Todas las entradas de Deportes Aventura

11-500x288.jpg

El monopatín, ¿deporte de aventura? (I)

Por supuesto ¿O sólo íbamos a disfrutar de los deportes de aventura en las montañas, ríos, bosque y entornos en los que la Naturaleza aún no ha perdido por completo la batalla con el ser Humano? La ciudad también puede ser una fuente de descubrimientos y un acicate para la superación tanto física como espiritual.

Como, quien más quien menos, sabe de las necesidades para practicar este deporte, como a todos nos suena su origen como descendiente directo del surf, vamos a dejar de un lado las condiciones físicas requeridas, los materiales de seguridad que hemos de vestir (básicos, aunque no los mencionemos) y nos centramos en la parte espectacular de este deporte.

Vamos a hablar de algunos de los trucos que el skater, sobre todo del que practica el estilo “callejero”. Tiempo habrá de estudiar otros trucos y estilos, de momento, comenzamos con los trucos base de flip.

Empezamos con lo básico

El primero a que nos referiremos es el “Ollie”, el básico del skate que, una vez dominado resulta el punto de partida para casi todas las demás maniobras. Para ejecutar un “Ollie”, situamos un pie en la cola y el otro donde se ven los tornillos que sujetan el eje delantero, ambos mirando “hacia fuera” de la tabla. Pisamos fuerte sobre la cola y a la vez saltamos, tratando de equilibrar el monopatín en el aire, elevado por el impulso de la patada.

Vamos ahora con un “50-50” o “Fifty-fifty”. Se llama así a deslizarse por un borde (barandilla, pasamanos…) con un eje de la tabla en cada uno de los lados. Si el eje delantero se levanta y se supera tal obstáculo deslizándose por el trasero, estaremos hablando de un “5-0”.

En el “medio huevo”

Nos vamos ahora hacia un half-fpipe o medio huevo. Esa rampa doble convergente destinada para que los skaters exploren sus límites: aquí vamos a realizar un “Lip”, o lo que es lo mismo, que el patinador intente mantenerse cuanto pueda en equilibrio en una determinada postura en el coping o borde metálico superior.

No podemos dejarnos atrás el “Grab”, cualquier ejercicio en el que se agarra la tabla en el aire. Según por donde se sujete, se llamará de una u otra forma. Por ejemplo, sujetar la tabla por el medio se denomina Melongrab.

Nos faltan los flip, los shove-it y algún que otro truco sólo para unos (muy) pocos… Dejamos lo mejor para el próximo post.

niño-tiro-e1370944022810.jpg

Niños y deportes extremos

La pasión por el deporte y la aventura a menudo dura toda la vida. Algunos pequeños saben de inmediato que es su pasión en la vida. Mientras que otros tienen que ser introducidos a la misma.

Muchos niños muestran especial interés en los deportes de aventura, es por ello que sus padres deben analizar cual de los deportes existentes puede ser llevado a cabo por un niño sin riesgos, y que a su vez no sea aburrido para los pequeños.

Aquí hay una introducción a algunos de los deportes que los niños pueden practicar:

Tiro al arco

Es un excelente deporte para personas de todas las edades. Tiro con arco es una actividad muy sociable y combina la dedicación con la precisión y fuerza. 

La fuerza se gana a medida que avanza el aprendizaje de cómo sostener el arco correctamente y cómo dar marcha atrás. Soltar sin mover el arco en el momento equivocado y cambiar así el curso de vuelo de la flecha.

El principio general de este deporte se puede aprender rápidamente, pero el dominio lleva su tiempo.

Weaselling

Weaselling es otro de los deportes que se puede hacer en familia

ya que no tiene limitaciones en cuanto a la edad. Además, no importa la experiencia previa.  Weaselling es la actividad de encontrar un camino a través de una ladera montañosa subiendo, trepando, resbalando y apretando el camino a través de obstáculos rocosos y cuevas naturales.

Es básicamente una mezcla entre la espeleología y el desfiladero de codificación. Este deporte, no necesita cables.

Una ventaja que tiene es que lo pueden intentar hacer las personas con miedo a las alturas, ya que no hay exposición a la altura real.

Es imprescindible llevar consigo ropa de agua, ya que hay gran cantidad de barro alrededor, otra razón por la que esta actividad les encanta a los niños.

Cuerdas elevadas

Esta actividad es muy divertida, pero no es adecuada si se teme a las alturas. Se incluye en este deporte gran parte de escalada. Las cuerdas altas suelen ser el primer paso muchas escaladas más extremas.

En cuerdas altas hay un camino trazado para subir a menudo siguiendo caminos y puentes colgantes que van de un árbol a otro en el área del camino.

Aquí se trata de mantener el equilibrio y hay muchos estilos diferentes de cursos para mantener a todos ocupados. Conquistar un puente tambaleante neumáticos, llegando a la parte superior de un muro de escalada empinada o balancearse en el aire como Tarzán, es un día que ningún niño se olvidará.

No-practiques-deportes-de-aventura-500x288.jpg

No practiques deportes de aventura

Con lo bien que se está en el sofá, viendo como veintidós multimillonarios persiguen un balón ante los gritos histéricos ochenta mil personas que son un poco más pobres por verlos… No vale la pena: no practiques deportes de aventura.

¿El estrés? Eso es cosa de otros: si te pones a gritarle al primero que te da los buenos días en un tono que no acaba de gustarte es porque eres un a persona apasionada y expresiva. Que te saluden con un gruñido hasta que el reloj diga que es mediodía… Pero tú no practiques deportes de aventura.

No practiques deportes de aventura

Con no perderte en el camino entre el trabajo y tu casa, ya conoces suficientes caminos. Lo de los paisajes está muy bien, pero con la calefacción o el aire acondicionado y por la tele. Eso sí, siempre y cuando no estén dando fútbol, en cuyo caso el único verde que vale es el del césped, sobre todo si lo tiene la estrella del equipo rival (tú dices “enemigo”) entre los dientes. Casi mejor no practicas deportes de aventura.

No vale la pena

¿Y esa tontería de expandir tus horizontes? Como si no tuvieras bastante con expandirte por el sofá de modo que cada día estés más cómodo mientras te preparan la cena. No: no practiques deportes de aventura.

¿Alcanzar metas? ¿Qué metas vas a alcanzar? Como si no fuera suficiente con alcanzar la lata de cerveza que está sobre la mesita baja del salón. Eso sí es una meta y, además, arriesgada: como, por el camino, se te vuelque el bol de panchitos, date por abroncado. Eso, o te levantas, agarras la escoba y el recogedor y reparas el estropicio. Pero el esfuerzo no vale la pena. Déjalo: no practiques deportes de aventura.

¿Para qué vamos a esforzarnos?

Además, ¿para qué quieres conocer más gente? Si con tus compañeros de trabajo, tus amigos del bar y la plantilla de tu equipo, utilero, encargado de iluminación y recogepelotas incluidos, conoces más nombres de los que creías que ibas a poder memorizar. Que no, que lo dejes: no practiques deportes de aventura.

En cuanto a que el deporte es salud, ¿te has dado cuenta de las agujetas que tienes al día siguiente? Si te paras a pensarlo, son dolorosas que la resaca ¿El deporte es salud? ¡Pues que viva la bronquitis crónica esa que tienes, provocada por el tabaco, del que consumes dos cajetillas diarias! ¡Que ahogo! No vayas a practicar deportes de aventura.

Recuerda, ante todo, no practiques deportes de aventura.

4211625321_776345354b-350x288.jpg

Una charla de padre a hijo

– Papá: ¿por qué estamos aquí?

– ¿No te gusta?

– Claro: es muy bonito, pero estoy muy cansado.

– ¿Sólo cansado?

– Bueno…

– Piénsalo bien: ¿cómo te sientes?

– Bien, cansado, pero satisfecho.

– ¿Satisfecho?

– Es… es otra cosa. Después de dos días de caminar bajo la lluvia, por caminos embarrados, con ramas y zarzas cortándome la piel y los pies agrietados de la humedad, debería estar enfadado, pero no lo estoy. Es… lo contrario del enfado.

422 - Stars Texture

– ¡Vaya! Es la primera vez desde hace treinta años que me diriges tantas palabras seguidas.

– Papá, yo…

– No. Calla. Lo que me vas a decir ahora no es necesario.

– Pero quiero hacerlo. Me equivoqué. Y fue por mi orgullo, por mi soberbia, por lo que no quise hablarte. Tenías razón, papá…

– No es momento de lloros, hijo. Tus disculpas estaban aceptadas desde hace ya muchos años.

– Entonces, este viaje, esta caminata por senderos que no imaginaba siquiera que existiesen…

– He querido hacerte un regalo.

– ¡Un regalo! Después de todo lo que ha pasado, me haces un regalo. No has cambiado… ni quiero que lo hagas.

– Bueno, en lo que tampoco he cambiado es en que no me he gastado mucho. Y en que el regalo es útil.

– (…)

– Túmbate. Boca arriba.

– (…)

– Ése es mi regalo.

– Entiendo. Y me encanta. Los días de oficina, las prisas, el móvil, el no ver a la familia más que cundo duermen…

– Los mismos errores que cometí yo.

– No, papá, tú…

– Yo era como tú. Nunca salimos a la montaña; aprendiste a pescar con tus amigos y a andar en bicicleta  con mi padre. Nunca estuve más que como una especie de cajero automático…

– No: no es así. Gracias  que me lo permitías pude explorar el mundo yo solo ¿Recuerdas aquellas cuevas cerca de casa de los abuelos? Allí fue donde empezó a gustarme la espeleología… Meterme en cuevas, como los trogloditas, decías. Sin embargo, me dejaste aprender a desenvolverme.

– No: no te seguía, no me preocupaba, porque mis prioridades eran otras, y ese fue mi pecado.

– Pero…

– Déjalo: no quiero que discutamos ahora. Te pido perdón y espero que sepas perdonarme.

– Claro que sí, pero, ¿por qué ahora?

– Porque no podía irme sin regalarte la paz que sientes ahora mismo

– ¿La paz…? ¿Irte? ¿Adonde?

– A donde ningún sendero que quiera que recorras te llevará. Llama a tu madre. Está destrozada: encontraron mi cuerpo hace tres días…

webjosef-450x288.jpg

Josef Ajram, ¿broker o triatleta?

Ciertamente, cuando vemos a este joven de 34 años, su cuerpo musculado tatuado y con piercings, lo último que pensamos es que sea un triatleta , pero menos aun que se dedique y sea experto en Bolsa española.

Así es Josed Ajram Tares, un chico entre dos mundos. Partiendo también de que es de padre sirio y madre española, aunque nacido en Barcelona.

Desde niño supo cuáles eran y desarrollar sus pasiones. Por eso siempre fue constante, disciplinado e incluso obsesivo por su pasión deporte. Sobre todo por la bicicleta, en la cual le inició su abuelo paterno. Y aunque dejara los estudios, lleva en la Bolsa ya prácticamente una década.

¿Cuál es su clave? 

No cree en el azar. No necesariamente las cosas son cuestión de suerte. Sí cree el trabajo duro y que lo que te apasiona te hace ser ,siempre, el mejor. En la disciplina y el cálculo, algo que lleva hasta en sus horarios: 8 horas de dormir, 8 de trabajar y las 8 restantes para él mismo, de las cuales saca tiempo para su otra gran actividad, viajar. Algo que por sus padres le fue fácil desde niño.

 La adrenalina en cada faceta de su vida

Hombre adicto a los retos, escribe libros e incluso practica algún arte marcial. Pero ante todo es IronMan…¿o quizás bróker? Él mismo considera que su profesión es la segunda, pues es la que le da más recursos para vivir. Lo que está claro es que la acción, el riesgo y la satisfacción de cada una de sus facetas le hace disfrutar en cada instante de lo que tiene y ha conseguido. Es su forma de afrontar la vida.

No considera que sea un atleta de triatlon, sino de aventura. Le encantan los desafíos deportivos. Como irse al Titan Desert que al Seven Islands. No mira tanto ganar un IronMan como tener una habilidad comunicativa con la sociedad. De ahí su gran cantidad de patrocinadores, libros publicados, redes sociales y blog

 Logros deportivos

Estos son algunos de sus casi treinta títulos.

–        1st Spaniard finish Utraman Canada

–        1st place stage Ultraman Canada (dos años consecutivos)

–        2 nd place Titan desert Mountain Bike Marathon (2006)

Admira a Julian Sanz (Ultrafondista de bici); Killian Jornet (carreras de montaña); Marcel Zamora (Ganador de tres Ironman de Niza) y a Serge Girad, por recorrer el mundo de París a Tokio.

Actualmente se encuentra en Gran Canaria, preparando y reconociendo el terreno para el RedBull 7 Islanf. Desde este blog ¡Mucha suerte!

2644950525_25e9036a33.jpg

Empuria Brava: el paraíso del paracaidismo

IMG_0349.JPGHay lugares en el mundo que son sorprendentes, verdaderas maravillas en su tipo, pero que debido a su escasa difusión no son tenidos en cuenta por la gran masa de turistas. Empuria Brava (también denominado Empuriabrava) es un excelente ejemplo de esto.

A pesar de su poca popularidad, Empuria Brava es un rincón soñado que se distingue y caracteriza por ser un auténtico paraíso para los amantes del paracaidismo y la caída libre.

No caben dudas de que esta actividad provoca una de las sensaciones más emocionantes de todas las que una persona puede experimentar a lo largo de su vida, por lo que no sólo recomendamos una visita a este rincón de España a todos los devotos del paracaidismo, sino también a aquellos individuos que jamás han tenido esta experiencia y no quieren dejar pasar la oportunidad de hacerlo.

Al saltar con paracaídas es posible sentir una combinación alucinante: una vertiginosa caída libre junto a un vuelo suave. Hacerlo en Empuria Brava tiene un plus: la posibilidad de apreciar maravillosas vistas panorámicas de una zona de la Costa Brava. En este destino español es posible saltar al vacío desde nada más ni nada menos que cuatro mil metros de altura. Es imposible negar el hecho de que se trata de una experiencia inolvidable, aunque ésta se puede repetir a gusto. No son pocas las personas que quedan fascinadas con esta vivencia, por lo que reinciden en la actividad.

Es fundamental considerar que los principiantes saltan en paracaídas en tándem, mientras que las personas más experimentadas lo hacen sin nada. Quienes van a saltar por primera vez se enganchan a un instructor, el cual guía a los aventureros durante todo el trayecto hasta el suelo. Tal como mencionamos anteriormente, la actividad en cuestión se inicia a cuatro mil metros de altura y tras el salto es posible experimentar un minuto de caída libre a 200 kilómetros por hora. A aproximadamente 1500 metros de altura, el paracaídas se abre, lo que da lugar a un vuelo calmo que tiene una duración de cinco minutos.

Si tienes la oportunidad de concurrir a Empuria Brava y no quieres irte a casa sin tirarte en paracaídas, te aconsejamos que optes por Skydive Empuriabrava. Se trata de uno de los centros profesionales de paracaidismo de mayor renombre en la región, el cual ofrece a los interesados cursos tándem junto a guías de vasta experiencia. Es importante tener en cuenta que existen algunas limitaciones físicas: la altura mínima es de 1,20 metros y el peso ha de estar entre 35 y 90 kilos. Además de esto, el clima también juega a la hora de saltar, ya que hacerlo en invierno implica el uso de ropa adecuada (dos jerséis, un polar y guantes).

Por último, resulta imprescindible hacer hincapié en el entorno del lugar. Allí abundan lugares de interés de renombre y los paisajes más maravillosos, como Marina Empuriabrava, la villa medieval de Castelló d’Empuries, las ruinas griegas y el Parque Natural de Aiguamolls de l’Empordá. En conclusión, este rincón de España no sólo se destaca por su tradición en el paracaidismo, sino también por ser un destino turístico excelente.

25-1000x288.jpg

Volando con cometas

Quizás eres de los que piensas que volar cometas es un aburrimiento. Que es un deporte que solo le gustan a los niños y que no ve qué magia puede tener el planear un trozo de tela. Pero esto puede ser por que no sepas es que es el Kite Buggy.

Si eres un apasionado de los deportes de riesgo este término puede cambiarte la idea de la cabeza en un segundo. Solo con decir: deporte sin motor que a través de una cometa te empuja y te eleva.

El Kite Buggy

O también llamado parakart, es un deporte que consiste en la tracción de una gran cometa dirigida  por el viento, que hace que nos deslicemos bien por hierba como por arena sobre ruedas. Esta cometa está dirigida con una serie de cuerdas estiradas por el deportista, las cuales sujeta a un pequeño velero. El llamado rubby, que da el nombre a esta disciplina.

La disciplina cuenta con más diecisiete siglos. Con la creación de la cometa en China. Pero no fue hasta 1822 cuando George Pocock experimentó con un vehículo que, gracias a la tracción del viento, llegaba a planear.

Cómo se practica

Este deporte tiene un cierto parecido a la vela, por lo cual no es de extrañar que se considere un deporte de navegación por tierra. El vuelo con cometa desarrolla la concentración y la habilidad de coordinación de movimientos.

Aunque se agrupa en deportes extremos, no ofrece en sí ningún tipo de peligro al practicarlo, ya que se realiza en lugares abiertos como el campo, playas o desiertos.

El piloto es el único encargado de manejar tanto el vehículo como la cometa. Esta cometa no está atada de ninguna forma al vehículo, así que es la persona quien tiene que sujetarla.

Componentes

Cometa: Es una vela o ala aerodinámica flexible. Está fabricada con tela de nylon, lo que hace que sea ligera y resistente.

Los hilos para manejar son finos. Son unos 2 o 4 hilos o líneas y tienen unas longitudes de entre 15 y 30 m de longitud. Estos cabos unen la cometa con los mandos, de los que cada cometa lleva dos. Uno de los hilos hace la acción de freno.

Buggy: es un kart con tres ruedas, similar a un triciclo pero sin manillar. Es fácil de desmontar y de trasladar.

Como en el caso de las velas, siguen el mismo proceso y vocabulario de navegación.

Otros complementos: Es importante siempre usar complementos de seguridad, como son los arneses, para sujetar la cintura del piloto, así como cascos para protegernos de golpes. También es importante usar guantes para evitar quemarnos con los hilos, gafas de sol, codilleras, rodilleras, etc.

Un deporte milenario que está más de moda que nunca.

1362757570140-768x288.jpg

Roofers, fotos moscovitas sobre los tejados

En 2010, el New York Times investigó sobre unas fotos que circulaban en redes sociales y medios de comunicación, sacadas desde lo alto de los edificios más fmosos de la capital rusa. La sorpresa llegó cuando descubrieron qué había detrás de esas fotos.

Ellos fueron los primeros en hablar de los roofers. Una subcultura sencilla y temeraria, que consiste en escalar hasta la cima de edificios, estatuas o monumentos más altos y como haría cualquier expedición en una cima de una montaña inexplorada, conquistar la cima y proclamarlo a los cuatro vientos. Pero lo que es más escalofriante… lo hacen sin ningún tipo de seguridad, red o cuerda.

¿De dónde sale este movimiento?

Esta práctica surge del buildering, el cual viene del urban climbing, nacido en Inglaterra a finales del S. XIX y que consiste en la escalada de edificios o lo que aquí se conoce como “mosca humana”.

Los roofers nacen del deseo de descubrir lugares ocultos o inaccesibles de la ciudad, las emociones fuertes, fotografías y la popularidad de colgar sus fotos en redes sociales. Ya que no hay foto de su logro el esfuerzo no habrá valido la pena. Ya que sin cámara para tu subida a un tejado es como si no hubieras subido.

Y es este acto obsesivo de fardar lo que le quita prestigio y espiritualidad a esta actividad. Ya que muchos son los roofers que se describen como un movimiento social. La soledad y la reflexión que ofrece un espacio alto, justificando su acción como una crítica a las autoridades por no destinar sitios para los jóvenes.

La opinión pública, horrorizada

Y resulta obvio. Estamos hablando de jóvenes, de los cuales la gran mayoría tiene menos de 20 años. Que resultado de la influencia de Internet y las fotografías de estas correrías, empiezan a practicar este tipo de actividad. Sin ningún tipo de seguridad con la que contar. Ni ninguna clase de permiso para escalar edificios.

Se comunican a través de redes sociales. Ya que Internet es el acumulador y el catalizador de este movimiento. Haciendo y planificando quedadas para iniciar las actividades a desarrollar.

Tragedias inevitables

Como era de esperar, estas aventuras tienen un alto riesgo que muchas veces acaba cobrándose la vida de estos jóvenes, para algunos insensatos. Como el caso del joven de 18 años Alexei Podchufarov. Que murió tras precipitarse al vació mientras escalaba por las cristaleras del edificio de Correos de Moscú.

Los expertos aseguran que este tipo de prácticas siempre han existido. La adrenalina, resultado del miedo y la emoción, siempre son factores que enganchan a practicar acciones tan al límite como éstas.

Balconing”-una-actividad-que-puede-acabar-en-tragedia-1000x288.jpg

“Balconing”, una actividad que puede acabar en tragedia

Cada año vemos como en hoteles, numerosos jóvenes (y no tanto), deciden que es una idea el ponerse en la parte exterior de su balcón e intentar, mediante un salto, llegar hasta otro balcón o, en la mayoría de los casos, lanzarse al vació para terminar cayendo en la piscina del hotel.

Ya todo un clásico de cada verano que se empezó a desarrollar con fuerza en el periodo vacacional del 2010 en España, con la llegada de extranjeros, en su mayoría ingleses y que ya se han copiado en el resto del mundo.

Sé que no es un deporte, ni tan siquiera una actividad como tal. Pero el riesgo es tal que son mucho los que consideran, erróneamente, que esto del “balconing”, o también conocido como “balconismo”, entra en lo que muchos consideran deportes de riesgo o actividades de aventura.

¿Por qué no se lo puede considerar una actividad de riesgo?

La mayor diferencia de entre el balconismo y las actividades que consideramos deportes de riesgo, es que la primera siempre suele ir acompañada con el uso de drogas o alcohol, lo que hace que las personas vean afectada su coordinación y raciocinio. Por lo cual no está en posesión de sus facultades. Siempre que hacemos alguna actividad de riesgo debemos controlar en todo momento lo que hacemos.

La segunda diferencia es que cuando hacemos algún tipo de deporte debemos preparar al cuerpo. Esto se hace mediante un entrenamiento continuo, el cual nos sirve para poder soportar la carga y condiciones físicas óptimas. A la vez de una serie de estiramientos previos antes de lanzarnos a desarrollarlo.

También es importante siempre ultimar los detalles, no por ser los últimos, los menos importantes. Estos son los que comprenden revisar las medidas de seguridad y la inspección del entorno. Y conocer la zona nos servirá a su vez para saber qué necesitamos para asegurar nuestra integridad física.

Sin embargo, en el caso de este “balconing” nada de los anteriores pasos y condiciones existen. Se desarrolla de manera espontánea. Por lo cual eso de entrenar, ver las posibles consecuencias e inspeccionar el entorno o, simplemente, tomarse un momento para cuestionarse ¿es una buena idea?, no tiene su lugar.

El verano deja más de dos docenas de muertos

Lo que deberían ser unas vacaciones para nunca olvidar, pueden serlo de la peor de las formas. Ya que se calcula que en España solo en este verano han fallecido alrededor de 24 jóvenes por esta actividad, que recordamos que está totalmente prohibida.

Tanto es así, que el propio gobierno británico ha lanzado una campaña de concienciación, el que cuenta la historia de un joven inglés que el año pasado perdió la vida precipitándose de su habitación en un hotel de Mallorca.

Rockfishig-500x288.jpg

Rockfishig

Mediante este post intentaré explicar una técnica de pesca para algunos desconocida: El Rockfishing es una técnica de origen japonés, y consiste en engañar con señuelos a depredadores de roca de pequeño tamaño, usando equipos ultraligeros.

Son muchas las especies que se alimentan en las zonas rocosas más bajas de nuestro planeta. Como habrás deducido, para practicar esta modalidad de pesca es requisito indispensable que donde  vayas a pescar sea de fondo rocoso.

Gurnard on the Wing - Coió

En esta modalidad se juega mucho con la manera de lanzar. Aunque, en todo caso, será importante utilizar un sedal grueso de al menos 20lb ya que estás continuamente lanzando encima de las rocas y con un sedal fino gastarías mucho en anzuelos por la cantidad que perderías.

Reducir las posibilidades de “enganche”

Además,  deberás utilizar preferiblemente anzuelos curvos ya que la probabilidad de que quede enganchado en una roca es menor y a la hora de desanzuelarlo es mucho más sencillo. El plomo que utilizaremos tendrá que ser cónico y de poco peso, es decir, usa sólo el peso que creas necesitar para llegar al lugar donde has detectado la zona con rocas.

Formas de engañar a los peces

Respecto a la manera de lanzar, podríamos destacar dos formas:

1. Jerking: Consiste  en dar pequeños tirones. es decir, mantener la puntera de la caña baja, e imprimir tirones rápidos y fuertes.

2. Dientes de Sierra: Consiste en dar un tirón seguido de una pausa. El jig o “anzuelo” asciende con el tirón y cae en picado por su peso durante la pausa. La picada podrá producirse en cualquier momento. Además, esta técnica nos permite explorar capas de agua más profundas.

It starts right here, in Maldives

 Más datos sobre el rockfisihing

Se suele caracterizar por practicarse de noche, ya que según cuentan algunos expertos, en la jornada diurna no han tenido demasiada suerte. Un consejo útil: deberías utilizar guantes de fibra para protegerte de los bocados de algunos peces de gran tamaño… ¡Ay!

Las carnadas más populares para esta modalidad de pesca entre rocas son los calamares y los pulpos, es decir carnada dura y fuerte. Es la típica técnica donde las capturas suelen ser muy frecuentes, abundantes e inesperadas, ya que existen muchas especies de peces muy pequeños que aunque no los consideremos como depredadores, realmente sí lo son.

Una frase para describir brevemente este tipo de pesca sería que el valor de una captura no se mide por su tamaño, si no por su dificultad. Y defendiendo la conservación de las especies marinas es muy recomendable practicar el “captura y suelta” con todas ellas sin excepción.