file0001025027371-1000x288.jpg

Destinos para descargar toda la adrenalina (I)

Los viajes de aventura son una opción cada vez más de moda entre aquellos a los que les gusta probar cosas nuevas o disfrutar de los hobbies más atrevidos. Desplazarse para poder realizar un bautizo de buceo, disfrutar de un vuelo en parapente, surcar las aguas sobre una tabla o correr en un 4×4 es algo cada vez más común y más solicitado en las agencias de viajes. Incluso algunas se han especializado en escapadas de aventura.

En grupo o en pareja son muchos los que planifican sus vacaciones de modo que les permitan disfrutar de una experiencia diferente que les proporcione una buena dosis de emoción extra y una cosa más que tachar de las famosas listas de “cosas a realizar antes de…”. En ocasiones estas actividades se enmarcan dentro de unas vacaciones convencionales y otras veces son el único objetivo del desplazamiento.

Los bautizos de buceo más hermosos de España.

El mar mediterráneo es el más contaminado del mundo. Pero es tal su magia que aun así conserva una flora y fauna los suficientemente llamativa como para convertirlo en un destino de turismo para buceo. Los amantes de este deporte ya tienen sus propios viajes organizados a lugares adecuados para realizar sus rutas. Pero aquellos que se sienten atraídos por la idea pero aun no se han atrevido a llevarla a cabo pueden experimentar la sensación mediante un bautizo de buceo.

Se trata de una corta inmersión en la que una persona, asistida en todo momento por un buceador experimentado y en una zona de poca profundidad, puede enfundarse en un neopreno y bucear durante unos minutos con botella. Cabo de Palos es uno de los destinos más bonitos para vivir esta inolvidable experiencia.

Surcando los cielos con las aves.

No es necesario hacer un curso para poder volar en parapente. Se puede disfrutar de un vuelo de iniciación en un biplaza, donde se irá acompañado por un profesor que será quien controle todo el vuelo. Usted tan solo deberá de acomodarse y disfrutar del paisaje desde un punto de vista privilegiado que solo unos pocos llegan a contemplar.

Castejón de Sos en el Valle del Benasque es probablemente uno de los lugares más bonitos para realizar uno de estos vuelos, aunque son muchos los paisajes de España que se pueden visitar desde las alturas. En Tenerife también hay numerosos clubs de parapente que ofrecen la oportunidad de realizar un vuelo acompañado a los viajeros más curiosos.