente de prístinas aguas que de esa ladera brota.

A mitad del recorrido, lo caminantes hicieron un alto para desayunar en el cerro de la Atalaya, contemplado las vistas de un valle que emborracha de belleza y corta la respiración. Desde donde se detuvieron los excursionistas, podía verse, la Sierra de Los Filabres con la Tetica de Bacares, la Sierra de Baza, Sierra Nevada y la Sierra de las Estancias con la Sierra del Saliente y el Santuario que lleva su mismo nombre. Todo ellos con cuatro mil hectáreas de almendros de por medio.

Productos típicos de la zona

A lo largo del desayuno pudieron saborearse productos típicos de la zona, elaborados con almendras, como es el caso de las tortas los mantecados, sin olvidar el vino del país y unas almendras mollares, para grado de algunos y feliz descubrimiento de otros.

Con las fuerzas repuestas, se reemprendía la marcha por la Rambla de Las Tenas y la Rambla de la Cabañica-Piruleros, girando hacia la Rambla de las Tenas otra vez y llegando a punto de partida.

Tras la caminata, quienes así lo quisieron pudieron disfrutar de una comida en un restaurante local para celebrar el descubrimiento de una ruta a través de la que, según la organización, “al igual que el Valle del Jerte es conocido en toda la geografía española por la flor del cerezo, se pretende que la Sierra de las Estancias sea conocida como el Valle de la Flor del Almendro”.