Todas las entradas de Deportes Aventura

Planes que hacer al visitar una ciudad

Todo el mundo sabe que uno de los placeres de la vida es escapar de la rutina para poder viajar a ver mundo y huir del ajetreo de la ciudad. Por esto en el último año el sector turístico Español ha experimentado un crecimiento del 7,4% respecto a 2016, con 77,8 millones de turistas, mientras que para el 2018 se prevé un aumento del 3,3%.

Nosotros, los españoles, tenemos un gusto muy propio por ir de vacaciones a otras zonas de nuestro país. Nada menos que el 91,4% prefiere viajar dentro del territorio nacional, mientras que el 8,6% prefiere los viajes fuera de nuestras fronteras.

Los madrileños somos los más viajeros, y los de Baleares son los que tienen la media de gasto diaria más elevada.

En cuanto a viajes al extranjero los españoles preferimos lo más próximo, Francia y Reino Unido, seguidos de Portugal, Italia y Alemania. El lugar está claro pero ahora…

¿Qué hacemos estando de vacaciones?

La mayoría de los viajeros prefieren antes el turismo en playa o ciudad que en montaña, ya que para ellos es más divertido, menos riesgoso, más barato y de más fácil acceso. Por esto todos buscan las mejores playas de España como destino predilecto.

 

Según numerosos estudios, los beneficios de la playa son numerosos frente al barullo de la ciudad, quizá su éxito sea por esta razón. El ritmo de las olas y los suaves sonidos que producen al chocar contra la orilla y la arena influye en nuestros ritmos internos y nos dan una sensación de paz y tranquilidad. Esto también lo explica el magnetismo y la atracción que produce el color azul.

¿Y en las zonas de playa?

 

Pues bien, como no todo es tomar el sol y bañarse, aquí hay una serie de actividades que puedes llevar a cabo:

  1. Jugar en y con la arena, mancha un poco pero siempre es divertido.
  2. Hacer surf, necesitas saber un poco del tema, tener tabla y poseer un poco de equilibrio, pero sino es el caso siempre puedes alquilarla y practicarlo por puro postureo.
  3. Practicar deportes extremos: como el flyboard, o el parasailing. Probablemente te caigas pero la intención es lo que cuenta.
  4. Deporte en plena arena, ya sean individuales (nadar, correr, hacer flexiones…) o en grupo (torneos de vóley playa, relevos…)
  5. Montar en barca, en hinchable, de pedales…
  6. Pescar la cena, o intentarlo. Siempre hay un espigón disponible para este fin.
  7. Fabricar una cometa artesanal y posteriormente volarla.
  8. No podía faltar…el chiringuito!

 

Si quieres descubrir calas ocultas o ir de playa en playa para ver amaneceres y atardeceres, la mejor opción es que recurras a un E-Vans.

¿Por qué recurrir a una autocaravana? Porque aporta gran libertad a la hora de viajar y disfrutar sin límites de horarios. Estáis aparcados en un camping de playa y queréis moveros a la ciudad para ir a una discoteca de fiesta, no tenéis que recurrir al taxi, podréis beber y según lleguéis a la caravana podréis dormir. Incluso podéis dejaros la re-cena hecha para cuando os entre el hambre de madrugada!!

 

¿Y en ciudad?

En el turismo de ciudad existen multitud de alternativas, sobre todo en verano. La ciudad acoge multitud de conciertos, cines de verano, ciclos de teatro, actividades infantiles y un montón de planes más:

  1. Si buscas relax: acude a un buen parque donde tumbarte en la sombra a disfrutar del canto de los pájaros, pasea en bicicleta, patina, o aprende sobre plantas.
  2. Si optas por un plan de aventura: puedes practicar “wake surf” en un pantano, tirarte en paracaídas, montar a caballo, practicar escalada, tirolina…
  3. Si tienes calor puedes ir a una de las fantásticas azoteas y allí tomarte algo de beber, ir a por un gofre con helado o darte un baño en una de las piscinas municipales.
  4. Ir a ver museos, que tienen ese aire acondicionado que tanto gusta en verano…
  5. Acudir a un cine de verano al aire libre, a una exposición, hacer picnic…
  6. Acudir a un parque acuático.

 

Estas son solo unas de las pocas opciones que existen, para que independientemente de que elijas playa o montaña, disfrutes de las vacaciones más variadas!

IMG_0270.JPGMOZTUTA-1000x288.jpg

Mi primera ruta en Quad

Si os digo la verdad, nunca me hubiera planteado, seguramente, hacer una ruta en quad. Pero visto que a mi pareja me lo vendió bien y que a el le apasiona, accedí a vivir una nueva experiencia: mi primera ruta en quad.

Con un poco de miedo y sin saber muy bien dónde me metía, me cambié de ropa, me puse una impermeable que me dieron en la oficina en la que contratamos la ruta, me coloqué unas gafas, un casco y unas botas de goma y simplemente decidí que por una vez en la vida, me iba a dejar llevar e intentar disfrutar al máximo de mi nueva experiencia.

Lo que más miedo me daba era que a pesar de que iba acompañada de alguien que es un habitual de este deporte de riesgo, y confío totalmente en su persona, sucediera algún percance inesperado que no supieramos afrontar de la mejor manera.

Ser prudentes

Se ha hablado y mucho, sobre los múltiples accidentes que se han cobrado vidas humanas mientras que practicaban este deporte. Pero yo creo que muchas veces es por la excesiva confianza y otras, simplemente por estar en el lugar inadecuado en el peor de los momentos.

Pero dejando a parte las desgracias… que si tenéis un poco de cuidado y sois prudentes no os van a ocurrir, os sigo contando mi primera vez encima de un quad. Cuando empezamos a rodar, yo de paquete por supuesto, me di cuenta de que aquello no iba a ir precisamente por caminos asfaltados y lisos.

Descubrir lugares secretos

En seguida me percaté de que poco a poco, por caminos donde casi no podíamos pasar, se podían descubrir lugares recónditos y escondidos que solamente se podrían alcanzar andando o en este vehículo. En ese momento cerré los ojos y miles de olores y sensaciones vinieron a mi.

Aunque el tipo de terrero en que andan este tipo de vehículos suele ser rocoso, con tierra, barro, e incluso se pueden cruzar riachuelos con él, es bastante cómodo andar en quad,salvo por los botes que das en el asiento de vez en cuando y que luego acaban doliéndote durante un par de días. Pero por lo demás nada importante.

Existen muchas empresas organizadoras

Si no habéis conducido nunca un quad y queréis hacer una ruta, lo mejor es que os dirijais a empresas organizadoras de este tipo de eventos y por supuesto que aviséis de que nunca habéis pilotado ninguno, para que el responsable esté más pendiente y pueda elegir un recorrido adaptado.

Ala-delta-un-deporte-de-riesgo-tranquilo-500x288.jpg

Ala delta, un deporte de riesgo tranquilo

El ala delta, el ingenio en sí, es un mecanismo construido para planear y realizar vuelos sin motor. Debido a la baja velocidad con las que se efectúan, las maniobras de aterrizaje y despegue se realizan a pie.

Podríamos situar el origen de este deporte en el siglo IX, de la mano del hispano-árabe Abás Ibn Firnas, quien construyó un aparato para planear, pero sin control alguno. En 1890, el ingeniero alemán Otto Lilienthal realizaba del orden de 2.000 vuelos controlados desde una colina artificial.

ala delta

Un invento de la NASA sin motor

Con la llegada del vuelo motorizado, el interés por el ala delta se evaporaba, hasta que en 1961 Francis Rogallo, ingeniero de la NASA inventaba el ala flexible, una pequeña modificación de la original. La idea era usarla como paracaídas dirigible para el programa Apollo. Aunque la Agencia descartaba su uso en 1965, pilotos y deportistas aceptaron su utilidad deportiva.

Cabe destacar que a adaptación más exitosa del ala Rogallo fue la que realizó el australiano John Dickenson en 1963 y que empezaron a copiar compañías de todo el mundo en la década de los 70. Estas copias popularizaron el deporte del ala delta en muchos lugares del mundo, sobre todo en Estados Unidos, Australia, Europa y Nueva Zelanda. El primer mundial de este deporte se celebraba en Austria en 1976.

Un principio de vuelo básico

El deporte en sí se sirve de las corrientes ascendentes de aire que empujan una superficie de tela muy amplia, en forma de delta (triángulo). Parte de lugares altos, como colinas, para comenzar a planear. La idea es que el piloto se mantenga en vuelo durante mucho tiempo o realice acrobacias.

Si hablamos de la competición en si, diremos que, aunque se empezara con vuelos pequeños y desde colinas de escasa importancia, la tecnología actual deja que los pilotos alcancen los 800 kilómetros, tras varias horas de vuelo.

Los objetivos de la competición abarcan: distancia en línea recta; distancia hasta un objetivo; y tiempo y distancia recorrida en torno a un circuito triangular.

Tranquilidad. Libertad

Definida el ala delta; estudiada su historia; entendido su mecanismo; e iniciados en la competición de un deporte que, por extraño que pueda sonar, es competitivo, ¿qué nos queda? Pues definir este deporte según sus participantes.

De hecho, los “aladeltistas” utilizan dos palabras, dos sensaciones para describir qué es su deporte: tranquilidad y libertad ¿Qué más nos hace falta para animarnos con deporte de riesgo sólo moderado y que nos da la ocasión de ver el mundo desde arriba, tranquilos, libres?

Volar-con-solo-un-traje-3-517x288.jpg

Volar con solo un traje

Desde que el hombre es hombre siempre ha querido volar. Un sueño que aun hoy, con la construcción de vehículos a motor, aerostáticos o mediante poleas y cuerdas, soñamos constantemente mientras dormimos.

Un deseo que aunque tenemos todos los medios para cumplir, cada vez necesitábamos más la sensación de volar aún más libres. Algo que se puede experimentar con caídas libres o paracaidismo, por escasos segundos, terminando utilizando siempre un paracaídas. (Y que siga saliendo, que nunca falle…).Pero claro, cuando más tenemos más queremos.

Si eres de los que sueñan aun despiertos con ser un ave y planear en el viento. Aquí te traemos la solución para ver cumplido tu anhelo. Con solo un traje que simula el cuerpo de una ardilla voladora, podrás ver cumplido tu deseo de volar.

Traje aéreo

Es curioso, el ser humano siempre ha cogido como referencia a las aves para volar y resulta que una vez que consiguen inspirarse en la anatomía de un animal y que funcione sea fijándose en la de un roedor. Y es que, como ya hemos dicho, este traje aéreo se inspira en el movimiento y membranas que unen las extremidades de la ardilla voladora para planear al saltar entre rama y rama, a grandes distancias.

Orígenes y tragedia

La primera vez que un hombre invento unas alas para planear fue en los años 30, así que este invento se puede considerar el primer traje aéreo, estando construido con lienzos, seta o metal. Por lo que no eran muy fiables. Lo que desafortunadamente, causaban muchas tragedias. Desde estos años 30 hasta el año 1961 72 de los 75 inventores que probaron su invento murieron en el intento.

Algo que también le ocurrió al creador de este traje, el francés Patrick de Gayardon (“DeG”) quien murió el 13 de abril del 98 mientras probaba una variación de este traje. Aunque su legado sigue vivo por todo el mundo surcando los aires.

Características

Este traje está construido con membranas que se llaman hinche, que van desde los brazos a las piernas sujetadas por el tronco y entre las piernas. Lo que hace que el individuo se consiga desplazar horizontalmente a unos 140/160 km/h. Alcanzando los 20km/h en el descenso vertical.

Aunque sea otra disciplina, en verdad este tipo de deporte extremo está dentro de paracaidismo. Aunque no solo se puede practicar saltando desde un avión o avioneta, sino que también podemos hacerlo en cualquier punto alto, como el salto base. La relación entre ambos deportes es que este también termina con un pequeño paracaídas.

La verdad es que viendo están imágenes parece tan sencillo que hasta asusta.

Dom-1000x288.jpg

Esquiar en diferentes montañas del planeta

Aunque es cierto que conforme van avanzando los días y los meses, la temporada de esquí se va dando por finalizada en las montañas y sierras de nuestro país, no por ello debemos desanimarnos ya que hay cientos de lugares en el mundo donde podemos esquiar en cualquier época del año y disfrutar de las mejores pistas de esquí de nuestro planeta.

A este respecto, podemos estar muy tranquilos ya que solo basta con coger un tren o un avión para poder llegar al destino idóneo para practicar nuestro deporte favorito. Montañas como los Alpes suizos, los Pirineos, los Andes o los Apeninos son solo algunas de las cordilleras en las que podemos esquiar en cada temporada del año, e incluso en alguna de ellas podemos esquiar durante todo el año.

Sigue leyendo

Un-puente-de-aventura-500x288.jpg

Un puente de aventura

¡Uf! ¡Uf! ¡Vaya carrera! ¿Llegamos a tiempo para ofrecerte algunas ideas para el puente de Diciembre? O al menos para hacerte cambiar un par de planes, esperamos… Entre las muchas posibilidades que se nos ofrecen a partir de 6 de Diciembre están los deportes de aventura: Naturaleza y acción, de la mano.

Es un error bastante común asociar deporte a aventura a sol y buen tiempo. Y aquí van unas cuantas pruebas:

Un puente de aventura

Comenzamos hablando del mushing, una forma de desplazarse más antigua que la memoria que ha acabado por convertirse en un deporte. Y gracias a este deporte conectaremos con la Naturaleza y lo haremos de una forma apasionante. Posiblemente más si terminamos la jornada en un tipi (una tienda de campaña como la que usaban los indios norteamericanos).

Cantidad, variedad y diversión asegurada

Concretamente, estamos pensando en la estación de esquí de Vallnord, donde un musher profesional guiaría el trineo durante una media hora por determinadas zonas del paraje y nos ofrecerá una cena en un tipi si nuestro grupo es pequeño o en un restaurante si es grande.

Otra buena idea es la de practicar zorbing. Básicamente, nos introducimos dentro de una bola grande (unos dos metros de diámetro), en la que caben dos personas y jugar con la nieve de la ladera y la fuerza de la gravedad.

Seguridad, para divertirnos

Quienes practican el zorbing van sujetos con un arnés, de modo que el peligro se reduce a cero. Este deporte presenta diferentes modalidades y dificultades, incluso una que podría asociarse al buen tiempo y que consiste en rodar por el agua.

Más ideas, también con la nieve en mente: excursiones caminando sobre raquetas, paseos en moto de nieve. Cómo no: el esquí en cualquiera de sus modalidades es un deporte que se adapta a cualquier edad o condición física: es posible que no estemos como para hacer un slalom gigante, pero tal vez sí unos kilómetros de travesía a un ritmo tranquilo.

¿Te apetece un cambio de planes?

Tras haber echado un vistazo a estas ideas es posible que, si no tenías plan, lo tengas ya; y si lo tenías, puede que cambies de opinión. Pero, por si acaso aún dudas de si disfrutar o no del puente, ahí van algunas ideas entre fresquitas y frías: buceo bajo el hielo, fabricación de iglús, escala en hielo…

Anda: búscate  una compañía que te ofrezca alojamiento y pack de aventura y disfruta del puente de la Constitución como no pensabas hacerlo ¿De verdad pensabas que el deporte de aventura es sólo para disfrutar bajo el sol?

ee-1000x288.jpg

Descenso extremo

El esquí contempla varias y atrevidas variedades, entre ellas el esquí que todos conocemos, el recorrido de circuito con objetivos, el salto de distancia y el poco conocido, descenso de montañas y pistas vírgenes.

Para todos ellos se recomienda tener una buena nutrición e hidratación, puesto que una vez llegamos al descenso necesitaremos el 100% de nuestras fuerzas y de nuestro cuerpo. De todo esto, precisaremos para la práctica de la modalidad de la que voy a intentar hablaros: el esquí extremo.

Todo comienza preparando el equipo, compuesto por unos esquís de medidas más reducidas para poder maniobrar con más facilidad. También se practica con una tabla de snowboard, unos palos más rígidos para dar impulso en momentos puntuales, unas botas capaces de absorber giros bruscos y golpes muy fuertes y todo ello sin perjudicar el pie, tobillo o pierna del esquiador.

¡Valor y a la colina!

Añade unas gafas de alta protección solar y un buen mono aislante que permita tener disposición de maniobra con total soltura y libertad al mismo tiempo. ¡Bien! Ahora ya lo tenemos todo preparado. En este momento estamos listos para emprenden la aventura. Los más atrevidos esperan para montar en el helicóptero que les trasladará a lo más alto de la montaña donde allí se encuentran con laderas vírgenes por las que discurrir.

Todos listos, preparados y en lo más alto comienza el descenso. Una vez comienzas a bajar, empiezas a sentir el gélido viento frío producido por la velocidad que llegas a alcanzar.

Comienzan los incesantes saltos debidos a la tremenda irregularidad del terreno, quiebros ante las afiladas piedras recubiertas de la blanca nieve, las distintas capas de nieve con varios tipos de dureza, las repentinas placas de hielo. Todo ello, combinado con las posibles caídas,golpes y otras posibles dificultades repentinas de cualquier deporte extremo.

Protección médica

Un factor indispensable: si surgiera cualquier tipo de incidente siempre estará preparado un equipo médico con motos de nieve preparadas con camilla y un helicóptero médico preparado para cualquier tipo de emergencia.

Además, según en la estación del año en que te encuentres, disponen de un equipo médico entrenado para el descenso en esquí. Todo lo necesario para cualquier tipo de percance, hasta si fuera necesario disponer al socorrido en una camilla para poder izarlo al helicóptero para su posterior trasladarlo si así fuera necesario, a un hospital.

La recompensa

Una vez llegan al final del descenso les espera un chocolate bien calentito para recuperar energías. Un equipo médico, les examina para comprobar que se encuentran en perfectas condiciones. Les espera la recompensa moral, el trofeo según el resultado del descenso y un caluroso abrazo de sus amigos y familiares.

Con todo esto, espero haberos abierto una puerta más hacia este deporte en el que pocos pueden disfrutar de esta modalidad por su coste, experiencia y respecto que merece.

U-Turn_1.jpg

Turismo de aventura en silla de ruedas

No poder andar no tiene que ser necesariamente un impedimento para disfrutar del turismo de aventura. Por suerte cada vez hay más agencias especializadas en realizar actividades con personas que se encuentran en esta situación o que sufren algún otro tipo de discapacidad física.

Por poner un ejemplo de los cada vez más numerosos que podemos encontrar,el parque de aventuras “El Robledal del Oso” en Cervera del Pisuerga, ofrece diferentes circuitos de aventura adaptados a todos los niveles. Uno de ellos está especialmente diseñado para que las personas con movilidad reducida puedan disfrutarlo sin problemas.

El circuito naranja, que así se llama, cuenta con una silla especial para poder salvar los diez retos que lo conforman y que en algún caso alcanzan los nueve metros de altura.

U-Turn_1

La solidaridad es la clave

Este verano la ONG belga U-Turn organizó en Tenerife unas jornadas de deporte de aventuras con un grupo de aproximadamente veinte personas con diferentes tipos de discapacidades que iban desde paraplejías de diferentes grados hasta sorderas, o problemas de pérdida de visión.

Durante varios días realizaron en grupo actividades que incluían rutas de subida al Teide o paseos en kayak. La realización de los diferentes retos se llevó a cabo mediante la solidaridad de sus participantes que se fueron ayudando los unos a los otros para conseguir los objetivos propuestos.

Los organizadores resaltaron que este tipo de convivencias y conseguir metas deportivas que en principio podrían parecer fuera de su alcance, suponen una fuerte inyección de autoestima para estas personas que aprenden a ver sus discapacidades de un modo diferente.

Organizaciones en España

También en España existen organizaciones que se dedican a fomentar el deporte independientemente de las discapacidades de los deportistas, haciendo que las ganas de disfrutar y de vivir primen por encima de lo que puedan parecer limitaciones insalvables.

Equalitas Vitae es una empresa cuyo objetivo es conseguir eliminar las barreras arquitectónicas en los centros turísticos y de ocio pero que también ha contribuido a que en algunos campos temáticos se adapten zonas para personas con movilidad reducida.

Por último cabe destacar que ya empiezan a encontrarse en nuestro país los primeros practicantes de Wheellchair dance, una disciplina de baile en silla de ruedas que incluye todos los estilos, incluido el hip hop. Si, has leído bien, con una silla especialmente adaptada, algunas personas han logrado bailar hip hop a la altura de los grandes del género. Un ejemplo más de que querer es poder.

Pasear-en-globo-un-soplo-de-aire-fresco-600x288.jpg

Pasear en globo, un soplo de aire fresco

Desde el principio de los tiempos volar ha sido una de las aspiraciones del ser humano. Todos conocemos historias de la mitología y de los cuentos en las que semidioses o simples humanos surcan los cielos.

Todas las culturas de la historia han encontrado la manera de volar gracias a aparatos mágicos, seres alados, inventos maravillosos… demostrando que el deseo de volar es universal y trasciende todos los espectros culturales y temporales.

Desde hacernos unas alas con plumas pegadas con cera, como Ícaro, hasta montar en un caballo alado, como Pegaso, en una alfombra voladora, como Aladino, o en escobas, como cualquier bruja que se precie, hemos intentando descubrir cómo alzar los pies del suelo y surcar los aires.

La necesidad de volar

Uno de los primeros en diseñar un aparato volador fue, como ya sabemos, Leonardo, pero no fue hasta 1782 cuando a los hermanos Montgolfier se les ocurrió la idea del globo aerostático.

La idea de que el aire caliente es más liviano se les ocurrió observando el humo de una hoguera y fue entonces cuando la posibilidad de elevarse en un globo de aire caliente empezó a tomar forma.

La primera demostración

El 4 de junio de 1783 los hermanos hicieron una demostración en un mercado francés con un globo aerostático de 10 metros de diámetro. Lo situaron encima de un pequeño fuego y el aire caliente lo elevó.

En septiembre lo repitieron en Versalles ante la corte con una tripulación formada por un gallo, un pato y una oveja. Luis XVI, María Antonieta y toda la gente congregada quedaron anonadados. Pero fue el 21 de noviembre de 1783, cuando Jean-François Pilâtre de Rozier, ayudante de los Montgolfier, tripuló el primer vuelo libre en globo.

Por fin el hombre había conquistado el cielo…

19 días, 21 horas y 55 minutos tardó el Breitling Orbiter III en dar la primera vuelta el mundo, el 21 de marzo de 1999. Este globo aerostático iba tripulado por Brian Jones y Bertrand Piccard y culminó su viaje sin escalas.

Desde entonces hasta ahora el vuelo en globo ha variado poco. Se han modernizados los materiales, usando materiales más ligeros y mejores combustibles, pero la esencia es la misma: una barquilla, una fuente de calor y un globo lleno de aire caliente.

Gran variedad de ofertas

La industria de los viajes en globo ha resurgido en la última década con el auge de los deportes de aventuras, y ahora podemos encontrar numerosas ofertas, desde exibiciones en las que únicamente ascenderemos en vertical manteniendo unida la barquilla al suelo mediante sujecciones con cuerdas, hasta grandes viajes en globo atravesando paisajes impresionantes.

Podemos hacer turismo desde el aire, planeando por encima de las ciudades mientras el guía nos va indicando los monumentos que divisamos en nuestro paseo, realizar rutas de varios días pernoctando en tierra, o regalar un paseo romántico en globo a nuestra pareja.

El-mar-a-gran-velocidad-en-Jet-Boat-500x288.jpg

El mar a gran velocidad en Jet Boat

Ya hemos visto innumerables actividades a gran velocidad sobre 4, 3 y 2 ruedas. Tanto en pistas como en senderos de tierra árida y rocaje. Incluso caídas libres o planear en el aire. Experimentando la sensación de libertad que nos proporciona sentirnos ligeros con el viendo surcando nuestra cara.

Pero hay un tipo de actividades del que aún no hemos hablado, que son las consideradas acuáticas a gran velocidad. Hoy en concreto nos centraremos en el Jet Boat. Una embarcación que aunque de dimensiones algo aparatosas, por su rapidez, creerás estar flotando mientras navegas surfeando las olas o ríos navegables.

¿En qué consiste?

Como no podía ser de otra forma, los inventores y propulsores del Jet Boat han tenido que ser los australianos, grandes amantes de la velocidad y de todos los cacharros y aparatos con los que conseguirla. Haciendo sentir a todo quien lo practica como si estuviera en una auténtica competición.

En este caso se trata de una lancha en la que viajan de 4 hasta 8 pasajeros, siempre pilotada por profesionales, que consigue alcanzar los 90 km/h. Llegando a veces a rozar el suelo, algo que suele impresionar mucho, al igual que sus giros imposibles de 360º.

¿Dónde practicarlo en España?

Uno de los puntos más relevantes en la península está situado en la ciudad de Manilva, en la provincia de Málaga. Concretamente en el Puerto de la Duquesa. Toda la actividad dura aproximadamente unos 30 a 60 minutos, dependiendo de precios. Pero siempre se suele estar unos 20 minutos navegando.

También podemos encontrar este tipo de turismo de aventura en la playa d´en Bossa, en la más que popular isla de Ibiza. En este caso es más que recomendable por su equipación, ya que se trata del único MOGGARO JET BOAD real en toda Ibiza. Donde podrás embarcarte disponiendo de un horario de 10:00 hasta la última puesta del sol.

Recuerda que antes de cada actividad se prepara a los usuarios de una pequeña clase de seguridad y navegación acompañada de la entrega de material, en este caso chalecos salvavidas. Es importante que antes de embarcarte compruebes que es así. Si no fuera así abandona la idea y busca otra empresa que si cumpla estas pautas.

Disfruta de la adrenalina siempre con seguridad. Una aventura única en la que experimentaras sensaciones nunca antes vividas en cualquier actividad acuática. Para disfrutar del agua de una manera totalmente nueva.