2644950525_25e9036a33.jpg

Empuria Brava: el paraíso del paracaidismo

IMG_0349.JPGHay lugares en el mundo que son sorprendentes, verdaderas maravillas en su tipo, pero que debido a su escasa difusión no son tenidos en cuenta por la gran masa de turistas. Empuria Brava (también denominado Empuriabrava) es un excelente ejemplo de esto.

A pesar de su poca popularidad, Empuria Brava es un rincón soñado que se distingue y caracteriza por ser un auténtico paraíso para los amantes del paracaidismo y la caída libre.

No caben dudas de que esta actividad provoca una de las sensaciones más emocionantes de todas las que una persona puede experimentar a lo largo de su vida, por lo que no sólo recomendamos una visita a este rincón de España a todos los devotos del paracaidismo, sino también a aquellos individuos que jamás han tenido esta experiencia y no quieren dejar pasar la oportunidad de hacerlo.

Al saltar con paracaídas es posible sentir una combinación alucinante: una vertiginosa caída libre junto a un vuelo suave. Hacerlo en Empuria Brava tiene un plus: la posibilidad de apreciar maravillosas vistas panorámicas de una zona de la Costa Brava. En este destino español es posible saltar al vacío desde nada más ni nada menos que cuatro mil metros de altura. Es imposible negar el hecho de que se trata de una experiencia inolvidable, aunque ésta se puede repetir a gusto. No son pocas las personas que quedan fascinadas con esta vivencia, por lo que reinciden en la actividad.

Es fundamental considerar que los principiantes saltan en paracaídas en tándem, mientras que las personas más experimentadas lo hacen sin nada. Quienes van a saltar por primera vez se enganchan a un instructor, el cual guía a los aventureros durante todo el trayecto hasta el suelo. Tal como mencionamos anteriormente, la actividad en cuestión se inicia a cuatro mil metros de altura y tras el salto es posible experimentar un minuto de caída libre a 200 kilómetros por hora. A aproximadamente 1500 metros de altura, el paracaídas se abre, lo que da lugar a un vuelo calmo que tiene una duración de cinco minutos.

Si tienes la oportunidad de concurrir a Empuria Brava y no quieres irte a casa sin tirarte en paracaídas, te aconsejamos que optes por Skydive Empuriabrava. Se trata de uno de los centros profesionales de paracaidismo de mayor renombre en la región, el cual ofrece a los interesados cursos tándem junto a guías de vasta experiencia. Es importante tener en cuenta que existen algunas limitaciones físicas: la altura mínima es de 1,20 metros y el peso ha de estar entre 35 y 90 kilos. Además de esto, el clima también juega a la hora de saltar, ya que hacerlo en invierno implica el uso de ropa adecuada (dos jerséis, un polar y guantes).

Por último, resulta imprescindible hacer hincapié en el entorno del lugar. Allí abundan lugares de interés de renombre y los paisajes más maravillosos, como Marina Empuriabrava, la villa medieval de Castelló d’Empuries, las ruinas griegas y el Parque Natural de Aiguamolls de l’Empordá. En conclusión, este rincón de España no sólo se destaca por su tradición en el paracaidismo, sino también por ser un destino turístico excelente.