Equipo-de-escalada-500x288.jpg

La diferencia entre la cima y el fracaso: el equipo de escalada

Sabiendo qué es y de donde viene el la escalada, vamos a ver también el equipo imprescindible que lo convierte en un deporte de aventura, en lugar de serlo de riesgo. Quien quiera prescindir de los elementos de seguridad es muy quien de hacerlo, pero la montaña no concede segundas oportunidades a los imprudentes.

Dicho esto, la equipación va a depender del tipo de subida: si hablamos de escalada deportiva y en la Naturaleza, será preciso el uso del arnés, zapato de escalada –los conocidos “pies de gato”-, cintas express o anillas, mosquetones y sistemas de freno seguro( dentro de los que se enmarcan el ATC, grigri o reverso, entre otros).

Equipo de escalada

Del mismo modo, añadiremos a la impedimenta la cuerda dinámica, el puño ascensor y, tal vez el único elemento que los profanos reconozcan y que muchos escaladores parecen haber olvidado que es básico a la hora de evitar daños muy graves: el casco.

Un equipo para cada aventura

Si se trata de escalada artificial, a cubierto o clásica son precisos además diferentes materiales (fisureros, stoppers, friends…) según la ruta que pensemos seguir. Además, la mayoría de los escaladores usa magnesio contra el sudor, si bien en ciertos lugares está prohibido su uso, puesto que deja marcas –temporales- en las rocas.

Un apunte importantísimo. Grábatelo. Tatúatelo, si es preciso: para escalar SIEMPRE deben usarse los elementos de seguridad. No puedes olvidarte de ellos: es más, es preferible que, si antes de comenzar la subida te das cuenta de que te has dejado alguno en casa, dejes la escalada para mejor ocasión. Está muy bien ser valiente, pero soldado que huye sirve para otra batalla.

Pensar antes de subir

Es también muy importante usar el tipo de material adecuado para cada escalada. Piensa a qué tipo de roca te vas a enfrentar, la graduación de la escalada y, sobre todo, verifica que tu material esté en perfecto estado, por si has de sustituir algún anclaje que no se halle en buenas condiciones, por ejemplo.

Si vas a subir o a entrenarte en un rocódromo, necesitarás cuerda, arnés, cintas express, pies de gato y algún tipo de dispositivo de freno. En caso de que la escalada vaya a ser en vías ya equipadas con anclajes fijos, apenas te hará falta un cabo que sirva de autoseguro en las reuniones. Y no te olvides del casco.

Recordemos, ante todo, la palabra clave. Por mucha aventura que queramos correr, seguro que no queremos que ésta acabe mal. Recordemos: seguridad.