cueva-640.jpg

Coge tu casco y tu frontal y sumérgete a otro mundo.

Quizás lo único que quede pos descubrir en este mundo son las profundidades marinas, y el mundo subterráneo, y son muy pocos los que se encuentran preparados para segregar adrenalina y sumergirse de lleno en este mundo.

Comenzar en la espeleología.

Este deporte de aventura conlleva una serie de gastos en un principio, ya que hay una larga lista de elementos que tienes que tener en cuenta para comenzar a introducirte en las cuevas: un mono, una carburera, casco con luz de acetileno, cinturón especial, botas de agua, y unos guantes especiales para la roca y el agua. 

También se necesitan otros elementos, y esta vez, no son materiales, ya que tienes que dejar en la entrada la claustrofobia y la ansiedad, y decidir sacar lo mejor de ti.

Piensa en que todo tiene su inicio, y una vez te vas adentrando en la cueva, te darás cuenta que no es un deporte individual, ya que necesitarás la ayuda de tus compañeros a la hora de ir evitando rocas, de intentar meterte por una cavidad, etc.

Lo mejor de este deporte, es que una vez hayas dado buena cuenta de todo lo anterior, de lo impresionante que es la oscuridad que impera las cuevas, y de la belleza que se esconde tras ese mundo oscuro, no podrás dejar de pensar en buscar nuevos retos.

Ruta para descubrir.

Una vez te hayas hecho con todo el equipamiento, material y psíquico y estar preparado para tener la sensación de estar descubriendo algo sólo visto por unos pocos, o te llama la atención ponerte a prueba a ti mismo, te proponemos una ruta para principiantes, en las que podrás sentir las sensaciones nombradas anteriormente.

Marbella es uno de los sitios en los que los amantes de la espeleología deciden probar suerte como principiantes. Las rutas para principiantes con las que cuenta este lugar, se ubican geográficamente en las montañas de la Sierra Blanca, y muy cerca, por si te sientes preparado, en la red de cuevas calizas de la Tinaja , en la Sierra de las Nieves, podrás probar el nivel intermedio.

Normalmente, esta ruta, ofrece un guía, que irá aconsejando al grupo con profesionalidad y experiencia, para así sentirte seguro en tu primera inmersión. Al contratar al guía, tienes una serie de servicios adicionales, como son; el equipamiento necesario para hacer la excursión, y un seguro de accidentes de responsabilidad civil. 

Los únicos requisitos para realizar la actividad serían los siguientes:

  • Ser mayor de 18 años.

  • No tener ningún problema de salud.

  • Tener nociones básicas de escalada.