Anímate a hacer rafting

El rafting es uno de los deportes de aventura sobre el agua más buscados. Además de ser una de las actividades que más alto nivel de adrenalina genera, tiene mucha importancia el espacio físico en el que se realiza. Los espacios naturales en los que este deporte se practica es una de sus atracciones.

El rafting se realiza sobre una balsa o embarcación que suele ser una especie de gomón sobre un río recorriendo la trayectoria de este a favor de la corriente, más conocido como cuesta abajo.

Por este motivo es que los ríos que se utilizan suelen ser los que tienen un importante grado de turbulencia, lo que lo hace aún más atractivo.

Asimismo y para quienes no estén muy acostumbrados s realizarlo, hay diferentes características de los ríos que los hacen más o menos transitables. Muchas veces, la elección de este tipo de niveles, tiene que ver con la aptitud o con la experiencia que tienen los que lo practican.

Si tu experiencia no es mucha en este deporte, puedes comenzar por ríos de aguas planas, donde no habrá demasiados remolinos ni olas que puedan golpear la embarcación.

A partir de allí del deporte en aguas planas, se empieza a clasificar las aguas con niveles y clases. Estas van desde la Clase I a la clase VI y entre una y otra se van incrementando las dificultades. Hasta el III es el intermedio con aguas en su mayoría más tranquilas y sin grandes obstáculos, mientras que las posteriores van logrando diferentes grados de dificultad que harán además, que los timoneles sean cada vez más expertos para poder sortear con éxito el recorrido.

La última de las clases es caracterizada como extremadamente dificil y sólo debe realizarse por aquellos que son considerados expertos. Se trata de ríos que no son navegables y que sólo se utilzian para este tipo de experiencias.

En cuanto a los elementos de seguridad que se tienen que usar sin excepciones, se encuentran el traje de neoprene, el casco, un chaleco salvavidas, y el calzado adecuado. Además, dentro de la embarcación se encuentran las cuerdas de rescate, las bolsas secas, y comidas y bebidas adicionales. Para que se pueda realizar una expedición y un descenso de ríos es necesario que en la embarcación se encuentre quien es considerado el timonel del grupo. Se trata de un experto quien además de sus conocimientos es quien tiene la voz de mando y dirige al grupo en su viaje.

Este tipo de deportes, además de sus elementos y sus reglas, tiene determinadas técnicas que todos los que quieran realizarlo deben aprender, y que tienen que ver sobre todo con las voces de mandos y los gritos que se dan para que los remadores sepan qué es lo que tienen que hacer. Se espera además que quienes se incluyan en esta aventura, antes de participar de ella sepan qué actitudes se toman en caso de que un compañero caiga al agua, de que el río tome otras características, y además según la jerga del deporte, se espera que todos puedan “saber leer el río”.

Este deporte sobre todo se realiza en Sudamérica donde los ríos son propicios para este tipo de aventuras. Quienes sean jóvenes y nuevos en esta disciplina deben asegurarse de que la experiencia será bajo la supervisión correspondiente de expertos y con todas las medidas de seguridad requeridas.

Vía 

Diversión para tod@s